Carlos Sobera reta en directo a Lara Álvarez y ella, brava, acaba haciendo que se arrodille

Sobera, rendido ante Lara. (FOTO: CUATRO)

La de anoche fue una gala de Supervivientes memorable. Y no porque Barranco acabara enseñando el pandero más tiempo que la cara, ni porque Ana María tenga que raparse la cabeza, ni porque Jorge se depilara esos pezones como dos tizones encendíos. No: porque Lara se marcó un “sujétame el cubata” que acabó haciendo que Sobera se arrodillara ante ella.

Y es que el presentador retó a Lara a presentar subida en la copa de un árbol y lo que pasó a continuación os sorprenderá. Mataría al tipo o tipa que inventó esa mierda de frase. Lo que pasó es que Lara se puso a presentar desde la copa de un árbol.

Pero, ¿sabéis qué es como la copa de un pino? ¡Mis redes sociales! Si me queréis (u odiáis, me vale hasta la indiferencia) ¡Seguidme!

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @RealityBlogShow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

La gala comenzó con Sobera saliendo a presentar y gritando “¡Qué plató tan caliente tenemos!“, como si estuviera entrando en el set de rodaje de Iban a por trabajo y les comieron lo de abajo. A Sobera le va mal en la tele y tiene que entrar a trabajar en una fundición y le da un soponcio.

Lo de Pavón no tiene nombre. Después de episodios como “Anuncio lejía blanqueadora” anoche llegó “El pantalón del lunar molón”. Sí, llevaba unos pantalones de lunares. No entiendo cómo no se aprovecha el estado de alarma para detener a la gente que fabrica esa ropa. Y, por supuesto, los pantalones le quedaban cortos, con los tobillos al aire. ¿¡ESTAMOS EN EL PUTO SIGLO XV PARA QUE LOS TOBILLOS SEAN SEXIS!?

– Mira, me he puesto un escote que se me ven los pezones de medio lado…

– Sí, lo que quieras, pero los tobillos, enséñame los tobillos, nena, um… ese hueso articulado respingón…

La gente tiene vicios muy raros.

Lara iba muy guapa. Lo que pasa es que le habían puesto un collar con unos bloques de mármol con los que se podía hacer una balaustrada. El collar de Lara se podía usar para hacerle colmillos ortopédicos a un elefante. El biquini estaba muy bien, porque era de color plata, que lo mismo te valía para taparte las tetas que para ponerlo en el salpicadero del coche y que no se te caliente.

Prueba de recompensa.

Es ese juego ya tradicional en el que hay una estructura a la que los concursantes se sujetan a unos palitos que tienen que ir quitando. El último que aguante sin caer, gana. Es un juego de inteligencia, de astucia, de estrategia, de tener manos como garfios. Este era el juego preferido de Einstein. Se pasaba el día jugando con Newton y Arquímedes.

Los primeros fueron Hugo, Jorge y Barranco. “El bueno, el fe… bueno, no”, dijo Sobera, porque claro, habría tenido que decir quién era el feo y quién el malo.

Barranco tiene un pie que le vale sólo para criar uñas, porque intentaba coger los palos con los dedos y no era capaz de articularlos. Barranco proviene del mono, pero de uno cojo. Si en Atapuerca encuentran un esqueleto al que se le acaben las patas en la rodilla, ése era el atecesor de Barranco. Albertus Mancus Antecessor.

Todos aguantaron hasta el último palo. Jorge estuvo a punto de clavarse el último en todo el asterisco. Si llega a apretar el culo podría haberse sujetado a la tabla sin manos.

Matt Leblanc Joey GIF

Hugo, en lugar de quedarse colgando, se puso en posición fetal que parecía que quería cagar en el vacío. Y ganó Hugo, patrocinado por Sanitarios Roca.

“Yo le veo mejor ahora, está más concentrado en lo que tiene que estar“, dijo su madre por videollamada. Sopapo con la mano abierta a Ivana. La madre de Hugo me cae mal tirando a fatalnolasoportocasinegro.

