BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

MasterChef le hace una encerrona a Mario Sandoval, que sale del paso como puede

Mario Sandoval, pensando que le eliminaban y Jordi, mirándole… inquietante.

ATENCIÓN: Spoilers. A partir de aquí se revelan cosas que han pasado en MasterChef. Puede que también alguna cosa que ha pasado en un pueblo de Navarra.

Llegó una nueva edición de MasterChef y lo primero que vimos fue al jurado dándole el pésame a Sofía por la marcha de Víctor, al que ellos mismos echaron. Esto es como si Voldemort le da el pésame a Harry Potter por la muerte de sus padres.

“Bueno, a ver… le echo de menos, pero estoy mejor que nunca“, dijo Sofía muy segura de sí misma. Pero apenas pasaron unos segundos y se derrumbó: “Me estoy haciendo la dura, le echo mucho de menos”. Tiene la misma estabilidad emocional que El Joker automedicándose.

Para la primera prueba lo primero que vieron fue un delantal debajo del cual había algo. “Como no sea una rata aplastada para cocinarla…”, dijo Sofía, que tiene un espectro muy amplio de cosas que considera cocinables.

Para Sofía ver un animal aplastado en una autopista es como si le hubieran regalado un kilo de pechuga de pollo gratis en la carnicería. En sus cenas de Nochevieja nunca falta la rata aplastada al punto.

Apareció Martín Berasategui, que tiene ocho estrellas Michelín. Si llegas a diez te dan un menú gratis.

Les explicó el plato. He leído enciclopedias más cortas que la explicación de ese plato. Era una especie de ostra de la que salía humo. Eso lo haces en casa y tienes que desactivar los sensores contra incendios.

Tenían que replicar el plato y claro, como eso es más difícil que montar un armario de tres cuerpos del IKEA sujetando la llave apretando las nalgas, les dieron la receta.

Que ya ves tú, es como si te dan las instrucciones para montar un satélite de la NASA y media hora. Pues gracias y me corto las venas con las placas solares.

Pero todo era un truco, porque cuando los concursantes salieron del supermercado estaban en las cocinas esperándoles sus familiares.

Y se desató la madre de todas las lloreras. Ketty lloraba, su madre lloraba, Berasategui lloraba, como lloraba Berasategui, lloraba Pepe y al llorar Pepe, pues la hija de Oxana, que aún no había visto a Oxana, pero cuando salió la rusa eso era como si hubieran encontrado a Anastasia viva y estudiando español en Alicante.

Bueno, no, porque la hija, que llevaba el pelo gris como una señora de setenta años que sólo le faltaba la bolsa del Carrefour en la cabeza por si llovía, sólo hablaba Inglés. Y ruso, digo yo.

También estaba el novio de Marta, a la que el muchacho llama “cuchufleta” Sí, como enLa que se avecina. “Somos un poco empalagositos a veces y nos llamamos cariñosamente ‘cuchu'”.

sad jim carrey GIF

Marta le dijo “¡¡PERO QUÉ GUAPO ESTÁAAAAAAAS!!” mientras le zarandeaba la cabeza. Ahora el novio de Marta tiene la tercera vértebra entre la sexta y la séptima.

A Toni le llevaron a su hijo. La madre del retoño también estaba, pero Toni pasó de la madre y se fue a por el niño. Que total, la madre sólo lo ha gestado y lo ha parido reventándose los huesos y todos los órganos habidos y por haber. Ná.

A Sofía le llevaron a su padre. “Tu hija ha aprendido a cocinar mucho… y otras cositas, hay un chico por ahí“, le dijo Jordi Cruz al padre de Sofía. A este tío lo meten en la cárcel y al segundo día lo apuñalan en la ducha por chivato.

Al bombero le llevaron a su padre, pero fue poco emotivo.

Total, que para que lo de Berasategui fuera más fácil les dieron unas esposas para que se ataran a sus respectivos familiares. Martín Berasategui lo hace siempre. El día que él no cocina con una máscara de látex negro puesta se siente raro.

A Marta las esposas le gustaron. “Hacemos una cosa, tú eres el sumiso y yo soy la que manda“, le dijo la muchacha a su chico. “Nunca he puesto unas esposas”, añadió Marta, pero tenía pinta de que sí. Marta se lía con Christian Grey y el chaval sale del polvo inflado a hostias como Rocky después de una pelea.

Lo de Oxana era un sindiós de idiomas. Hablaba en inglés, en ruso, en español, en rusoñol, en spanglish, en rusinglish… ha habido intérpretes con 30 años de experiencia en la ONU a los que les han puesto este programa y han salido llorando.

En el caso de Ketty la madre estaba tranquila que yo creo que estaba pensando en llamar a JustEat en lugar de cocinando. Ketty sin embargo habría querido estar cocinando valium puro para meterse un kilo entre pecho y espalda.

