Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘lady gaga’

El timo de las entradas

La generalización de la venta y reventa de entradas vía Internet tiene un riesgo que ayer quedó patente en el multitudinario y pirotécnico show que Lady Gaga ofreció en Madrid. Cientos de personas (miles, según algunas fuentes) compraron entradas falsas (burdas fotocopias de las originales) y se quedaron con toda la Poker Face al ver que no podían acceder al concierto que probablemente llevaban meses esperando.

Al parecer, las entradas falsas fueron compradas a particulares en webs de intercambio que, como parece lógico, no tienen intención alguna de responsabilizarse del tongo. Y así, el asunto -que pasa por ser el mayor timo de estas características ocurrido en nuestro país- tiene muy mala pinta de cara a los que pretenden recuperar su dinero.

Sólo he comprado entradas en reventa en dos ocasiones. La última me encontré en la Red con actitudes de lo más extraño, como gente que intentaba comprar entradas en un foro al mismo tiempo que las ofrecía en otro. Y sin embargo, la acabé adquiriendo sin problemas. No se me pasó por la cabeza que podría ser víctima de un timo como el ocurrido ayer. Eso sí, las dos veces compré las entradas al mismo precio al que se habían puesto a la venta en taquilla, lo que reduce considerablemente el riesgo de ser estafado.

Lo ocurrido ayer demuestra que, efectivamente, mucha gente tiende a pensar bien del prójimo incluso cuando hay dinero de por medio. ¿Inocencia, estupidez supina? No lo creo. Simplemente es normal pensar que el que te revende una entrada es simplemente eso, un reventa, y no un timador. Y aunque no pueda ponerme en la piel del que está dispuesto a pagar 100 euros o más por ver a Lady Gaga, sí puedo comprender la frustración de quienes se quedaron ayer en la calle maldiciendo al timador de turno mientras los otros miles de fans bailaban en el interior a ritmo de Alejandro.

Al menos espero que os quedarais con su cara.

Lady GaGa y las descargas

La inclasificable Lady GaGa ha realizado una apasionada defensa de la gratuidad en la Red. «Las descargas posibilitan las giras, y los artistas podemos ganar 40 millones de dólares por una gira de dos años». Parece de una lógica aplastante: cuanta más gente te escuche, más gente irá a tus conciertos. Y, sin embargo, alguien debería decirle a la neoyorquina que muy pocos pueden contar con el monstruoso aparato de marketing que acompaña a cada uno de sus movimientos, por lo que las cifras que cita sólo son válidas para estrellas forjadas a golpe de talonario. Ella puede permitirse ser la más escuchada en Spotify (un millón de reproducciones de Poker Face) y ganar por ello la irrisoria cantidad de 113 euros. El resto también apostará por regalar su música en Internet, pero con el más humilde objetivo de llegar a fin de mes a base de tocar sin parar.

Lady Gaga y el onanismo

“Este es mi cuarto y último concierto en Nueva York, ¿sabéis lo que significa eso? Pues que podría tener sexo con vosotros y no tener que vernos la cara por la mañana». La atrevida proposición de Lady Gaga desató un ensordecedor rugido de machos en celo en el Radio City Music Hall de Manhattan. Tras el concierto, una veintena de sus fans más acérrimos tuvo la fortuna de disfrutar de la fiesta privada que organizó la provocadora diva para despedirse de la ciudad de los rascacielos. Si alguno de los asistentes hizo realidad el envite lanzado por la nueva ambición rubia seguirá siendo todo un misterio. Pero lo que está claro es que ya tienen fantasía lúbrica para sus momentos de onanismo durante los próximos muchos meses. Hale, a darle al manubrio a ritmo de Poker face.