BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Los tróspidos de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? se enfrentan a las raras y las salidas

Luján  apareció vestida de griega pero de color carne, como para camuflarse en una orgía. Con ese color de vestido sería la única que no pillara cacho a base de no encontrarla.

Y sin más dilación, veamos qué pasó:

Los Tróspidos, con Luján en plan Uber (Roberto Garver)

Los Tróspidos, con Luján en plan Uber (Roberto Garver)

DAVID Y MARÍA ROSA (Barbaman)

Barbamán arregla casas, pero le vimos colgando un cuadro y el taladro lo metió más torcido que la nariz de Belén Esteban después de darle con un balón medicinal en la cara.

“Me gustaría ser un ave, un pájaro, pero un animal que me gusta mucho es un caballo“, dijo. O sea, que quiere ser Pegaso, pero con barba.

La madre, recordemos, es vidente y Tarotista. Qué mala adolescencia, debió pasar David, saliendo del baño con el Interviú y que tu madre te mire a los ojos y tenga una revelación y sepa que te has meneado la sardina.

Para las citas la madre llevaba un guante del estilo me ha saltado una medusa a la mano y me ha mordido y no se me despega la hija de puta.

La madre le llevó a las citas un talismán, una especie de bolsita plateada. Creo que dentro había un condón y un sobrecito de lubricante, por si acaso.

CANDIDATAS

Había una que entró hablando en susurros, no sé porqué. Lo mismo la vigila el CNI y no quería que se filtrara nada. Les contó que era de origen sefardita de cuando Nabucodonosor expulsó a los judíos y estuvieron por Mallorca y Asturias. ¿Pero eran judíos o japoneses de vacaciones? Joder, y yo que sé cómo se llama el pueblo de mis abuelos de puro milagro.

Hubo una que les llamó mucho la atención. Bueno, eso si llamar la atención significara que entró y no se dieron cuenta hasta diez minutos después. Joder, que susto. De hecho creo que cuando grabaron ella no estaba allí, que apareció después, al ver las imágenes.

Le hizo un poema que empezaba así: Te haré el amor en colores / degustarás mil sabores… bueno y básicamente lo que decía el poema era que se lo iba a trincar de todas las formas posibles. Y Neruda escribiendo mierdas de amor.

Yo me voy a forrar haciendo pornosía:

Tienes unos pechos como melones / te lo voy a echar todo encima como canalones / mientras me comes los ****nes. Y así

También entró una que entró haciendo posturitas de show privado. Un “baile culebrilla”, como ella misma lo definió. “He percibido espiritualidad”, dijo la madre. Lo he mirado en la RAE: Espiritualidad: dícese de menearse como si te picara el entrepato y no te pudieras rascar.

También entró una zanahoria que consideraba a los hombres “un complemento“. O sea, que lo mismo busca novio que consolador en Amazon.

Otra de las candidatas lo mismo era la prima de Carolina Sobe, capaz de matar a Barbamán en el primer polvo.

En las eliminaciones a David no se le oyó. Yo creo que era la madre la que se iba a trincar a las novias… “que no parezca que la madre manipula al hijo”. No, los cojones, sólo faltó que la vidente le metiera la mano por el culo y le hiciera mover la boca apretándole la boca por dentro.

“Eligiendo pareja nunca fallo…”, dijo la madre. “¡POR ESO ESTÁ SOLTERO!”, le dijo Luján, crujiendo a la madre que si le da una hostia Swarzeneger le suena menos el cuello.

 

DIEGO Y ESTRELLA

Elio Antonio de Nebrija perdió el tiempo como un gilipollas haciendo su gramática, sin pensar que podía llegar Diego, más conocido como Almodorróbar, a decir cosas como “mi muse”, “mis películes”, “originel” y “hole”.

La madre, según ella misma reveló, fue presentadora de informativos en TVE y tuvo un torero en su vida, que estaba casado en aquel momento. “Era un figurón del toreo… y de otras plazas”. O sea, que manejaba bien la banderilla.

Diego pertenece a un grupo de amigos que se ponen a hablar de la decadencia de las revistas del corazón. “Somos como la generación del 27 pero en subnormal”, lo definió él mismo. ¿Y quién nos dice que los de la generación del 27 no escribieran por postureo y que en realidad les gustara el mundo del papel cuché?

CANDIDATAS

Diego se presentó a las citas con una camisa de flores que no se pondría un octogenario de Miami ni borracho.

