BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Apostemos por lo nuevo y olvidemos a los de siempre

Por Jaume Font González

Congreso de los Diputados (Europa Press).

Congreso de los Diputados (Europa Press).

En este mundo todo cambia y lo viejo desaparece aunque sea poderoso como lo fueron los dinosaurios. La ciencia es lo que nos hace cambiar, y aferrarnos a lo antiguo es una pérdida de tiempo y un gran atraso.

En el fútbol, tenemos un gran ejemplo que aunque siendo siempre el mismo juego, las diferentes formas de jugarlo convierten a un equipo en ganador. ¿Quiénes son los que hoy están cambiando la forma de jugar y encabezan las ligas y campeonatos? Pues no son otros que los más jóvenes que han cambiado sus tácticas y las han adaptado a la actualidad logrando así estar en la cabeza de todos los campeonatos desplazando a los más viejos que siguen empleando viejos sistemas.

¿Por qué cada día que pasa aprovechamos los adelantos y sin embargo seguimos votando a los viejos políticos? Es algo que tendríamos que reflexionar porque si lo nuevo siempre es mejor y nos adaptamos muy rápidamente, lo mismo nos pasaría con las nuevas y jóvenes formas de hacer política.

Los más importantes adelantos tecnológicos los están empleando las empresas para conseguir más logros y sin embargo, los viejos políticos siguen aferrados al papel y al lápiz por temor a lo que desconocen. Olvidemos la época de los dinosaurios y pensemos en lo nuevo y a la hora de votar hagamos lo mismo, votemos por lo nuevo y olvidemos a los viejos porque por más que intenten cambiar, no tendrán jamás la solución a lo que en poco tiempo han destruido como son la seguridad, la paz, la educación y el futuro.

3 comentarios

  1. Dice ser werrrt

    Que vamos a contestar a un imbécil que quiere que votemos Podemos. Y para eso pone el Furbal como ejemplo, es muy sabido que los equipos con éxito, son los equipos con una buena mezcla de experiencia y juventud y fuerza.

    Y lo que más falta a Podemos es la experiencia y la fuerza de trabajar.

    14 mayo 2016 | 18:23

  2. Dice ser joseluis123123

    votar a podemos es votar lo viejo, es votar el rancio comunismo trasnochado, hace falta tener poca verguenza para pedir el voto de estos extremistas y encima venderlo como que son nuevos y los demas son los viejos.

