De zurrarse durante el sexo al magreo público: las prácticas sexuales confesadas por Violeta en Supervivientes

Omar, mirando sin querer cómo se magrean Fabio y Violeta. (FOTO: CUATRO)

Madre mía. Está la isla de un calenturiento que que para hacer fuego sólo tienen que mirar un palo. Violeta y Fabio han protagonizado escenas de un rombo (a dos no llegaron) y Violeta ha confesado qué prácticas sexuales le gustan. Y no son el misionero con camisón.

Pero antes de entrar en materia, nunca mejor dicho, vamos a hacer un repaso de una cosa que sí que me calienta: la Pantoja. Pero me calienta de echar vapor por las orejas que si me las canalizas puedes poner una caldera. Y es que Pantoja es un timo en Supervivientes.

Pero timo que en la próxima actualización del Código Penal la van a poner en un artículo como constitutiva de delito en sí misma. En la isla no hace nada. Ni una puñetera prueba. Pantoja no es un mueble porque los muebles sirven para algo.

Una caja sí que puede ser. Una caja llena de excusas. Un contenedor, porque no se le acaban nunca a la señora. Cuando no es el vértigo son las rodillas, cuando no, que le duele no se qué… Eh, Pantoja, tú tranquila, del concurso haz lo que quieras, cariño. Volveremos más adelante también sobre ésto.

¿Queréis ponerme a parir? ¿Pelotearme? ¡ESTÁIS DE SUERTE, TENGO REDES SOCIALES!: Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Lo primero que vimos en la gala de anoche es que en la prueba de Morgan les dieron un montón de pizza a los de la playa de los piratas.

Omar metió el dedo en la pizza, como para comprobar que era real. Con las manos como las tienen allí, con más mierda que el rabo de una vaca, eso es más que suficiente para que te comas la pizza y estés cagando el resto de tu vida. Es más seguro comer una tortilla abandonada al sol tres días.

O les daban a elegir por una cosa misteriosa bajo una tapa. Eligieron esta última. Había un pollo. Joder, qué saltos pegaban porque se habían quedado con el pollo. Qué de aplausos, qué de piropos le dedicaban. Ese pollo se fue a casa con la autoestima alta.

Por su parte, en la playa de los abandonados tenían que llevarle algo a Morgan como ofrenda. Mónica Hoyos ofreció un coco. Un coco de mierda. ¿Sabéis el diluvio universal? Alguien le llevó a Dios un coco.

Al final le llevaron dos peces, que por algún motivo es mejor que un coco. Y se llevaron Pizza. La pizza que había sobado Omar. La pizza del mal.

Pero ojo, porque al volver a la playa Isabel Pantoja no tenía bastante con la pizza y dijo que había que hacer el arroz, aunque los demás querían hacerlo para cenar.

Y se fue a la otra playa a por una lata de comida. Porque también quería abrir una lata. Qué obsesión con abrir cosas para comer. Es que yo creo que mira a los demás y sólo ve cosas que se pueden abrir y que contienen comida.

La cosa es que como a Violeta la mandaron a su playa como castigo, la consideran adoptada y les reclaman a la otra playa la parte de comida de Violeta, en plan pensión alimenticia. Que no pidan la custodia compartida.

El día menos pensado les mandan a la otra playa una oreja de Violeta, con un periódico y una petición para que les paguen el rescate en billetes pequeños sin marcar y en una bolsa oscura.

Asraf, es el momento de estrenarte conmigo“, le dijo Sobera al maromo, que estaba en plató de comentarista. A continuación Sobera sacó un pene de látex de 32 cm y comenzó a lubricarlo. A Asraf le temblaba un ojo viendo aquello y… no, qué va, es mentira, pero habría sido divertido.

Violeta está enfadada con Favio. Problemas en el paraíso. Me enamoro en dos días y ¡oh sorpresa! Resulta que esa persona no es lo que yo esperaba. Más que nada porque ni la conocía, pero era guapo.

“Hace una semana dejé a mi novio, que para mi fue muy heavy“, dijo Violeta. JA JA JA Más bien fue light, cari. Ella lo vendía como un gran sacrificio a Fabio, pero me da que le costó menos que nada.

– Sigo respirando para hacerle un favor a Favio, es muy heavy para mi.

Y así.

Con lo egoísta que he sido yo con todo el mundo“, dijo Violeta. La típica afirmación que puedes poner en un currículum.

Y llegó el momento bronca. Violeta había dejado su ropa en la barricada y se le mojó. ¿Fue culpa suya? No. Violeta antes pensaría que la Madre Teresa de Calcuta resucitada había entrado en plan comando en la isla para mojarle la ropa.

