BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Claudia, concursante de ‘Ven a cenar conmigo’, rompe a llorar y nadie sabe por qué

Claudia, la mujer que se disgustó.

Todos tenemos momentos tontos de bajoncillo de esos en los que te apetece llorar más que a Maradona en un NaturHouse y luego están los llantos de Claudia, concursante de Ven a cenar conmigo, que se echó a llorar anoche para el asombro de todos los comensales y el agrado del anfitrión, que vio aquello como una leona ve a una gacela coja: una oportunidad de hacerse con la presa.

Pero vayamos de principio a fin que no soy yo mucho de iniciar los relatos in extrema res y sí de comerme una res extrema.

Fran era el anfitrión anoche. Pudimos ver en el vídeo de su presentación que usa bañador turbopaquet, como en los años 80, para que todo el mundo sepa que tiene pene.

Esos bañadores son como correr por la playa dando saltitos y gritando ¡tengo pene, pene, tengo pene, pene! Fran cuando se sube al autobús se hace el sordomudo para poder repartir papelitos entre los viajeros en los que pone: “Poseo pene, venga a la playa a verme”.

Fran, cada Navidad, pidiendo el aguinaldo.

Sólo le faltaba el paquete de ducados metido en un lateral y la cadena de oro al cuello para poder salir en la segunda temporada de Verano Azul.

“Suelo dar una impresión de gilipollas, fantasma y chulo“, dijo. Y no me cabe en la cabeza porqué, la verdad, con un bañador blanco y un caminar como de transportar escobas con el ano. A este chico le pones en una pasarela y le despiden por caminar demasiado forzado.

El muchacho es compositor y cantante de… bueno, como en plan… o sea… ¿Es un buen músico? Sólo os digo una cosa: dijo que si gana destinaría ese dinero “para hacer una o dos canciones”. Sonó a amenaza.

Su menú:

Entrante: Trocitos de Mar y Foie al estilo de Fran Maher. “Suena a dentista”, dijo Claudia, que a partir de ahí entró en un bucle y todo le sonaba a dentista. Claudia entra en un Mercadona y no encuentra una clínica dental y se decepciona.

Va a ser el primer día que voy a hacer estos platos“, dijo Fran. Claro, no pasa nada, no te la juegues así a lo loco. Menos mal que no está en Ven a Desactivar Bombas Conmigo.

El primero llevaba un fondo de setas, taquitos de sepia y foie. Eso no era un plato, eran las segundas rebajas de la nevera de Fran, estaba en liquidación la parte de atrás del frigorífico.

El fondo de setas eran más unas arenas movedizas que si te caes en el plato te tienen que echar una liana para poder salir. Y el foie no era foie, era paté cortado en tacos.

Pero claro, Fran estaba más ocupado en mirar a Claudia, en cortejar a Claudia, en hablar de Claudia, en pensar en formas de estar con Claudia que en lo que estaba cocinando. Si le dejan pide comida china y se dedica a observar a Claudia sin más.

Claudia es una mujer para mirarla“, dijo con un tono como de querer decir “Claudia es una mujer para secuestrarla”.

Y ojo, porque Claudia estaba muy por la labor de seguirle el juego al señor que en lugar de ponerse un bañador se envasa el pene al vacío. Ah, no, que dijo que “no me atrae Fran, es simpático y no es feo, pero no me gusta“.

lie liar GIF

El caso es que Fran, según dijo, fue telonero de Daddy Yankee. O sea, el que le pone los telones, montador de escenarios, debía ser. Y se puso a cantar. Porque estaba haciendo setas, porque si llega a hacer mahonesa, se le corta. Qué voz privilegiada.

Tú coges a un agente de la KGB, le pones en una sala de interrogatorio y le dices “o cantas tú o canta Fran” y el tío te confiesa hasta la receta secreta de filetes rusos de su madre.

Plato principal: Trocitos de la naturaleza macerados para el buen paladar. El traje del emperador. Si no te gusta el plato es porque tu paladar es una mierda pinchada en un palo.

Era un steak tartar de carne que mezcló en un cubo como de usarlo para ir a tender la ropa. Le echó pimienta como para que pruebes el plato y nunca jamás notes otro sabor que no sea pimienta.

Ahora que lo pienso, que PiMienta significa que π te diga que es 3,1614, ¿No? JAJAJAJAJAJA

Perdón. En serio. Perdón.

