Annette Hess: “Es nuestra obligación contar una y otra vez el Holocausto para que no se olvide”

Annette Hess (FOTO de Silvia Medina, cedida por Planeta)

“No quería escribir una novela documental sobre los llamados juicios de Frankfurt, sobre el juicio a Auschwitz; quería escribir sobre una familia alemana normal que tuviese algún tipo de relación con el Holocausto; y hay que decir que la mayoría de las familias la tuvieron”. Quien dice esto es la guionista alemana Annette Hess (Hannover, 1967), una reputada narradora televisiva con varios éxitos centrados en el pasado reciente de su país -actualmente está escribiendo un guión para Amazon-, y lo dice sobre su primera novela: La casa alemana (traducción de María José Díez Pérez, Planeta).

Y cuando Hess dice “la mayoría”, incluye a la suya. “La protagonista de la novela, Eva, se parece a mi madre, en el sentido de la ingenuidad, alguien que prácticamente no sabía nada de lo que había pasado”, explica la escritora, a la vez que recuerda que su abuelo actuó como policía en la Polonia ocupada

Esta guionista se adentró en el archivo donde se encuentran las declaraciones de los 318 testigos de aquel proceso -181 supervivientes de Auschwitz- de cuyas grabaciones se empapó. Entre aquellos sonidos, le impresionó la voz de la traductora polaca y decidió convertirla en su protagonista. La mirada de una joven inocente, que busca encontrar su camino, amada por sus padres que regentan un casa de comidas y que, casi sin querer, acabará actuando de traductora en ese proceso, lo que le llevará a descubrir el pasado de su país y de su familia.

Hess relata en esta novela, con tintes costumbristas y feministas, como aquel proceso, celebrado en pleno milagro económico alemán, abrió los ojos a muchos jóvenes alemanes de aquella primera generación post Segunda Guerra Mundial a lo que habían hecho y vivido sus progenitores. Y como, también, la sociedad germana se resistió a derribar el muro de silencio, concentrados como estaban en construir un futuro prometedor y huir del pasado. En varios pasajes de la novela se leen frases como las que se escuchan hoy en día cuando se habla en cualquier país, incluido éste, sobre memoria histórica.

Esta escritora asegura que quería trasladar todo ese proceso a la familia, “porque es la célula más pequeña de la sociedad y, además, los temas que no se hablan en familia, al final no se tratan tampoco en círculos más amplios”. Y en la familia se centra esta historia, emocional, de descubrimiento, donde asistimos al célebre juicio de una manera clara, emocional pero difusa: la autora no da nombres de los personajes reales, aunque haya alguno fácilmente identificable -como el célebre fiscal Fritz Bauer-.

Casi 75 años después del final de la Segunda Guerra Mundial, ¿la sociedad alemana no ha ajustado cuentas con su pasado? “No creo que una sociedad pueda dar nunca por cerrado un tema como este“, afirma. ¿Entonces quizá los juicios de Frankfurt llegaron demasiado pronto? “No. Cada generación nueva tendrá que volver a posicionarse sobre ello. Ahora, sobre un 40% de los veinteañeros alemanes no saben qué ocurrió realmente en el Holocausto. Es nuestra obligación seguir contándolo una y otra vez para que no se olvide”.

Le pregunto a Hess si ese olvido tiene algo que ver con el ascenso de la ultraderecha en Alemania. Ella lo niega, “al menos una relación causal directa”. “Siempre hay tendencias racistas en todos los países; el 18% es el promedio general en Europa”, asegura.

Esta guionista se muestra incómoda con que, desde el aparato de marketing editorial, se considere como Women Fiction (ficción para mujeres) su novela, aunque no oculta que la relación de Eva con su pareja en la ficción refleja el machismo de la época y sirve como alegato feminista hoy en día, “cuando estamos observando una situación de regresión” respecto a los derechos de la mujer.

¿Conocéis esta novela?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

1 comentario

  1. Dice ser petro5

    Normal, es necesario que la gente siga mirando 70 años atrás para que no mire cómo masacrar niños, metéis en campos de concentración a gente y cómo le seguís robando tierras a los palestinos.

    09 mayo 2019 | 14:35

Los comentarios están cerrados.