Convertir a San Jordi en Georgina para saber de autoras

Por Raquel Moraleja

La magia de la literatura hoy convierte al bueno de San Jordi en Santa Georgina y por medio de la escritora y autora Raquel Moraleja recomendamos una serie de libros fascinantes. Escritos por autoras, por supuesto. Es lo que tiene la Santa y la escritora Moraleja.  Aqui van:

  • La vuelta al mundo en 72 días, de Nelly Bly (Capitán Swing)

Nacida como Elizabeth Jane Cochran, Nellie Bly fue una de las primeras y mejores periodistas de Estados Unidos. Se convirtió en un fenómeno nacional a fines del siglo XIX, con un juego de mesa basado en sus aventuras y merchandising inspirado en la ropa que usaba. Saltó a la fama por ser la primera reportera en terreno y por escribir artículos que en aquel momento nadie creía que una mujer podía o debía escribir, como el reportaje donde denunció el tratamiento que recibían las pacientes de un manicomio para mujeres y el diario de viaje sobre cómo batió el récord de la vuelta al mundo sin acompañante. Este volumen, la única recopilación impresa y editada de los escritos de Bly, incluye sus obras más conocidas: Diez días en un manicomio, Seis meses en México y La vuelta al mundo en setenta y dos días, así como muchas piezas menos conocidas que captan la amplitud de su carrera, desde sus feroces artículos de opinión hasta su notable reportaje de la Primera Guerra Mundial.

  • Los divinos, de Laura Restrepo (Alfaguara)

A partir un crimen verídico, Laura Restrepo ha construido esta ficción. Los personajes que en ella figuran no existen fuera del mundo imaginado. Pero la tragedia de la víctima es brutalmente real. Página tras página se va revelando el oscuro andamiaje que pudo haber detrás, hasta llegar al brillante y ostentoso mundo de los Tutti Frutti, cinco hombres jóvenes de la clase alta bogotana, vinculados entre sí desde la infancia por una hermandad juguetonamente perversa y levemente delictiva. A lo largo de sus vidas cotidianas se va prefigurando, inexorable como un sino, el camino que conduce a esta transgresión intolerable, esta suerte de anuncio de Armagedón que hará estallar la resignación y la conciencia de todo un país.

  • Inferior, de Ángela Saini (Círculo de Tiza)

En las páginas de Inferior se desmonta una falsa verdad biológica: las féminas no son débiles o endebles, ni física ni mentalmente. Darwin, considerado el padre de la ciencia moderna, afirmó a mediados del siglo XIX que “aunque las mujeres suelen superar a los hombres en cualidades morales, son inferiores intelectualmente”. La sociedad ha cambiado mucho desde entonces, pero ciertas sentencias son muy difíciles de borrar del inconsciente colectivo. La ciencia ha sido –continúa siendo- injusta con las mujeres. Porque el género es también una identidad social, influida pero no determinada sólo por la biología, sino también por factores externos como la educación, la cultura o el entorno . La periodista científica Angela Saini, ganadora de importantes premios por su labor divulgativa, indaga en Inferior acerca de algunas de las creencias más arraigadas sobre hombres y mujeres con una perspectiva original y rigurosa y presenta nuevas investigaciones que están reescribiendo la historia.

  • Deja que te cuente, de Shirley Jackson (Minn Didion (Gatopardo ediciones)