Fran le echó tantas cosas a la mezcla que el steak tartar parecía una ensaladilla rusa de motel de carretera. Tú echas en ese plato un cadáver y no lo encuentran los del CSI ni hartos de vino.

Postre. Pecados del mundo con fin en la Antártida. Era un brownie con helado. Un postre inédito, una cosa atrevida e innovadora como usar la rueda. Este hombre se pasa de pomposo poniendo nombres a los platos. Si entráis en Wallapop y hay un anuncio donde vende un callo del pie con el título: “Protección ecológica para falanges inferiores”, es Fran.

Le echó mantequilla que si eso lo ve Macron te da la nacionalidad francesa. Y lo mezcló en el mismo cubo del tartar, un cubo que lo mismo vale para carne, que para brownie que para darle un fregao a la casa.

La verdad es que el brownie tenía una pinta buena. Pónganme un kilo. Y un año libre para quemarlo en el gimnasio, porque las calorías de ese postre podrían alimentar las calderas del Orient Express de Moscú a Vladivostok. Lo terminó con unos peta-zetas. Sería para limpiar la chimenea de la locomotora.

Claudia fue la primera en llegar, cómo no, a ver si con un poco de suerte había cópula. Fran la recibió con una bandeja de pizza porque le pareció más romántico que esperarla con una bandeja de condones. Y no le puso unos bocatas de chorizo con bien de ajo porque le gusta seducir despacio.

“No es que me guste Fran, pero es que el chico me parece buena persona y yo eso lo valoro mucho”, dijo Claudia poco después. Joder, la pizza, cómo funciona. Ni AXE ni hostias, la próxima vez me planto en la discoteca con dos trozos de pizza debajo de los sobacos. La foto del Tinder me la voy a hacer en un Domino’s.

Es un cava natural y exclusivo“, les dijo Fran sobre el cava que les puso para mojar el gaznate, pero no explicó por qué. Lo de natural debe ser que lo recogió él mismo de los típicos y naturales manantiales de cava que salen de la montaña.

Miguel el policía estaba ese día como Nadal antes de sacar: tocando pelotas. Y se aferró a las pelotas de Fran y se pasó la cena así:

ball touch GIF

El policía criticó que hubiera pizza como aperitivo, pero se la comió doblada. Y luego ojo, dijo que todos y cada uno de los platos le gustaban y luego los puso a parir como si le hubieran dado de comer una paloma muerta hace tres días.

Si no nos miramos a los ojos al brindar tendremos siete años de mal sexo“, dijo Rosario. La excusa perfecta, joder.

– Tío, qué mal, te has corrido en minuto y medio y te has limpiado en las cortinas.

– Es que hace cuatro años no miré a los ojos al brindar y…

– Ah, claro, lo entiendo, perdona.

Y así.

Fran le dijo a Claudia: “Claudia, mírame”. Es taaaaaaan sutil este chaval. Para él “te quiero meter un palmo de butifarra y cuidado que de segundo hay huevos” es una indirecta.

Y vete a saber por qué Rosario se puso en plan Celestina que parecía que le daban comisión cada vez que Fran pone la sardina en salmuera.

“Oye, Claudia no te lo pierdas a Fran que es un buen partido, y guapo a rabiar, en tu mano lo tienes, en tu mano está”, le dijo a la atribulada Claudia. Si Rosario dice que se mete, se mete.

train tunnel GIF

Las dos se fueron a cotillear. Encontraron las letras de las canciones de Fran, los únicos documentos escritos que se negó a custodiar la Biblioteca Nacional. “Este hombre promete, nena, no te lo pierdas“, insistió Rosario, que parecía la psicóloga esa del anuncio que todo lo arregla con geles de placer

Las letras de Fran eran pura fantasía, hacían que toda la evolución del lenguaje humano a través de la historia mereciera la pena para que él pudiera escribir. Lo que pasa es que más que versos tipo Bécquer eran tipo Beukelaer: con azúcar en exceso y yo creo que hasta con aceite de palma.

Llegó a la mesa el primer plato. Rosario y Claudia miraban lo que les habían puesto en la mesa como si les hubieran servido sorbete de sesos de mono.

Pero al final, yo creo que porque no hubiera ni una pega a su patrocinado Fran, Rosario dijo que le encantó porque combinaba a la perfección.

