Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

El consejo de Itziar Castro para cantar en ‘Operación Triunfo’: “Con los ovarios para alante y que salga todo del co…”

Marta y María, cantando con tol… micro.

El concurso que no tiene pausas, Operación Triunfo, celebró anoche una nueva y trepidante gala que ríete tú de Fast and Furius. Del dicho ese de ‘sin prisa pero sin pausa’ en OT sólo se quedan con lo de ‘sin pausa’.  Bueno, con eso y con los consejos de la nueva profe de interpretación, Itziar Castro, que va muy en la línea de Los Javis.

Pero vayamos por el principio porque la gala de anoche de OT 2018 dejó muchos grandes momentos. La cosa comenzó con la canción grupal, en la que la cámara iba haciendo un recorrido por los triunfitos en plan cámara subjetiva de un psicópata buscando una víctima. Respecto al nivel hay años luz entre Alfonso, Noelia y Natalia y los demás. También hay años luz entre Famous y los demás. Pero sólo porque Famous les saca dos cabezas a cada uno.

¿Sabéis que tengo redes sociales donde podéis insultarme o en su defecto darme ánimos? Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Roberto Leal, que anoche nos decepcionó porque apenas dijo la hora, entrevistó a los triunfitos. A todos. Un poco más y le hace preguntas hasta a los de OT 1.

Estamos bien, aún no asumimos lo que está pasando pero estamos bien“, dijo Natalia. Vale, están con estrés postraumático que a su lado un marine de los EEUU viene fresco de la guerra, pero están bien.

Sabela dijo que entrar en la Academia era “como entrar en una casa que ya fue de otras personas, así que entras con mucho respeto”. No sé si han entrado a OT o a robar a un chalet de la sierra.

VÍDEO: Noemí Galera y Manu Guix poniendo normas, como… “Tenéis que ser puntuales”. Dave llegando tarde dos veces. Que sean “ordenados”. La casa como una leonera de leones adolescentes. “Aprendeos la letra”. Seis diciendo que no se saben la letra. “No me vengáis a última hora con que queréis cambiar el tema”. ¿Podemos cambiar el tema? “Aprovechad el día libre para descansar”. Gente bailando como en una rave. A estos muchachos les das una orden e inmediatamente puedes ver cómo da vueltas justo antes de desaparecer por el retrete de su pasotismo.

A Dave le han cambiado el corte de pelo. Ahora ya no parece recién salido de una comedia de situación de los años 90. Sigue siendo raro.

Miki y Carlos, cuyo principal valor es que son guapos, al parecer, cantaron una de Hombres G en la que se trataba de:

a) En lo vocal interpretarla como una canción de karaoke con tres copas de más y venidos arriba.

b) En lo interpretativo ser como dos chulos de discoteca con tres copas de más y venidos arriba.

Ana Torroja les valoró desde el punto de vista de la definición vocal y el ajuste sinfónico de la temperatura de su voz con ajuste a las notas primigenias de la composición. Ah, no, que les dijo: “En mi época de chica cocodrilo os habría pegado un…” mordisco. Qué pilla, la Ana.

A Damion le han llamado esta semana Doraimon. Yo soy el y me lo cambio en el registro, que total, para que me llamen como les salga del higo, por lo menos molas.

África y Damion cantaron y bailaron juntos. Bailan “como dos señoras de pueblo”, pero como dos señoras ya con la cadera rota. Intentaron tener química en la canción pero parecían un matrimonio de 40 años de casados y con un problema de ronquidos del marido.

Malú entró en escena. Literalmente, porque era la invitada. “Qué grande, es enorme, qué emotivo, es como un gran show“, dijo de Operación Triunfo. “Es que es un gran show”, responde Leal casi ofendido.

Cada vez que Malú habla de tamaños alguien se ofende. Malú se enrollaba hablando de su canción, con la que quiere dilucidar si es “santa o pecadora, dímelo tú”. No le preguntéis a Amaia Montero que se lía parda.

Y Malú también les dijo: “Habrá muchas cosas que tengáis hacer que no os guste“; les advierte Malú a los concursantes. Por ejemplo, un dueto con Paquirrín. “Disfrutad todo lo que viváis aquí y que todo… iba a decir un tacazo… que todo lo demás os la…” SUDE. Menos mal que estoy yo aquí para acabar las frases.

“Antes de cada comida vamos a hacer una foto y el que se deje el plato sin recoger se lo vamos a meter por el culo“, dijo Alba, que es fina como un camionero turco, harta de que en la casa la gente sea más guarra que fregar un plato a lametazos.

Miki es muy de hacer pis en la ducha: “Ahorráis mucho agua, mientras se está calentando el agua apuntáis al agujerito y con el agua fría se va yendo, yo creo que hago esto desde que tenía 12 años”, dijo el guaperas, que deja la ducha como la esquina de una calle de bares. “Me parece un desperdicio tirar tanto agua fría, el planeta se está muriendo”, se excusó. Sí, Miki, estás salvando el planeta a base de hacer lluvia dorada. Los de Greenpeace se tocan los huevos a tu lado.

