Quién fue… Mark Rogowski: la estrella del ‘skate’ que violó y asesinó a una chica

Mark Rogowski (YOUTUBE).

Alguna vez os traigo a esta sección de los domingos historias con cierto toque policíaco. Pocas con tanto contenido de ese tipo como la de hoy, con un protagonista salido del mundo del skate. Conozcamos más de cerca la historia de Mark Rogowski.

Mark Anthony Rogowski nació el 10 de agosto de 1966 en Brooklyn, Nueva York. Cuando tenía tres años, sus padres se divorciaron y se trasladó a Escondido, California (me parece maravilloso el nombre de la localidad), cerca de San Diego. Desde joven destacó en la práctica deportiva, sobre todo béisbol. Y al contrario que sus amigos, que se iniciaron en el surf, el se decantó por el skate, que empezó a practicar con 7 años. Con 12 años ya fue fichado por un equipo y con 14 se hizo ya profesional.

Ganó su primer torneo en 1982, en Canadá, y en 1984 era campeón nacional. Fue cuando empezó a firmar contratos publicitarios y su propio merchandising, con su nombre de guerra: ‘Gator’ (caimán).

Los problemas de Rogowski empezaron tras un incidente en Alemania. Se convirtió en un fanático religioso, adoptando la doctrina evangélica, pero a causa de una ruptura con Brandi McClain, su novia, empezó a tener problemas con el alcohol. A ellos se sumaron problemas de comportamiento como entrar sin permiso en casa de McClain, hacer llamadas amenazantes al nuevo novio de la chica y amenazar a esta misma.

El 20 de marzo de 1991, una vieja amiga llamada Jessica Bergsten se puso en contacto con Rogowski, con el objetivo de verle, pues hacía años que no sabían el uno del otro. El 21 de marzo pasaron el día juntos y poco después, la chica fue declarada desaparecida. El 10 de abril de 1991, dos campistas encontraron un cuerpo en descomposición en el desierto a las afueras de San Diego. Rogowski confesó a su consejero espiritual y éste le dijo que se entregara a la Policía, que fue lo que hizo. Admitió haber golpeado a Bergsten con una barra de hierro (un dispositivo antirrobo de vehículos), haberla esposado a su cama y violarla. Después le tapó la boca hasta que dejó de respirar. La metió en una bolsa de una tabla de surf y abandonó el cadáver en el desierto. Ante la Policía, Rogowski explicó que mató a Bergsten como venganza contra su exnovia, Brandi McClain, ya que según él, Bergsten estaba hecha del mismo molde que su ex.

Al patinador se le diagnosticó un trastorno bipolar. En el juicio se declaró culpable de asesinato en primer grado, evitando así ser condenado a muerte o a la cadena perpetua. En marzo de 1992 fue sentenciado a 31 años de prisión: seis por violación y 25 por el asesinato. En el momento de la lectura de la sentencia, numerosa seguridad se dio cita en la sala porque se rumoreaba que el padre de la víctima podría atacar al patinador. Cuando Rogowski abandonaba la sala, se dirigió al padre de la víctima y pidió disculpas, ante los gritos del señor Bergsten, acusándole de ser un cobarde.

Mark Rogowski tiene ahora 53 años y está cumpliendo pena en una prisión estatal de California. En 2010 formalizó su primera petición de libertad condicional, pero fue denegada, lo que ya ha ocurrido otras cuatro veces. Hasta marzo de 2023 no podrá volver a formular su petición de libertad.

Os dejo un vídeo de Rogowski patinando:

Hasta el jueves.

2 comentarios

  1. Dice ser Fim

    Mismo en la cárcel Gator sigue ganando pasta con la venta de las reediciones de sus tablas y con material promocional, dicen que alrededor de 40.000 dólares al año.

    01 septiembre 2019 | 10:46

  2. Dice ser ruomalg

    Madre mía, no sé qué pasa por la cabeza de esta gente para cometer tales atrocidades. Supongo que su enfermedad tiene algo que ver, y espero que haya estado recibiendo el tratamiento adecuado.

    15 septiembre 2019 | 23:06

Los comentarios están cerrados.