BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

¿Quién ganó el debate?

Las elecciones del próximo domingo van a ser diferentes por muchas cosas. Todo el mundo da por descontado que tras ellas se tendrá que producir una negociación para construir la mayoría necesaria. Habrá que buscar de nuevo, como al principio de la transición, consensos. Eso no tiene por qué ser malo.

Pero visto el debate de ayer parece que no va a ser fácil. Al menos si en alguno de esos consensos se necesita que participen los dos partidos hasta ahora mayoritarios.

Creo que los asesores se equivocaron al plantear el debate. Un debate que, aparentemente, tenía como objetivo visualizar y reforzar el bipartidismo no podía convertirse en una bronca disputa del ya tradicional y tú más, que sólo puede beneficiar a los otros partidos, los que no estaban en el debate y que, como casi no han tocado poder, están limpios de corrupción.

Desde el momento en que predominan los insultos, las acusaciones, los gritos y las salidas de tono, los espectadores empiezan a añorar otros debates, otros programas, en los que se ha visto a los políticos en un tono muy diferente.

Y es que este año la Televisión ha tenido un claro protagonismo en la precampaña y en la campaña. Los candidatos se han dejado ver y entrevistar en los programas de Jordi Évole, de Pablo Motos, de Bertín Osborne, de María Teresa Campos,…y seguro que me dejo unos cuantos. Se supone que enseñaban el lado más humano y más próximo, así que ver que, cuando regresan a la política, se olvidan los argumentos para pasar a los insultos no es una buena noticia.

Sonrientes antes del rifi-rafe

Cuando parece que las nuevas opciones y la posibilidad de su entrada con fuerza en las instituciones han reactivado el interés por la política, lo lógico sería que el Cara a Cara de ayer entre los dos principales candidatos hubiera conseguido más audiencia que otros debates anteriores. Pero no ha sido así. Nada menos que cuatro debates anteriores consiguieron más audiencia. De hecho este ha sido el de menor audiencia de los cuatro en que ha participado Rajoy.

La suma de las audiencias de las 12 cadenas en que se emitió el debate de ayer fue 9.728.000 espectadores, muy lejos (a más de tres millones de distancia) de los 13.043.000 del primer debate entre Zapatero y Rajoy en febrero de 2008, que fue emitido entonces por 22 cadenas. También queda lejos (a más de dos millones de espectadores) de los 12.005.000 que vieron debatir a Rajoy y Rubalcaba en noviembre de 2011; en aquella ocasión en 17 cadenas, o del segundo debate Zapatero-Rajoy, ya en marzo de 2008 que alcanzó 11.952.000 (también en 22 cadenas).

En dos ocasiones se ha denominado El debate decisivo: la primera fue el que protagonizaron Felipe González y Aznar en Tele 5 en mayo de 2003, que consiguió 10.526.000 espectadores; la segunda, mucho más reciente, tan reciente como la pasada semana el que congregó en Antena 3 y La Sexta a 9.233.000 espectadores para ver a Soraya Sáez de Santa María (la única mujer presente en un debate de este tipo) debatir con Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Resulta difícil saber si el debate de ayer lo ganó un Rajoy a la defensiva, que acabó entrando en el juego de su rival para superarle en insultos (ruin, miserable, deleznable, frente al no es honesto con que le provocó Sánchez) o un Pedro Sánchez que eligió desde el principio la provocación, perdió los papeles en más de una ocasión y perdió también la ocasión de comparar (en datos como el paro, la deuda o la hucha de las pensiones) la primera legislatura de Rajoy con la primera de Zapatero.

Como la ley prohíbe publicar encuestas a partir de hoy (en Andorra se ha publicado una muy divertida de canciones) nos quedaremos sin conocer esta valoración.

Pero lo que sí se puede ver es qué cadena, de las 12 que lo emitieron, consiguió una mayor audiencia. ¿Sería la 1, la pública, la institucional, como parece que correspondería?¿Sería Antena 3, la hermana mayor del grupo Atresmedia? Nada de eso: La Sexta, la cuarta cadena por audiencias en estos momentos, recogía los frutos de su mayor dedicación a la política en estos últimos meses y conseguía ser la triunfadora de la noche.

Las audiencias de esas tres cadenas fueron muy similares, pero el triunfo correspondió a La Sexta, con 2.914.000 espectadores; le siguió Antena 3, con 2.794.000 mientras La 1 se quedaba en 2.678.000. También 13TV obtuvo una audiencia interesante: 709.000 espectadores, mientras entre las autonómicas destacó Canal Sur con 293.000.

Así que el gran triunfador del debate de ayer fue La Sexta. Mucho más aún si consideramos los programas de análisis que cada cadena emitió a continuación: ahí La Sexta arrasó.

Y si hablamos de políticos, en mi opinión, ganaron los ausentes. O, dicho de otra manera, perdieron su gran ocasión los dos protagonistas del debate.

1 comentario

  1. Dice ser Jose Antonio

    Realmente alguien gano algo ese día? Porque a mi después de ver los dos debates me dio la sensación en este último que fue una pelea de perdedores y se echaba de menos la nueva sangre, este debate fue una pelea de perros de los cuales no se sabe cual de los dos tiene más pulgas.

    17 Diciembre 2015 | 23:16

Los comentarios están cerrados.