BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

La gran puñalada trapera de Maestros de la costura que acabó por hacer llorar a Lorenzo Caprile

Lorenzo Caprile, llora que llora y que no se horripile.

Hay gente falsa, gente cobardica y luego está la gente que te echa mal de ojo y se queda tuerta. Si la envidia fuera tiña hay concursantes en Maestros de la costura que estarían como un gato saliendo de una cosechadora.

Pero empecemos por el principio.

“Esperamos que Maestros de la costura os esté demostrando que lo de que la costura es sólo para las abuelas es sólo una leyenda“, comenzó diciendo Raquel Sánchez Silva. Me acaba de joder la vida. ¡Y yo pensando que lo de las abuelas costureras era verdad!

A mí me lo contaron una noche de campamento, con una linterna alumbrando la cara: la historia de unas señoras costureras que luchaban entre sí por coser los bajos a un nieto mitológico que les daba el estirón. Me estremecí.

Total, que los concursantes entraron en el taller y a Javier le llamó la atención que “los maquíes son normales“. A lo mejor esperaba unos maniquíes de seis brazos con una chepa en forma de cupcake.

Y ahí empezaron las puñaladas por envidia pura. Eduardo intentó hacer ver que Alicia estaba sola entre sus compañeros, que nadie era su amigo. A ver… ¿cómo se llama cuando alguien intenta hacer el vacío a una persona alejándola de los demás? Empezaba por B… y acababa por ullying.

Una de las cosas que hizo Eduardo por apuñalar a Alicia, a la que le tiene más celos que un caballo en una yeguada, es revelar que Anna ya no era la amiga de Alicia. Lo que pasa es que a Anna se le había pasado el detallito de decirle eso a Alicia.

Y todo porque a Anna le había molestado que Alicia la relevara cosiendo en una prueba anterior. Algo sobre lo que no le había dicho nada. “Yo en la prueba de exteriores esperaba otra cosas… me gusta dejar las cosas habladas”, confesó a posteriori Anna, pero no había dicho ni mú, y tuvo que ser Eduardo el que dijera “Anna ha dejado de ser tu hermana”.

Eduardo se lanzó entonces a meter mierda. Pero así:

andie mcphee GIF

“Todo lo que pueda se lo desmonto, Alicia no puede quedar impune“, dijo, porque le tiene una envidia mortal. ¿Impune de qué, muchacho, de ser mejor?

Alicia la pobre se echó a llorar, porque aquello era cruel a más no poder y porque ninguno de sus compañeros tuvo redaños a salir a defenderla o consolarla.

Me da pena Alicia, está sola en el mundo“, dijo alguien por lo bajini. Joder, sola en el mundo… Para qué vamos a exagerar poco.

– Me da pena Alicia, que es huérfana y ha perdido una pierna por la congelación y ahora tiene que vender cerillas en una esquina mientras los niños del lugar le tiran piedras.

Y así.

Pero lo de Alicia pasa mucho: los mediocres tienen a aislar a los que sobresalen, los que, por comparación, les hacen ser más torpes, más lentos, menos talentosos. Opacos.

Después de ese momento Sálvame empezó el concurso. A Raquel Sánchez Silva se le fue la pinza y dijo “antes de entrar en harina…“. No sabía si estaba en Masterchef o rodando un capítulo de Fariña.

Momento Palomo Spain, patrocinado por camuflajes Manco, lo mismo te escondes en el Amazonas que en un estanco. Llevaba un traje de flores que si se queda quieto en la consulta de un dentista lo riega la señora de la limpieza.

Más tarde se puso una especie de traje rojo con unas hombreras como para embestir en un partido de fútbol americano. Era una chaqueta que te hacía desaparecer el cuello. Creo que me va a acabar cayendo bien.

“La seda es una fibra, no es un tejido, no es una tela”, les dijo Caprile, que es capaz de darte un navajazo en una nalga como digas que la seda es un tejido. Y les dejó claro que es cara, que no cortaran a lo loco, que es cara. ¡¡¡¡QUE ES CARA, JODER, CARA DE COJONES, QUE VALE MÁS QUE VUESTRA VIDA, QUE ESTO ES TVE Y NO LA JODIDA BBC!!!!

Y empezó la prueba y Eduardo se tiró a la seda negra como un buitre a una cabra en su punto de putrefacción. En realidad le pasó lo mismo que comiendo cabras muertas, que se estaba cagando la pata abajo.