“Estoy llamando a Mahi y no viene, seguro que se le ha caído a ella al agua“, dijo, de hecho. Pensar eso de Mahi, que es un ser de luz, es decir mucho (y malo) de ti misma.

“Mujer no te ensatanes más, mañana será otro día”, le aconsejaba Mahi. Me encanta el término “ensatanarse”. Cada vez que se pronuncia muere un académico de la RAE de un infarto, pero mola.

Y luego empezó a exigir “que me deis ya mi comida”, con un tono que le parecería brusco a un Sargento de la Legión. Violeta antes te dice el número secreto de su tarjeta de crédito que un “por favor”.

“SE HAN REÍDO EN MI PUTA CARA, SE VAN A CAGAR“, dijo Violeta, que es tan sensible a las ofensas que puede encontrarlas incluso donde no existen. Es un cerdo trufero de las ofensas.

Pero Omar y Fabio estaban más bien tristes, ni risas ni nada. A Fabio se le ha pasado el amor echando hostias.

Cambiando de tercio. “Voy a hacer la prueba de mojarme un poco a ver cómo reacciono en el plató”, dijo Sobera, que anoche estaba decidido a hacer cosas provocativas como enseñarnos los pezones duros a través de la camiseta.

“Quiero mi porción de lata, mi porción de arroz, mi porción de champú...”, decía a grito pelao Violeta. Y no pidió su trozo de arena la playa de milagro.

– ¡QUIERO MI PARTE DE OXÍGENO, HIJOS DE PUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Algo así.

Ayer escuché que decía que somos malas personas”, dijo Fabio horrorizado. Con qué poco se escandaliza este hombre. Si tiene una bronca con Dakota acaba llorando y llamando a su mamá.

Al final acabó de bronca con su maromo. “¿Puedes no tener quince años? ¿Puedes hablar? ¿Puedes no hacerte la quinceañera?”, le dijo Fabio.

Tras varias idas y venidas, Fabio acabó diciendo “¿está loca o qué le pasa?. Es más seguro jugar al fútbol con una mina antitanque que decirle eso a Violeta.

“NO ME LLAMES LOCA, NO ME LLAMES LOCA, TE HAS PASADO TRES PUEBLOS”. Qué sensible, oye. Violeta ve ésto y se persigna:

El caso es que con Violeta llorando, porque Violeta siempre llora, Mahi dijo: “Se va a deshidratar, está emberrinchadísima”. Tratad de decir emberrinchadísima muy deprisa muchas veces seguidas.

Consejo de Colate a Violeta: “Ve enfadada y reclama tu coco, aprovéchate de la situación”. Sí, Colate es muy honesto. Juego de Cocos.

Y cuando dijeron que sólo le correspondía medio, Colate dijo que no, que se lo quedaban entero.

En el briconsejo de hoy, no le dejéis libros, herramientas ni otros enseres o viandas a Colate, porque ya los habéis visto por última vez.

Y llegó el momento de la salvación. Ese momento en el que Lara Álvarez coge un hacha y se quita de encima todo el estrés de la semana. Yo creo que el hacha se lo trae a Madrid cuando acabe Supervivientes y lo sube a cabina como si fuera su bebé.

Y SE SALVÓ DE LA EXPULSIÓN… ¡PANTOJA!

Qué asco más grande. Esta mujer es un timo como el de la estampita. Voy a la isla, no hago nada, si me van bien las normas, guay, si me van mal, pues no. Ahora amenazo con irme, ahora no. Y así. Y le da igual ocho que ochenta, como veremos a continuación.

Pero antes, en plató Oriana discutía con la gente, con argumentos de niño de seis años y cuando a sus contrincantes les aplaudían decía “odio los aplausos fáciles”.

Diccionario Oriana-Español

Aplauso fácil -> Los que no son para mí.

PRUEBA DE RECOMPENSA

Había que echar agua en unos tubos desde lo alto de una estructura, haciendo que saliera a flote una llave, con la que se abría un cofre que contenía un puzzle que tenían que montar.

Un desayuno con zumo de naranja, café, tostada con mantequilla y huevo duro era el premio para el más rápido.

Fabio se subió a la estructura y echaba el agua sentado, que parecía que se estaba apagando el pene.

Cuando Mahi consiguió la llave se la metió en el… bueno, en la parte de delante del biquini, dejémoslo ahí. Y con su llave aromatizada al perfume de merluza, abrió su cofre.

