Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘mtv’

MTV Madrid Beach: aquí sí hay playa

Existen varias maneras de afrontar el inevitable regreso a la rutina laboral. Una de ellas -muy extendida- consiste en deprimirse, pasando así a engrosar la lista de lo que se conoce como síndrome posvacacional. Otra, más realista, pasa por darse cuenta de lo afortunado que es uno por tener un trabajo en los tiempos que corren. Y una tercera, la más optimista de las tres, es la que te hace apreciar lo bueno que, pese a todo, tiene tu vida laboral. En mi caso, compañeros a los que me alegro de ver y un trabajo del que disfruto la mayor parte del tiempo. Hoy, primer día tras la vuelta de vacaciones, he experimentado esta última manera de ver las cosas. Creo que se me pasará en un par de días.

La reentrada pinta aún mejor cuando uno tiene un buen plan. Y esta noche lo hay. La MTV organiza en la capital el festival Madrid Beach: tres jornadas gratuitas de música al aire libre que comienzan esta misma tarde con un cartel de excepción: Fucked Up (en la foto), Triángulo de Amor Bizarro y Nothink, a quienes se sumará el Dj Johan Wald. Mañana será el turno de The Casters, Japanese Popstars, Delorean y Zombie Kids, mientras que el sábado la cita tendrá un marcado cariz pop con la presencia de Miss Cafeína, Noway Out y El Pescao.

Fucked Up, de los que ya se ha hablado en este blog en alguna ocasión, son el plato fuerte de esta noche. Los canadienses han conseguido algo que hace sólo unos pocos años parecía impensable: llevar el rudo sonido del hardcore a las masas, y hacerlo sin perder un ápice de crudeza y actitud. Aún recuerdo la cara de pasmo de los miles de asistentes al concierto de Arcade Fire en el madrileño Palacio de los Deportes: pocos entendían qué hacía ese obeso vocalista pegando alaridos antes de la salida de Win Butler y los suyos, quienes les habían escogido personalmente como teloneros en su gira mundial. Los que les seguimos la pista desde su apabullante Hidden World (2006) disfrutamos de aquello, pese a un sonido más que regular y la frialdad propia del recinto, poco apropiado para un sonido como el suyo, siempre más apropiado para las distancias cortas. Presentan su último trabajo, David Comes to Life. Un álbum que toma su nombre de una canción incluída en el primero de sus discos, y que les ha abierto las puertas en países como Inglaterra, donde ya son venerados como auténticos dioses.

Esta noche, Fucked Up estarán arropados por dos de las bandas más en forma del panorama nacional. Los gallegos Triángulo de Amor Bizarro y los madrileños Nothink. Poco queda por decir de los primeros que no se haya dicho ya. Su pop ruidista alcanza su cota más alta en el excepcional Año Santo (2010), uno de los mejores discos de entre los que que salieron de este país el año pasado. Por su parte, Nothink siguen puliendo su propuesta de rock musculoso a base de incesantes giras desde que publicaran su tercer disco, Hidden State, también el año pasado.

Existen, pues, varias maneras de afrontar el inevitable regreso a la rutina laboral. Pero sea cual sea la que uno elija, siempre se lleva mejor con buena música. Espero que vuestra reentrada haya ido lo mejor posible. Nos vemos esta noche.

¿Qué fue de la MTV?

Veo poco la televisión. Prácticamente nada, exceptuando un rato antes de dormir que suele coincidir con Buenafuente y las noticias del canal 24 h. La veo aún menos desde que descubrí ese prodigioso invento llamado cable HDMI con el que conectar el ordenador a la tele. Es por ello que, hasta ayer, no me había dado cuenta de que tengo la MTV en casa, gracias a ese otro invento, la Televisión Digital Terrestre, consistente en ofrecer la misma basura en 50 canales en vez de en seis.

Hace tiempo que la MTV no es siquiera la sombra de lo que fue. El pasado fin de semana lo pude comprobar viendo el último reality que se han sacado de la manga, “Ya no estoy gordo”. El nombre lo dice todo: una oronda adolescente  yanqui se propone adelgazar 45 kilos en un verano para que dejen de reírse de ella. Sangre, sudor, lágrimas y un final feliz muy a la americana. Glorioso.

Nacida como una plataforma para emitir vídeos musicales las 24 horas del día, hoy la MTV está exclusivamente centrada en espacios a cada cual más abominable. Nada queda de aquella cadena que llevó el concepto de vídeo musical a millones de hogares en los 80 y que contribuyó de manera decisiva en los 90 a elevar el rock alternativo a la categoría mainstream. El cambio ha sido tan sustancial que incluso hace un año se decidió eliminar de su célebre logotipo la leyenda inferior “Music Television”. El argumento de la cadena fue que “la gente que ve el ca­nal hoy no se refiere a MTV como un canal de música”, según explicó su directora de marketing, Tina Exarhos. Efectivamente: quien a día de hoy siga buscando música en la MTV lo lleva crudo.

El próximo 1 de agosto se cumplen 30 años de la primera emisión de la MTV, que echaba a andar con aquel vídeo de los Buggles que vaticinaba el ocaso de las estrellas de la radio en favor de la llegada de los videoclips. Hoy los tiempos han cambiado, y una cadena centrada exclusivamente en la música parece abocada al fracaso. Y pese a todo, los que crecimos con ella creemos que se merece un pequeño homenaje por lo que llegó a ser. Aunque sea casi en forma de epitafio.