Por su parte Santiago, que llevaba una ropa como de haberla cosido un mandril con espasmos, dijo que “esa conjunción de sabores te dispara como algo…” sí, te dispara una diarrea que no te la cortan ni metiéndote una caja de Fortasec por el culo para hacer tapón.

Miguel dijo que le había gustado, que estaba muy bueno, pero que el sabor de las setas lo tapaba todo. Ya sabéis: si en invierno tenéis frío os tapáis con sabor de seta, que tapa mucho. ¿Se os calienta el coche en verano al sol? Sabor de seta en el parabrisas. ¿Que vais a pintar la casa? Sabor de seta en el suelo.

Claudia habría preferido comerse las entrañas de un cadáver muerto hace seis años que ese plato. “No me quiero comer el foie porque es de un pato, de pensarlo me da yuyu y esto de las setas así machacado…”, dijo la chica mirando la comida con esos ojos de color azul naturales como el cava de Fran.

Claudia una vez estuvo en El Bulli y acabó cenando espaguetis con tomate porque nada le gustaba. Ferrán Adriá cerró el restaurante el día después.

Y dónde estabas tú es una canción que ha sonado en toda España y ha llegado a toda las mejores pistas de bachata y salsa, porque es una bachata pop”, dijo orgulloso Fran sobre su éxito musical más sonado. Lo sacó con la discográfica EMPVLHO (En Mi Puta Vida La He Oído)

“En una hora he podido sacarte una canción…”, explicó Fran sobre su capacidad de crear música. Y el inútil de Beethoven tardó casi seis años en componer la Novena Sinfonía. Patán.

“A Fran se le ve muy humano y eso dice mucho de él“, expresó Claudia, que no es que tuviera síndrome, es que estaba empadronada en Estocolmo. Y menos mal que le veía humano, si le llega a ver extraterrestre se lo tira encima de la mesa entre el segundo y el postre.

Pero no era la única que se inclinaba por realizar un acoplamiento carnal en esa mesa. A Miguel, el poli, le dio por hacer la gracia de gritar: “¡¡Fran, preséntate en el salón, es una orden!!” y Rosario se puso más caliente que Christian Grey haciendo una barbacoa con un delantal de cuero.

“Deténgame y espóseme”, dijo. Rosario ha llegado a ir a disturbios a lanzar piedras a la policía y cuando cargaban ella huía a cuatro patas.

¡Rosario, la policía, actúa normal!

kathy griffin spread eagle GIF

Ya en el plato principal Claudia miró la comida con el mismo ánimo con que se mira un examen que no te sabes. No le gustaba la carne cruda. “Sabe a mostaza y pica, pero está bueno”, se excusó.

– Ese hierro candente que me has puesto en el brazo me ha quemado la piel, el músculo y está oliendo a hueso quemado, pero no molesta.

Y así.

Miguel dijo que le había gustado, pero luego lo puso a parir en privado. Una cosa: si Miguel os dice algo bueno, en realidad es al revés: os está poniendo verdes. Qué forma de criticar a la gente por detrás. Miguel es como un director de orquesta de los pitidos de oídos.

El problema de probarlo es que la lengua no sabe dónde está colocada“, dijo Santiago. Mira, como la mayoría de los tíos haciendo cunnilingus.

¿Habéis pensado alguna vez en esa palabra? Si en latín lingus es lengua, pues potorro debe decirse cunni. Así que ya sabéis: “me pica el cunni”. “No tengo el cunni para farolillos”. “¡Deja de tocarme el cunni!” y así.

(Sí, joder, ya sé que cunnilingus significa “con la lengua”, pero dejadme soñar). Aunque eso abre también un océano de posibilidades… “¡VAS A LIMPIAR ESO CUNNILINGUS!”. “Cómete ese helado cunnilingus”…. bueno, suficiente.

Avanzada la cena ya estaba Claudia completamente entregada a la causa de Fran y dijo: “la vida se vive por momentos y tú no has encontrado la chica correcta y…”  ¿Quién es la correcta, Claudia?

happy friends GIF

Y llegó el momento raro. Rosario adelantó por la derecha y, medio en broma, medio en me lo peto yo, dijo que se iban a casa con Fran, que le siguió la broma.

