BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Recreación histórica: vivir el pasado

Recreación realizada durante el bicentenario de la batalla de Waterloo (EFE)

Recreación realizada durante el bicentenario de la batalla de Waterloo (EFE)

¿No te gustaría vivir, aunque fuera un rato, en el pasado? ¿Sentir cómo se sentían nuestros antepasados al vestir sus ropas o portar sus armas? No sólo en tu imaginación, sentirlo físicamente ¿Sí? Quizás, estés esperando la oportunidad para probar el mundo de la recreación histórica.

Es un fenómeno que cada vez veo más en boga en nuestro país y que me parece muy interesante. Ya no es sólo, disfrazarse, sino investigar y trabajar la verosimilitud histórica. Es, realmente vivir la Historia. Hace un mes, en Úbeda, pude ver las calles llenas de decenas de recreadores en acción y resulta ciertamente espectacular.

Desde que empecé este blog, tenía ganas de hablaros de este tema. Mejor dicho, de que alguien que supiera del tema os hablara de ello.

No se me ocurre nadie mejor que Yeyo Balbás. Este escritor cántabro —autor de dos novelas muy recomendables Pax Romana y Pan y Circo— es divulgador y realizador de documentales y miembros de un grupo de recreación El clan del cuervo.

Yeyo ha participado en varios documentales nacionales e internacionales —uno de los más recientes, Templarios, del Canal Historia—, ha sido asesor en películas y videojuegos, ha realizado ilustraciones y mapas para novelas históricas, es colaborador de la revista Despierta Ferro

Es decir, que no veía nadie mejor que él, para hacernos de guía e introducirnos en el mundo de la recreación. ¿Preparados?


 

Recreación histórica, vivir el pasado

Por Yeyo Balbás, escritor, realizador de documentales y divulgador. Es miembro del grupo de recreación El clan del cuervo.

 

Cada vez resulta más frecuente encontrarse, en documentales de televisión o revistas de divulgación histórica, a gente vestida y armada como hace siglos, con un insólito nivel de rigor. ¿Actores con un buen atrezzo?

No, se trata de aficionados a la recreación histórica o historical re-enactment, una actividad que ha ido ganando en popularidad en Europa y Estados Unidos a lo largo de los últimos cuarenta años, ya sea en su vertiente lúdica o en la divulgativa. Los practicantes de este hobby se aglutinan en asociaciones que tratan de evocar, con el mayor grado de fidelidad posible, la indumentaria y cultura material de un momento histórico elegido.

Aunque este fenómeno surgió en la década de los 60 del pasado siglo entre los entusiastas de la historia militar, hoy en día los periodos que se abordan son muy diversos, al tiempo que se llevan a cabo toda clase actividades «civiles», que pueden abarcar desde la construcción de una embarcación con herramientas históricas hasta investigar la gastronomía antigua a partir de recetarios de época. A nivel europeo, los periodos más populares son la Segunda Guerra Mundial, las guerras napoleónicas, la Alta Edad Media y el mundo romano; en España, la recreación medieval demuestra una especial querencia por el siglo XIII y, en Japón, existe un gran interés por el periodo Edo.


En 1839, Archibald Montgomerie, el conde de Eglinton, organizó un torneo medieval en su castillo escocés, en el que participaron una docena de aristócratas victorianos vestidos con armaduras


Algunos combates celebrados en los anfiteatros romanos y en los torneos medievales ya trataban de evocar episodios del pasado mítico, como la Guerra de Troya, aunque es durante el Romanticismo cuando las «recreaciones» comienzan a ser frecuentes. En 1839, Archibald Montgomerie, el conde de Eglinton, organizó un torneo medieval en su castillo escocés, en el que participaron una docena de aristócratas victorianos vestidos con armaduras. Sin embargo, no es hasta los años sesenta del siglo XX se puede hablar de este fenómeno tal y como hoy lo conocemos, centrado en la época Contemporánea, a partir del cual surgieron agrupaciones interesadas en otros periodos. En 1972, nacieron dos de las asociaciones pioneras en la Alta Edad Media y época romana, The Vikings y la Ermine Street Guard, que popularizaron esta afición dentro del ámbito anglosajón y de ahí pasó al resto del mundo occidental.

Algunas federaciones británicas, como The Vikings o Regia Anglorum, poseen miles de miembros y la National Association of Re-enactment Societies (NAReS) cuenta ya con 20.000 afiliados interesados en distintas épocas. Su labor se ha centrado en el reconocimiento oficial a esta actividad y la obtención de permisos para utilizar, de forma controlada, réplicas de armas de fuego; o establecer convenios de colaboración con productoras y canales de televisión, como la BBC. También existen instituciones públicas que han alcanzado acuerdos con grupos de recreación para organizar, de forma periódica, actividades divulgativas, tales como la English Heritage, que gestiona parte del patrimonio arquitectónico del país.

