BLOGS
Ciencia para llevar Ciencia para llevar

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS PARA COMPARTIR

En la frontera de la química: cómo la materia se convirtió en vida

AutorPor Manel Souto Salom (CSIC)*

Hace tiempo, un redactor de una revista científica le preguntó a Jean-Marie Lehn, premio Nobel de Química en 1987, cuál era el gran interrogante de la química. “Los físicos tratan de desentrañar las leyes del universo. Los biólogos dicen que intentan resolver las reglas de la vida. Pero, ¿cuál es la gran pregunta que los químicos deben responder?” Lehn le contestó que la química tiene el reto de resolver la pregunta más importante de todas: ¿cómo la materia ha sido capaz de convertirse en algo que viva o piense? ¿De qué manera ha podido generar entidades capaces de preguntarse sobre el origen mismo del universo del que surgió?

Desde este punto de vista, la química constituye el puente que hay entre las leyes del universo y su específica forma de vida, es decir, entre la física y la biología. Su objetivo es descubrir y entender el proceso que gobierna la evolución de la materia hacia el aumento de su complejidad, desde las primeras partículas hasta la vida y la materia pensante.

Gran Salar de Uyuni

Imagen microscópica de cristales procedentes del Gran Salar de Uyuni flotando en el agua junto a diversos microrganismos. / María Jesús Redrejo Rodríguez y Eberhardt Josué Friedrich Kernahan (FOTCIENCIA12)

Y la clave de todo ello es la autoorganización, definida por Lehn como “la fuerza motriz del universo”. La premisa básica es que nuestro universo está construido de tal manera que la materia tiende a autoorganizarse; por lo que los seres humanos no somos un accidente, sino el resultado de nuestro universo.

Para estudiar de qué forma se organiza la materia, Lehn propone ir más allá de las fronteras de la química tal y como se la entiende comúnmente. Hoy día hablamos de química supramolecular para describir las interacciones de las moléculas entre sí. Si pensamos que una molécula es una casa compuesta por átomos que funcionan como ladrillos, la química supramolecular se ocuparía de la vida en el barrio.

Pues bien, Lehn parte de la base de que las interacciones entre moléculas son dinámicas y adaptativas. Es decir, que las casas y los edificios son capaces de ensamblarse y reordenarse para dar lugar a un barrio más complejo que el de partida; y que esos procesos responden a las condiciones del entorno en el que se producen. Lehn habla de una evolución predarwiniana – es decir, previa a la vida– para referirse a estas adaptaciones.

En el principio de la explosión original o Big Bang, era la física quien reinaba. Luego, cuando se alcanzaron temperaturas más bajas, vino la química. Las partículas formaron átomos y estos se unieron para producir moléculas cada vez más complejas dando a luz a las primeras células de las que brotó la vida en nuestro planeta. Esto ocurrió hace 3.800 millones de años. Hoy, la tarea de la química es revelar las vías de autoorganización y trazar los caminos que condujeron a la materia inerte hacia la materia orgánica, de ahí a la materia viva y, por último, a la pensante.

 

* Manel Souto Salom (Valencia, 1988) realiza su tesis doctoral en el Departamento de Materiales Orgánicos y Nanociencia Molecular (Nanomol) del Instituto de Ciencia de los Materiales de Barcelona del CSIC. Es autor del blog www.reaccionando.org y colaborador de El Huffington Post y El Periódico de Catalunya.

4 comentarios

  1. Dice ser Rita

    Pues esa auto organización desparecerá con la expansión y el enfriamiento del universo. Esa “fuerza motriz del universo” se queda en una hipótesis poco probable a no ser que esa premisa impida la expansión, ¿pruebas?

    16 marzo 2015 | 12:44

  2. Dice ser Josep

    La prueba de la autoorganización está a la vista.
    Si no, no estaríamos aquí preguntándonoslo !!!

    Ahora bien, no se puede afirmar bien si es física, quimica, o a saber si hay algún estadio mas de la existencia que no conocemos.

    Por cierto hay en el artículo un párrafo que dice:

    “En el principio de la explosión original o Big Bang, era la física quien reinaba. Luego, cuando se alcanzaron temperaturas más elevadas, vino la química.”….

    Querrá decir “Cuando se alcanzaron temperaturas MAS BAJAS” puesto que antes del Big Bang los cálculos nos dicen que ahí debería de haber una temperatura muy por encima de ninguna conocida, y al expandirse comenzó el enfriamiento….

    En todo caso, coincido en que si, existe algún tipo de organización dentro de todo lo que existe, o algo que existe intimante ligado y no hemos visto.

    16 marzo 2015 | 15:49

  3. Dice ser Elena

    Muy buen aporte sobre el tema de química y la ciencia en este gran tema.

    17 marzo 2015 | 14:29

  4. Dice ser Manel

    Hola Josep,

    Gracias por tu comentario. Perdona si se entendía mal la frase, ya está corregida la errata.
    Evidentemente las temperaturas tienen que ser más bajas que desde el primer instante del Big Bang (he leído que se alcanzaron unos 10^32 grados).

    Te envío el artículo extendido en Naukas:

    http://naukas.com/2015/03/04/j-m-lehn-en-busca-de-los-ladrillos-de-la-vida/

    Un saludo.

    17 marzo 2015 | 14:32

Los comentarios están cerrados.