¿Esa postura que ha puesto, tiene algo que ver con su pasado?“, le preguntó Sobera a la madre. Sí, joder, de muy pasado, de cuando estaba en el útero y no tenía sitio para estirarse, no te jode.

Siguientes fueron Rocío, Elena e Ivana.

Rocío se pasó la prueba con una mano en las tetas, lo mismo pensaba que ahí se agarraba mejor. Esta chica se comprueba que sigue teniendo pechos cada diez segundos. Ivana le copió la postura cagandera a Hugo. Lo mismo esa postura era de hacer la cucharita y claro, se les ha quedado a los dos el molde. Y ganó Elena. En esta prueba pesar poco es determinante y Elena cuando va a la farmacia a pesarse le sacan una báscula de cocina.

Yiya y Ana María fueron las siguientes. Estas dos sí que tenían los dedos prensiles. Yiya y Ana María pueden escribirte a máquina con los pies. A mí si me tienen que operar el cerebro quiero que lo hagan estas dos con los pies. Qué tacto, qué pulso, tienen más sensibilidad en un cayo del pie que mucha gente en el cuello. Luego me olería a queso la cabeza, pero merece la pena.

¡Y ganó Yiya!

¡TOMA, CABRONEEEEES!“, dijo Yiya sacando el dedo corazón, porque si ella hace algo sin una grosería es como si no lo hubiera hecho.

¡Se me ha salido una teta y todo!“, añadió. Espera. ¿Por qué yo no vi ese momento? Y esto lo digo sólo por mi labor de cronista y no por ningún interés particular en las glándulas mamarias.

El caso es que como premio podían sacar tres objetos de sus maletas, que estaban amontonadas en la arena como si las hubieran tirado allí dos currelas de Barajas. Yiya, enternecida porque Ana María lloraba como si le hubiera salido a pagar la declaración de Hacienda, se ofreció a renunciar a uno de sus objetos en favor de Ana María, pero no le dejaron.

Y Supervivientes cambió de Telecinco a Cuatro. Sobera volvió ha hacer el paripé con un mando a distancia. “¡¡ESTE MANDO FUNCIONA, FUNCIONA, PUEDO CAMBIAR MUCHAS COSAS!!“, dijo Sobera. Este hombre va a ir por la calle tratando de darle pause a la gente.

Vídeo:

Bronca entre Hugo e Ivana. La cosa es que a Hugo le molesta cualquier comentario. Cualquiera. Él se da por aludido.

– Ha salido el sol…

– ¡QUE NO HABLES DE MÍ, DÉJAME TRANQUILO, DÉJAME HACER MI CONCURSO!

¿Y cuál es el concurso que Hugo quiere hacer? Superaislados. Antisocialientes. Huraños, perdidos en Honduras.

La cosa es que Ivana quería cocinar y a Hugo le molestó. “¡Cuando estabas conmigo no cocinaste ni una sola vez!”, Hugo le hacía un guiño al regreso de El Ministerio del Tiempo diciendo cosas de gañán machista de los años 20.

No te mereces que te hable así, ya cansa“, le dijo Rocío a Ivana, MUY BIEN Punto para Rocío.

Me tenés los huevos llenos“, acabó estallando Ivana. Y es que Hugo es tan cargante que te habla y te deja los huevos como si metieras palomitas de maíz en el microondas. Te mira y te los rellena. Con atún y mahonesa.

Hugo sabe que se acerca el final y su estrategia es tener bronca con todo el mundo para parecer la víctima.

El caso es que todos los compañeros se pusieron del lado de Ivana. “No puedes dejar que nadie te apague la luz“, le dijo Barranco, que duerme con la luz encendida porque no deja que nadie le apague la luz. Barranco quiere reencarnarse en una polilla y vivir cerca de una farola.

