Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘justicia’

Algo huele a podrido en la Justicia

“En España no hay leyes; solo orientaciones”. Lo aprendí de unos guiris escandalizados por la ineficacia y lentitud de nuestro sistema judicial y por la pasividad de la ciudadanía ante injusticias y/o delitos flagrantes.

El Roto, en El País, 27/04/13

El Roto, en El País, 27/04/13

Gurtel, la financiación del PP, Bárcenas, Undargarín, los ERE del PSOE, las dietas de UPN, las ITV de Pujol

Los casos de “presunta” corrupción de los políticos se eternizan hasta que caen en el olvido o se archivan por triquiñuelas técnicas, como ocurrió con Naseiro, el único tesorero de la historia del PP aún no imputado por corrupción.

La escasa confianza de los españoles en la Justicia viene lejos. Así la define el refranero: “Tengas pelitos y los ganes”, “Vale más un mal acuerdo que un buen pleito”, etc.

No es de ahora. Durante la Dictadura de Franco pasaba más de lo mismo. Las leyes fascistas promulgadas por el dictador apenas se cumplían, excepto para castigar a los disidentes políticos,

Un ejemplo: durante la Dictadura había una ley en vigor que calificaba el adulterio como delito. ¿Cuantas sentencias dictaron los jueces franquistas condenando a los adúlteros? Busquen en los archicos y se llevarán una enorme sorpresa. ¿Llegarán a la docena?

Ahora hay leyes democráticas en vigor que califican la corrupción como delito.

¿Cuantas sentencias han dictado los jueces condenando a los corruptos? Busquen en los archivos y se llevarán otra enorme sorpresa. ¿Llegarán a la docena?

¿Acaso no había miles y miles de casos de adulterio en la España de Franco?

¿Acaso no hay miles y miles de casos de corrupción en la España democrática?

Las leyes de antes como las de ahora no son leyes, son sólo orientaciones.

Si el Legislativo legisla será para algo. El Ejecutivo debería ejecutar, es decir, hacer cumplir las leyes que dictan los legisladores desde Las Cortes. Y si ambos poderes hicieran bien su trabajo, suponemos que el Judicial debería juzgar a quienes incumplieran las leyes y los condenaría o absolvería mediante las correspondientes sentencias. Digo yo.

Peridis, en El País, 27/04/13

Peridis, en El País, 27/04/13

¿Donde están las sentencias de nuestros jueces condenando o absolviendo los casos de corrupción política?

Deben estar en el mismo limbo en el que se ocultan las escasísimas sentencias de los jueces franquistas contra los adúlteros.

¿Acaso no había adúlteros cuando mandaba el dictador? ¿Acaso no hay corruptos ahora que manda el pueblo soberano?

Creo que lo que no había antes ni hay ahora son jueces que hagan bien su trabajo, amparados por políticos que tampoco hacen bien el suyo.

Por eso, no me extraña nada la saludable irrupción en España de los “escraches” (¡qué palabra lunfarda tan bonita en boca de Carlos Gardel!). El pueblo soberano y desesperado busca salidas contra los políticos que no hacen bien su trabajo. Y ha encontrado una muy luminosa en la Argentina que luchó dignamente contra la Dictadura asesina de Videla y compañía: los “escraches”.

Nada de violencia física. Solo pancartas y gritos a la cara, en honor a la libertad de expresión.  A ver si nuestros políticos, casi anónimos, elegidos en listas cerradas por la estructura de sus partidos, se avergüenzan y despiertan de una vez…

Y, de paso, mal que les pese, hacen leyes que se cumplan (incluida una Ley Electoral de listas abiertas) y reforman la Justicia, esa palabra tan extranjera en España.

Gracias Erik por recordarnos con tu comentario de ayer lo que está consiguiendo la fiscal general de Guatemala, Claudia Paz y Paz, al sentar en el banquillo al general Efraín Ríos Montt, uno de los asesinos más crueles de América. Precisamente hoy, El Pais publica un excelente artículo de Prudencio García titulado “Ríos (de sangre) Montt” que te recomiendo. Ahí va el link:

http://elpais.com/elpais/2013/03/01/opinion/1362139369_928689.html

El trabajo heróico de Claudia Paz nos reconcilia con la condición humana en medio de tanta injusticia e ignorancia.

 

 

 

Piso por préstamo: entre banqueros y políticos no hay “cornás”

Ni los banqueros ni los políticos (que tanto les deben) se atreven a cambiar una Ley inmoral e impresentable. ¡Olé por ese juez que nos devuelve cierta confianza en la Justicia!

