BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Entradas etiquetadas como ‘escultura’

‘Debate’, una sátira sobre el lenguaje vacío de los políticos

En la Atenas del siglo V antes de la era común, en uno de los más esplendorosos periodos de Grecia, se inventó la democracia. Aunque se pone en duda que los atenienses fueran los primeros demócratas, instauraron un sistema sólido en el que no primaba el poder económico, con cargos asignados por sorteo (ya que unas elecciones beneficiarían a los ricos y famosos) y que implicaba a un alto porcentaje de los habitantes de la ciudad-estado griega.

Dos milenios y medio después, en una sala desangelada, un par de maniquíes encorbatados discuten entre ellos. En lugar de cabezas tienen polígonos que se iluminan cuando emiten pitidos. Esa es su manera de hablar, se empeñan en imponer sobre el contrario el pitido de su tono y la conversación, para cualquier humano que los observe, se vuelve aburrida para pronto ser insoportable y tener que abandonar la sala. “En lugar de mantener un diálogo constructivo para promover ideas y soluciones, (…) gastan su energía discutiendo entre ellos”, explica el autor de la instalación.

Es un signo de los tiempos que el artista griego Georgios Cherouvim haya nacido en Atenas. El autor construye en sus trabajos “una representación visual” de lo social y lo político y explora cómo los “comportamientos sociales comunes y las ideologías nos han puesto en contra del medio ambiente y de nosotros mismos”.

Lee el resto de la entrada »

Una segunda vida ‘dorada’ para la cerámica defectuosa

'Translated Vase' - Yeesookyung - Foto: www.yeesookyung.com

‘Translated Vase’ – Yeesookyung – Foto: www.yeesookyung.com

Cada pieza de cerámica debe tener un acabado perfecto o ser destruida. En Corea, los maestros de la cerámica tradicional no contemplan más que esas dos opciones. Los vasos, tazas y jarrones con defectos, por pequeños que sean, serán eliminados para —como detalla la coreana Yeesookyung (Seúl, 1963)— “mantener la condición poco común y el valor de las obras maestras que sobreviven”.

La artista aprovecha las sobras, transforma la destrucción en una nueva vida. Desde el año 2002 amplía la serie de trabajos Translated Vase (Jarrón traducido), un proyecto de “esculturas reconstruidas”, “rompecabezas tridimensionales” para las que sólo utiliza fragmentos de esa cerámica que prometía ser exquisita y decepcionó a su creador.

Lee el resto de la entrada »

Animales creados por un lutier del metal

'Stickleback' - Edouard Martinet

‘Stickleback’ – Edouard Martinet

“Me suelen preguntar si hago mamíferos, como gatos o perros. Me interesan más los animales que la gente teme“. Cuando Edouard Martinet tenía 10 años le cautivó la complejidad de los insectos. En el colegio tenía un profesor que era entomólogo y supo contagiar a sus alumnos la fascinación por los invertebrados fundando un “club de la naturaleza”, para el que capturaban ejemplares y los dibujaban.

El artista francés es ahora un lutier de la escultura que construye criaturas a partir de partes de bicicletas, coches, máquinas de escribir y cualquier elemento metálico que recuerde por su forma y textura a la anatomía de un animal. En su catálogo no sólo hay insectos, también peces y algún ave, criaturas menos cercanas a los seres humanos que los hermanos mamíferos.

Lee el resto de la entrada »

Norman Bates vive en la terraza del MET

Una de los terrazas más seductoras de Nueva York, la del nunca alabado lo suficiente museo MET , en el número 1000 de la Quinta Avenida, está ocupada por una réplica de una de las construcciones que pueblan la pesadilla colectiva: la casa donde Norman Bates habitaba —solo aunque no en soledad, ya me entienden— en Psicosis, la película de 1960 de Alfred Hitchcock.

Desde el 19 de abril, la azotea, una de las más frecuentadas desde la primavera hasta el otoño por las espectaculares vistas sobre Central Park y la mutación lenta y sorprendente, pese a lo cíclico, de los tonos de los 20.000 árboles del parque, contiene una reproducción de la tenebrosa mansión victoriana de Bates, interpretado por el siempre torturado Anthony Perkins, que se empapó para la actuación de la vida y desmanes del asesino en serie Ed Gain, el carnicero de Plainfield, granjero en apariencia modelo que asesinó, despellejó y en algunos casos comió a varias decenas de personas en los años cincuenta —también profanaba tumbas, usaba un cinturón de pezones humanos curtidos y desayunaba un tazón de sopa muy nutritiva como tónico matinal—.

