Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘gallego’

Crece el ICA (Indice de Corrupción Ambiental) en las portadas
La Justicia, en manos del azar

El Supremo “interviene” las “herriko tabernas”, en El País, y el mismo Supremo “pone en marcha la liquidación del patrimonio de Batasuna”, en El Mundo. Ambos diarios mandan con este asunto en su primera de hoy y con foto. El País incluye también este titular en recuadro (que no aparece por El Mundo):

La Comisión Europea apoyará mañana el proceso de paz en el Parlamento de Estrasburgo

La corrupción urbanística es el segundo tema en importancia para El País, que lo da a tres columnas:

La fiscalía reclama medios para atajar la corrupción urbanística

Y con este sumario:

El PSOE expulsará a los cargos implicados en escándalos

El Mundo lo da a una columna:

El PSOE promete no incluir en sus listas electorales a los sospechosos de corrupción

El informe pericial que intenta vincular a ETA con el 11-M va a dos columnas en El Mundo:

La juez imputa al “número 2” de la Policía Científica que ordenó alterar el informe ETA/11-M

El País no lleva nada de esto en su primera. Lo lleva a una columna (abajo) en página interior:

La juez cita a otro mando de la Policía Científica por el ácido bórico

En cambio, El Mundo le dedica a su segundo tema de portada cuatro columnas (arriba) en página impar, con este titular:

La juez Gallego interroga hoy como imputado al “número dos” de la Policía Científica

Para El País, la juez (Gallego) no tiene nombre, ni el mando policial tiene cargo (“Número 2”), ni dice en calidad de qué ha sido citado. El Mundo deja claro que va como imputado.

La historia se repite. La juez Gallego suele ir a cuatro columnas en El Mundo y a una columna en El País. El Juez Garzón suele salir al revés.

Por el mismo caso, Gallego imputa a unos y Garzón imputa a otros. El Mundo aplaude sin disimulo a la primera y El País lo hace igual pero con el segundo.

A este paso, habrá que pensar en crear un nuevo blog en el que poder comparar “sentencias” con “no sentencias“, “testigos” con “imputados“, “jueces conservadores” con “jueces progresistas” para poder entender un poco mejor el embrollo actual en el que se encuentran tanto la Justicia como el pobre y desprestigiado gobierno de los jueces (el CGPJ).

A este paso, nos podremos jugar las sentencias a cara o cruz, según sea el resultado del sorteo para el reaprto de los casos por los distintos juzgados. O sea, la Justicia, otra vez, en manos del azar… y de los intereses políticos.

Tengas pleitos…

A Artur Mas se le ve una patita nacional-fascista…
Ramirez “reconoce”, pero la jueza “impide”…

Al candidato nacionalista, Artur Mas, me parece que se le fue la mano contra los inmigrantes.

Con su propuesta de carnet por puntos para los buenos y los malos catalanes, quizás sin querer, dio un paso muy arriesgado, que -en el caso de ganar- puede hacer peligrar el futuro en paz de Cataluña. Le recomiendo que mire hacia la vecina Francia y se trague rápidamente su terrorífica propuesta, por muchos votos que pretenda obtener excitando las bajas pasiones de los más fanáticos nacionalistas.

La verdad es que me costaba creerlo, ya que nunca pensé que Artur Mas llegaría a dar estos patinazos tan vergonzosos, propios de otros nacionalistas más fanáticos que él.

¿Fue un desliz preelectoral o la expresión de su pensamiento más profundo (por escondido) sobre la presunta superioridad del catalán frente a otros seres humanos?

¿Acaso se cree Artur Mas mejor catalán que yo o que mis parientes que emigraron de Almería en la postguerra y ayudaron a construir la Cataluña que él disfruta hoy, quizás, por lo que veo, sin merecerlo?

Nacer en un sitio o en otro, señor Mas, no tiene ningún mérito. Es unicamente fruto del azar.

Creo que Mas metió la pata y que, por eso, se le vió la patita nacional-fascista, que suele dormir en las entrañas de cualquier nacionalismo. Naturalmente, los demás candidatos se le tiraron al cuello. Y Mas intentó suavizar sin éxito su “sistema” para marcar y separar a los catalanes de primera de los catalanes de segunda. La cosa tiene difícil arreglo. Ya sabemos que la mierda, cuanto más se mueve, más huele.