Había que montar una pirámide, pero Omar montó un cuadrado plano. Como en la NASA vean Supervivientes mañana mismo le llaman para que trabaje en el departamento de Problemas Espaciales y de Almacenamiento.

Fabio montó una pirámide amorfa que tenía pinta de estar sufriendo. Esa estructura pedía a gritos que alguien la matara.

Ninguno la acabó y allí se fue Lara a enseñarles cómo se hacía, pero incluso ella las pasó putas para montarla. Joder, esa pirámide no valía un desayuno, valía que te pagaran la comunión de tu hijo primogénito.

En la siguiente ronda estaban Colate, Mónica, Violeta, Albert y Pantoja. Pero Pantoja dijo que ella no hacía la prueba porque tenía vértigo. Mi animal mitológico favorito es una prueba que la Pantoja haga. Es que no se digna, oye.

Lara les dijo que para ellos, por ser cinco, había dos desayunos, pero como Pantoja no jugaba, sólo les daban uno. Entonces la Pantoja dijo que vale, que… AH, NO. PASÓ COMO DE COMER MIERDA.

O sea, que la Pantoja dejó sin comida a uno de sus compañeros. Ella no pelea, pero luego siempre está dando por saco por abrir comida. A lo mejor si movieras el culo no pasarías tanta hambre.

Pero eh, si ella dice que no la hace, pues nada, no la hace. Ni se la insiste. Porque tienen miedo de contrariarla y que se vaya. Y eso es lo que consigue Pantoja con sus “que me voy”, hacer un chantaje encubierto al concurso. El lema de Pablo Escobar era “plata o plomo”, el de Pantoja es “capricho o me voy”. El lema de los Lannister era “Oye mi rugido”. El de Pantoja es “oye mi queja”.

Colate montó una pirámide, pero era como si la hubiera diseñado Calatrava borracho.

¡¡Y MÓNICA LA MONTÓ!! Y encima tenía un pie roto. Me estoy asustando porque me está gustando Mónica en este concurso.

Jonathan, que es el pirata olvidado pero de verdad, es el terror de las almendras. Lo único que hace en todo el día es mear y comer almendras. El muchacho procesa más bebida isotónica que una depuradora. En el mundo de las almendras las madres cierran las cancelas de noche con miedo de que Jonathan se lleve a sus hijitas.

El muchacho lleva el aislamiento y la soledad regular tirando a mal. Pero a mal que él se encuentra a las gemelas de El Resplandor y trata de jugar con ellas. Omar se sube contigo en un ascensor y arranca los cables para que se quede bloqueado y pueda darte palique.

Pantoja usó el momento de la salvación para felicitar a su madre, porque era su cumpleaños. Chelo aprovechó para felicitar a la madre de la Pantoja. Joder Chelo…

Violeta pidió baza para hablar en directo: “Llevo desde el domingo preocupada, porque me puse un poco nerviosa e hice un gesto un poco feo al capitán Morgan, porque el gesto estuvo feo. Por favor que me perdonen, porque no iba para el presentador ni para la audiencia, pero aún así está feo. Quiero pedir perdón, por favor”, dijo de su peineta.

Sí, claro, iba para Morgan y el día que yo dije “profesor, me va a comer usted la polla mojando pan” no era a mi profesor de matemáticas, era al profesor Severus Snape, porque Harry Potter es mi colega. (Nunca dije eso, aunque una vez cogí la puerta y me fui. Literalmente… la que monté). ¿Os cuento qué pasó en Twitter. Va. En twitter os lo cuento.

Llegó la prueba para la playa de los señores. Como eran cinco, tenían dos desayunos. Cabe decir que Chelo sí hizo la prueba. Ole por ella.

Oto también se escondió la llave en el bañador. Claro, la quería empollar entre los huevos, a ver si se convertía en un polluelo y se la podía comer.

Chelo montó una pirámide poniendo dos palos apoyados y dijo “¿así?”. No Chelo, así no. Se llega a encargar Chelo de los edificios esos de El Cairo y ahora las conoceríamos como las Defórmides de Giza.

¡Y Carlos logró montarla!

“Nosotros a Luna cuando era pequeña le ayudábamos a montar muchos puzzles, para que se entretuviera”, explicó Carlos. Joder. Recordadme que a mis hijos les enseñe a operar en bolsa, a ver si le cojo el truco y me forro.

Vamos a la playa de los señores.

Dakota y Oto querían hacer fuego para hacer espaguetis, pero Carlos no, porque el día estaba lluvioso y no merecía la pena. El problema de fondo era que Dakota no quería comer sandía, porque no le gusta.