Ya que ni el Poder Legislativo ni el Poder Ejecutivo se atreven a cambiar la legislación hipotecaria, para frenar los abusos e inmoralidades de la banca, mientras descarga impúdicamente todo el riesgo de sus tasaciones infladas en el consumidor, está bien que sea al menos un juez quien le saque los colores a los banqueros y a los líderes políticos tan endeudados y protegidos por la banca.

Entre bueyes (banqueros y políticos) no hay “cornás“. ¡Bravo por ese juez que nos ha dado una pizaca de luz en este oscuro escándalo mayúsculo!

Tampoco los medios de información se han portado como debían con sus lectores cosumidores de préstamos hipotecarios.

La prensa ha sido bastante tacaña a la hora de informar sobre la situación escandalosa que se está produciendo en España desde que comenzó esta doble crisis económica e inmobiliaria.

Es cierto que la prensa vive especialamente de los ingresos por publicidad, y los anuncios de los bancos son bastante relevantes en la prensa de pago. Tan relevantes como las deudas que los partidos políticos acumulan con sus benéficos banqueros, que suelen perdonarles con el paso del tiempo, a la chita callando, cada equis años.

La noticia importantísima sobre la sentencia del juez de Navarra, a favor de que la entrega del piso salde la deuda hipotecaria, fue publicada primero por El Periódico de Catalunya. Inmediatemente fue reproducida y jaleada en Facebook y Twitter (como hacen estos días los demócratas de Túnez, Egipto, etc. con sus demandas de libertad y justicia).

En Madrid la recogieron El País y El Mundo, a media página. Y ayer  sábado -menos mal- pude leer en El País un amplio reportaje a doble página, que me reconcilia con ese diario, titulado:

Hipoteca legal, pero inmoral

Y este sumario:

El propietario asume todo el riesgo de pérdida de valor de su casa frente al banco.

Dos sentencias revolucionan el mapa al dar la razón al ciudadano.

La doble página incluye la información de Amaia Arrarás, que pego al margen, y un análisis de Iñigo de Barrón que no tiene desperdicio y que copio y pego a continuación:

La banca siempre gana

ÍÑIGO DE BARRÓN, en El País, 29/01/2011

Es frecuente que los jueces sean noticia por las resoluciones que van contra el sentido común. Este caso es el contrario. La Audiencia Provincial de Navarra ha dictado un auto en el que considera que devolver al banco el piso hipotecado es suficiente para saldar la deuda, incluso si la última tasación es inferior a lo que debía.

Para cualquier ciudadano este auto tiene toda la lógica y es el sistema utilizado en Estados Unidos e Inglaterra. Sin embargo, la entidad, el BBVA en este caso, afirma que es contrario a la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley Hipotecaria y la doctrina del Tribunal Supremo.

Puede que tenga razón, pero entonces es un asunto que va contra la ley pero que no parece inmoral. De hecho, la Audiencia admite que el banco ha actuado legalmente pero su comportamiento ha sido “moralmente rechazable”.

Los detalles del caso son importantes. Un ciudadano pide 71.225 euros para comprarse una casa que el banco tasa en 75.900 euros. Tres años después, ante el impago de las cuotas, se queda con la casa por 42.895 euros, es decir, 33.005 euros menos, un 43,5% de depreciación.

Como el cliente había pagado una parte, le reclama 28.129 euros y además (algo especialmente sangrante), 8.438 euros más de intereses y gastos. En total, 36.612 euros. Como ya había pagado cuotas por 4.876 euros, este vecino de Estella deberá pagar 41.488 al BBVA por un préstamo que pidió para una casa que ya no tiene.

Desde cualquier óptica parece una situación absurda y aberrante. Todas las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria las paga el cliente y el banco sale inmaculado gracias a que los ciudadanos responden con todos sus bienes, según la legislación española. Lo que dice la ley -que CIU ha intentado cambiar sin éxito- es que solo el cliente comete errores y paga por ello, pero la entidad (cualquiera que sea, porque la mayoría actúan igual) no tiene ninguna responsabilidad.

¿Alguien puede pensarlo? El oficio de banquero se caracteriza por la prudencia, el conocimiento del mercado y la valoración de los riesgos. Cobran por ello. ¿Se ha actuado correctamente? La negligencia y la codicia son algunas de las razones que explican esta crisis.