Me enfadó tanto la imbécil propuesta de Mas -tan indigna de él, tal como yo lo conocía y apreciaba- que no quise escribir ayer ni una palabra en el blog hasta que se me pasara el cabreo. Ahora acabo de leer dos veces esta carta que adjunto de Josep María Deop Murillo, publicada en Cartas al Director de El País, que me reconcilia con mi amor a Cataluña y a tantos maravillosos catalanes que merecen líderes mejores que Artur Mas. Gracias Josep Maria por su carta. Después de leerla, ya me siento mucho mejor. ¡Visca Catalunya! Pero la Cataluña universal que me recibió, hace años, como estudiante y emigrante, con los brazos abiertos y que siempre amaré.

Por favor, no me suspenda, señor Mas.

El Mundo sigue hoy en portada con su filón de “no noticias” sobre la presunta “no relación” de ETA con el 11-M, esa cruzada en la que está empeñado Pedro Jota para salvar la cara al trío Pinocho (Aznar-Acebes-Zaplana).

El País siguen mandando en primera con la corrupción urbanística y reserva el asunto de las chapuzas burocráticas y el control de calidad policial en torno al ácido bórico para página interior y con un sesgo muy distinto al de El Mundo.

“Reconoce” e “impide”, qué verbos tan expresivos:

El Mundo:

Ramírez reconoce que firmó como autor unos análsis que nunca hizo

El País:

La juez del ácido bórico impide actuar a la Abogacía del Estado

¿Por qué han de ser los jueces más neutrales, independientes, objetivos, justos, etc., que, por ejemplo, los periodistas o los dentistas?

¡Qué gran debate televisivo podríamos ver entre la jueza Gallego (tan querida hoy por El Mundo) y el juez Garzón (tan querido ahora por El País)!

Los peritos “dicen” o “confiesan”…
El Gobierno “pretende”, Interior “expulsa”

En El Mundo, “los peritos dicen…”. En El País, “los peritos confiesan…”.

En el periodismo declarativo, tan en boga, apenas hay diferencia entre “decir” y “confesar”. Cuestión de matices. Sin embargo, lo que dicen o confiesan los citados peritos en cada periódico se parece como la noche y el día. Desde luego, el distinto tratamiento que ambos diarios han dado a “la trama del ácido bórico” es digno de una tesis doctoral o de una antología del disparate.

Si uno lee sólo El País no entiende por qué tales peritos relacionaron el ácido bórico con ETA, ya que ahora confiesan “que el vínculo con ETA carece de base”.

Si uno se atreve a leer sólo El Mundo –algo muy poco recomendable para quienes sean proclives a usar más la razón que la fe- comprobará la enorme relevancia que tiene para los mismos peritos incluir a ETA en su informe sobre el ácido bórico y el 11-M. Vienen a decir que sus jefes policiales no respetaron su informe pericial porque habían incluido a ETA con relación al 11-M.

¿Por qué incluyeron la relación de ETA con el 11-M en su informe (no respetado por sus jefes) si ese vínculo “carece de base”, según “confiesan” ahora?

¿A quién quería servir o confundir el perito Manuel Escribano al vincular a ETA con el 11-M en base al “matacucarachas” que abunda, por lo visto, en tantos hogares?

¿Lo hizo el perito por su cuenta y riesgo o se lo pidió alguien?

Parece un cuento de héroes y villanos, según el diario con que se mire.

En El País, el juez Baltasar Garzón va de Caperucita Roja, mientras la jueza Gemma Gallego –“de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura”- va de loba feroz.

En El Mundo, sin matices, se han cambiado los papeles: Garzón es el lobo feroz y la Gallego es Caperucita.

A cuatro columnas, El Mundo titula con un dudoso verbo cargado de intención (“pretende”) adjudicado al Gobierno. El titular supone que el “El Gobierno pretende…” algo. Acompaña la información libremercadista con un editorial antiproteccionista del mismo sesgo y con este titular:

El PSOE recompensará al cine español a costa del mercado

Curiosamente, la derecha nacionalista española, habitualmente proteccionista en la reciente historia de España, se ha hecho de pronto librecambista o neoliberal de la mano de Pedro Jota Ramírez.

El País no da en su portada ni una línea de este asunto del cine español que parece ser tan vital para El Mundo como para darle las cuatro columnas de primera.

En su lugar, manda a cuatro columnas con un piropo indisimulado al Ministerio del Interior:

Interior expulsa en sólo dos semanas a más de 2.000 “sin papeles” senegaleses

Obsérvese la escasa neutralidad de la valiente expresión “…en sólo dos…a más de…”

Creo que deberían reservar el “sólo” para ocasiones menos sospechosas de querer echar una mano al Gobierno. O más relevantes para justificar su uso o abuso.

No hay palabras inocuas ni gratis. Todas tienen un precio.