XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

‘Operación Barbarroja’, de Christian Hartmann: la guerra incomparable

Soldados alemanes durante la batalla del Kursk. (Deutsches Bundesarchiv / WIKIPEDIA)

Casi ninguna guerra fue como esta. Casi ninguna costó tanta sangre, tuvo tantas consecuencias y dejo huellas tan profundas en el recuerdo de sus contemporáneos como aquella que se desencadenó entre los años 1941 y 1945 entre el Gran Reich Alemán y la Unión Soviética”. Así arranca el historiador Christian Hartmann (Alemania, 1959) su libro Operación Barbarroja: la guerra alemana en el Este (1941-1945) (traducción de Javier Alonso, Esfera de los Libros 2018). Un monumental ejercicio de síntesis: Hartmann no necesita más de 150 páginas para relatar aquella guerra dentro de la Segunda Guerra Mundial que enfrentó a dos imperios de la muerte: el Tercer Reich de Hitler contra la URSS de Stalin.

Porque sí, considerar el frente oriental, el que enfrentó a alemanes y soviéticos como un frente más de la Segunda Guerra Mundial conduce a error. Si lo minusvaloramos o equiparamos, probablemente, es por estar más influenciados por el cine o la historiografía anglosajona. Aquella guerra vivió una magnitud, una brutalización y tuvo unos efectos sin parangón en el siglo XX. La URSS perdió 26,6 millones de vidas, de las que 15,2 correspondieron a civiles (1,3 millones fueron niños); Alemania, perdió 5.318.000 militares y, se calcula, que 1,4 millones de civiles. La guerra redefinió el mapa de Europa Oriental y encumbró a la URSS como potencia global.

Hartmann es un historiador del Instituto de Historia Contemporánea de Múnich y da clases de historia militar en la escuela de oficiales del Ejército Alemán. Además, es oficial en la reserva y asesor del Gobierno germano en temas históricos y de memoria histórica (hace poco, me comentaba Félix Gil, su editor en España, se le pudo ver con Merkel en una visita a Bielorrusia para inaugurar un cementerio de los caídos alemanes en la operación Bagration). Sin embargo este representante de la llamada “nueva historia militar” es, sin duda más conocido, por haber sido el director del equipo de especialistas responsables de la exitosa edición crítica del Mein Kampf que ha arrasado en Alemania desde su salida en 2016.

[ A DEBATE: ¿Te preocuparía que tus hijos estudiaran el ‘Mein Kampf’ de Hitler en el colegio?]

Pero volviendo a Operación Barbarroja su capacidad de síntesis unida a su capacidad para tratar todos los temas y miradas posibles (política, desarrollo bélico, ocupación, crímenes, brutalización, efectos en la población civil, aliados y grupos étnicos implicados…) convierten a este libro en una lectura obligada para todos los interesados en la Segunda Guerra Mundial. Hartmann es claro y directo, su exposición es impecable y no parece que haya nada superfluo.

El historiador germano estructura su análisis en dos apartados “política” y “guerra”, y va desmenuzando no solo las derivas ideológicas sino los desarrollos bélicos (por su páginas pasan las ofensivas hacia Moscú, Stalingrado, Lenningrado, Kursk, Bagration o el cerco a Berlín, incluso con testimonios) como las atrocidades contra judíos y población civil de uno y otro bando. La mirada de Hartmann es compiladora y global; su estilo, iluminador.

Concluye el historiador preguntándose si, estando cerca de morir todos aquellos supervivientes de aquella carnicería sin parangón, esta guerra se habrá convertido en una “mera cuestión histórica”, en algo “lejano y abstracto” como las guerras púnicas. “Ignorar esto o incluso olvidarlo, requeriría un acontecimiento parecido, de dimensiones e impacto equiparables. Dios no lo quiera”, responde.

Del constante goteo de novedades sobre la Segunda Guerra Mundial que llegan cada año, ésta es una de las imprescindibles.

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en Facebook, Twitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

2 comentarios

  1. Dice ser Casandra

    Cuando se inicie la Operación Barbarroja el mundo contendrá la respiración

    Adolf Hitler

    25 octubre 2018 | 10:57

  2. Dice ser Peep

    No voy a entrar en el tema del holocausto y el genocidio. Sólo en el tema político militar. Y lástima que Alemania perdiera la guerra. Porqie si en 8 años Hitler convirtió a Alemania en la primera potencia europea y casi en la primera mundial científica, militar y tecnológica, que hubiera pasado si hubiera tenido poder sobre medio mundo? Ahora, podríamos ser una super raza humana que viajaría a colonizar el espacio en lugar, de una raza que se dedica a hacerse selfies, contar sus mierdas de vidas en redes sociales y no tener amigos en el mundo real. Todo postureo. Encima, vamos cada vez más hacia la idiocracia.

    Gran película esa de idiocracia.

    25 octubre 2018 | 13:18

Los comentarios están cerrados.