BLOGS

La televisión ha creado un mundo esquizofrénico en el que entre el individuo y lo global no hay nada. Alain Touraine

Entrevista a Bruce LaBruce
(Día Porno II. Parte I)

Bruce LaBruce es el único artista que es capaz de combinar el color de su tinte de pelo con el de las lentes de sus gafas de sol. Un meritazo.

Bruce LaBruce es, además, el autor de una de las escenas del cine que más me han conmovido nunca, una de mis escenas de amor preferidas: en su película ‘Hustler White‘ (“Chapero blanco“) uno de los personajes penetra analmente a otro con el muñón de su pierna. De acuerdo, suena terrible, pero a mí me emocionó hasta las lágrimas. Y esa es la grandeza de LaBruce; ser capaz de convertir lo hardcore y lo punk en emoción.

Desde esa profunda admiración – que le confieso – me senté a entrevistar a Bruce LaBruce.

BOBPOP: ¿No tienes la sensación de ser el “artista” en los ambientes porno y el “porno” en los ambientes artísticos?

BRUCE LABRUCE: Sí. Pero a mí eso me gusta. Me gusta poder ser ‘snob’ con el porno en mis fotografías y que la industria del cine me considere demasiado hardcore. Eso me ayuda a no acomodarme en ningún sitio.

BOBPOP: Pero, en realidad – creo – el asunto no es si haces o no haces porno. En realidad – me parece – lo que haces en el fondo es contar cosas que te interesan.

BRUCE LABRUCE: Por supuesto. Lo que pasa es que muchas veces lo que me interesa incluye sexo. Ahora mismo, por ejemplo, tengo dos proyectos diferentes: una película de zombies en la que hay sexo hardcore. Y una película “japonesa” de mujeres, de mujeres que hablan y tienen sexo.

BOBPOP: ¿Un Douglas Sirk porno-japonés?

BRUCE LABRUCE: Algo así… A mí me gusta el porno por lo que muestra de nuestra zona oscura, de nuestros deseos ocultos…

BOBPOP: Una de tus películas ‘Hustler White‘ se proyectó con bastante éxito hace algunos años en Sundance, donde este año se han presentado varios proyectos que introducían escenas de sexo explícito en el cine convencional, ¿has visto alguna de esas películas? ¿qué te han parecido?

BRUCE LABRUCE: He visto, por supuesto, ‘Shortbus‘, de John Cameron Mitchell, y la verdad es que no es mi ‘cup of tea‘. Puede llegar a interesarme lo que cuenta, pero tengo la sensación de que se cree que para poder introducir sexo en el cine hay que hacerlo muy limpio, muy delicado… y el sexo real no tiene por qué ser así. El sexo puede ser sucio, sórdido, políticamente incorrecto.

BOBPOP: ¿Y no te parece que el porno es cada vez más políticamente correcto?

BRUCE LABRUCE: Bueno… hay un tipo de porno, muy masivo, donde sí sucede eso. Pero hay otro porno – especialmente heterosexual – donde cada vez se ven cosas más salvajes: una chica penetrada por muchos hombres a la vez, que después eyaculan en su cara uno tras otro… algo que a mí – personalmente – no me parece nada sexy, la verdad… Pero sí que me parece que se está superando la corrección política (siempre que se transmita una sensación de ambiente seguro y nadie resulte herido). Y eso me parece bien.

A mí también, Bruce, a mí también. Y tú, un encanto. De verdad.

Los comentarios están cerrados.