    14 mayo 2016 | 19:44

  3. Dice ser Juana Guerrero Levis

    NADA NUEVO BAJO EL SOL (O LA HISTORIA DEL BESO CON LENGUA)
    .
    …Córdoba, a 13 de mayo del presente año. 18:30 horas de la tarde. En un pequeño polideportivo de la capital cordobesa, algo arruinado por las recientes lluvias, se reúne la vieja guardia comunista. Esperan la llegada del líder de PODEMOS, Pablo Iglesias Turrión, que va a dar un mitin de presentación sobre la unión temporal de PODEMOS e IU para concurrir juntos a las próximas generales del 26 de junio. Llevará la marca de ‘UNIDOS PODEMOS’.
    .
    …Afuera está lloviendo, así que me decido a entrar en el polideportivo, pese a ir un poquitín arreglado. Camisa y chaqueta, pantalón de vestir y zapatos. Dentro, y como me suponía, hay poca gente. La media pasa de los 48 años de edad. La antigua militancia comunista supera perfectamente los 60 años.
    .
    …Hago un barrido cinematográfico con la vista y reconozco a muchos de ellos. Está por allí José María González ‘’Kichi’’ (últimamente muy en boca de todo el mundo por su incapacidad para aprobar los presupuestos en Cádiz, ciudad que gobierna desde hace un año), su medio novia y diputada del Parlamento andaluz por PODEMOS, Teresa Rodríguez (más baja y menuda que en la tele. ¡La tele engorda! No obstante, sigue manteniendo intacto su atractivo físico. ¿Qué habrá visto en ese ‘Kichi’? El ‘Kichi’ ni es guapo, ni listo ni buen político. Ella, en cambio, sí parece una política astuta. Para mi gusto le falla la dicción. No se le entiende nada cuando habla) y Pablo Echenique, número dos de Iglesias y el gran triunfador de los ‘’selfies’’ aquella tarde. Por cierto que algunos ya comparan la pareja Iglesia-Echenique con la de Elliot y E.T.
    .
    …El resto de conocidos son ya viejos comunistas locales. Por ejemplo, veo a Pedro Jiménez García, el actual concejal de urbanismo de la capital cordobesa, gracias al tripartito PSOE-IU-GANEMOS. Va vestido con su acostumbrada ropa de marca –parece del PP–. Sólo el jersey que lleva, de Paul&Shark, vale más de 100 euros. Se nota que ahora le van bien las cosas. Gana muy buen sueldo en el Consistorio y, además, sabe hacer caja con las multas municipales y eso que llama él ‘la actualización catastral’, que no es otra cosa que cobrarle hasta el último metro de sus casas a muchas familias sin recursos. En fin, comunista, ya se sabe.
    .
    …Veo también a otros comunistas muy conocidos del partido local y a dos personas cercanas al gran Julio Anguita. Por un lado, a su compañero de trabajo en el instituto Blas Infante, el profesor ya jubilado Jesús P. G., y a la esposa de Anguita, y también profesora del mismo instituto, por lo visto allí se conocieron, María A. C.. Sin embargo, al ex secretario general de Izquierda Unida, no se le ve por ninguna parte. ¿Dónde lo tendrán escondido?
    .
    …Pasan veinte minutos y entra Pablo Iglesias en la cancha con la acostumbrada parafernalia de aplausos, besos, apretones, saludos a la última grada y el acostumbrado cántico del ‘¡Sí se puede!’ puño en alto. Un cántico no demasiado sonoro como otras veces, porque, repito, no se ha llenado el aforo. Iglesias comienza a hablar de lo de siempre, no sin antes anunciar lo archiconocido por todos: la unión de PODEMOS e IU para las Generales de este verano.
    .
    …Habla de las 50 medidas del documentos del ahora ‘UNIDOS PODEMOS’. Todas ellas con un fuerte sabor comunista. Caso de la nacionalización de las centrales hidroeléctricas, la moratoria para el pago de la deuda europea, el fortalecimiento de los servicios públicos (o sea, el aumento del número de funcionarios), el incremento del IRPF, el fin medidas legislativas del PP, la estupenda subida de los salarios a mansalva y la concesión de ayudas a los parados. En economía, nuevo modelo productivo… Sólo le ha faltado prometer la vida eterna.
    .
    …De repente, y como los actores en el teatro, Iglesias ve a alguien al fondo y grita: ‘¡JULIO!’. Es Julio Anguita que, entre vítores y aplausos de su militancia, se va abriendo paso hasta llegar al estrado. Los dos líderes se funden en un abrazo que a mí, personalmente, me resulta algo obsceno. Es como si hubiera ahí algo de puesta en escena fingida. Veo yo, incluso, cierta similitud con la historia del hijo pródigo o la del torero Manuel Benitez ‘El cordobés’ y su hijo bastardo Manuel Díaz, después del tema de las herencias. Aquí también hay de por medio un reconocimiento, una herencia de cobro. El comunista padre, Anguita, le concede el perdón a su hijo político y le entrega la militancia a Pablo Iglesias, otrora comunista escindido y repudiado de Izquierda Unida por divergencias con la vieja guardia. Ahora, en cambio, el viejo comunista dice: ‘¡AHORA O NUNCA!’, como Herodes a las puertas de Jerusalen, mientras su hijo Pablo, reconocido por la militancia, llora y llora. Todos lloramos aquella tarde…

    16 mayo 2016 | 12:37

Los comentarios están cerrados.