Archivo de diciembre, 2020

¿Qué está haciendo Ramón García, el eterno presentador de las campanadas?

¿Cuántos años fueron Ramón García y su capa los responsables de dar la bienvenida al año nuevo? Uf. Ni se sabe.

ramón-garcía

Bueno, sí, seguro que sí que se sabe. Pero vayamos por partes.

Aquí, quien más quien menos, todos hemos crecido y vivido muchos años con Ramonchu en pantalla. Y no es para menos, porque el presentador bandera de TVE ha llevado la batuta en multitud de programas que fueron un éxito tras otro durante 20 años Lee el resto de la entrada »

Famosos que han muerto en 2020: Kobe Bryant, Kirk Douglas, Pau Donés, Rosa María Sardá… Hasta siempre

Hay años y años, y el 2020 pasará a la posteridad por ser uno de los que nuestra generación más presente ha tenido la muerte. Desde marzo, cada vez que nos ha llegado la noticia de un fallecimiento la pregunta obligada (dicha o no en voz alta) ha sido: “¿Fue por coronavirus?”. Algunas sí, otras no. Muchas han caído por sorpresa, otras llevaban tiempo siendo esperadas.

Y entre toda esa gente que se ha ido este 2020, claro, ha habido importantes personalidades, nombres reconocidos del mundo del espectáculo, el entretenimiento, la cultura, el deporte y la política, que no estarán aquí para ver qué nos depara el 2021.

famosos-que-han-muerto-en-2020

Desde este blog, mi pequeño homenaje a aquellos que se han ido en 2020. Estos son algunos de ellos.

Lee el resto de la entrada »

‘Good King Wenceslas’ (‘El buen rey Venceslao’): el villancico CASI laico que más veces ha sonado en el cine y la tv

Seguro que muchos pensáis que el villancico más cantado en cine y televisión es el famosérrimo All I Want for Christmas is You, de Mariah Carey. Y no es para menos, porque es genial, súper buenrollero y actual. Pero no. Aunque solo sea porque el All I Want for Christmas is You es de hace dos días, en términos históricos, no lo es.

king-wenceslas-sheldon

El villancico más veces reproducido en la pequeña y gran pantalla es el Good King Wenceslas,un tema del siglo XIII y melodía primaveral (no es una forma de hablar, se titulaba Tempus adest floridum -o ‘Se acerca el tiempo de la floración’).

En el s. XIX, en 1853 concretamente, los ingleses John Mason Neale y Thomas Helmore versionaron esta canción, cambiando la letra y escribiendo un poema dedicado al rey Venceslav (Venceslao) I de Bohemia, un noble del s. X que fue posteriormente santificado por haber introducido la cristiandad en su reino. De él, cómo no, la leyenda cuenta que fue un rey extraordinariamente benévolo y generoso, y se le atribuye la historia que cuenta este villancico en cuestión.

Este villancico fue, probablemente, el primero en ser incorporado al cine sonoro porque, recordemos, cuando el cine sonoro llegó al mundo este villancico era también “del otro día”, como nos pasa hoy con All I Want for Christmas. Al punto de que popularizó tanto la historia del rey Venceslao que sobre ella se hicieron cortometrajes y películas cuya única temática era la vida del rey, y tal vez os sorprenda saber que Jonathan Brandis (uno de nuestros más queridos iconos juveniles de los ’90) protagonizó una de ellas como el príncipe Venceslao, contando la truculenta historia de su subida al trono (que la “mala” era la reina, ya os lo adelanto).

good-king-wenceslas-película-jonathan-brandis

Y una curiosidad: este villancico es 10 años posterior a Cuento de Navidad de Charles Dickens (publicada el 19 de diciembre de 1843). Es por ello que, muchas veces, van de la mano. Pero no siempre. Tal vez recordéis a Hugh Grant cantándola en una puerta en Love Actually.

Aunque de todas, como no podía ser de otra manera, mi favorita es la de Sheldon en Big Bang Theory.

No sé si os pasa lo que a mí, que es que opino que en el repertorio tradicional de villancicos en español tenemos una variedad tirando a regular. Vamos, ninguna variedad: la virgen, el niño y el portal, y en los más animados metemos turrones y zambombas y ya. Tanto es así que incluso los villancicos que hemos importado de otros idiomas, como es el caso del que nos ocupa, Good King Wenceslas, han visto transformada su letra atrozmente para seguir hablando del niño y el portal, ignorando por completo la letra original del villancico, que cuenta la leyenda de su camino en solitario a través de una cruel nevada para llevar alimento y leña para el hogar a un pobre campesino.

Personalmente, lo que más me gusta de esta canción es que, con la salvedad del último párrafo, es totalmente laico: habla de un buen rey que tal día como hoy, 26 de diciembre (festividad de San Esteban), quiere ayudar a un campesino y, además, libera a su paje de ayudarlo cuando este comienza a sentirse mal durante la travesía. En el penúltimo verso de su versión original incluye un “Therefore, Christian men, be sure”, un aprendizaje dirigido a los cristianos. Que si cambiaras “cristianos” por “humanos” pues ya está. Parece que entonces lo canta un alien, no lo discuto, pero queda laico por completo, ya 🙂

En mi casa lo hemos traducido por nuestra cuenta para tener un villancico no relacionado con el niño y el portal (ni con Papá Noel y sus renos). Solo invierno, nieve y buenas intenciones.