La editorial Minúscula nos trae un extenso volumen de la señora de todas las casas encantadas: Shirley Jackson, una de las mejores narradoras estadounidenses del pasado siglo. «Después de largas discusiones –afirman Laurence Jackson Hyman y Sarah Hyman DeWitt en el posfacio– hemos titulado este libro Deja que te cuente, por el único trabajo inconcluso que escogimos. Decidimos incluirlo porque creemos que el personaje creado por Shirley es memorable, casi una Merricat temprana, la narradora poco fiable, con una voz única, de Siempre hemos vivido en el castillo. Creemos que el título del libro abarca todo el material que contiene, y suena casi como si Shirley se inclinara sobre el lector para hacerle una confidencia en un restaurante y le hablara en susurros por encima del cóctel de gambas. Shirley dijo en repetidas ocasiones que, cuando escribía, pretendía que el lector completara la experiencia de hacer ficción; suponía un cierto grado de conocimiento por parte de su lector, o al menos la capacidad de prestar atención, porque consideraba que el escritor y el lector formaban una sociedad. Con gran dedicación y energía, perfeccionó su talento en una gran variedad de estilos, con personajes y tramas atemporales, que han quedado grabados en el recuerdo de mucha gente. Esperamos que esta recopilación sea del agrado de sus muchos admiradores y de sus nuevos lectores en todo el mundo.»

  • Río revuelto, de Joan Didion (Gatopardo ediciones)

En un caluroso verano de 1959, el matrimonio formado por Everett McClellan y su esposa Lily, bisnietos de una larga línea de pioneros californianos, ven cómo se derrumba su vida bajo el peso acumulado de falsas apariencias, errores y traiciones. La historia comienza y termina con un disparo, cuya detonación lanza al lector veinte años atrás. Tomando el pretexto de un drama doméstico aparentemente inofensivo, Didion traza, con precisión quirúrgica, un fiel retrato de la clase media californiana de la época y retuerce los clichés románticos para retratar como un visionario la imagen de una América que se halla al final de los sueños y se adentra en una temporada crepuscular de la que parece ya no resurgirá.

Raquel Moraleja es periodista y Máster en Estudios Literarios (UCM). Actualmente trabaja en el sector editorial. Colaboradora de la revista Qué Leer y El Asombrario. Autora de la novela corta Sin retorno (Verbum, 2016, I Premio Internacional de Narrativa “Novelas Ejemplares”). Escribe en litarco.blogspot.com

6 comentarios

  1. Dice ser ¿Ignorancia o manipulación?

    ¿Sant Jordi? ¿Y qué tal SAN JORGE, Patrón de ARAGÓN? Porque ¿sabía usted que al oeste de Cataluña existe un territorio llamado ARAGÓN en el que se celebra el día 23 de abril, día de SAN JORGE, el día de su patrón?
    Sí, ya sabemos que la maquinaria publicitaria de los independentistas es muy fuerte y la saben hacer funcionar muy bien. A los hechos actuales me remito.
    ¿Y sabía usted que Aragón fue un reino muy poderoso que, entre otras cosas, tiene una bandera amarilla con cuatro franjas horizontales rojas que es la base de las banderas de la actual Cataluña, de la actual comunidad valenciana y de las islas baleares, entre otros territorios?
    No sé si le sonará un tal Fernando el Católico, nacido en un pueblecito llamado Sos del Rey Católico, que se encuentra en la provincia de Zaragoza, sí en Aragón aunque ahora resultará que también era catalán.
    Ánimo, ya le queda menos por aprender.

    23 abril 2018 | 10:34

  2. Dice ser Censura

    Y yo sigo aquí, como Paulina Rubio. Denunciando la CENSURA de este panfleto cuando se escribe algo que no les gusta.

    23 abril 2018 | 10:56

  3. Dice ser Y sigue la censura

    Sigue la censura pero como no tengo otra cosa que hacer…
    En Aragón también es fiesta. Y se llama SAN JORGE.

    23 abril 2018 | 11:25

  4. Dice ser SAN JORGE

    Que sí, que en ARAGÓN también es fiesta. Y se llama SAN JORGE. Porque Aragón también existe.
    Aunque en este panfleto quieran silenciar a quien les molesta.

    23 abril 2018 | 11:35

  5. Dice ser Gran artículo

    Gran artículo de esta maravillosa escritora que es Raquel Moraleja.
    Poniendo a la mujer en su lugar.

    23 abril 2018 | 12:42

  6. Dice ser Laura

    Increíble la descripción de Aragón en Cataluña y el porque de Sant Jordi y no San Jorge.

    23 abril 2018 | 19:47

Los comentarios están cerrados.