Como estaba haciendo un vestido que no se lo pondría ni una señora muerta a oscuras, Caprile y Jorge Vázquez, experto en seda fueron a darle consejos. Y él se puso chulo. Hay dos diseñadores expertos a nivel internacional, te están dando consejos y les discutes y no sólo eso, si no que le dices “aquí todo son ánimos” y después cosas como “tenía ganas de sentarme y no hacer nada”.

Menos mal que ésto no es Maestros de la Cirugía.

– Eduardo, es que le ibas a operar una rodilla y le estás abriendo el abdomen a la altura del riñón, quizá deberías abrir la rodilla…

– Joder, qué animos, es que vais a joder. En lugar de apoyarme, me decís cosas para que el paciente no muera. Cabrones. Me enfado.

Y así.

Caprile se puso manos a la seda a echar el rato haciendo un vestido y se quitó la chaqueta, como si en lugar de coser fuera a una sesión del Club de la Lucha. Pero joder, da gusto verle coser y explicar qué hace. Es de esas personas que sabe hacerte entender el valor de la moda, que sabe explicarte por qué es un arte, más allá de lo superfluo.

Caprile es una persona que conoce su profesión, su historia, su trascendencia. Un enamorado que hace que te entre un síndrome de Stendhal que te pone el vestido delante y lo tienes que tirar porque lo llenas de babas.

Mientras, Pa vio que su vestido estaba mal y se puso a descoserlo. Así:

hulk hogan GIF

Y claro, se rompió. Joder, parecía que en lugar de seda estaba rompiendo la foto de una expareja.

Antonio hizo un vestido con estampado de hule de mesita de cocina. Además, había cosido las mariposas del estampado hacia abajo y parecía una oda al suicidio masivo de lepidópteros. Y además, se veía el revés de la tela, que es como poner un cuadro con la parte pintada hacia la pared.

Alicia había acabado su vestido y era muy apañado. “Esta es una prueba muy emotiva, en la que debe haber pasión y esto lo tiene”, le dijo Escoté, que añadió que estaba “muy contenta por cómo has trabajado”, a Eduardo se lo comía la envidia por las patas.

Hasta el jurado le echaba la bronca por sus gestos de reventado: “Eduardo, ¿tienes algún problema después de la que has liado? No eres el protagonista”, le dijo Escoté, que es mi nueva heroína.

No, si ahora la habré liado yo“, dijo Eduardo. No la ha liado mi tía coja de Cuenca.

Mahi había hecho un salto de cama que podría haber usado una actriz sueca en una película de Pajares y Esteso. Eso no era un vestido, era una máquina de provocar erecciones a señores de 60 años para arriba.

Eduardo había hecho medio vestido de color negro, que sujetaba la parte de delante con unos tirantes agarrados por detrás que llegaban hasta el límite justo de la canaleta del culo, que si te da una impresión por pequeña que sea se te escapan los pedos como conejos de una jaula abierta.

Pa había hecho… “no estoy orgullosa pero he puesto algo en el maniquí“, lo definió. Si echa sobre el maniquí un saco de cebollas con las cebollas dentro le queda algo más apañao. “No me iluminé”, dijo.

Jaime había hecho un vestido con un centro “asimétrico”. Sí. Ya. Vale, no es que estuviera mal, es que la cara de Quasimodo era asimétrica. Eso sí, al jurado le gustó mucho.

Anna había hecho lo que ella dijo que era un kimono, pero no era un kimono, era el motivo por el que la Uma Thurman quería matar a Bill. Por regalarle uno igual.

Luisa había hecho un vestido sin volantes. ¡¡MILAGRO!! Lo que pasa es que Luisa es muy apañá y lo hizo pensando en una comunión que tenía una familiar y hala, ya le ha apañado el vestido. Un poco más y apaña el trajerío de la boda entera.

Eduardo se quedó en segundo lugar, por estar “centrado en cosas que no son tu trabajo“. Pero lo que más le jodió a Eduardo, lo más de todo, es que Alicia se llevó el primer puesto y el alfiler de oro.

La rabia calentó a Eduardo que los mecheros del coche encienden los cigarrillos y Eduardo enciende a los mecheros del coche. Llevaba un calentón que podías ponerle una herradura entre las nalgas para poder forjarla.