P.D. El reality me enganchó tanto que tuve que sacrificar la siesta.

Los límites de la publicidad

Tantorio de la M-30. Madrid. Hace escasamente cinco minutos.

Media docena de coches fúnebres pasan por delante del recinto mortuorio. No son los típicos coches fúnebres. En el exterior llevan enormes frases que rezan cosas como “Nunca hice un trío”, “Nunca salí del armario”, “Nunca mandé a la mierda a mi jefe” o “Nunca me subía a un escenario”. Los familiares contemplan sorprendidos la esperpéntica escena mientras un cámara corre de un lado a otro para tomar el mejor ángulo. En el maletero de los coches, la explicación a todo el entuerto: se trata de una campaña para promocionar un nuevo programa de la MTV, “Qué te gustaría hacer antes de morir”, del que hoy mismo hablábamos en la edición impresa de este diario.

Lo más probable es que la cadena televisiva simplemente haya alquilado los vehículos para promocionar la serie en cuestión por toda la ciudad, y ahora tocase devolverlos al garaje. Y sin embargo, uno se pregunta si no se podían haber ahorrado de alguna manera el momento de pasar por delante de la entrada principal del tanatorio. O al menos, haber retirado la publicidad antes de hacerlo.

Yo soy un familiar y los coso a pedradas.

——————————–

Sigue este blog en Facebook

Bon Jovi y el fanatismo garrulo

La libertad en Internet es maravillosa. Todo el mundo, hasta el último zoquete del globo, puede hacerse oír y conseguir que sus rebuznos tengan eco. Un servidor y este blog son buen ejemplo de ello.

Ayer leí un artículo de la edición española de Rolling Stone sobre Bon Jovi. En un tono abiertamente opinativo, el periodista Ivar Muñoz-Rojas disertaba sobre si la banda de Nueva Jersey merece el Premio Icono Global que va a recibir de manos de la todopoderosa MTV. Haciendo uso del sarcasmo, desmontaba esa iconicidad con cinco argumentos.

Hoy, tan solo un día después, asisto perplejo a la repercusión que ha tenido el reportaje de marras: Cientos de comentarios de lectores indignados que insultan al autor, grupos de Facebook creados por “Fans de Bon Jovi que odian la Rolling Stone” en los que seguidores de la banda animan a “quemar la revista” mientras otros cuelgan la foto del autor y exhortan al resto a mandarle mensajes amenazantes. Incluso foros extranjeros del grupo que  abogan por castigar de alguna manera a la edición española de la revista por publicar un artículo de esas características, ya que este tipo de publicaciones “sólo deben servir para promocionar a los artistas”.

No sé si da miedo, risa o pena. Quizá un poco de cada.

El fanatismo en el mundo de la música siempre ha sido bastante sonrojante. Las groupies de los Beatles gritaban tanto en sus conciertos que era casi imposible escucharles tocar. Fue una de las razones por las que decidieron aparcar las giras.

Muchos hubieran pensado que hoy día, en plena era digital, el fenómeno “mi grupo mola y como digas lo contrario eres un inculto y me cago en tus muertos” disminuiría en tanto en cuanto la cultura y la información estuvieran al alcance del pueblo. Pero no ha sido así. Y a mí, qué queréis que os diga, me da cierta rabia. No porque haya sufrido las mismas presiones y amenazas cuando he osado meterme con determinadas bandas. No porque la gente siga empleando ese impagable argumento de “millones de personas no pueden estar equivocadas”, conviertiéndose en moscas que degluten sin rechistar cualquier hez que las grandes multinacionales les meten por las orejas. No porque haya quien exija que la prensa musical sólo se dedique a hablar bien de esos mismos productos, transformándose así en un mero instrumento de promoción en el que no caben la disensión o la crítca. Sino porque al final, cada vez que pasan cosas como esta, uno se convence un poco más de que el ser humano es idiota en un porcentaje alarmantemente elevado.

La MTV me copia un post

Me ha pasado alguna vez: navegas por Internet y encuentras a un fulano que te ha copiado un post y, tal cual, lo sube a su blog o página web como si fuera suyo. Está feo. Jode un poco. Pero no es extremadamente grave.

Lo que sí me parece grave (y muy, muy cutre por su parte), es que lo haga la todopoderosa MTV. Y encima en una noticia de la sección de actualidad musical, a propósito del lanzamiento del nuevo disco de los catalanes The Unfinished Sympathy.

Aquí, la noticia de la MTV.

– Y aquí, mi post del pasado 25 de febrero

Ni siquiera se molestan en maquillarlo. Directamente cogen ambos párrafos, se marcan un Control+C, Control+V y… ¡a correr!

Los contenidos de 20minutos.es están protegidos por licencia Creative Commons. Esto significa que cualquiera puede reproducirlos en cualquier parte, pero siempre citando la fuente y enlazándola, cosa que en esta ocasión se han pasado por todo el forro. He intentado ponerme en contacto con ellos y no ha habido manera…


Dilema resuelto. El error no fue de la MTV, sino de Subterfuge, tal y como apuntabais en algún que otro comentario. Ellos fusilaron el post (no sólo de este blog, también la reseña de Mondosonoro) y se lo mandaron a media humanidad. Por lo visto les había gustado mucho. Sea como sea, por mi parte me vale con una disculpa y una rectificación, aunque en este caso sirva de poco. Al final, lo más importante es el fondo (en este caso un disco sobresaliente) y no la forma.