El Banco de España alertó de que se estaba calentando el ladrillo desde 2006, pero se quedó ahí. No penalizó los préstamos por el 100% de la tasación, ni los de promotores o hipotecas basura. No cabe duda de que el ciudadano, mayor de edad y responsable de sus actos, debía saber lo que hacía. Pero algo grave ha fallado en el sistema financiero cuando se ha alimentado una burbuja en la que los pisos subían un 100% mientras los sueldos se incrementaban un 25%. Incluso el suelo se revalorizó un 500% entre 1997 y 2007.

Como recuerda el auto, los clientes no tasaban los pisos ni eran responsables de que se les concedieran créditos por el 120% del valor tasado, con importes superiores al 35% de sus ingresos. La crisis no ha llegado solo porque los clientes pidieran cantidades astronómicas y compraran todo lo que salía al mercado, que también.

Desde 2007 ha habido unas 320.000 ejecuciones hipotecarias. Quizá con la llegada de la burbuja se deba replantear la ley, sin dar un golpe de timón que provoque inseguridad jurídica o hunda al sistema, porque todos saldríamos perdiendo. Con este caso queda el consuelo del dicho jurídico: “La ley dice lo que dice el juez que dice la ley”. Esta vez la banca no ha ganado.”

Nada que objetar a este valiente artículo.

La polémica ya es pública y a los legisladores y gobernantes (da igual del partido que sean ya que tanto el PSOE como el PP han pasado por el aro bancario) se les debería caer la cara de vergüenza si no cambian ya la legislación vigente para que quien no asuma riesgo (ni pérdida) no pueda ni deba tener beneficio. Vaya cara dura la de nuestros banqueros y políticos.

Ahora que el Estado vuelve otra vez (en marzo) al rescate galante de ciertas cajas de Ahorro y bancos -que han hecho mal su trabajo-, también podría aumentar sus inyecciones de capital público a los bancos y cajas que tengan problemas porque asuman sus pérdidas lógicas por el menor valor de los pisos que embargan a sus clientes morosos.

Es una buena oportunidad para cambiar una legislación inmoral (según el propio juez) y tan alejada de la Justicia como del sentido común.

¿A qué esperan?

Quien esté libre de regalo… (¡que lo devuelva!)

Zapatero debe anunciar que piensa devolver (o enviar a Patrimonio Nacional) todos los regalos que le lleguen, a partir de ahora, aunque sean anchoas del Cantábrico . Por algo hay que empezar. No hacen falta más leyes, sino actitudes más ejemplares, desde lo más alto del poder político, para que se cumplan las leyes que ya están en vigor y apenas se cumplen.

“La moralidad es útil porque proporciona crédito”, decía Benjamín Franklin, uno de los padres de la democracia en Estados Unidos. Hasta que no logremos entender las bases de la ética protestante no conseguiremos tampoco comprender el espíritu del capitalismo… y sacarle el mejor partido.

Un buen libro para leer este verano -que le recomiendo especialmente a Francisco Camps y a sus seguidores- es de Max Weber y lleva precisamente este título:

“La ética protestante y el espíritu del capitalismo”

Su lectura puede aclararnos gran parte de la confusión que reina en los países de origen católico con respecto a la corrupción, el cohecho, el soborno y el simple robo generalizado. Basta con confesarte y ya puedes volver a las andadas. ¡Vaya chollo! Los protestantes me dicen que nunca saben ni sabrán si sus pecados han sido perdonados.

Esto no quiere decir que los protestantes o las gentes de países de origen protestante no cometan, de forma igualmente generalizada, el cohecho, el soborno, el robo o la corrupción. La diferencia estriba, a mi juicio, en que socialmente está peor visto y tienen que ocultar la corrupción o disimularla mejor que en los paises de origen católico.

Los comentarios recibidos en este blog en el post de ayer (Camps “no tomó ninguna decisión”, pero su amigo le “salva”) me han interesado y preocupado sin llegar a sorprenderme.

Lo peor es que muchos coinciden (aunque no estoy de acuerdo con ellos)en que “todos los políticos son iguales: una panda de ladrones” y en que la Justicia es un cachondeo.

Hay preguntas de los lectores que son muy pertinentes:

“¿Debería haberse abstenido el juez más que amigo de Camps?

“¿Ha sido imparcial el más que amigo de Camps al archivar el caso?”

“No hay regalo gratis. Y nadie se va”.

“No hay medios independientes y la masa borreguil se lo traga todo”

“¿Ha habido prevaricación en Valencia?”