Para la prueba por equipos se fueron a Custo, que todo el mundo sabe que era un señor que buceaba mucho. Ah, no, me informan que es un sitio donde hacen camisetas caras de cojones, de esas que se te cae el ketchup comiéndote un perrito y te cortas las venas con la parte dentada de las bolsitas de mostaza.

“Alicia ha sido un poco rencorosilla“, dijo Anna porque no la eligió para su equipo. No te jode, te apuñalan y encima se quejan porque no quieres caminar delante suya.

– Joder, es que le robé la cartera y le desvalijé la casa, me cagué en la guantera de su coche y me quedé hasta con las fotos de sus hijos y ahora le tocan los euromillones y no me da dinero. Qué rencorosa.

Y así.

Los del equipo de Alicia eligieron a Eduardo y los de Eduardo eligieron a Luisa como líderes de equipo.

“La única baza que tenemos para ganar esta prueba es el horterismo de Luisa, porque si no nos vemos en la sala de expulsión”, dijo Eduardo, dejando claro que ni él pensaba que fueran ni remotamente mejores que Alicia y los suyos.

Raquel Sánchez Silva, inspirada en la moda clásica.

El caso es que tenían que confeccionar cinco camisetas en base a unos modelos que a mí me parecían hechas en un cuarto a oscuras juntando retales mientras se fumaba crack.

Luisa se puso a elegir tejidos medio desquiciada como un paciente de un manicomio en medio de la selva peruana.

Eduardo, como es muy hábil y talentoso, se cogió el trabajo más difícil: cortar. Y ojo, que lo hizo guay. Sí, lo hacen en todos los colegios los niños a partir de dos años. Eduardo no se puso a marcar con un punzón de milagro.

“No podía cortar, me las estaba viendo negras, uf, uf, qué duro está, no puedo más“, decía. Casi se mata cortando tela. Lo mismo le dan la medalla al mérito en el trabajo. Su mérito en el trabajo es no morir. No te hernies Eduardo.

Judit Mascó apareció para darse un garbeo por allí. Llevaba puestos unos pantalones de flecos que parecían las piernas desolladas de Chewbacca.

E hicieron una cosa injustísima: Intercambiaron los jefes de equipo. Luisa le entregó a Eduardo las camisas casi acabadas y bien hechas y él le dio un caos en el que estaba todo por hacer. Y les valoraron por eso.

Y claro, la cosa acabó con el equipo de Eduardo (después de Luisa) con sólo tres camisas acabadas. Y las camisas de Luisa (después de Eduardo) acabadas al completo. Y claro: Eduardo se libró de la prueba de expulsión y Luisa se tuvo que joder como nominada.

Eso es como si va un juez a juzgar a un tipo por atracar a sesenta viejas después de salir del banco con la pensión y acaba en prisión el juez y el chorizo cobrando del Ministerio de Justicia.

Y para la prueba de eliminación, en la que había que hacer una chaqueta tipo Chanel, apareció Agatha Ruiz de la Prada, esa mujer que tiene más pasión por los corazones que un cardiólogo.

El caso es que sorprendentemente Anna fue una de las más elogiadas y eso que le había cosido una manga al revés a la chaqueta. Debía ser una chaqueta de Chanel para una egipcia o una concejal del PP pidiendo pasta con la mano atrás.

Pero aún así SE FUE A LA CALLE… ¡¡ANNA!!

Y si éste era el programa número seis, ya llevaba cinco de regalo, porque era evidentemente la peor de todos cosiendo y diseñando. Bueno, y siendo sincera con sus amigas.

Anna se puso a soltar un discurso lacrimógeno sobre lo que le gusta coser y que va a romper su cerdito para pagarse clases que hizo llorar al bueno de Caprile. Y a sus compañeros. Y lloraron hasta las máquinas de coser. O se estaban meando, no sé, pero rezumaban.

Y así es el karma, amigas u amigos. Así empiezan y acaban las cosas… o deberían.

23 comentarios

  1. Dice ser Alba

    Yo discrepo. Edu es genial. Sí, es salsero y un poco follonero, pero mentira no dice ninguna. Alicia es muy buena concursante, pero se deja entrever que tiene un concepto muy alto de sí misma. En fin, que Anna tenía que marchar, lo que me temo es que creo saber quién es LA siguiente…

    20 marzo 2018 | 11:23

  2. Dice ser Miguel

    En un país en el que tenemos tanto gilip… es lógico que todo ese grupo admire a Eduardo, adalid de los payasos sin gracia alguna. Afortunadamente el autor del blog no entra dentro de ese grupo y como es lógico en personas normales, no le cae bien el intento de bufón con moño.