En el capítulo de Big Bang Theory donde Sheldon canta, por cierto, se trata de una partida de rol “navideña” en la que Leonard es el máster y les dice:

Las paredes empiezan a cerrarse sobre vosotros. Encuentras unas letras luminosas que dicen “Si aplastado hasta morir no quieres pasar a la historia canta sobre San Venceslao y su victoria“.

Ahora ya sabéis tanto como Sheldon 🙂

Así es ahora Olivia Olson, la niña de ‘Love Actually’. Y Thomas Brodie-Sangster se ha enamorado de ella otra vez

Olivia Olson nació en 1992, y fue adoptada por Kay Furtado y (esto será importante después) Martin Olson, un afamado escritor y comediante estadounidense, responsable y/o talento creativo detrás de muchas películas y series de animación, entre ellas Phineas & Ferb, por ejemplo.

A Olivia la conocimos a sus tiernos 11 años en Love Actually, esa cinta que es ya un clásico de todas las navidades, como Joanna, el amor del pequeño Sam.

olivia-olson-thomas-brodie-sangster-love-actually

Olivia protagonizaba, de hecho, cantando increíblemente All I want for Christmas is You, de Mariah Carey (que tal vez pensáis que es el villancico más cantado en el cine, pero no; aunque eso os lo cuento mañana).

Olivia, hija como es de alguien muy bien mirado en la industria, ha ido haciendo sus pinitos profesionalmente siguiendo los pasos de su padre, pero sin dejar de ganarse, poco a poco y a base de un trabajo constante, su propio reconocimiento.

Ha actuado como actriz de teatro en Hollywood, en varios de sus teatros importantes, como el HBO Theater, y como actriz invitada en algunos programas de mucho tirón, como The Ellen DeGeneres Show. Pero sobre todo ha trabajado aportando su voz, tanto a producciones musicales puntuales como a dos personajes recurrentes en dos series animadas de gran éxito. Es la voz de la reina vampiro en Hora de aventuras.

reina-vampiro

Y también (y aquí es a donde yo tenía ganas de llegar) es Vanessa Doofenshmirtz, la hija del “malvado” Dr. Doofenshmirtz de Phineas y Ferb.

vanessa-Doofenshmirtz-phineas-y-ferb

¿Y por qué quería yo llegar aquí? Pues porque en Phineas y Ferb Vanessa tiene un enamorado, que no es otro que Ferb. ¿Y quién es el actor que interpreta a Ferb? ¡EXACTO! Thomas Brodie-Sangster, el pequeño Sam de Love Actually.

olivia-olson-thomas-brodie-sangster-love-actually-phineas-y-ferb

Decidme que no es genial.

Parece claro que estos dos están destinados a encontrarse. Además, en 2017 ambos participaron, junto al resto del elenco, en Rednoseday Actually, un cortometraje-secuela de Love Actually destinado a recaudar fondos por ese día.

rednoseday-actually

De los progresos musicales de Olivia, a quien por supuesto podéis encontrar en Spotify, podéis estar al tanto a través de su cuenta de Instagram, pero si os apetece verla en movimiento os recomiendo que os paséis por su canal de YouTube.

10 temas de conversación para NO hablar de coronavirus en Nochebuena

A ver, esto es una manera de hablar porque todos sabemos que vamos a hablar del coronavirus de las narices. Llevamos todo el puñetero 2020 hablando de él, no vamos a dejar de hacerlo en Nochebuena. Y os digo que lo mejorcito os lo voy a dejar para el final:

tienda-de-los-horrores-final-alternativo

Hablar, vamos a hablar. PERO vamos a intentar no hablar solo del bicho, por favor, que también hay cosas divertidas para echarnos un par de risas y amenizar la cena. Os voy a recordar DIEZ curiosidades que os he traído este año al blog para que uséis como os venga queráis, bien sea para rellenar silencios o para no pensar en virus. En cada una de ellas, además, os enlazo al post original. Por si queréis profundizar 🙂 Lee el resto de la entrada »

Vuelve a la tele Edu, el niño de “Hola, soy Edu, feliz Navidad”

Decía llamarse Edu, aunque en realidad su nombre era Enrique Espinosa, y en las navidades de 1997 su chascarrillo en el anuncio de Airtel, en aquella época en la que los virales aún no se llamaban virales, causó tanto furor que hoy, 23 años después, tú oyes en esta época decir “Hola, soy X” y automáticamente piensas “Feliz Navidad”. ¿Sí o no?