Lee el resto de la entrada »

‘Hikaru dorodango’, el arte de convertir el barro en esferas perfectas

Bruce Gardner muestra una de sus 'hikaru dorodango'

Bruce Gardner muestra una de sus ‘hikaru dorodango’

La mezcla no parece posible, pero en la excentricidad minimalista nipona ambos ingredientes se unen y resultan en una forma de arte. Doro significa barro; dango es el nombre que reciben las bolas de harina de arroz que se cubren de salsas saladas o dulces y a menudo se sirven en brochetas de tres piezas.

De origen desconocido —aunque es lógico pensar en una tradición milenaria por la simpleza de la técnica y los materiales— el dorodango consiste en crear esferas perfectas usando sólo tierra y agua. Tradicionalmente ha sido un pasatiempo infantil en Japón, pero entre los adultos tuvo un largo periodo de decadencia. La perspectiva cambió a comienzos del siglo XXI, cuando Fumio Kayo, un profesor de educación de la Universidad de Kioto, se interesó por el dorodango como herramienta para el estudio del desarrollo de la psicología infantil.

La concentración, la relajación y la meditación en torno al proceso le dan profundidad a un arte que sigue evolucionando a pesar de no poder ser más sencillo. Desde su ascenso, se ha hecho conocida también una derivación de la práctica, el hikaru dorodango (dorodango brillante): perfectas esferas de barro, puestas a secar y pulidas hasta que parecen una bola de billar.

“Las respuestas son interesantes. O lo pillan en seguida y piensan que es la cosa más fabulosa sobre la que han oído hablar, o piensan que es completamente absurdo y una pérdida de tiempo”, cuenta en un vídeo el artista estadounidense Bruce Gardner a propósito las reacciones que despierta este arte entre quienes acaban de conocerlo.

Lee el resto de la entrada »

Matthew Simmonds, escultor de ruinas y templos

© Matthew Simmonds

Foto: © Matthew Simmonds

Las rocas se abren como cofres secretos. De “la piedra sólida” surgen esculturas como “mundos internos”, estancias que podrían pertenecer a catacumbas, templos romanos, mausoleos, catedrales…

Licenciado en Historia del Arte, el británico Matthew Simmonds se especializó en arte y arquitectura de la Edad Media. Su inclinación por la historia trasluce en cada pieza que esculpe: columnas dóricas de la Grecia antigua, tímpanos de estilo románico, bóvedas de crucería típicas del gótico…

Lee el resto de la entrada »

Retratos en 360º, robóticos y artesanales

'Portrait 360º' - Gianluca Traina

‘Portrait 360º’ – Gianluca Traina

Entre la imagen digital y la técnica manual, las piezas de Gianluca Traina (Palermo, 1984) son tentadoras para el sentido del tacto. Dan ganas de examinar con los dedos las texturas cuadriculadas que envuelven las cabezas desnudas.

Los ojos pueden estar en la nuca y el pelo ennegrecer las facciones, es posible que el rostro esté aplanado en un lateral de la cabeza en lo que su autor llama “una inusual rotación de la cara“. Las obras del artista italiano son futuristas de un modo surreal, robotizadas y también artesanales.

Lee el resto de la entrada »

Coleman y Wood, escultores que reconstruyeron caras tras la I Guerra Mundial

Son caras de quita y pon, añadidos para simular que la guerra no dejó huellas físicas. Los soldados se las prueban con una seriedad que intenta blindar cualquier expresión de amargur, quienes les ayudan a ajustar las prótesis —aunque no son médicos— los tratan con una suavidad profesional.

La I Guerra Mundial (1914-1919) devoró muchos rostros, fue un conflicto de trincheras, los combatientes asomaban la cabeza y recibían una bala o ráfagas de disparo de las recién inventadas ametralladoras. A su vuelta, cambiaban la expresión de familiares y novias, asustaban a los niños, se convertían en monstruos de la guerra.