“¿Se van a abolir las cestas nevideñas?”

“¿Cantarán los encarcelados para no comerse ellos sólos el marrón?”

“Camps mintió ¿Acaso no conocía a sus queridos del alma?”

Las portadas de hoy dan la razón a quien afirma que, en efecto, no hay medios independientes.

El Mundo sale por peteneras (a cuatro columnas) con un mafioso que pagó a un ex acalde socialista…

El caso Camps lo despacha a una columna.

El País sigue mandando con Camps en su portada y le dedica tres páginas en el interior (una más que El Mundo).

Dos páginas interiores de El Mundo exculpando a Camps y atacando al fiscal general y a la vicepresidenta del Gobierno:

Tres páginas interiores de El Pais atacando a Camps y exculpando al Gobierno:

Un comentarista que firma como “La verdulera” nos recuerda un artículo en vigor:

Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial.

Artículo 217.

El juez o magistrado en quien concurra alguna de las causas establecidas legalmente se abstendrá del conocimiento del asunto sin esperar a que se le recuse.

Artículo 219.

Son causas de abstención y, en su caso, de recusación:

9 Amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes.

Si el magistrado de la Rúa, presidente del Tribunal de Justicia de Valencia, que ha “salvado” a Camps es “más que amigo” del imputado/archivado algo me huele a podrido en Valencia

Desde luego la imparcialidad brilla por su ausencia. Por esa presunta alarma social, y por otras razones jurídicas, creo que es natural que la Fiscalía del Estado recurra el sospechoso archivo del caso y lo comunique al minsitro de Justicia.

Los jueces están obligados a ser más exquisitos que nadie en el cumplimiento de las leyes.

¡Qué mal ejemplo nos ha dado el juez de Valencia!

¡Y qué flaco servicio le ha hecho a su “más que amigo” Camps!

Le ha privado nada menos que de la posibilidad de probar su inocencia o su no culpabilidad. Ahora, Camps será sospechoso de por vida. Tan sospechosos como su amigo el juez que no se abstuvo como manda la ley.

De todas formas, me alegra el estallido de este escándalo en un vaso de agua, pues pone al descubierto muchas de las vergüenzas meyores que frenan el desarrollo y la profundización de nuestra aún joven democracia.

Los tres palos que sostienen y alimentan la mesa de la corrupción política en España siguen siendo los mismos desde que nació la democracia:

1.- La financiación de los partidos políticos

2.- El trueque de comisiones por la concesión de licencias

3.- La información privilegiada.

(Naturalmente antes, bajo la Dictadura, era muchísimo peor: no había mesa ni pilares para la corrupción pues todo era corrupto. Los tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) estaban las mismas sangrientas manos del tirano quien no tenía que responder ante nada ni nadie. Pero la democracia es otra cosa. Debe funcionar con los tres poderes separados y bajo el imperio de la ley que es igual para todos).

Ya se que los regalos de trajes, de bolsos o de anchoas del Cantábrico están en lo más bajo del escalafón de estas preocupaciones. Pero es todo un síntoma de la ética dominante en la sociedad española. Y por algo hay que empezar para sanear nuestra democracia.

Por eso he comenzado este comentario pidiendo al presidente Zapatero que anuncie publicamente, oficialmente, que no piensa aceptar ningún regalo, por pequeño que sea, y que los que reciba serán devueltos al remitente o entregados al Patrimonio Nacional si tuvieran, en su caso, algún valor simbólico o real para el Estado.

Si el presidnete del Gobierno hace eso, los demás funcionarios del Estado tomarán buena nota y no tendrán más remedio que seguir su ejemplo o se verán en situación comprometida si son descubiertos con las manos en la masa.

Menos leyes y más actitudes ejemplares y ejemplarizantes.

¿A qué esperas, Zapatero, para hacer esa declaración de principìos?

Mañana ya es tarde.

(Yo me voy unos días a Dakota del Norte)

Camps “no tomó ninguna decisión”, pero su amigo le “salva”

Quien esté libre de regalo… ¿Ha triunfado la Justicia o la hipocresía nacional?. Dicen en mi pueblo:

“Quien regala bien vende si quien lo recibe así lo entiende”

Desde luego, los dos primeros diarios de pago regalan cada día sus titulares a sus fuentes y a los ídolos de sus feligreses. Pasen y vean:

El sujeto principal para El Mundo, a toda página, es “Camps“.

El sujeto principal para El Pais, a cuatro columnas, es “El Tribunal valenciano”.