“Aunque parezca una arrastrada, sólo por estar con él aquí estoy contenta”, dijo Ivana. Muchacha, quiérete más. ¿Alguien tiene un plano donde salga Mierdolandia para que Ivana sepa dónde está y pueda dar indicaciones a Hugo para mandarle allí? De la noche a la mañana, Hugo no la soporta. Vaya por Dios. Descripción gráfica de la evolución de la relación Hugo-Ivana.

dance partners GIF by America's Got Talent

Esta chica no le deja tranquilo, le está hostigando todo el tiempo“, alegó la madre de Hugo. Mire, señora, su hijo es un impertinente, un maleducado, un testarudo, tiene mal perder y le importan una mierda todos los que no sean él. Le van a nombrar Compañero del Año.

“¡Yo he ganado un concurso, y tú no!“, dijo el flipado de Hugo a Ivana al final, como si hubiera ganado el premio Nobel y no el Gran Hermano menos visto de la historia.

Y llegó la apuesta, el reto, el ‘no hay huevos’.

Sobera, que está obsesionado con los cambios de localización de Lara, la picó a que se subiera a la copa de un árbol a presentar en la próxima conexión. Y a Lara un “no hay huevos” no se lo hagas porque te deja el cubata en la mano antes de que acabes la frase.

Y en la siguiente conexión Lara se había subido a una peña que estaba más alta que el árbol de al lado, literalmente, entre la copa del árbol. CON DOS OVARIOS, LARA. Y porque las pausas son cortas, que si no se quita el biquini, se pone un arnés y sube más que Jesús Calleja en un funicular.

En la ceremonia de salvación Lara tuvo que darle dos hachazos a la cuerda para cortarla. No sé de que hacen las cuerdas en Honduras, pero joder, qué resistencia. Con esa cuerda puedes atar a un tiranosaurio y sacarlo a pasear.

Y vídeo.

“Yo quiero pescar, no coger carnada”, dijo Ana María, porque como ella tiene gafas todo el día podría coger caracolas para que los demás puedan tener carnada y pescar también. Pero ella pasa, coge lo justo para cumplir y se pone a pescar.

“Te pido que seas solidaria”, le dijo Yiya, pero ella pasó. Ana María adora la solidaridad. Yo creo que ve a una señora mayor con una hucha de la Cruz Roja y le tira piedras. Así de solidaria es.

– ¡Que no me digáis lo que tengo que hacer!

– Pero es para los niños pobres y…

– ¡Que me dejes hacer mi concurso!

Y así.

Aquí tenemos a Ana María en uno de sus momentos más felices.

Fish Bass GIF

Ana María es pelín egoísta. Tiene hasta un carnet de la AEE, la Asociación Española de Egoístas. El carnet es personal e intransferible, claro. Y nadie paga las cuotas. Ahí en lugar de in-vitar, out-vitan.

“No queremos mendigarte peces”, le explicó Yiya. Esa es la clave: Ana María quiere quedar como la salvadora de los hambrientos, como la mejor pescadora, como la que les da de comer. Ana María es capaz de quemar Mercamadrid sólo para ser ella la que más peces reparte.

De vuelta a Hugo: Su cabreo por perder la prueba pasada, la del tres en raya.

Vimos el vídeo de la bronca que montó Hugo en la publicidad. Todos le decían que estaba equivocado, pero él es un cabezón y no sabe perder. Para Hugo perder es como montar una central nuclear: no sabe. Y teniendo en cuenta que pierde muy a menudo, debería estar acostumbrado.

“Sí, pero luego los agonías somos los demás”, dijo Ana María por las quejas de Hugo, ella, que había montado el cirio en su prueba contra Yiya. JA JA JA Hipocresía, que bonito nombre tienes.

“Yo tenía otras imágenes, que faltaba por pasar una vez Rocío“, dijo por la videollamada la madre de Hugo, que es igual de pesada que su hijo. Esta señora tiene imágenes que ni existen. Seguramente tiene imágenes de su hijo siendo coronado como emperador de Roma.

¡SEÑORA, QUE LAS NORMAS PERMITÍAN CAMBIAR EL ORDEN!

Es que veo a Hugo en su último suspiro, a los 110 años, en la cama del hospital y diciendo “aqueeeeella prueeeeeeeba… Rocío no saliooooooo”.