La primera era una rusa que estaba más buena que una hamburguesa envuelta en una pizza. “Aquí en España no se arregla nadie”, dijo. Sólo le faltó decir que olemos a ajo.

“Yo soy muy conservada, no me gusta ir a lo loco“, dijo la muchacha. Sus pechos no dijeron nada, a pesar de que por el tamaño es posible que tengan que pagar en el autobús.

Si le preguntas al chaval de qué color tiene los ojos la chica no te lo sabe decir. Eso sí, podría dibujar las tetas de la chica al milímetro.

A la segunda estaba ya el chaval eyaculando. Era una militar, estuvo cinco años en el Ejército. En el cuartel aún la recuerdan agarrando el mosquetón.  “Pienso que el día de mi muerte ya está escrito, por eso no me preocupo”, dijo. Lo típico que hablas en la primera cita.

A la tercera Amomodorróbar tenía los testículos como una uva pasa, más secos que un cacahuete. Le leyó un poco de una novela cochinorra. Conectaron porque a los dos les gusta Camela.

También fue a verle una Gótica que no cree en el amor. Una gótica que te suelta una hostia y estás cagando dientes una semana.

Y ojo, otra que era abogada y que decía que “en todo momento sé lo que estás pensando”. Descartada como novia. Una novia así puede ser perjudicial para la salud mental.

También había una que era de mentira, con un pelo de color morado o rojo o qué se yo. Pero Almodorróbar tampoco lo sabía, porque también tenía tetas como para repartir leche y hacer quesos par un año.

Otra de las candidatas era ilustradora y practicó sin éxito consigo misma. Llevaba el pelo morado desgastado y la ropa como si la hubiera vestido el estilista de Frankenstein.

Y llegó la que más le gustó, yo creo: una que bebía una cerveza al día y que se trincó una cerveza delante del chaval en segundos. Hostia, la hostia. Pude ver el cerebro de Diego funcionando, los engranajes moviéndose para imaginar qué más sería capaz de meterse así de un trago.

De las últimas que aparecieron fue una que llevaba una fusta de color rosa. “Me gusta el libro de 50 Sombras de Grey“, dijo, pero “soy virgen por propia elección”. “No quiero tener una mancha en el expediente”, A partir de ahora llamaré expediente a la vagina. ¿Tú llevas el expediente depilado o a lo boscoso?. Y así. “Es un don, no se puede ir regalando eso a cualquiera”, dijo. Joder, que no es una aspiradora, chiquilla, que no la regalas.

La fusta no era para hacer cochinadas, era para darte en la mano como se te ocurriera acercarte a las partes pudendas.

 

 

DANIEL (MARKUS) y MARÍA JOSÉ

Vimos cómo iba a una sesión de fotos de modelo en la que sólo había un pantalón y una camiseta. Y ya. Seguramente era una sesión de fotos para un catálogo póstumo de Galerías Preciados en colaboración con Continente.

El momento en que sacaron a la perra con los ojos rojos fue una auténtica genialidad. Los montadores, redactores y hasta la señora de la limpieza se merecen un puto Óscar sólo por eso.

Markus es muy ordenado, lo malo es que tarda seis días en colocar un puto cojín.

El tío se machaca en el gimnasio… Ah, no, perdón, que hace pesas con unas mancuernas de media-nena que las puede levantar un pinypón con anemia.

Le gustan las mujeres “rollo operadas, de estas que parecen travestis, pero que no son travestis, muy llamativas, muy putones, a ver, putones, pero que sean familiares”. “Putón familiar“, joder, que perfil más maravilloso. Un “putón familiar” es esa novia que llevas a cenar a casa y tu padre no sabe dónde mirar.

CANDIDATAS

No se acordó ni de un puto nombre. Le van a tener que poner pegatinas a las muchachas.

“Tú imagínate, que como soy gallega, que no les guste“, dijo la madre. Yo es que con los gallegófobos no puedo. Cabrones sin escrúpulos que discriminan a los gallegos sólo porque son diferentes y comen queso de tetilla.

La primera de las candidatas era una sevillana con el pelo como una cascada de sangre coagulada. Era como un Moranco haciendo de Omaíta fiestera.

Otra había que venía de hacer Judo y no le había dado tiempo a cambiarse. Y ya. Porque si llega a intentar meter baza el muchacho le hace los siete puntos de presión y lo mata antes de que entre la siguiente chica.