El verbo utilizado por los defensores de Camps

es “exculpar”.

El verbo utilizado por los detractores de Camps es “salvar”.

El sujeto de cada gran sumario también lleva, naturalmete, su sesgo de regalo:

En El Mundo: “El Tribunal de Valencia…”

En El País: “Dos de los tres magistrados…”

Para Aguirre (5 a 1) el tamaño sí que importa

La crisis en torno al liderazgo del PP (entre Esperanza Aguirre y Rajoy) se va enfriando en El País y en Público . Ambos diarios le dedican pequeños titulares a una columna en sus respectivas portadas.

Público aún le concede una foto (tipo sello) a la lideresa.

Sorprende, por tanto, el tratamiento de lujo que Pedro Jota Ramirez le sigue dando al conflicto interno del PP, al cabo de tantos días mandando con él en su portada.

No sólo concede a la lideresa Aguirre el puesto de primer sujeto del día sino que apoya su gran titular a cinco columnas (no hay más en la portada) con una foto centrada a tres columnas de colegas suyos de Madrid que reclaman elecciones primarias en el PP.

La herida, por tanto, sigue abierta y puede seguir así hasta las vísperas de las elecciones del 2012. En ese momento, veremos quienes compiten en el PP por ser candidato o candidata a la presidencia del Gobierno de España.

¿Y el trío Pinocho del 11-M?

Interesante el papel, cada día menos ambigüo, adoptado por Zaplana , uno de los guardianes aznaristas de Rajoy en este duelo.

Y sorpendente también el silencio sonoro de José María Aznar, que pasea sus melenas por las fiestas de su patrón, el magnate de la prensa conservadora Rupert Murdoch.

¿Qué estará pensado estos días Acebes?

Muy buena la entrevista exclusiva al juez Palop que El País luce en su portada con todo merecimiento. Buen trabajo, colegas.

¡Ánimo, señor juez!

Crece el ICA (Indice de Corrupción Ambiental) en las portadas
La Justicia, en manos del azar

El Supremo “interviene” las “herriko tabernas”, en El País, y el mismo Supremo “pone en marcha la liquidación del patrimonio de Batasuna”, en El Mundo. Ambos diarios mandan con este asunto en su primera de hoy y con foto. El País incluye también este titular en recuadro (que no aparece por El Mundo):

La Comisión Europea apoyará mañana el proceso de paz en el Parlamento de Estrasburgo

La corrupción urbanística es el segundo tema en importancia para El País, que lo da a tres columnas:

La fiscalía reclama medios para atajar la corrupción urbanística

Y con este sumario:

El PSOE expulsará a los cargos implicados en escándalos

El Mundo lo da a una columna:

El PSOE promete no incluir en sus listas electorales a los sospechosos de corrupción

El informe pericial que intenta vincular a ETA con el 11-M va a dos columnas en El Mundo:

La juez imputa al “número 2” de la Policía Científica que ordenó alterar el informe ETA/11-M

El País no lleva nada de esto en su primera. Lo lleva a una columna (abajo) en página interior:

La juez cita a otro mando de la Policía Científica por el ácido bórico

En cambio, El Mundo le dedica a su segundo tema de portada cuatro columnas (arriba) en página impar, con este titular:

La juez Gallego interroga hoy como imputado al “número dos” de la Policía Científica

Para El País, la juez (Gallego) no tiene nombre, ni el mando policial tiene cargo (“Número 2”), ni dice en calidad de qué ha sido citado. El Mundo deja claro que va como imputado.

La historia se repite. La juez Gallego suele ir a cuatro columnas en El Mundo y a una columna en El País. El Juez Garzón suele salir al revés.

Por el mismo caso, Gallego imputa a unos y Garzón imputa a otros. El Mundo aplaude sin disimulo a la primera y El País lo hace igual pero con el segundo.

A este paso, habrá que pensar en crear un nuevo blog en el que poder comparar “sentencias” con “no sentencias“, “testigos” con “imputados“, “jueces conservadores” con “jueces progresistas” para poder entender un poco mejor el embrollo actual en el que se encuentran tanto la Justicia como el pobre y desprestigiado gobierno de los jueces (el CGPJ).

A este paso, nos podremos jugar las sentencias a cara o cruz, según sea el resultado del sorteo para el reaprto de los casos por los distintos juzgados. O sea, la Justicia, otra vez, en manos del azar… y de los intereses políticos.

Tengas pleitos…