Y se salvó de la expulsión… ¡¡HUGO!!

Madre de Dios. ¿Pero qué votáis, chiquillas y chiquillos?

Esta semana empezaron a elucubrar qué sacrificarían y a cambio de qué en la mesa de las tentaciones.

Rocío dijo que ella se cortaba un centímetro el pelo por un bocadillo de filete empanado. Súper sacrificio el de Rocío, que tiene las puntas encrespadas que con eso puedes rayar un diamante. Para cortarle eso tienen que tirar de sierra radial y encima quiere un bocadillo.

Por una pizza diaria voy desnudo lo que queda de concurso“, aseguró Barranco. Hay veces que es mejor no decir según qué cosas.

Ana María: Yo soy capaz de raparme por un pollo asado al día. JA JA JA JA Sí claro. Os ponen buffet libre en la playa no te jode y vemos Supercomientes: Perdidos en Gorduras.

Y llegó la Mesa de las Tentaciones.

La primera fue Ana María. La mujer se puso a olisquear los cofres que estaban sobre la mesa. Es como un perro policía. Sólo le falta oler debajo de las colas.

En una de las cajas había un cocido completo, justo lo que ella había pedido. “De cantidad está regular”, se quejó Ana María, que esperaba que le llevaran el cocido en un camión de los de desescombro con maderos puestos a los lados para que entrara más tocino. En la otra había un kit de rapado.

“¿Cortarme el pelo?, tendrá que ser por más comida”, decía Ana María mientras miraba a todos lados a ver si había más cocido escondido en algún sitio. Ana María va siempre por la calle mirando debajo de los coches a ver si hay cocidos agazapados.

Mientras negociaban las moscas se estaban comiendo el cocido sin raparse ni nada.

“He sacado once peces hoy, no tengo necesidad de raparme”, dijo Ana María, chula ella. Es la Amancio Ortega de los peces. Jesucristo le copió el milagro de los panes y los peces a Ana María.

Lara estaba generosa y le dijo que dos cocidos. La gracia estaba en que no se elegía cuánto pelo se cortaba, si no que se jugaba en una ruleta. Dejaron a Ana María en espera.

Elena fue la siguiente. Llegó con la boca abierta y diciendo “mi pelo, Lara…”. Creo que la gente le da demasiada importancia a eso de tener pelo. ¿Sabéis qué? Yo me quedé calvo ¡¡Y SEGUÍ VIVIENDO!! Se puede vivir sin un pulmón, no se va a poder vivir sin pelo, joder.

Le ofrecieron un kit de pesca sólo para ella. Gafas, carretes, gafas y tubo… Pero si quería el kit tenía que salir a pescar atada a sus compañeros, cada día con uno. Como no le tocaban el pelo dijo que SÍ.

– Para tener el kit de pesca tienes que meter la mano en un cubo con pirañas y luego en el fuego hasta que sea un puto churrasco y todo con una sonrisa.

– ¿Y el pelo?

– El pelo nada.

– ¡¡VALE, LO HAGO, GUAY!!

Y así.

“Es que es tan bonito el océano, es tan bonito“, dijo Elena no sabemos muy a cuento de que, pero sí sabemos que se había comido por la mañana a Ariel. Elena hizo el casting para hacer de Sebastián en la versión de imagen real de La Sirenita.

Y turno de Rocío. Su tentación era un pergamino con una carta. A mí me dicen eso y les mando a la mierda. Yo sólo acepto una carta si está escrita en un chuletón de un kilo.

Ella tuvo que entregar a cambio tres días sin comer caliente. Aceptó. Era una carta de su hermano y parientes varios. Qué aburrimiento de tentación, la verdad.

Turno de Ivana. Su tentación era una tarta de dulce de leche. Yo por eso os juro que mato a toda la gente de mi portal y a los de los dos lados por si acaso. Su contraprestación era estar en silencio de forma indefinida (que fijo que es hasta el jueves). Joder, pero si es que Ivana entre palabra y palabra ya está callada un mes. La muchacha estaba como unas pascuas, claro, porque la recompensa y el sacrificio estaban muy desproporcionados. Menudo chollo.

