Elementos para la historia. La raqueta de tenis

Imagen de una raqueta de tenis con dos pelotas (WIKIPEDIA).

Vamos a hablar este viernes de uno de los elementos más característicos del deporte: la raqueta. Da origen a numerosos deportes, aunque en esta ocasión, si os parece bien, voy a centrarme en la raqueta de tenis.

En primer lugar, unas consideraciones etimológicas. No está del todo claro de dónde procede la palabra raqueta, pero al parecer procede del flamenco antiguo raketsen, que a su vez podría proceder del verbo francés medieval rachasser, que significa devolver con un golpe.

A los primeros juegos de pelota se jugaba con la mano, que posteriormente se enguantaron para evitar lesiones. Posteriormente se pasó a las palas y no fue hasta el siglo XIV cuando nacieron las primeras raquetas, con estructura de madera y con cordajes hechos a partir de cordones de tripa de animal.

No obstante, se considera que la raqueta moderna nació en 1874 en Londres, creada por Walter C. Wingfield. Su nacimiento lo hace de la mano del auge del llamado lawn tennis o tenis sobre hierba. Eran raquetas muy pesadas y, curiosamente, no hubo demasiadas alteraciones hasta casi un siglo después.

El origen de las raquetas de metal está en 1957, cuando René Lacoste diseñó y patentó una. La compañía estadounidense Wilson compró la patente y en los 70 empezó a producirlas. Fue Jimmy Connors quien, en la década de los 70, popularizó las raquetas de acero, que debido a que pesaban menos podían ser más grandes que las de madera, y más potentes.

El acero dio paso al aluminio, más ligero aún, pero es un material demasiado flexible, que podía provocar irregularidades a la hora de golpear a la bola. Por eso nació el grafito en los 80, que significó una revolución en el mundo de la raqueta.

Las raquetas de grafito eran más ligeras y menos flexibles, por lo que su uso se popularizó inmediatamente. Las primeras raquetas de grafito podían pesar unos 350 gramos, y en la actualidad se usan materiales como mezclas de grafito, fibra de vidrio o cerámica que reducen ese peso hasta algo menos de 200 gramos. Del mismo modo, los cordajes han evolucionado y ahora se usan  de materiales como el nylon.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.