A Dakota le pilla el apocalipsis zombie en una frutería y sale a que la muerdan por no tener que comer sandía.

Carlos y Chelo han discutido, porque Chelo está empeñada en pescar. Quiere matar peces a toda costa. Una noche llega el equipo de cámara y se la encuentra lanzando granadas al mar a ver si mata algo. Como se vaya de la isla sin pescar se va a pasar el resto de su vida lanzando plásticos en la playa para vengarse.

MOVIDOTE

En las playas de Honduras ha aparecido flotando un mojón enorme. Flotaba que parecía la carabela perdida de Colón. Si Jack y Rose se hubieran encontrado eso tras hundirse el Titanic se habrían podido subir los dos.

Se ha tenido que hacer daño, porque es un truñazo enorme”, dijo Lozano sobre el que echó eso por atrás.

Algunos pensaron que podría haber sido Jonathan, porque está solo en el palafito. No ha sido él, porque eso lo cagas desde lo alto y a la playa llega oleaje.

Al final Carlos Lozano se ocupó de él cuando llegó a la playa. Aquí le vemos intentando deshacerse del mojón:

log GIF

En otro momento Violeta y Fabio se pusieron a magrearse de lo lindo, pero lo hicieron a medio metro de Omar. Y Omar se dio la vuelta para dejarles intimidad. Ah, no, que se quedó mirándoles fijamente.

“Es que tenía el otro lado dormido y tenía que estar tumbado de ese lado. No es que quisiera mirar, era hasta desagradable“, se excusó Omar. JA JA JA JA

Pero es que a Omar sólo le faltó sacar lienzo y pinturas y ponerse a pintar un óleo de la escena. Omar puede hacer un retrato robot de las posturas que hicieron Fabio y Violeta.

reynolds elephants GIF

“¿Te gusta que te den manotazos en el culete?” le preguntó en otra ocasión Omar a Violeta. “Me gustan los manotazos en todas partes, pero con la fusta no. Me gusta el sexo con dolor“, dijo Violeta a Omar.

Omar flipaba en colores. Omar lo más arriesgado que ha hecho es un misionero con la luz encendida. Omar escuchaba a Violeta hablar de meterse huevos que vibran por ahí, así:

boxer GIF

Al lado estaba Fabio, sonriendo un poco forzado, pensando en que el día que se tire a Violeta va a terminar con las manos rojas como si viniera de tocar el cajón flamenco. Y es que al parecer lo que a Violeta le gusta no es hacer el kamasutra, es hacer el Bruce Lee.

Vosotros pensáis en preliminares y se os viene a la cabeza caricias y besos. Violeta piensa en preliminares y piensa en esto:

angry boxer GIF by Andre Ward

“Ya sabía yo que ibas a cogerme el rábano por las hojas“, dijo en un momento dado Carlos Sobera, que es una maravillosa e inagotable fuente de frases malinterpretables desde el plano sexual.

Mahi es la mejor del mundo. ¡MAHI GANADORA!

La pobre compartió su tarta de cumpleaños y se quedó sin nada. “Cómo metían la zarpa, a modo pala. Que no me dejaron ni mi tarta. Vale que tenemos hambre, pero somos personas o somos monos”, se quejaba la muchacha

Si alimentara hablar con mi novio me habrían quitado el teléfono“, remató. JA JA JA Y es que en esa isla hay gente que se encuentra a una hienas comiéndose un impala y les pregunta si se lo van a acabar.

Vídeo de publicidad.

Bárbara Rey se enteró en plató de que Pantoja había compartido habitación en el hotel con Albert y dijo “Yo quiero ir”. Madre de Dios. En el concurso tardaron 15 segundos en tratar de ficharla. Bárbara Rey parpadeó y cuando abrió los ojos tenía un boli en la mano y un contrato sobre las piernas.

A Albert se le está yendo la pinza. Un día dijo que había visto a un chico que no conocía caminando por la playa y que “se tropezaba con las brasas y con todo, porque no sabía donde iba”, contó. “Iba con unos pantalones de basket”, especificó. “Un moreno he visto yo”

Cuéntamelo todo y exagera“, dijo Mónica Hoyos, que ve Cuarto Milenio con palomitas.

Y poco más amigas…

1 comentario

  1. Dice ser Jacobo

    Lo mejor de casa casa está en esa isla. ¡Egpaña cañí!.

    22 mayo 2019 | 10:21

Los comentarios están cerrados.