Zoe empieza a dar señales de que la va a liar parda en ‘La isla de las tentaciones’ pero bien

Zoe, en La isla de las Tentaciones.

Zoe es la emperatriz del drama. La muchacha va por la vida sufriendo como forma de ser. ¿Eres celosa? ¿Te montas películas en la cabeza? ¡Sal con Josué, que dice que es un picaflor y a disfrutar sufriendo! A sufritar. Y así es Zoe, que le gusta tanto pasarlo mal que si es alérgica a los gatos se compra una camada.

Llevamos muy poco de edición, pero Zoe está dando ya muestras de que va a ser la gran protagonista de la edición gracias a su desquicie. Le amo como nunca he amado a nadie”, le decía llorando Zoe a Gal.la, que la miraba con cara de Cristo bendito qué cruz me ha tocado. “No quiero a nadie más en mi vida que no sea él”, añadió Zoe. La familia y los amigos de Zoe no le vuelven a ver. A Zoe las pelis de apocalipsis en la que solo quedan dos vivos en el mundo le van bien.

Gal.la dice que Zoe exagera. No sé en qué lo ha notado.

“Ella estaba hecha un flan”, dijo Josué a sus compañeros sobre la despedida de su chica. Los flanes, el postre más celoso que hay. Un flan te ve comiéndote un arroz con leche y te monta un pollo y luego llora. El caramelo no es azúcar fundido, es el flan, que ha llorado.

Como hay muchos colaboradores nuevos, en lo de colaboradores, porque están más vistos que la tos, les advirtió: “A los que os estrenáis como colaboradores: es necesario respirar porque si no os va a faltar el aire y no quiero ningún muerto en el plató”, les dijo. Ya, es que los muertos en los platós quedan fatal. Te tropiezas, huelen… un fastidio.

Uno de esos colaboradores es Isaac, que dijo que ponía la mano en el fuego por Josué, porque no iba a ser infiel. La mano de Isaac:

Como siga a postando a la fidelidad de Isaac va a tener que limpiarse el culo con un garfio.

En otro orden de cosas, Alejandro está obsesionado con que Tania se metió en el jazuzzi. Para él es una gran afrenta que la muchacha se bañe. Para Alejandro los SPA son lugares de perdición. Él ve a una señora de 95 años entrar a unos baños termales y piensa que es una fresca y una buscona.

“Solo pido un poco de respeto… a lo mejor tengo la mente un poco antigua“, decía el muchacho. No, joder, antigua no, que los romanos tenían aguas termales y no se ponían celosos. Tienes la mente un poco jacuzzifóbica.

Alvaro y Rosario

Suso está a pico y pala con Rosario. Pero a pico y pala que se está sacando piedra para hacer la muralla china. Estaban comiendo uno al lado del otro y Suso comenzó a limpiarle la frente con su propia servilleta. Un poco más y se escupe en la mano para peinarla.

“Eres más cochina comiendo… se come con la boca, no con la frente”, le dijo, porque Rosario tenía manchada la cara. Rosario come con el mismo cuidado que un zombi. Rosario cuando acaba de comer no usa la servilleta, usa la ducha.

“Con Suso tengo un rollo raro, no sé si es conexión”, dijo Rosario. No, es que como acabéis juntos te va a limpiar él cuando salgas del baño.

“Quería huir de tí, de tu sangre canaria”, le explicó Rosario a Suso de por qué no le eligió como cita. La sangre canaria, algo de lo que huir. Tú estás con un canario y le empieza a sangrar la nariz y más te vale salir corriendo.

“Estoy tan cómoda con él que me da miedo“, dijo Rosario, que cuando está cómoda, teme. Una vez se tumbó en el sofá entre cojines y no sabéis que susto pasó.

VÍDEO:

Nico le dijo a Miriam que en el pelo se parece a su novia. “Son dos tías muy potentes”, recalcó por las dos con las que está volcado, Miriam y Rosana. El Macaulay Culkin crecido este está desatado.

Josué: “Tengo la idea de que pase lo que pase tengo que perder, pero tengo que ganar. Si me vuelvo con ella, bien y si no, también“, aseguró el muchacho. Sí, está él preocupado de perder a su chica. Por los cojones.

En una fiesta en la casa de las chicas se pusieron a jugar a la botella, que es eso de dejar que un recipiente vacío decida tu puta vida a corto plazo.

A Rosario le tocó que Suso le chupara la nuca. Eso fue más de pasar asco que de pasar calentón, pero el caso es que Suso también le mordió en el cuello, como un mosquito tigre.

“Ay, me ha mordido”, decía la muchacha y se abanicaba porque le habían entrado los calores. A Rosario le mordió una vez una zarigüeya y se puso tó berraca.

A Tania el guaperas soltero que mira siempre con cara de intensito se puso a hacer “caricias seductoras”, que consistieron en frotarle la nariz por el brazo. Caricias seductoras para un Cocker Spaniel.

A Sandra le tocó tocar abdominales y reconocer a la gente con los ojos cerrados. Ha tocado más tabletas que el que envasa los paquetes en Nesté.

“Quiero que sesuz… desuz.. que seduzcas a Sandra”, dijo Suso, que se traba más que una escopeta antigua. El muchacho estaba desatado como director del juego.

Miguel le comió el cuello a Sandra, que chilló y dijo que iba a saltar la alarma, pero que ha ido “a jugar”. El Un, dos, tres… de la saliva era ese juego.

Zoe se fue a dormir la primera porque dijo que el juego no le gustaba y que no se sentía cómoda. Y lloró. Qué ansia por la depresión.

“Eres muy explosiva”, le dijo Álvaro a Isabela de la que luego dijo que estaba “buenísima”. Álvaro es muy de destacar las cualidades intelectuales y emocionales de las personas.

Vimos el vídeo de adelanto de la reacción de las chicas a las primeras imágenes, en una visita sorpresa de Sandra Barneda, que llegó a la villa en medio de una gran llovizna y no se mojó. Tiene un aura que es como un secador de peluquería.

A las imágenes aún no sabemos cómo reaccionaron, pero a ver a Sandra Barneda sí: a Zoe le dio un parraque gordo. Se puso a hiperventilar y a decir que seguro que Josué la estaba “liando”.

De ochenta posibles situaciones derivadas de que se te caiga la servilleta al suelo en un restaurante, Zoe elige pensar en una en la que le camarero resbala, empuja a un comensal, que cae sobre su maletín, que era un artefacto explosivo nuclear, que, al estallar, hace saltar las alarmas antinucleares en Rusia, que lanza misiles, contraatacando después EE UU, Corea, China, Francia, India y Mataluenga, acabando con la vida sobre el planeta.

Y claro, Zoe se agobia. El miércoles veremos si con razón.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.