    20 marzo 2018 | 11:50

  3. Dice ser Pabernosmatao

    Entre el lagrimeo, y la pérdida de aceite, a ese programa hay que entrar con zapatillas de clavos para no escoñarse.

    20 marzo 2018 | 12:08

  4. Dice ser chica humilde sencilla y de buen corazón

    Eduardo es la típica persona que triunfa en la vida haciendo la pelota a los poderosos y boicoteando al que tiene talento. Lamentablemente en España esto lo ves mucho en las empresas, gente trabajadora y talentosa que sufre mobbing y es relegada mientras el vago lameculos progresa , asciende y acaba siendo el jefe… muy triste lo que vimos ayer… vimos la vida misma, y lo triste es que en la vida real todos sabemos cual es el que va a llegar mas lejos…Lo que vimos fue lamentable pero eso si, muy util, pueden usar imagenes del programa como ejemplo de bullying cuando dan charlas en los colegios:

    20 marzo 2018 | 12:18

  5. Dice ser chica humilde sencilla y de buen corazón

    El programa empieza a oler… a amañado. A Eduardo le echan, justito no está una semana en la que hacen pruebas muy difíciles que no hubiese pasado… os lo imaginais siendo capaz de hacer corsetería? Sería capaz de modificar un traje de hombre a vestido unisex? No… así que esa semana está fuera, pero convenientemente repescado para la semana siguiente, solo está fuera una semana y se libra de pruebas difciciles…. A la semana siguiente, o sea esta semana, los diseñadores le dan muchisimas ayudas en la prueba de confección del vestido, mucha mas ayuda y consejos que al resto… y le libran de la prueba de expulsión regalándole el trabajo de grupo que hizo Luisa, le cambian de equipo para librarle de la prueba de expulsión… Ya son dos semanas en que se nota que alguien esta metiendo la patita para que Eduardo siga… No me gustan los concursos añamados… No me gustan los concursos que no van de trabajo duro sino de llantos y de herir los sentimientos, es juego sucio, es Salvame, este programa es, o era, de costura

    20 marzo 2018 | 13:04

  6. Dice ser Antia

    Quien escribe en esta página??? Un mono? Que horrible redacción.

    20 marzo 2018 | 13:24

  7. Dice ser Aitor

    He empezado a leer esto por curiosidad y no he podido más que leer unas líneas. Es la peor basura que jamás haya escrito nadie. Qué pérdida de tiempo, qué cantidad de palabrería inútil. Qué puta mierda.
    Esta basura panfletaria la escribe un tal Gus Hernández. Aprovecho la ocasión para darte un consejo: suicídate o búscate otro trabajo. Hazlo en el orden que quieras pero hazlo.

    20 marzo 2018 | 15:19

  8. Dice ser Kuki

    Me parece un artículo muy bien escrito.y muy gracioso lo que me he podido reír. Con lo de que las máquinas lloraban.😁😁😁😁😁

    Si no os gusta no lo leáis a mi me parece que está genial.

    20 marzo 2018 | 15:37

  9. Dice ser Alucinando

    9 veces “joder”, ¿es necesario? Y lo digo yo que digo demasiadas palabrotas…

    ¿Quién ha escrito esta basura de artículo? ¿Es de algún adolescente de la E.S.O ?? Espero que sí, ya que haber perdido años de estudio para escribir esto….

    20 marzo 2018 | 15:37

  10. Dice ser Cliemnestra

    Como siempre, me gusta más tu reseña que el programa en si.
    Es una vergüenza como se promociona el bullyn y el acoso en este programa, porque lo de Alicia no tiene nombre. Y no es Eduardo, que es un gilipollas, pero no es el solo, es que absolutamente nadie de todo el programa le molesta, y eso que a Pa parecía molestarle, pero ahí estaba riéndose de Alicia como todos los demás. Lo que más me molesta es que ni los “maestros” hacen una mierda por parar el acoso, bueno, justo como en el colegio.
    Por cierto, cuanto hate tienes tu aquí en el blog ¿no? Seguro que son todos listillos fans de Eduardo

    20 marzo 2018 | 16:03

  11. Dice ser acerico

    Eduardo tiene que tener cuidado no se muerda y se envenene….Va de diva y no es más que una loca envidiosa, suerte tiene que no hay nadie con caracter que le ponga en su sitio…

    20 marzo 2018 | 17:55

  12. Dice ser juan belial

    Jajajaja, lo que me he reido, el articulo es muy gracioso. A Ana ya era hora de la expulsaran, a Eduardo no le tendrían que haber readmitido, solo está para fastidiar a Alicia, que junto a Antonio, son los mejores del concurso cosiendo.