Le tocó a Hugo, esa persona que raciona las sonrisas y no se le gastan nunca.

Le ofrecieron un bocadillo de ternera enorme. El sacrificio era ir ciego (con gafas de esas opacas). Dijo que no. Qué resalao es, qué divertido, qué de jugar y participar… Qué muermo. Hugo juega al Monopoli y en la primera ronda coge su dinero y se va.

Yiya: Otro bocadillo como un vagón de mercancías. A cambio, debía renunciar a su peluca “para siempre”. Y Lara tuvo que especificarle que “para siempre en el concurso”. JA JA JA  Yiya se hizo la dura y dijo que no era suficiente. Y Lara puso sobre la mesa otra cosa: escuchar a Brócoli (su chico).

“Si no hay suplantación de identidad lo tengo claro”, dijo Yiya, que se pensaba que iban a ponerle al teléfono a Lara poniendo voz de tío.

Y eligió la llamada, y le pusieron un audio de su novio: “Por aquí seguimos bien. Está todo el mundo bien. Te apoya mucha gente. Estamos bien. No te rayes por mí. Un besito, te quiero”. Le dijo el novio. QUÉ MIERDA DE AUDIO.

Yiya se emocionó y lloró, pero a mi me dice eso mi novio y por su culpa pierdo un bocadillo y cuando vuelvo a España le monto un escándalo.

Hijo, copia un poema o algo, joder, dile que la quieres, que la amas, que es la mejor mujer del mundo, que la echas de menos, que el mundo es gris sin ella, que cuando la veas se la vas a meter un lunes y a sacársela un domingo, cosas románticas.

“Que yo también le quiero“, dijo Yiya haciendo el símbolo de corazón con las manos y con el trozo de brócoli, como si ese corazón tuviera un ventrículo obstruido.

Turno de Jorge. Lara le enseñó unas tiras de cera fría de depilar… para su pecho. El tema era depilarse el pecho a cambio de un pollo asado con patatas. POR ESO ME DEPILO YO LOS HUEVOS A SOPLETE SI HACE FALTA. Creo que debería cenar más antes de las galas.

Y claro, Jorge lo tuvo claro y dijo que sí.

Ana María se encargó de depilarle. Jorge ni parpadeó. Joder, ASÍ SUFRE UN GUARDIA CIVIL ESPAÑOL. A un soldado patrio no se le pide que demuestre su valor enfrentándose al fuego enemigo, se le pide que se depile el pecho sin chistar.

Lo malo es que ahora los pezones hiperdesarrollados de Jorge ahora van a destacar aún más. Son como los faros apagados de un camión. Cuando acabó, Jorge besó al pollo que sólo le faltó acunarlo e inscribirlo a su nombre en el registro civil.

Barranco time.

OJOOO

Le ofrecieron una pizza barbacoa enorme y a cambio le propusieron lo que él mismo había ofrecido: ir desnudo.

Lara le ofreció llevar una hoja, como Adán. Una hoja de higuera pero de plástico. Pero ojo, que la hoja era sólo para los directos, el resto del tiempo, en pelotas. La hoja tenía unos cordeles para sujetarlo que tenían pinta de rascar lo más grande. Te pones eso y acabas con el hojal en carne viva.

“Pero que yo tengo familia y pareja, cómo voy a ir con el culo y lo que no es el culo por ahí todo el día…“, dijo Barranco. Hijo, que es ir con ello al aire, no ir usándolo a diestro y siniestro.

Al final llegaron a un trato: Dos pizzas y podía ir todo el día con el taparrabos, durante una semana.

Y aceptó. Y le vimos con su taparrabos y enseñando el culo. Barranco tiene entre nalga y nalga pelo. Mucho pelo. Tiene una franja oscura entre nalga y nalga que creo que al fondo está el templo de Petra. Tiene un culo abisal. La fosa de las marianas hecha pompis. 

Y volvimos a Ana María. Lo primero que dijo es que le habían quitado cocido. Ana María te cuenta los garbanzos de un vistazo. Es la Rain Man de las viandas.

