De la nueva sociedad 3.0 organizada horizontalmente en red que ha enterrado la edad contemporánea. ¡Bienvenidos a la edad digital!

Entradas etiquetadas como ‘app’

Toquéame, la aplicación móvil activista contra Bankia

Captura de pantalla 2013-05-08 a la(s) 12.49.23

#ToqueaBankia, la campaña activista que pretende bloquear todas las sucursales de Bankia físicamente, está a la vuelta de la esquina. Mañana por la mañana, los usuarios registrados en la plataforma #ToqueaBankia llenarán las sucursales de Bankia de toda España e intentarán bloquearlas de forma legal. Nada de violencia o de actos ilegales. El cansinismo – una palabra para definir acciones de guerrilla o de distracción – inundará las sucursales y pondrá el punto de salida de los actos / procesos / eventos de la conmemoración del 15M. Preguntas, performances, reclamaciones, acciones imaginativas. Todo vale siempre que sea legal. Para quien no quien no conozca bien la campaña: aquí una entrada de este mismo este blog.

Me llama la atención que siendo ToqueaBankia una gran campaña de innovación tecnológica y social, muchos medios la estén ignorando. La aplicación móvil Toquéame es un gran ejemplo de dicha innovación. “El kit de Toque a Bankia incorpora – asegura la nota de prensa – la primera herramienta para android de la historia (y la mejor de momento) para cansinear a la banca desde un terminal telefónico. Puede descargarse por el módico precio de 0 euros desde google play, cocretamente aquí“. Toquéame conecta al usuario con las sucursales de Bankia que quiera y facilita la llamada a las mismas. La APP, que bien podría haber creado un banco para facilitar la vida a sus usuarios, se usará para molestar de forma legal a la sucursal e impedir su funcionamiento. Su código fuente es libre y está a disposición en Github.

#ToqueaBankia inaugura un nuevo camino en el activismo: las acciones distribuidas. Crea una plataforma, una herramienta, ponla al servicio de la comunidad. Y la campaña caminará sola. Deja el mundo virtual. Salta al mundo físico. Las nuevas acciones en red, para dejar el a veces ineficiente y superficial clickactivismo, tienen que cocinarse en red y dar el salto al mundo físico. Nada mejor  para concluir esta entrada que un extracto de la nota de prensa de Toque a Bankia: “nos gusta crear bucles entre la red y la calle. Una realidad donde herramientas digitales libres permiten organizarse de forma descentralizada e interferir en esa realidad palpable, es decir, herramientas digitales en la red para cansinear en la calle”.

Hashtags de Twitter para seguir la acción: #ToqueABankia #EscueladeCansinismo

Open Energy para una ciudad sostenible y democrática

¿Smart cities (ciudades inteligentes) o ciudadanos inteligentes? ¿Modelos centralizados de gestión de datos o una red distribuida de información en red? Hace unas semanas meditaba en este blog sobre estas cuestiones. Defendía el modelo del proyecto The Data Citizen Driven City  y criticaba el concepto smarter city de IBM por su vocación de ´big brother´ vertical. Y nada mejor para continuar el debate que hablar de un proyecto concreto que ilumina el camino, el Open Energy de Fran Castillo (@francastillo) y Óscar Marín Miró (@oscarmarinmiro), que en estos momentos busca financiación en la plataforma de crowd funding Goteo.

Open Energy propone desarrollar una plataforma para explorar nuevos sistemas de visualización del consumo de energía. Objetivo: ahorrar energía tanto en entornos domésticos como industriales. Un detalle interesante: cada ciudadano armado de tecnología móvil básica (y no una empresa o institución), podría saber la energía consumida por cada electrodoméstico en tiempo real gracias a un sistema de visualización de datos. El beneficio colectivo estaría basado en la interrelación de muchas variables y no en un flujo unidireccional analizado por un organismo controlador. 

El sistema tiene dos dimensiones. La primera, Energy Monitoring Device, utiliza dispositivos de hardware abierto (con Arduino) para monitorizar el consumo eléctrico. La segunda, Open Energy Visualization (Data Visualization / Augmented Reality App), explora nuevas formas de visualización en tiempo real del consumo eléctrico en entornos domésticos gracias a una aplicación de realidad aumentada para teléfonos móviles. Es más sencillo de lo que parece: el ciudadano escanea un objeto con un móvil y obtiene sus datos de consumo con una sencilla visualización.