Siento que la voy a cagar nivel Jesucristo“, dijo Alfonso esta semana sobre su canción. Hay que jorobarse, te traicionan, te detienen, te torturan y te crucifican y encima resulta que la has cagado, según Alfonso. Y por eso no nos manda Dios otro hijo.

Dave confesó que su canción (Alfonsina y el mar) “le ha seguido toda la vida”. Joder, la debe odiar ya. “Con ella llegué a Mercedes Sosa”, añadió, porque esta canción es como el metro, que puedes llegar a sitios. “Si sale bien, historia del programa. Si sale mal, historia del programa”, dijo Dave. Este chaval me cae bien.

Para justificar que se duermen tarde, Joan dijo anoche que “cuando nos vamos a la cama es el momento en el que se desfoga la gente“. Pues como todo hijo de vecino, chiquillo, a ver si te crees que la gente se desfoga en el taller pagando la factura de la junta de la culata.

Noelia y Alba triunfaron, y eso que Alba esta semana ha tenido las cuerdas vocales como la cadena del ancha de un navío: oxidadas y llenas de lapas. “Sin duda estamos ante la mejor actuación hasta el momento“, dijo You, que se había afeitado y puesto un moñito y parecía el hermano adolescente de Legolas.

Roberto Leal se pasó el programa diciéndole al público del plató que no gritaran, porque la gente se emociona y se pone a dar berridos en medio de la gala, con cosas tan interesantes y que aportan tanto como “¡ganadora! o ¡guapa!”.

De hecho, en un momento dado una chica de público gritó. Pero grito de berrido de comunicarse de Lugo a Cádiz sin teléfono. Leal quiso saber quién había sido y de hecho, llamó a seguridad (de broma). Pero los de seguridad se lo debieron haber tomado en serio y se debieron poner a gastar porra, porque se oyó de nuevo a la chica gritar como si le estuvieran arrastrando a la guillotina.

A Marta y María fue a las que Itziar, en la clase de interpretación, les dio el consejo de mondongo empoderado: “tenéis que cantar con los ovarios para alante y que salga todo del coño“. Joder, esa canción era como un show de acrobacia vaginal en un club tailandés.

Los triunfitos de este año son unos analfabetos tecnológicos. Estuvieron a punto de incendiar la academia con una tostadora, porque dejaron una rebanada de pan dentro como seis horas. Eso no era pan, era carbón para barbacoas. Y las lavadoras… ellos no lavan la ropa, hacen homenajes a los jíbaros. No es que encojan la ropa, es que modifican la estructura molecular del algodón.

“No voy a decir la hora, cada uno que la mire, si es tempranito, no vaya a ser que alguno se me vaya“, dijo Roberto Leal. Qué disgusto me dio, a mi, que pongo los relojes en hora con lo que Leal dice.

Aitana fue la invitada de la semana en la Academia. “Creo que yo soy la persona a la que más le ha costado porque no lo ha superado del todo“, dijo Aitana, que no sabes si estuvo en Operación Triunfo o perdida en los Andes tras un accidente aéreo a resultas del cual tuvo que comerse a sus compañeros muertos para sobrevivir.

Y no, no lo ha superado, porque al acabar de cantar y se fundió en un abrazo con Roberto Leal. De forma literal, se fusionó, porque le apretó tanto que ahora son siameses y tienen que separarles con cirujía.

El primer favorito de la semana de Operación Triunfo 2018, elegido por el público fue… ¡¡NOELIA!! y muy justo.

El jurado propuso para abandonar la academia a ÁFRICA, SABELA, ALFONSO Y JOAN.

África fue salvada por el jurado y Joan fue salvado por sus compañeros, así que están nominados Sabela y Alfonso. Leal, que es optimista, les dijo: “La suerte por un lado es que vais a pasar otra semana y podéis elegir canción”. Te amputan una pierna y Leal te dice que la suerte es que ahora sólo vas a gastar un zapato. Él es así de positivo.

Y así quedó la cosa. ¿Quién será el primer expulsado de OT?

4 comentarios

  1. Dice ser estifen

    Vale, ahora recuerdo porque lo retiraron….

    27 septiembre 2018 | 11:02

  2. Dice ser Ya se intuye

    Que ganará Noelia. Al menos no es tan pava como la del año pasado y al menos sabe hilar más de dos palabras con coherencia.

    27 septiembre 2018 | 12:25

  3. Dice ser Cristina

    Gusssss….. porque no comentas mas Gran Hermano VIP??? no imaginas lo que hecho de menos tus comentarios, echarme unas risas…. y con todos los temas que ahí este año!!! por favor!!! por favor!!!.

    28 septiembre 2018 | 09:50

  4. Dice ser Ahineh

    Gh vip lo comenta en la sección El ojo de Gran Hermano y aquí los demás. Yo echo de menos Masterchef celebrity.

    28 septiembre 2018 | 10:41

Los comentarios están cerrados.