Las actividades de recreación pueden dividirse, a grandes rasgos, en dos tipos. En ocasiones, se trata de reuniones privadas en edificios de época o campamentos históricos, que pueden incluir la evocación de escenas de vida cotidiana. El desafío consiste en no emplear ningún elemento tecnológico moderno durante un horario prefijado. En este caso, se diferencia del rol en vivo no sólo reside en el trabajo de documentación, sino también en que no se teatraliza ni se asume ningún personaje.

Los eventos de recreación histórica dirigidos al público pueden incluir desde pequeños talleres o charlas en aulas arqueológicas, hasta grandes eventos que reúnen a centenares de recreacionistas de distintas nacionalidades. Estos últimos suelen ser la recreación de batallas, como la que se lleva a cabo en Hastings (Inglaterra), que en el año 2006 contó con la participación de 3.000 combatientes. En el bicentenario de la batalla de Waterloo, celebrado este mismo año, participaron 5.000 recreacionistas de toda Europa, con tropas de artillería y caballería incluidas.


La existencia de esta tradición festiva junto a los omnipresentes «mercados medievales», unidos al escaso interés demostrado por las instituciones hacia la cultura, ha dificultado el desarrollo de la recreación histórica con los estándares de autenticidad europeos


Torneo de Justas que se celebra en la plaza de María Pita de A Coruña.

Torneo de Justas que se celebra en la plaza de María Pita de A Coruña.

En España, existe una larga tradición de festividades historicistas que se remonta al siglo XVI, las fiestas «de moros y cristianos» celebradas en Andalucía y Levante, que conmemoran la toma de la ciudad a los musulmanes. No fue hasta mediados de los 90 cuando en nuestro país se popularizó el re-enactment con la misma orientación que en el resto de Europa. Sin embargo, la existencia de esta tradición festiva junto a los omnipresentes «mercados medievales», unidos al escaso interés demostrado por las instituciones hacia la cultura, ha dificultado el desarrollo de la recreación histórica con los estándares de autenticidad europeos y, sobre todo, ha hecho que los grupos re-enactment hispanos se vean forzados a reivindicar la labor de documentación en la que se fundamenta su actividad.

No obstante, también han surgido eventos que demuestran el enorme potencial de esta actividad, no sólo como medio de divulgar la historia sino también como actividad económica. En 1999, tuvo lugar la primera edición del festival Tarraco Viva que convierte a la ciudad catalana en un referente europeo de la cultura romana: durante un mes en Tarragona se realizan juegos gladiatorios, paradas militares, escenificaciones de ceremonias religiosas o escenas de vida cotidiana. Asimismo, algunas festividades historicistas han incluido actividades más rigurosas y divulgativas dentro de su programa festivo, en las que participan asociaciones que tratan de distinguirse del resto mediante su compromiso didáctico.

La experiencia práctica de la recreación histórica se está empleando en distintos ámbitos académicos, muchas veces vinculados a la arqueología experimental, al tiempo que algunas producciones audiovisuales han recurrido a especialistas de este ámbito para la instrucción de los extras y los especialistas en tácticas militares. Se trata de un fenómeno cultural en continua expansión, tanto en el nivel de autenticidad alcanzado como en su implantación en la sociedad como herramienta para hacer llegar a la gente, de una forma amena y visual, nuestro legado histórico.

(*Las negritas en el texto son del bloguero, no del autor del mismo)

Otras firmas invitadas en XX Siglos…

5 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Ojalá se divulgaran más. porque me parecen super interesantes y una forma muy amena de acercar la Historia a la gente.

    http://areaestudiantis.com

    16 Diciembre 2015 | 08:53

  2. Dice ser maria

    En Galicia tenemos varias festividades relacionadas con este tema…. los vikingos en Catoira(pontevedra en Agosto) y la feira franca en Pontevedra capital el primer fin de semana de Septiembre, el arde lucus en lugo….

    16 Diciembre 2015 | 09:24

  3. Dice ser Juan Rivero

    Cada 25 de Julio se recrea en Santa Cruz de Tenerife el ataque de Horacio Nelson a la capital y el rechazo de las tropas españolas. Es de renombre, porque fue en esa batalla donde Nelson perdio su brazo.

    16 Diciembre 2015 | 11:59

  4. Dice ser Pepe

    En La Palma tenemos cada año, bajo el nombre ‘Día del Corsario’, entre los últimos días de Julio y primeros de Agosto, la recreación del ataque piratico de François Leclerc, para de palo a la ciudad y la defensa de la isla por los colonos y naturales de la isla.

    16 Diciembre 2015 | 12:45

  5. Dice ser Toni

    También se ha puesto interés en estos eventos desde el campo de la investigación

    http://icrpc.cat/es/proyectos/ferias-mercados-y-festivales-de-divulgacion-historica-en-cataluna.html

    Son propuestas con muchas posibilidades para poner en valor el patrimonio cultural

    16 Diciembre 2015 | 21:35

Los comentarios están cerrados.