Lo más interesante de todo es que Open Energy está apostando por un nuevo modelo de distribución energética. Las visualizaciones posibilitan nuevas formas de relación entre la energía y los humanos. Las visualizaciones en tiempo real revelan patrones de consumo eléctrico, predicciones de consumo, niveles de CO2… Sabiendo qué edificios de una ciudad presentan un mayor excedente en la producción de energía o el valor en tiempo real de la electricidad se puede conseguir un nuevo ecosistema urbano más eficiente. Y cada ciudadano será vital en este puzzle. 

La Tercera Revolución industrial está en marcha. No falla: cuando las nuevas tecnologías de la comunicación convergen con nuevos sistemas energéticos el mundo se asoma a una revolución industrial (interesante artículo de Jeremy Rifkin). Internet, sistemas de energía inteligentes y renovables, ciudadanos conectados en red y fab labs (esa mini fábricas basadas en impresoras 3D) están cocinando una tercera revolución industrial que va a cambiar todo. Tiempo al tiempo.

Mi web: bernardogutierrez.es Dirijo la consultora futuramedia.net En Twitter soy @bernardosampa

 

La fusión definitiva de lo virtual y lo real

*El prestigioso medio Tic Beat me invitó a escribir un artículo sobre tendencias para 2012. Replico el texto que publiqué  hace unos días en la sección Trends 2012 de Ticbeat.

En los últimos dos años llevo insistiendo mucho en el concepto de ciudad híbrida, en la fusión del ciberespacio y el territorio. De hecho, la cada vez más nombrada Web 3.0 se encamina a una mezcla de sensores de datos ubicuos, individuos conectados en el territorio y web semántica. También se está hablando de esta web squared , un cóctel de geolocalización, cloud computing y realidad aumentada. 2012 será el año de la consagración del mundo híbrido. Casi todas mis predicciones van en esa dirección. Dejaremos pronto de hablar de internautas y comenzaremos a hablar de ciudadanos, digitales y físicos al mismo tiempo.

1) Visualizaciones de big data. Se habla mucho de la inmensa producción de datos del nuevo mundo conectado, pero no tanto de las visualizaciones que se realizan para traducir semejante maremagnum de datos. La visualización de Mercamadrid desarrollada dentro del Visualizar del Media Lab Prado es buen ejemplo. Cada vez habrá más datos recopilados y traducidos visualmente gracias al crowd sourcing. Los mapas que elabora Eric Fisher, como el del uso de Flickr y Twitter en Estados Unidos serán tendencia. El experimento Tráfico libre del Diário de Pernambuco (Brasil), un mapa en tiempo real sobre el estado del tráfico en la ciudad de Recife elaborado con datos de los usuarios, es un buen ejemplo.
2) Nuevas superficies de medios. Los medios de comunicación impresos están perdiendo presencia física (papel) en el territorio. Como ya escribí en TicBeat, los medios irán encontrando nuevas superficies (pantallas, cristales, tickets de tren..) para reforzar esa presencia. El digital signage – visualización de información y tweets de usuarios en grandes pantallas – es otra tendencia. Las nuevas plataformas – principalmente los tablets – también irán adquiriendo fuerza. Otra forma de presencia en el territorio. Creo que algunas aplicaciones para tablets como Readitlater, que permiten que el usuario marque un contenido y lo almacene para leer después en el metro, por ejemplo, son otro nuevo e interesante camino.
3) Territorio escaneable. La relación de las personas y el territorio a través de smart phones va mucho más allá de la lectura comercial de códigos QR o de servicios como Shazam (reconocimiento de música). Google ha lanzado, por ejemplo, Google Goggles, una app de reconocimiento de imagen. Creo que aplicaciones como leafsnap (identifica especies de árboles a partir de foto de sus hojas o haciendo fotos de sus hojas) o WeBIRD (reconocimiento de pájaros a partir de trinos grabados) abren una senda interesante.