    20 marzo 2018 | 18:23

  13. Dice ser Luzma

    Buen artículo!!y si también pienso que ha Eduardo se le va la pinza y los demás se.mojan poco y miran para otro lado!!el va de diseñador ya y le queda que aprender,sobre todo humildad!!respecto a Alicia,claro que Santa no es,pero sabe donde.está y es una.buena concursante!!

    20 marzo 2018 | 18:38

  14. Dice ser Fini

    ¿Y qué hace Eduardo de vuelta en el programa? ¿Tiene enchufe o qué?
    Alicia es de las mejores con diferencia, Eduardo tiene envidia cochina.
    Los más flojos ahora Eduardo y Mahi. Como Eduardo tiene enchufe, la siguiente en caer será la chapucera de las pelucas.

    20 marzo 2018 | 19:13

  15. Dice ser Orquídea

    Y ese vestido negro de Eduardo aun después de que lo arreglararo de acuerdo a las sugerencias que le hicieron, no creo que le valiera la puntuación que le dieron. Creo que el programa sin el seria mejor…

    20 marzo 2018 | 20:47

  16. Dice ser Lola

    Eduardo tiene el ego demasiado inflado. Pero presiento que como da juego lo mantendrán hasta el final.
    Y eso del cambio de equipos sí que fue una puñalada trapera para Luisa, que al menos lo tenía todo bien controlado, aunque las camisetas estuvieran feas al menos estaban terminadas.
    Gus, gracias a tus crónicas me ha dado por ver el programa, aunque sigo riéndome más con tus resúmenes que con el programa en sí.

    20 marzo 2018 | 21:40

  17. Dice ser Amoa

    La verdad es que cuando se mantiene el respeto, este tipo de shows molan, si el respeto se pierde, como que ya no.

    Amoa
    https://miqueridaisabel.blogspot.com.es

    20 marzo 2018 | 21:59

  18. Dice ser Costuras

    Eduardo es reflejo de lo peorcito de la humanidad, un tío envidioso y rencoroso que no le importa hacer sufrir a sus semejantes.

    Gus, te suelo leer y me río bastante, pero sí que esta entrada en concreto está un mal redactada… revísala, pero se nota que no te gusta nada este programa.

    20 marzo 2018 | 21:59

  19. Dice ser Beatriz

    Vi el programa y creo que es el resumen mas gracioso que se podía hacer.me parto y me mondo!
    Qué bueno!jajajajajajajajajajajajaja.me encanta!
    Saludos!

    20 marzo 2018 | 22:07

  20. Dice ser Jaime

    Felicidades, me he reído muchísimo con los comentarios, son muy buenos.
    Cualquier día nos dan una alegría y nos dicen que Edu se ha abogado en un estanque mirando y adorando su propio reflejo.
    Es el gran gilipollas del programa, que por lo visto da más audiencia.
    Faltón, vago, aprovechado y un puto narcisista capaz de hacerse un vestido con su propia jeta multiplicada hasta al hastío, que barco de persona.
    Por favor que el estanque sea muy muy profundo.
    Caprile, a parte de ser un magnífico profesional es un maravilloso maestro, de los que enseñan.

    20 marzo 2018 | 22:16

  21. Dice ser Tuky

    Me ha gustado la entrada. No me han gustado los “haters” que invitan al suicidio de su autor. Vaya pandilla de pringados sin sentido del humor.

    21 marzo 2018 | 00:29

  22. Dice ser Dedal

    Mucho más divertido el artículo que el programa, me lo he pasado estupendamente, enhorabuena, se agradece un respiro de humor entre tanto problema diario. Por desgracia también hay trolls por estos lugares, incluso puede que solo sea uno que publica con distintos nombres. Así que ni caso… como quien oye llover.

    21 marzo 2018 | 01:27

  23. Dice ser marine

    Me ha encantado este artículo estilísticamente, a mí Caprile, me está encantando, un descubrimiento

    23 marzo 2018 | 17:32

Los comentarios están cerrados.