Le ofrecieron tres cocidos y jugársela a la ruleta del rapado. “Hay 5 opciones y un 20% de posibilidades de cada una“, le dijo Lara como pista. Y ella seguía pidiendo, quería cuatro cocidos. Joder, con cuatro cocidos el reto es no morirse de los gases, que va a poder salir a pescar sin balsa, va a flotar más que una pelota de Nivea.

Y  dijo que sí y le enseñaron la ruleta. TIMO ENORME JA JA JA. Tres de las opciones eran raparse, otra cortarse 30 centímetros y otra cortarse 20. Con el largo de pelo de Ana María, eso era como raparse con todas las opciones.

¡¡Y LE SALIÓ RAPARSE A 15 mm!!

O sea, 1,5 cm de pelo. JA JA JA JA

Pero eh, Ana María se lo tomó bien. OLÉ POR ELLA. Pero no se había sentado en la silla para raparse y ya llevaba la boca llena de garbanzos y chorizo. Ana María es como los hámster, se llena los carrillos para el camino. Esta mujer no se lleva mochila a las excursiones. Hasta neveras ha llevado entre una muela y otra.

El rapado será el jueves, en directo.

“¿Estáis todos contentos?”, les preguntó Sobera. Hugo no, porque Hugo nunca está contento. Como mucho puede estar poco enfadado.

Y FANI ENTRÓ EN PLATÓ

La muchacha salió frustrada por no poder dale besos ni abrazos a nadie por el distanciamiento social, algo de lo que su Christofer se alegra mazo.

Fani definió a Ivana como su pesadilla. “Es la peor persona que he conocido nunca”, dijo Fani, que es poco exagerada. A Fani la secuestra Hannibal Lecter y mientras le come una pierna Fani piensa que por lo menos no es Ivana.

Vídeo: Yiya y Rocío han acercado posturas a base de poner a parir a Nyno. Y es que Nyno es tema de conversación preferido de Yiya. Esta mujer podría dar una conferencia sobre él. Es la mayor experta mundial en Nyno.

[Llega un helicóptero. Bajan dos hombres con traje y gafas de sol]

– ¿Es usted Yiya?

– Sí.

– Somos de la ONU, hay un problema con Nyno Vargas, acompáñenos.

Y así.

Pero el buen rollo sólo es superficial, porque a la que Yiya se apartó, Rocío y el aquelarre la pusieron a parir.

“Nos vamos a ir poquito a poco”, dijo Carlos Sobera para despedir la gala y todos los colaboradores dijeron “oooooh”. ¿Quién no está a gusto cuando la gala la lleva Sobera?

Y se acabó lo que se daba.

3 comentarios

  1. Dice ser Le71

    Increible que se haya salvado Hugo, es insoportable, sólo está en modo agradable si gana él

    06 mayo 2020 | 14:12

  2. Dice ser Crispy

    Sobre tu párrafo final… la verdad es que yo era más de JJV pero cada vez es más prepotente, soberbio, altivo, egocentrico y me gusta menos como a veces trata a los colaboradores.
    Un 10 por Sobera, lo hace genial y me entretiene tanto que se hace la gala corta.
    Y un 20 por ti y tus comentarios, humor inteligente 😉
    Te sigo desde hace mucho tiempo.

    06 mayo 2020 | 14:19

  3. Dice ser Martita

    jajjaja Gus!!cada vez me divierto mas con tus blogs!!!y la foto de Ana Maria, “emosido engañaos” es buenisima!!

    no entiendo como Hugo se ha salvado, es un soberbio…crei que nunca iba a decir esto, pero preferia a Aviles q a Hugo…me da pena porque creo que el expulsado de hoy va a ser Jorge.

    y respecto a lo de Sobera, totalmente de acuerdo!!para mi, es el mejor de los tres presentadores, es educado, lo hace super ameno, y es muy profesional.

    Gracias por las risas, Gus!!

    07 mayo 2020 | 12:58

Los comentarios están cerrados.