CATA Y VALORACIÓN

Dani y padre. Al padre le dijeron que muy bien, pero al hijo estuvieron a punto de llevárselo esposado la policía por el crimen que había cometido con la ostra.

Sofía y padre. El padre pilotaba, ojo, que no veas como cortaba verduras, que parecía un viral de internet de gente haciendo cosas deprisa. Les dijeron que estaba bien.

Toni, esposa y miniToni. Toni se puso nervioso y echó la espuma en el plato que parecía que estaba apagando un fuego de clase B ya avanzado. Le pusieron a parir delante de la mujer y el niño. Trauma en familia.

Marta y churri. El plato estaba bien, pero se burlaron mucho de ellos porque son más cursis que pasear en una calesa rosa decorada con lazos. A Jordi le jodía que se dieran besos. Jordi es el grinch de las cocinas. La felicidad le molesta. Las sonrisas le ofenden.

Oxana e hija. Estaban de llorera que creo que Oxana pensaba que su hija se iba a un gulag. El plato era más bonito que El nacimiento de Venus. “El plato tiene fallos, pero tiene amor que es lo importante“, dijo Samantha Vallejo-Nájera.

Ah, pues nada, de puta madre. Voy a montar un restaurante y serviré crudo lo que tire al contenedor la pescadería de enfrente. Y cuando los comensales vomiten el hígado les diré: “tiene amor, que es lo importante“. Y 100 pavos el cubierto.

Ketty. No dejaba de llorar. A Ketty le podías poner dos turbinas hidroeléctricas debajo de los ojos y te generan luz para iluminar Las Vegas una semana. El plato estaba guay.

Oxana, Toni y Daniel fueron los peores. Ketty volvió a ser la mejor.

PRUEBA DE EXTERIORES

Se fueron a Olite, durante el reinado de Carlos III, que básicamente consiguió que la reina Leonor volviera (que a saber por qué se fue) a base de hacerle un chalé de los de encimeras de mármol y cagaderos que limpian con chorrito de agua. Y Leonor, que no era nada materialista, pues cuando se enteró de que había lujo y esplendor volvió de Castilla que al AVE le habría costado seguir el ritmo. Eso debería haberle dado qué pensar al rey.

Total, que en la prueba los líderes de equipo eran Pepe y Jordi. “Jordi me pone nerviosa con esa cara que tiene de maldad…”, dijo Ketty y Marta apostilló: “La que pone o la que tiene”. Estas dos muchachas el concepto hacer la pelota no lo acaban de pillar.

Tenían que reinterpretar dos platos tradicionales cada uno. Para ello cogieron los ingredientes de un camión de El Corte Inglés que estaba aparcado cerca. Es un camión que ahora tiene una multa por aparcar en el casco histórico.

A Pepe le faltaban ajos y se fue a la cocina de Jordi a por ellos. Sin decir nada. Cuando Pepe necesita hacer una llamada coge el móvil y llama. El móvil de la señora que va a su lado en el metro. De dentro de su bolso.

thief GIF

Y luego Jordi hizo lo propio con unas acelgas. Hay que tener espíritu de pobre para andar robando verduras de mierda. A Jordi y Pepe el día menos pensado les pillan haciendo un butrón en una frutería.

Jordi destacó todo el rato lo bien que se entendía con Sofía. Tan contento estaba que pude ver cómo sus pensamientos iban en la línea de meter la cara de Sofía en el caldo de las pochas hasta que dejara de patalear.

Los dos Chefs se fueron al mercado medieval a comprar y se hicieron un simpa de manual, llevándose unas acelgas y aceite y aprovechándose de una pobre señora que no podía salir corriendo a exigirles el pago.

Nos pusieron una representación de los reyes. Tenían una pinta de ser igual de felices que un canario pasando el invierno en Bruselas.

Al final hicieron unos platos que eran una modernez que si eso se lo pones al Carlos III de verdad a la mañana siguiente estás siendo azotado en el patio de armas del castillo.

Samantha se fue a hablar con dos cortesanas a preguntarles qué tal el plato de entrante y eran las metemierda de la corte, porque le pusieron a la comida más pegas que si les hubieran servido mierda de conejo con reducción de caca de chihuahua.

Sofía, Ketty, Oxana y Toni a la prueba de eliminación. Dani y Marta, semifinalistas. A Toni la decisión del jurado le pareció guay. Pero guay que si encuentra a Jordi, Pepe y Samantha cocinando a su gato le parece mejor que el hecho de que le mandaran a la prueba de expulsión.

PRUEBA DE ELIMINACIÓN

En una caja misteriosa había rape y muchas cosas más. El caso es que tenían unas cajitas que nos sabían qué contenían y que podían quedarse a cambio de alguno de los ingredientes que ya tenían y conocían.

Sofía cambió el pico de gallo y le tocó amaranto. Cambió la mozzarela y le tocó achicoria.