Hubo otra que entró vestida de muñeca de la Señorita Pepis de los años setenta, más larga que esperar a que el de delante acabe de echarse del plato que te gusta en un buffet libre. Es Miss World Alhaurín de la Torre 2014. Se puso a hacer desfile de modelos allí mismo. Lo que pasa es que era más Miss Anguila 2015.

Después se puso a hablar de política y supimos que era Pablo Iglesias con dos prótesis en el pecho. Que cabrón el Pablo Iglesias no pierde baza.

También entró una con un arbusto. Al parecer se dedica a la jardinería. Si llega a repartir butano aparece con una bombona y la liamos. Era rubia y le preguntaron si ese era su color de pelo y dijo la jodía que sí. Con unas cejas más negras que el potorro de un cuervo. Y se puso a podar. No es recomendable enseñar unas tijeras de podar para enamorar a un hombre.

También hubo una señora que se había pasado con el sol, una que leía los penes en las manos y otra que era como un chicle mascado, más repipi que un repollo con lazo.

 

 

SANDRO (Sandrorisa) Y ROSA

Al parecer regentan un casino “socio-cultural” que viene siendo un geriátrico con viejos que se dejan la pensión. La señora fue secretaria del PP y son los dos Juancarlistas. “Yo soy monarca”. “Soy de derechas, pero apolítico“. “A mi sí me gusta Podemos”, dijo Sandro. Este chaval tiene un lío de cojones.

El día que vaya a votar coge trozos de papeletas y los pega con celo.

Ahora sólo puede ser identificado por el historial dental, porque perdió las huellas dactilares tocando una barandilla caliente.

CANDIDATOS

“Formalicos, limpitos”, le dijo Luján que era los que le habían buscado. Menos mal que no le dijo “tienen más mierda que el rabo de una vaca“.

El primero era un tipo con pelazo y una tarta de chucherías. Le conocía de presentarse a Mister Gay. Es ingeniero técnico en obra pública. Sandro no se lo tiró allí mismo porque estaba la madre delante.

Se presentó también un leñador de los bosques de Alaska. Dijo que se llamaba Daniel, pero una mierda, se llamaba Chusquinson. Dijo que hacía Bellas Artes, pero yo creo que cortaba secuoyas con el canto de la mano.

“Pinto con acrílico mezclado con sangre propia”, explicó. Es tranquilizador a tope. Lo que hace la gente por ahorrarse pintura.

Otro era uno que llevaba el pecho pintado como el cuaderno de al lado del teléfono. “De cultura ando un poco escasito“, dijo. Así, joder, sin complejos. #OrgulloZote “¿Eres monárquico?”, le preguntaron, “No voto“, respondió. #ConDosCojones.

Había uno que era un querubín que creció. ¿Sabéis esos niños alados de pelo rubio ensortijado? Pues veinte años después y tras haber hecho la ruta del bacacalo seis veces ida y vuelta. “¿Eres un chico independiente?”, le preguntaron. “No, soy dependiente, en una tienda de ropa”. #VamosYaEsteSeExtingue.

Otro era Eduardo Manostijeras, pero albino. “Soy muy fiel a los ochenta, a la movida madrileña“, dijo. Joder, fiel. Era la reserva espiritual de los ochenta.

También se presentó uno que era… No sé qué cojones era. Llevaba una gorra que da un cabezazo y mata a un caballero medieval con armadura.

 

 

RAFA Y MARÍA LUISA

Son una familia espiritual, de las que buscan el bien de la humanidad, altruistas. Es como si Gandhi y la Madre Teresa  de Calcuta se hubieran casado y hubieran tenido de hijo a San Isidro Labrador.

Por ejemplo, la madre hablaba así de Marbella: “Es un mundo sin problemas, toda la gente contenta… eso es bonito, tú vas a un lugar y en la mesa de al lado la gente está triste o llora… te corta toda la alegría que tú tienes”, dice la madre de Marbella.

Tiene razón la señora. Cómo me joden los tristes, de verdad. Y los pobres. ¿Qué mierda hacen afeando el mundo?

Tengo tres secretarias… y mi madre“, dijo Rafa, que quiere a la señora que lo parió que la destaca entre todas las demás… secretarias.

Rafa dijo que “cree en dios, lo primero, y segundo en Dios“. Menos mal que ninguno de los dos existe.