4) Interacciones en el territorio. 2011 fue el año de Instagr.am, la red social móvil fotográfica. También fueron (mini) tendencia algunas aplicaciones como Color, que permite geolocalizar fotos y compartirlas con personas próximas. Algunos proyectos como Skanz, que permite escanear un código QR con información personal de personas físicas, abren la puerta a relaciones de gente desconocida en festivales, bares o eventos. Por otro lado, los llamados “objetos sociales”, con capas de contenido creadas por los usuarios, inauguran una época de wikiespacio construido con narraciones colectivas.

5) Redes libres, tecnología libre. El cierre de Megaupload, los proyectos de ley PIPA y SOPA estadounidenses, la aprobación de la Ley Sinde Wert en España, la censura de algunos contenidos en Facebook y la nueva postura de Twitter en cuanto a la posibilidad de borrar tweets marcan un antes y un después en la historia de Internet. El software libre será más tendencia todavía en 2012. Veremos la explosión de redes sociales desarrolladas con software libre, como N-1.cc (y todas las redes del proyecto Lorea o Identi.ca (un clon libre de Twitter). Los movimientos ciudadanos como el 15M español o Occupy Wall Street serán referencia en el desarrollo de tecnología libre. Occupy ya anunció el lanzamiento de Global Square, una red libre para todos los ciudadanos del mundo. Al mismo tiempo, veremos surgir aplicaciones móviles de lectura de códigos, críticos con SOPA, Ley Sinde-Wert y/o empresas de dudosa ética.

GarrafOn, inteligencia colectiva contra cubatas adulterados

 

Inteligencia colectiva contra los bares que adulteran bebidas destiladas. Tecnología compartida contra el impopular “garrafón”. Diego Lafuente acaba de lanzar GarrafON, una aplicación para teléfonos móviles que funcionan con sistema operativo Android. La aplicación permite que los usuarios compartan información, los bares más honestos (la ginebra es ginebra, el ron es ron) y denuncien los garrafOn places  más sonados.

¿Y cómo funciona? Un sistema de votación vinculado a la base de datos de Google Places, ofrece a los usuarios  información sobre qué bares sirven garrafón. Diego Lafuente  usó herramientas de código abierto, como un servidor basado en Linux (Debian) y  MOngoDB, y una base de datos NoSQL.

Código Abierto ha enviado un cuestionario a Diego Lafuente. Dado el interés y agudeza del entrevistado, lo reproduzco casi íntegro.

Código Abierto. ¿Como surgió la idea de CarrafON?

Diego Lafuente. Creo que todos hemos tenido la experiencia de ir a un bar, pedir una bebida de una marca que conocemos y que hemos bebido antes, y llevarnos la sorpresa de que nuestro paladar no la reconoce. De eso trata GarrafON. La idea en el fondo no es nueva, aunque el ámbito de aplicación sí que lo es. Ya existían herramientas para calificar la limpieza de un hotel o el sabor de una hamburguesa. Ahora también puedes opinar sobre las bebidas que te sirven. Y ayudar a otros con tu opinión. Creo que es importante que la aplicación sea móvil para que puedas votar en el momento que pides la copa. También puedes hacerlo con la resaca del día siguiente, pero hay que recordar que la causa de las resacas es el alcohol, no el alcohol adulterado (aunque éste último potencie el efecto). Prefiero que la gente vote cuando prueba la copa que al día siguiente. El voto es más fiable. Aunque los bares y las marcas niegan que adulteren o compren bebida adulterada, lo cierto es que muchas veces, la misma marca de bebida sabe distinto en distintos sitios. ¿Son las marcas? ¿es el distribuidor? ¿son los propios bares? ¿es el hielo industrial? Ni lo sabemos ni nos importa. Nos importa el consumidor, y queremos ayudarle a elegir basándonos en las opiniones de los demás.

 

Código Abierto. ¿Cuál es el objetivo final?