“¿Pero va en serio?”, dijo Claudia se puso a llorar. Nadie sabía por qué. ¿Se lo creyó, en serio?

Y se fue al baño, acompañada por Fran, claro que no le despegan de Claudia ni con una espátula. Para mí que Claudia hizo la del pollito herido en busca de protección.

Y claro, con el tamaño que tienen los baños de un piso medio en España, Fran se rozó mucho consolándola y acabaron abrazándose.

Ahora en serio: nunca sabremos por qué se emocionó. “Intuía que algo así podría ocurrir“, dijo Claudia. ¿ALGO ASÍ QUÉ, JODER? QUEEEEEEE Dejate de misterios y dilo cunnlingus esa que tienes.

Volviendo a lo mundano Miguel dijo que el postre le había gustado mucho, pero le puso más pegas que a que le hicieran una colonoscopia con una tubería de tamaño colector de comunidad y le criticó hasta que todos tuvieran dos trozos de brownie y el anfitrión sólo uno.

Me ha parecido un poco seco, pero no seco de sabor, seco de seco”, dijo Santiago, que esperaba algo “que se deshiciera la boca”, tal cual “que se deshiciera la boca”. Como el ácido sulfúrico, por ejemplo.

Me ha gustado casi, casi, tanto como acostarme con un señor”, dijo Rosario. Pero, ¿era un piropo?. Lo que no sabemos es si es lesbiana y odia acostarse con señores. O con qué señor. Porque si os digo que vuestro postre me gusta tanto como acostarme con el señor Mariano Rajoy moviendo los bracitos excitado no es lo mismo que si os digo que me gusta como el señor Brad Pitt rodando Troya.

Y Fran le cantó a Claudia una composición que había hecho en un ratito para ella: “Claudia no está, Clauida se fue, Claudia se escapa de mi vida…”. Sí, os lo juro. La desvergüenza hecha arte.

Y claro, Claudia se puso a llorar de nuevo, probablemente por el dolor de oídos. Pero no, era de emoción, porque luego confesó que “lo que me ha cantado Fran, una improvisación muy buena“. Sí, improvisadísima. Vamos, que se le acababa de ocurrir. A él. Lo que pasa es Nek plagió a Fran hace como 20 años.

El fin de fiesta de Fran eran dos bailarines que iban a bailar una bachata. Habían tenido que dejar el salón vacío de muebles, que no sabías si era para que pudieran bailar o que habían entrado cacos y le habían desvalijado

Fran se puso a cantar y después claro, sacó a bailar a Claudia. En ese mismo momento Rosario se arrimó a Santiago, que intentó lanzarla por la terraza. La Balconada, el baile prohibido.

Fran bailaba con Claudia arrimando cebolleta que no se sabía donde acababa Claudia y dónde empezaba la cebolleta. Fran no baila agarrado, baila fusionándose a nivel molecular. Fran piensa que bailar bachata es que te vea un cirujano y te diagnostique síndrome del siamés e insista en operarte para separarte de tu compañera de baile.

Miguel no bailaba porque no sabe. Sólo hacía el baile de la culebrilla borracha, que es así como si tuvieras un problema en el sistema nervioso central y se te moviera el cuerpo en zigzag

Puntos. Claudia: un 7. Miguel 4. Rosario. 5. Santiago. 5. Qué ruines. Aquí me da que todo el mundo va a por la pasta.

1 comentario

  1. Dice ser Tengo un gato con flatulencias y a pesar de todo lo quiero

    Hola mi niño, en tu último post te dije que te habías superado pero te mentí porque lo de hoy ha superado con creces cualquier sesión de risoterapia, tienes un humor muy parecido al mio y tienes la habilidad de sacarme una sonrisa siempre, hoy han sido carcajadas desde dentro,desde el alma. El día que tenga que estirar la pata ( espero que sea vieja y no duela) le pido a mi karma que alguién que me quiera se siente en mi cama y me lea algo que tú hayas escrito para irme al otro barrio partiéndome el ojal.
    No te puede decir que me ha gustado más porque me he partido con todo pero con lo del bañador matapasiones he reído a mandíbula batiente.
    En mi epitafio voy a poner ” aquí yace una loca , compañera de un gato con flatulencias, que se rió con la vida y los post de Gus Hernández”
    Amén

    08 agosto 2018 | 17:30

Los comentarios están cerrados.