Oxana cambió cinco cosas. Harina, leche, piñones, pico de gallo y mozzarela. Y le tocó beicon, pasta de aceituna negra, fresas, pimentón picante y queso de cabrales. Ella estaba feliz con todos los ingredientes que le habían tocado. Ella es así. Si de debajo de una caja sale una rata camboyana y le muerde la mano, ella sería feliz con su ingrediente.

Toni cambió la leche por anacardos. Harina por anchoas. Mozzarela por huevas de arenque. Y limón por maracuyá. Y los piñones por curri verde.

Ketty cambió la leche por huevo de oca. Mozzarela por chile habanero (que pica de cojones). Zanahorias por berberechos. Pico de gallo por chutney de mango.

Dani estaba en la balaustrada con Marta. Marta comentaba todo. TODO. TODO DE TODO. CADA PUTO DETALLE DE LA REALIDAD. Y Dani estaba que le daba pena no estar haciendo la prueba de eliminación. Pero la de los Juegos del Hambre, a ver si lo mataban y dejaba de escuchar para siempre.

Al bueno de Mario Sandoval, que tiene dos estrellas Michelín le hicieron una encerrona a lo paliza en un callejón. Él iba feliz a ver sufrir y le metieron en el marrón de hacer un plato como los concursantes. Era el típico “si quieres, ¿eh?” al que no puedes decir que no sin quedar como una gallina.

its a trap GIF by Star Wars

Estuvo a punto de gritar “¡Mirad, un cerdo volando!” y aprovechar la distracción para salir corriendo, pero al final aceptó el reto yo creo que con la voz entrecortada, de cocinar con los diez ingredientes originales.

Al final el señor salió muy bien del paso y se montó un plato que por poco aparecen Pepe, Jordi y Samantha con una barra de pan para rebañar. Ese plato no hizo falta fregarlo después.

VALORACIÓN:

Ketty: Le había inyectado chutney de mango a la yema del huevo de oca. Es como anabolizar al huevo. Y había puesto berberechos escondidos en el plato para ver si con un poco de suerte te salta dos empastes o tres. El pasatiempo favorito de Ketty es esconder cosas duras dentro de la comida.

Toni: Había hecho un ceviche. Y aunque al principio los tres jurados pensaron que eso era peor que masticar chinchetas resultó que estaba muy bueno.

Oxana: Había hecho… de todo. Ahí había más elaboraciones que en libro de recetas de Ferrán Adriá. El caso es que no les acabó de disgustar aunque había dejado el rape como las zapatillas de Forrest Gump.

Sofía: Rape con calabacín y amaranto con pensamiento de Víctor, su churri expulsado. Los jueces probaron el plato metiendo la cuchara que parecía que lo hacían a mala hostia. En el próximo programa van a probar los platos con un bate de beisbol. El plato era peor que una ensaladilla rusa de bar de carretera, al parecer.

Y A LA CALLE…

Sofía. Hala, hizo un plato pensando en Víctor y ahora va a poder verle. Pues nada, que haga una tortilla francesa y que le llame Huevos con pensamiento de Euromillones y así se puede retirar.

3 comentarios

  1. Dice ser Gemma

    Jajajaa Marta es…sencillamente una chica genial!!!
    Ojalá hubiera mas Martas y menos Sofias o Belenes…esa es la juventud que hay que ponderar….aunque sea charlatana…que lo eeees 🙂

    26 junio 2018 | 08:28

  2. Dice ser Jordi Pr

    Dos raciones de crueldad, una de ironía y otra de realidad. Menudo resumen más bueno, pero muy cruel. Me ha encantado

    26 junio 2018 | 08:49

  3. Dice ser Jordi

    Se ve un claro favoritismo de Pepe hacia Ketty. Ketty tiene una actitud que consiste en ponerse a llorar a justificarse por la pena cuando algo no le sale bien…. No es una buena profesional de la cocina pues se autojustifica de sus fallos y pone cara triste, se pone a llorar…. en lugar de aprender de las directrices de los cocineros

    Así no será una buena cocinera pues se piensa que con mimos y caritas de pena se va por la vida…y no señora Ketty hace falta más profesionalidad

    Oxana tambien utiliza sus armas de seduccion dando besitos al jefe…

    Es una pena que Ketty y Oxana utilizan la vanidad masculina para salirse del paso así no aprenden pues en el fondo tienen orgullo y no les apetece aprender de sus errrores o aprender de las directrices.

    Además que se les ve el juego de seduccion que utilizan

    El señor Pepe no es equanime pues los que son sus favoritos les perdona los errores y a los otros los machaca vivos… No es una actitud educada y es muy agresivo cuando le interesa

    Lo mismo Jordi , son agresivos y faltones cuando quieren, podrian disimular sus favoritos.

    26 junio 2018 | 15:07

Los comentarios están cerrados.