¿Qué está haciendo Timothy Dalton, el agente 007, a sus 75 años?

Esto es así. Tú puedes llevar 20 años de carrera interpretativa, ser uno de los grandes nombres de la pantalla británica, trabajar hasta los 75 años, ser Lord, ser Lady, ser el rey de Escocia, da igual todo: como en algún momento de tu vida hayas sido 007 ya es a lo que quedas reducido. Fuiste el puñetero James Bond.

timothy-dalton-007

De hecho, hay quien dice que fue el mejor James Bond. Opinión que no comparto porque:

  1. Todos los James Bond que ha habido han sido “el mejor” para alguien.
  2. A mí las pelis de James Bond, honestamente, ni fu ni fa. Y
  3. A tope con Daniel Craig.

A pesar de haberse iniciado ya en la década de los ’60, su época de esplendor le llegó sin duda durante los ’80. De hecho fue, exactamente, en 1980 cuando su interpretación del príncipe Barin en Flash Gordon lo puso, para muchos, en el foco de todas las miradas.

Que tú lo ves ahora y piensas “igual lo puso en el foco pero no para bien”, pero sí, sí: para bien, os lo digo yo. Es que en los ’80 las pelis eran así todas. Malas xD

(Es broma, hombre, no os enfadéis).

A este actor encaramado en lo alto de las series no tardó en llegarle la proposición de encarnar al agente británico más famoso de todos los tiempos y, vaya, no dejó pasar la oportunidad. En 1987 lo interpretó por primera vez en 007: Alta tensión y dos años después lo hizo por segunda -y última- vez en una de las cintas más archifamosas de toda la franquicia: Licencia para matar.

Tenía por entonces 40 años casi recién cumplidos. ¿Y qué hizo después? Pues esto es un poco lo que decía al principio: que es que ya da igual lo que hagas, bueno o malo o regular o casarte con una empanada. Tú has sido James Bond y es lo que vas a ser siempre, así que haz lo que te dé la gana.

Curiosamente, a Dalton le pasó un poco lo mismo que a Christopher Lambert (de Los inmortales) o que a los Ramones, que es que su nombre está bastante por encima de su propio producto. Los ’90 le pasaron más bien sin pena ni gloria.

Para que os hagáis una idea, su primera película fue La puta del rey, que puede sonar a revolución intelectual y película con mensaje y todo lo que queráis, e incluso estuvo nominada a la Palma de Oro en Cannes, pero por lo que fuera resultó una cinta que para el público aprobaba por los pelos y cuyo supuesto importante mensaje, simplemente, no llegó. A ella siguieron Desnudo en Nueva York, Juego sucio Tipos duros, entre otras. Películas de acción de segundo palo donde Dalton, aunque conseguía mantener cierta relevancia, casi nunca tenía un papel protagonista.

timothy-dalton-tipos-duros

Sin duda los 2000 llegaron con sorpresas. Además de una bajada importante en el ritmo (ya de por sí relajado) de trabajo de Dalton, nos encontramos con un cambio de registro más que interesante.

Empezó dejándose caer por Looney Tunes: De nuevo en acción para luego pasar como actor de doblaje por Los cuentos de Terramar y terminar metido en una las sagas de animación más importantes de todos los tiempos: Toy Story. Ahí donde lo tenéis, le pone la voz original a Mr. Pricklepants, el erizo de peluche de Bonnie.

De esa época, hay dos películas que a mí personalmente me llaman la atención, porque son dos películas que en su momento me gustaron bastante: una es Arma fatal, con Simon Pegg y Nick Frost, el dúo dinámico de la comedia británica, y la otra es The Tourist, con Johnny Depp y Angelina Jolie, que son probablemente la peor pareja cinematográfica de la historia.

timothy-dalton-the-tourist

¿Y dónde tenemos ahora a Dalton? Pues donde los tenemos a todos, ya: en el streaming. Concretamente en Doom Patrol, la serie protagonizada por -entre otros- Brendan Fraser inspirada en este grupo de héroes del universo DC y que se puede ver en HBO. En ella Dalton tiene uno de los papeles protagonistas: el es el jefe.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Regalo

    Pues a mí Los Inmortales me parece una película de culto. Tiene ese aire místico que te hace soñar.

    10 abril 2021 | 6:41 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.