BLOGS

Mujeres, no madres

Por Carmen Sarmiento

Desde hace años participo en el Encuentro ‘Mujeres que transforman el Mundo’ que organiza el Ayuntamiento de Segovia. Tengo que decir que ningún año me han defraudado, prueba de ello es que siempre que puedo vuelvo para escuchar y disfrutar con las entrevistas que mis compañeras periodistas realizan a mujeres llegadas desde distintas partes del planeta. Todas me han gustado. Este año me ha sorprendido, muy gratamente, el diálogo establecido entre la periodista Marieta Frías y Orna Donath, socióloga e investigadora israelí que publicó en 2015 el libro: ‘Madres arrepentidas. Una mirada radical a la maternidad y sus falacias sociales‘. Este libro, según nos contó, causó un gran revuelo en cada uno de los más de 12 países en donde se ha editado.

Orna Donath (derecha) durante su entrevista con Marieta Frías en el Encuentro Mujeres que transforman el mundo. Foto: Carmen Sarmiento.

El tema me atrajo desde el primer momento porque siempre he mantenido que la maternidad no es un instinto natural sino un comportamiento adquirido. Yo no tengo hijos, es más, nunca he tenido la necesidad de tenerlos y no por eso me he sentido menos persona o una mujer incompleta. Nunca he creído que el fin de la mujer sea procrear y que si no lo llevas a cabo no estás realizada plenamente. A algunas de mis colegas con las que comentábamos este tema pensaban lo mismo: no hemos tenido hijos no porque nos hayamos dedicado a un trabajo excluyente. No hemos tenido hijos porque no hemos querido tenerlos. Esto nos ha permitido dedicarnos a un trabajo más implicativo.

Pero el libro de Orna va más allá y no habla de las mujeres que no queremos tener hijos, que somos muchas, sino de las que los tienen y se arrepienten, y además no son bichos raros, ni enfermas. En el libro hay testimonios de 23 mujeres que afirmaron en las entrevistas que se arrepentían de haber tenido hijos. Desde que salió el libro a la escritora le llegan cotidianamente mensajes de mujeres de todo el mundo confirmando esta misma idea.
Siempre he pensado que esta es una construcción de la sociedad machista en la que nos movemos y así lo afirmó Orna contestando a la pregunta de Marieta Frías sobre a quién beneficia la maternidad de las mujeres. Orna contestó que las sociedades patriarcales y capitalistas necesitan a las mujeres teniendo hijos y dedicándose a su cuidado.

‘Hay una historia que a la sociedad le gusta contarnos que dice que las mujeres no somos personas completas hasta que nos convertimos en madres’.

Al hablar del estudio que había realizado y del que parte el libro, comentó:

La parte más difícil del estudio fue transcribir las entrevistas. Me encontré muchas veces llorando por lo que estaba escuchando porque podía imaginar lo que era vivir una vida que no quieres vivir. Y que no puedes deshacer’.

Y subrayó que muchas veces se piensa que las madres arrepentidas son mujeres que por motivos económicos o sociales, sufren la maternidad por la sobrecarga que representa. Sin embargo Orna desmitificó esta idea:

Las mujeres que participaron del estudio pertenecen a distintos grupos sociales. Por eso digo que no es sólo una cuestión de condiciones. Es simplemente que no todas las mujeres deseamos ser madres’.

También hay madres que se arrepienten incluso en países donde se ha conseguido la igualdad de género y aparentemente no hay excusas para dejar de ser madre, como puede ser el caso de Noruega.

El diálogo terminó con una afirmación, con la que coincido totalmente, por parte de Orna:

‘La sociedad tiene miedo de las mujeres que no deseamos ser madres porque si nosotras tenemos el control sobre nuestros cuerpos, pensamientos y sentimientos esto implica el caos para la sociedad patriarcal.’

Carmen Sarmiento

 

Carmen Sarmiento es periodista de información internacional y social. Ha dirigido en TVE series documentales como Los Marginados, Los Excluidos o Mujeres de América Latina.

4 comentarios

  1. Dice ser ana

    Será la primera vez que oigo lo de”ojalá no hubiera tenido hijos” … Desde una tía mía, pasando por amigas de mi madre y ahora alguna amiga mía. A ver cuándo dejan de poner cara rara cuando decimos que no tenemos porque no queremos. Ahhhh, la libertad de la mujer, ese gran temor del patriarcado

    25 abril 2018 | 16:03

  2. Dice ser Frozen

    Yo soy madre porque tengo el sentimiento maternal. Nadie en mi casa ni en mi educación me dijo que tenía que ser así. Me cansa este feminismo intrusivo y destructivo hacia las propias mujeres. Estamos perdiendo o queriendo alejarnos de lo que somos para cada vez parecernos más a un hombre. No quiero ser un hombre. Soy feliz siendo mujer y me hace plenamente feliz ser madre, por encima de todo en la vida. Y me dedico al cuidado de mi casa y de mis hijos. Y no por eso soy antigua o machista. Y no por eso dejo de ser libre. Soy libre porque he tenido siempre la oportunidad de decidir. Al final eres libre o tienes igualdad si haces lo que te gusta realmente a cambio de algp que te hace feliz. Y veo muchas mujeres trabajando a destajo por personas que no las aprecian ni las valoran sólo por una nómina y decir que trabajan. Dejemos ya estos juegos de jugar a ser hombres. Seamos mujeres y vamos a sentirnos orgullosas de serlo.

    25 abril 2018 | 18:01

  3. Dice ser Hombres, no padres

    Estamos en 2018 y no en los 80. Actualice el discurso, por favor. Ya no hay sociedad machista ni patriarcal, sólo capitalista. Y al capitalismo le da igual quién cuide de las abejitas productoras y consumidoras… el capitalismo quiere abejitas vengan de donde vengan y ya está!

    Yo soy hombre y tampoco he creído nunca que el fin del hombre sea procrear (ni el de la mujer). Ese victimismo sobra. Por cierto, dónde está el libro de los padres arrepentidos de serlo?

    25 abril 2018 | 22:49

  4. Dice ser Censura y mujer

    Supongo que la próxima entrada en este blog estará dedicada al tema “mujeres censoras” que deniegan la publicación de comentarios válidos pero críticos con el espíritu del blog.

    Los hombres también se arrepienten de haber sido padres. Las mujeres también critican a mujeres que no quieren ser madres. El control sobre nuestros cuerpos, pensamientos y sentimientos no es un problema femenino, sino social-capitalista… ha leído Vd. a Karl Marx, Sra. Sarmiento? Ya sé que era un hombre, pero a veces ellos también escriben pensamientos válidos.

    26 abril 2018 | 18:31

Los comentarios están cerrados.