Diego Lafuente. El objetivo de GarrafON es ése: construir un mapa de esas diferencias de sabor de la misma marca de bebida en distintos sitios. Recogemos la opinión de la gente, y se la ofrecemos a otros usuarios por si les es de utilidad. Y cada uno lo usa (o no) libremente. SEsto ya se hace en muchos otros ámbitos (restaurantes, actividades turísticas, películas), y no se hacía en este sector en particular. Es utilizar la inteligencia colectiva para tener más criterio de elección. Algo nuevo en este sector, pero utilizado ya en muchos otros. Muy importante: nosotros distinguimos tipos de bebida y marcas, porque en algunos sitios el beffeater está bueno, y el Ballantines sabe a Cristasol. Además del mapa del garrafón, queremos construir también el mapa de los precios de las copas en España. Así el consumidor tendrá una evaluación de la calidad/precio de una bebida antes de entrar al bar. Podrá buscar de manera instantánea bares a su alrededor basándose en el precio, en la calidad de lo que él bebe (de nuevo la importancia de distinguir por tipo de bebida y marca), o en una combinación de ambos.

Código Abierto. ¿Es una iniciativa que pretende sacar rentabilidad o simplemente prestar un servicio público?

Diego Lafuente. Un servicio público. Y el primer beneficiado soy yo. Me gusta salir de copas y conocer sitios nuevos, y soy el primero en consultar GarrafON antes de entrar en un bar. La app la hemos hecho entre mi primo Juan Lafuente y yo. Ambos tenemos otro trabajo que nos ocupa la mayor parte del tiempo. Éste es nuestro “proyecto del 20%”, que hemos hecho por las noches y durante los fines de semana. La app es gratis y siempre lo será. La de iPhone, que saldrá en breve, también será gratis. Hemos utilizado SW libre para la parte servidor (Debian Linux y MongoDB), y el único gasto que tenemos (el tiempo que hemos echado en hacerla no es un gasto, es una inversión;-)) es el de alquiler del servidor, pero estamos felices de asumirlo. No nos importa invertir en que esto funcione. Quizá en un futuro pensaremos en la forma de cubrir los gastos de servidor con alguna fuente de ingresos. Por ahora estamos concentrados en mejorar la app.

Código Abierto. En una era de personas interconectadas con smart phones. ¿Los ciudadanos se pueden convertir en las famosas multitudes inteligentes de Howard Rheingold, en un lobby de presión?

Diego Lafuente. Definitivamente. Y el mejor ejemplo de que esto es así son iniciativas como Actuable.es o Change.org que permite a cualquiera crear un lobby de presión para cambiar las cosas. O si no que se lo pregunten a Mubarak.

Código Abierto. ¿La horizontalidad acabará con, por ejemplo, los críticos de bares y restaurantes?

Diego Lafuente. Yo creo que no. La horizontalidad suma, no sustituye. Antiguamente la autoridad sobre un tema residía en las manos de unos pocos. Los críticos de cine tenían la autoridad en exclusiva para opinar sobre las películas, y el resto los leíamos y les hacíamos caso, o no. No es que el resto no pudiese opinar sobre cine, pero era muy difícil hacer llegar tu opinión a los demás. La horizontalidad introduce una nueva autoridad, que es la comunidad de usuarios, que compite con la autoridad antigua, pero no la sustiuye necesariamente. Otro ejemplo: Lonely Planet es una autoridad en el mundo de los viajes y mucha gente se fía a ciegas de lo que pone en sus guías. Esta reputación se la han ganado a base de hacer un excelente trabajo, claro está. TripAdvisor es el concepto contrario: la autoridad es el viajero, y construye sus guías a traves de las opiniones de la gente. A día de hoy, ambas iniciativas conviven, y a las dos les va muy bien. Hay otro ejemplo en el que la horizontalidad ha sido tan fuerte que ha sustituido a la autoridad tradicional. Es Wikipedia vs Espasa-Calpe. Sinceramente no sé cómo está el mercado de enciclopedias tradicionales ahora mismo, pero en casa de los amigos de nuestros padres siempre hay una y en las de nuestros amigos nunca.

Código Abierto. Creo que Pierre Levy, uno de los papás del concepto de inteligencia colectiva, estará feliz con GarrafON. ¿Dónde le invitarías a un cubata?

Diego Lafuente. En la terraza del Hotel ADA, al principio de la Gran Vía. Ponen muy buenos gintonics y tienen la mejor vista de Madrid.