BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Santuarios del deporte. L’Alpe d’Huez

Hace unos meses saqué en esta sección una etapa del Tour y hoy repetimos la experiencia, esta vez con otro mítico punto de la carrera ciclista más importante, un escenario mítico, casi mitológico, del deporte de de la bicicleta: L’Alpe d’Huez.

Nombre oficial: L’Alpe d’Huez.

Ubicación: Departamento de Isère, región del Ródano-Alpes, Francia.

Año de inauguración: La estación de esquí se estrenó en los años 30 y es etapa casi fija del Tour desde 1952.

Deportes: Ciclismo, esquí.

Más cosas: Pues sí, amigos, estamos ante uno de los lugares más mágicos del ciclismo. Pero vayamos por partes. L’Alpe d’Huez es una montaña de 1.860 metros de altitud en los Alpes Centrales Franceses. Conocida desde la Edad Media, en 1930 se puso en marcha una estación de esquí cuyo culmen fue, en 1936, la instalación de un telesilla.

En 1952, uno de los comisarios de la carrera, Élie Wermelinger, llegó al resort invitado por un grupo de empresarios turísticos de la zona. Le convencieron de que el Tour pasara por allí y ese mismo año se estrenó la etapa, convirtiéndose en el primer final de etapa en alto de la ronda gala. El primer ganador fue el italiano Fausto Coppi.

Tuvieron que pasar 24 años hasta que se volviera a subir, y desde entonces se ha ascendido todos los años, lo que pasa es que a partir de 1995 la organización la pone un año sí, un año no (más o menos, no es matemático).

L’Alpe d’Huez se caracteriza por sus 21 curvas. En un principio, cada curva llevaba el nombre de uno de los ganadores de etapa. El vigésimosegundo ganador fue Lance Armstrong. Como no había más curvas, la organización empezó otra vez desde la primera, de modo que ahora se llama Coppi-Armstrong.

Esta etapa alpina se caracteriza también por las enormes asistencias de público, con cifras de hasta 400.000 personas.

Os diré también que L’Alpe d’Huez es conocida también como la Montaña de los Holandeses, porque, y sobre todo al principio, los holandeses fueron los que partían la pana. Por cierto, desde que Theunisse ganara en 1989, un neerlandés no ha vuelto a ganar en L’Alpe d’Huez.

Existe otra historia, que dice que el que sale de amarillo de L’Alpe d’Huez llega de amarillo a París. Tampoco es cierta del todo. En 1987 (Perico Delgado) y 1989 (Laurent Fignon) no se cumplió esta máxima.

Más cositas. La ascensión más rápida de la historia de esta cima la consiguió el añorado Marco Pantani (37’ 35″, en 1997), seguido de Lance Armstrong (37’ 36″, en la cronoescalada de 2004).

Por último, os diré que ha habido tres ganadores españoles: Fede Echave (1987), Ibán Mayo (2003) y Carlos Sastre (2008).

Sólo añadir que este año no se sube y que mañana traigo fútbol para cerrar esta Semana Santa en cuanto a artículos se refiere.

Hasta mañana.

Los comentarios están cerrados.