Los "Buenos Modales" de Erasmo de Rotterdam

En el año 1530, en su “Tratado sobre la urbanidad en la infancia”, Erasmo de Rotterdam, aconseja:

“Vuélvete cuando escupas, para que tu saliva no moje a nadie, y si cae algo purulento en el suelo debe ser pisado una y otra vez, para que no produzca náuseas a nadie”.

Y también:

“Si no puedes tragar un pedazo de comida, vuélvete discretamente y échalo en alguna parte”.

Los comentarios están cerrados.