“Superdotado… nunca me he hecho la prueba, aunque me lo han dicho muchas veces, pero si te lo dicen muchas veces por algo será“. Bueno, a mi me dicen mucho que parezco gilipollas y tampoco me he hecho la prueba.

“Busco una chica que me quiera por lo que tengo en el interior”, aseguró. O sea, que está buscando una chica que necesite un órgano para trasplante. Espero que sea un riñón.

 

CANDIDATAS:

Tengo 24 años, “12 y 12”, dijo la primera, que es profesora y demostró que sabe sumar. Luego le miró a los ojos y se mordió el labio de abajo como si estuviera comiéndose un filete hecho al punto.

La muchacha no dudó en recurrir a lamerle el culo a la madre: “eres un príncipe porque te educó una reina”.

Otra de ellas tenía pinta por la edad de ser amiga de la madre. Y dijo que era la reencarnación de Marilyn Monroe. Bueno, eso sí Marilyn siguiera viva y hubiera tenido un mal envejecer. Hizo un truco de magia que haría llorar a David Copperfield.

Otra explicó que no tenía “menos de 25 años pero tampoco tengo más de 75“. ¿Lo qué cojones…?

Otra se presentó vestida de ángel. Bueno, de ángel si los ángeles buscaran poner cachondo a todo el mundo. Pero no, no era un ángel, e”Soy una niña de las nieves”. “Soy un poquito friki“, dijo. Si hubiera confesado ser José María Aznar con peluca no me habría sorprendido más, mira.

También había una fea que quiere ser rica. “Su papi le paga todos los lujos“. Dijo que trabaja de modelo. Será de manos, porque a ver, era como incómoda de mirar. “No le gustan los obreros” y “Tengo mucha fobia a la pobreza“, dijo, así, como si a los obreros y a los pobres les gustara ella.

Eso sí, la pillaron, porque dijo que hablaba francés... y una mierda. Bueno, sí, sabía decir “gui, gui”.

Y por último que enseñó el conejo en la primera cita. Pero uno de verdad. No el conejo que come zanahorias cárnicas. El de las naranjas.

Bueno, veremos cómo se desarrollan las citas… pero promete.

7 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Jajaja!!! Creo que me han dado más miedo ellas que ellos.

    15 enero 2015 | 08:53

  2. Dice ser fedez

    Hola,

    Se que estos programas no son culturales, y soy soy el primero en criticar GH, LA ISLA FE LOS FAMOSOS y cosas de este tipo, pero QQCCMH me encanta, me parto y me l opaso bien…sobretodo por el montaje que hacen está claro…

    Pero vaya gente más rara hay por el mundo, ayer el unico que tuvo algo de suerte fué el ultimo, que las primeras 2/3 chicas eran “monas”, los otros…vaya putada les han hecho los del programa…

    Increible las declaraciones del chico de Marbella…quiere una chica que este con el por su interior…pero le puede ofrecer dos Ferrari, un Mercedes, … ahah!

    Gus, fantastico!

    Un saludo

    15 enero 2015 | 08:57

  3. Dice ser Sicólogo Astrál

    “Tróspido”,otra vez con esa estúpida palabra inventada.

    15 enero 2015 | 09:23

  4. Dice ser Sara

    No soy yo de ver este programa, pero lo que me he reído con tu post!!! Seguiré sin ver el programa, pero te leeré más!! Saludos.

    15 enero 2015 | 12:20

  5. Dice ser Marina

    No os lo perdais la próxima semana porque entro yo: http://goo.gl/kLsBHS

    15 enero 2015 | 12:32

  6. Dice ser GEMA

    Muy bueno pero tendrias que haber incluido 2 frases estrella…una de las candidatas del Tintin forrao,cuando le preguntan que si le gusta el alcohol y suelta:no mucho,una copita diaria…….y la otra perla,creo que una de las del cineplasta que soltó cuando la despiden ,jo que guay duperbienrollo todo me va bien hoy….os caigo bien,metro gratis….chupichuuu!!!
    Espectacular montaje de produccion y bso…..

    15 enero 2015 | 15:52

  7. Dice ser Alucinada

    Veo el programa y me parto con tus post Gus. ¡olé! Pero por favor, quiero remarcar ese momento en el que le preguntan a una de las candidatas si es rubia, y por debajo suena el bolero “lo dudo”.Genial. Este programa sin el megacrack de la música, no sería lo mismo ¡ole también por el o ella!

    16 enero 2015 | 12:30

Los comentarios están cerrados.