De director desconocido, Plastic Reconstruction of the Face (Reconstrucción plástica de la cara), en blanco y negro y sin sonido, es un fragmento de película de 5:36 minutos filmado en 1918. La pieza documenta el trabajo realizado en el Studio for Portrait Masks (Estudio de máscaras-retrato), un eufemismo para referirse a la única esperanza que le quedaba entonces al soldado desfigurado: que le hicieran un rostro postizo para ocultar la deformidad del auténtico.

Lee el resto de la entrada »

‘Fusion Frames’ o cómo ser el Doctor Frankenstein de los marcos

'Fusion Frames' - Darryl Cox

‘Fusion Frames’ – Darryl Cox

Presentan y realzan la pintura, la delimitan con armonía. La gran contradicción de los marcos historiados es la de todos los diseños brillantes: son tan buenos que nadie se fija en ellos. Uno inapropiado puede arruinar el mejor retrato renacentista, uno bueno dota a la pieza de elegancia como vistiéndola de fiesta.

A pesar de ser invisibles, fueron siempre motivo de preocupación para el artista. En el gótico tardío se pueden interpretar como una evolución de los artesonados de los altares religiosos y en muchas iglesias eran piezas fijas en la arquitectura. El renacimiento trajo la secularización y se amplió la variedad de motivos, se hicieron portátiles y de quita y pon. El siglo XVII francés los recargó en el barroco…

Con los siglos, hubo un buen número de artistas que hicieron del ellos una prolongación de su estilo y sus ideas. Como detalla la introducción de Looking at European Frames (Mirando a los marcos europeos) —manual especializado editado por el J. Paul Getty Museum de Los Ángeles—, los impresionistas son un buen indicativo del papel protagonista de un elemento en apariencia secundario. Como ejemplo claro de esta dedicación está Gauguin, que tallaba los suyos. “Es deber del artista ver su pintura adecuadamente enmarcada, en sintonía con los colores del trabajo y no con un discordante molde dorado“, declaró Degas.

Lee el resto de la entrada »

Fragmentos de pintura que toman forma en un cubo transparente

En las caras del cubo transparente hay una imagen escondida que sólo emergerá cuando el espectador la vea de frente. Al girar un poco el cubo, el motivo se desvanecerá, se deshará en pedacitos de pintura. Emergence Lab es un objeto que desconcierta y maravilla. Dan ganas de tenerlo entre las manos largo rato, intentando descifrar el misterio que encierra, para descubrir el truco y no admitir que la magia existe.

El artista Thomas Medicus (Austria, 1988) clasifica la obra como una “escultura anamórfica pintada a mano” y cuando le da el nombre de Laboratorio de emergencia no se refiere a la urgencia, el apuro o los peligros, sino al verbo emerger. En la filosofía, la doctrina del emergentismo defendió en los siglos XIX y XX que el todo es más que la suma de las partes, que el contacto entre varias materias puede resultar en otras muy diferentes.

Dos de las ilustraciones homólogas de 'Emergency Lab' - Thomas Medicus

Dos de las ilustraciones homólogas de ‘Emergency Lab’ – Thomas Medicus

“Como cada figura llena exactamente la misma superficie que su homóloga, la imagen de atrás queda cubierta mientras se observa”, explica en su página web. La ilusión se crea a partir de 216 tiras de polimetilmetracrilato cortadas con laser y en un marco cúbico. “Antes de pintar con pintura acrílica los fragmentos de las imágenes por separado en las tiras, la segmentación ya ha sido planeada por completo”, aclara acompañando el texto de fotos del cómo se hizo.

Medicus le saca partido creativo a la limitación de tener que cubrir el espacio exacto de una ilustración con otra diferente. Cuando pinta un pájaro, en el lado contrario hace coincidir la cabeza con el pompón de un gorro. Un pez largo como una serpiente y con una aleta al final de la cola es, en su reverso, un hombre de brazos largos que sujeta una máscara africana.

Helena Celdrán

'Emergency Lab' en construcción - Thomas Medicus

‘Emergency Lab’ en construcción – Thomas Medicus

'Emergency Lab' en construcción - Thomas Medicus

‘Emergency Lab’ en construcción – Thomas Medicus

Dos de las ilustraciones homólogas de 'Emergency Lab' - Thomas Medicus

Dos de las ilustraciones homólogas de ‘Emergency Lab’ – Thomas Medicus