Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘john lydon’

Sobre la coherencia

John Lydon, otrora Johnny Rotten, por siempre líder de Sex Pistols y PiL, ha confesado al diario Daily Star que declinó la oferta de la banda virtual de Damon Albarn, Gorillaz, para colaborar en su disco. El motivo: no quiere hacer algo sólo por dinero. Su postura choca con la que adoptó en 1996, cuando reunió a la banda madre del punk británico por razones puramente económicas, según reconocieron los propios miembros del grupo. Al igual que resulta sonrojante ver actuar a un grupo supuestamente revolucionario como Rage Against the Machine en Rock in Rio, choca ver a alguien como Lydon presumir de determinados principios. Y es que, en los tiempos que corren, ser coherente es complejo, y más aún si uno ha llevado siempre determinados ideales por bandera.

John Lydon resucita a PiL

Hay cosas que es preferible mantener enterradas para no corromper su espíritu original. O quizá no. Porque, a veces, resucitar a una banda extinta hace décadas puede significar una oportunidad para que nuevas generaciones disfruten de su sonido en directo. El eterno y cansino debate sobre las reuniones de viejas glorias.

El que hoy os traigo es un caso especial. PiL (Public Image Ltd.) fue una de las bandas más influyentes e innovadoras de finales de los 70 y primeros 80. Tras la separación de los Sex Pistols, su vocalista, John Lydon, se propuso dar forma a un proyecto en el que poder dar rienda suelta a sus gustos más dispares. Así, el sonido de PiL fue evolucionando hasta tocar estilos tan alejados de lo que hasta ese momento había sido el punk como el reggae, las músicas del mundo o el disco. Una banda absolutamente inusual con la que contribuyó decisivamente a dar forma a un nuevo género, el post punk, del que también formarían parte grupos como Talking Heads, Wire o Gang of Four.

Ahora, 17 años después de su último concierto, Lydon ha levantado el teléfono para llamar a sus antiguos compañeros de PiL y realizar, en diciembre, una gira de cinco conciertos por Inglaterra. Según ha declarado Lydon al periódico británico The Guardian, los motivos de la reunión son sentimentales: su situación actual, con un hermano enfermo de cáncer y la reciente muerte de su padre, le recuerdan a la época en la que puso en marcha la banda, en la que perdió a su compañero en los Sex Pistols, Sid Vicious, y a su madre.

Veremos si el viejo Lydon, hoy con unos cuantos kilos de más pero la misma mala leche, mantiene la dignidad de una banda inimitable.

PiL “Public Image” (1979):

Pelea: John Lydon vs. Kele Okereke

El semanario británico NME anda estos días revuelto. La razón es el altercado que, al parecer, se produjo el pasado fin de semana en el Summercase de Barcelona entre el cantante de los Sex Pistols, John Lydon, y el de Bloc Party, Kele Okereke. Qué jugoso, amigos.

El vocalista de Bloc Party ha declarado a la revista que el viejo Lydon le propinó un puñetazo por motivos racistas. Según Okereke, que había acudido a la cita para tocar las maracas con Kaiser Chiefs, él sólo se dirigió a Lydon en el backstage para sugerirle que se replantease la reunión de PiL. Supuestamente Lydon le respondió: “Tu problema es tu actitud de negro”. Okereke se vio entonces envuelto en una pelea con los tres acompañantes de Lydon, de la que tuvieron que sacarle Ricky Wilson, de Kaiser Chiefs, y Yannis Philippakis, de Foals.

Hoy se ha hecho pública la versión de Lydon, que, lo habéis adivinado, tiene poco que ver. El anteriormente conocido como Johnny Rotten achaca todo lo ocurrido a los celos de Okereke, y sostiene que “cuando estás en un festival con bandas que son idiotas celosos, la mentira y confusión suele acompañar. Si necesitan publicidad de una manera tan negativa, esta es la suerte que suelen correr”. Lydon añade que Okereke “debe crecer y aprender a ser un hombre de verdad”, y sentencia: “Cuando haya logrado todo lo que yo he conseguido que vuelva y hable conmigo”. Ahí queda eso.

No sé cuál de las dos versiones es más inverosímil. Probablemente estemos hablando de dos gilipollas integrales con un ego descomunal (aunque uno tiene más razones que el otro para tenerlo, dicho sea de paso). No creo que Lydon sea precisamente un racista, pero tampoco un tipo normal y corriente con el que apetezca irse de cañas. A su favor, no son pocos los que afirman que el icono punk estuvo toda la jornada de buen humor, firmando autógrafos por doquier y charlando amigablemente con el resto de las bandas. Sea como sea que ocurriese, el incidente ya se ha convertido en el culebrón festivalero del verano.