BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… Akebono

Hoy estoy original, hombre. Os traigo un deporte minoritario, un poco freak si queréis, pero que creo que os gustará. Con el artículo de hoy, se estrena en esta bitácora el deporte del sumo. Para representarlo, os traigo a uno de sus más famosos campeones: Akebono.

¿Quién era?: Un luchador de sumo japonés de origen hawaiano de finales de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los sumotoris más famosos de los últimos años y ser el primer no nacido en Japón que alcanza el nivel de yokozuna.

¿Qué fue de él?: Se cortó la coleta (sí, igual que los toreros) en 2001. En la actualidad se ha pasado al wrestling japonés, un pressing-catch a la nipona.

¿Sabías qué…?: Como os decía, es hawaiano de nacimiento. Su nombre original es Chad Rowan. Empezó en el mundo del sumo gracias al interés que este deporte le despertó en la infancia tras verlo en televisión y gracias a Takamiyama, otro sumotori hawaiano.

– Se trasladó en 1988 a Japón para hacerse luchador profesional. Tuvo que adoptar un shikona (o nombre de guerra/artístico) y eligió Akebono, que significa “nuevo amanecer”.

– Al principio de su carrera recibió pocas esperanzas de llegar lejos, porque es muy alto (2,03 metros), demasiado para el sumo (se supone que cuanto más bajo tengas el centro de gravedad, más difícil será para el contrincante sacarte del dohyo o círculo en el que se disputa el combate*). Suplía este hándicap con una fuerza descomunal.

* Dicho esto, os explico someramente las reglas del sumo, que son muy sencillas: Dos tipos, dentro del dohyo, se enfrentan. No se pueden dar puñetazos ni patadas ni arañazos. Sólo empujarse, embestirse y/o agarrarse por el calzón. Gana el que consigue que su rival salga del dohyo o toque el suelo, dentro del círculo, con otra parte del cuerpo que no sean las plantas de los pies. Los combates pueden durar apenas unos segundos.

– De joven, en Hawai, practicó el baloncesto.

– En su época de mayor esplendor pesaba 233 kilitos de nada.

– En 1993 alcanzó el grado de yokozuna, el más alto que puede alcanzar un luchador de sumo. Era el primer no japonés en conseguirlo.

– Sus grandes rivales fueron Takanohana y Wakanohana, dos sumotoris que también alcanzaron el grado de yokozuna.

– En 1996 renunció a la ciudadanía estadounidense y se nacionalizó japonés. Se cambió el nombre de manera definitiva a Akebono Taro (la ley nipona exige este cambio para poseer la nacionalidad). Está casado con una maestra japonesa con origen estadounidense y tiene dos hijos (no me preguntéis cómo los hizo).

– Tras su retirada, abrió un restaurante que fracasó. Fue por ello por lo que se metió en el mundo del wrestling.

– Por su estatura y peso tuvo serias lesiones de rodilla, que le obligaron a pasar por el quirófano.

– Como curiosidad os diré que tras él, otros tres luchadores no nacidos en Japón han alcanzado el grado de yokozuna: el hawaiano Mashashimaru y los mongoles Asashoryu y Hakuho (los dos últimos sumotoris que han alcanzado este honor en Japón). Y ojo, que hay un ozeki (el rango justo inferior al de yokozuna) que está al acecho. Se trata del búlgaro Kotooshu (que se llama en realidad Kaloyan Mahlyanov).

Biografía, palmarés, estadísticas: Chad Haakeo Rowan nació el 8 de mayo de 1969 en Waimanalo, Hawai, Estados Unidos. Debutó como profesional en marzo de 1988 y se retiró en enero de 2001. En su carrera ganó 11 yusho o torneos individuales.

¿Qué, os ha gustado el artículo? Espero que sí. Sayonara!

Los comentarios están cerrados.