Pero, como demuestran los muchos post que en este blog hemos dedicado a ver cómo han crecido los niños más famosos de la pantalla, para Edu Enrique ha pasado el tiempo igual que para todo el mundo. ¿Qué fue de él? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de “El calvo de la Lotería”? Se llama Clive Arrindell y está en Netflix

Hubo un tiempo en el que los anuncios de la Lotería de Navidad eran anuncios, y no cortometrajes dispuestos a arrancarnos las lágrimas de las entrañas, como es el objetivo del moderno emotional marketing que tan bien le funciona a las grandes marcas (ehemikeaehem).

La cuestión es que en ese tiempo en que no acabábamos todos llorando con el “anuncio” de la Lotería, sino que nos daban unas cosquillitas graciosas, había una imagen que, junto a la canción de El Almendro y Edu deseando Feliz Navidad a todos por teléfono, nos anunciaba que llegaba la Navidad: el calvo de la Lotería. Que, por si hay dudas, no era un ente mágico, sino un actor con nombre y todo: Clive Arrindell.

Recordad: no soplaba burbujitas, eran números.

Clive, que en realidad no era calvo (este dato os lo regalo: tenía la cabeza rapada cuando hizo el casting para el anuncio por el personaje que estaba interpretando en el teatro y así se quedó), fue la imagen de la Lotería de Navidad durante casi una década, entre finales de los ’90 y los tempranos 2000. Podría coger cualquier anuncio, y eso es exactamente lo que haré: os pongo uno al azar. Eran todos más o menos iguales xD Lee el resto de la entrada »

10 sorprendentes adaptaciones al cine de ‘Cuento de Navidad’ de Dickens

Hoy, 19 de diciembre, cumple años una de las obras más atemporales jamás escritas: Cuento de Navidad, de Charles Dickens.

A ver, yo esto que voy a decir no lo he comprobado ni se me ocurre forma empírica de hacerlo -en un tiempo razonable- más allá de googlear, pero estoy casi segura de que no existe una historia que más veces haya sido versionada y llevada a la pantalla que esta imperecedera novela, publicada por primera vez en 1843.

La Navidad del “malvado” y avaro Ebenezer Scrooge, a sus casi 200 años de edad (la historia, no Scrooge, que era viejo pero no tanto) sigue teniendo un mensaje de fondo totalmente actual:

Lo que importa no es el dinero ni las cosas, sino los momentos y las personas.

Esta idea se ha llevado, como digo, a la pantalla un número incontable de veces (bueno, no, seguramente se pueda contar, pero yo no lo voy a hacer que aún tengo que poner la lavadora). Hoy os traigo, de todas las que he visto y descubierto, las que me parecen más sorprendentes, aunque no necesariamente en el buen sentido de la palabra xD

Os las voy a poner por orden cronológico porque no deja de llamar la atención que, cuando se hizo la primera adaptación, la novela aún tenía poco más de 50 años. Por ponerse un poco en contexto, hacer en 1901 una película basada en una obra de Dickens viene a ser lo mismo que hacer en 2020 una película basada en una obra de Roald Dahl. Vamos: del otro día.

Esta es mi selección de 10 adaptaciones sorprendentes de Cuento de Navidad:

Lee el resto de la entrada »

El antes y el después de 10 estrellas infantiles de películas navideñas

Los niños siempre inspiran ternura, y si además están metidos en una historia navideña ya podemos hablar de terrorismo emocional, que oí decir a un sabio profesor.

Aunque, por otro lado, si no los hacemos protagonistas en Navidad (que deberían serlo siempre, y no solo en Navidad), pues ¿cuándo si no?

Pero nadie es inmune al paso del tiempo, eso está claro, y como le pasa a todo el mundo, por mucho milagro navideño televisivo que hayan experimentado, los niños de las películas navideñas también crecen. Y muchos, cuando crecen, ternura, lo que se dice ternurita, lo mismo ya no la despiertan.

Hoy os traigo al blog cómo han cambiado estos 10 peques que protagonizaron una vez un éxito navideño. ¿A cuántos podríais reconocer?

Lee el resto de la entrada »

De ‘Harry Potter’ a ‘Gambito de dama’. ¿Qué fue de Harry Melling?

Estoy en racha recuperando post de niños famosos con Gambito de dama, porque si el otro día os hablaba del papel de Thomas Brodie-Sangster, el niño de Love actually (que sale que parece un australiano macarra), hoy le toca el turno a Harry Melling, el primo repelente de Harry Potter.

harry-melling-harry-potter-gambito-de-dama

Por unas u otras razones -que no vienen al caso porque luego me decís que os estropeo las cosas-, a Dudley Dursley, el primo consentido, maleducado y malcriado de Harry Potter en cinco de las entregas cinematográficas de la saga, y lo vimos pasar de esto:

harry-melling-harry-potter-1

A esto:

harry-melling-2010

Entre ambas imágenes media casi una década, tiempo durante el cual consiguieron mantener el nivel de repelencia en el pobre Harry Melling. Tanto fue así que el actor llegó a reconocer que, como tantos otros antes que él, cree que su aceptación entre el público se ha visto afectada, precisamente, por la baja aceptación del personaje que interpretó.

Como sea, es cierto que, después de Harry Potter, la trayectoria de Melling ha ido caminando despacito y discretamente, pero parece ir en la dirección correcta. Lee el resto de la entrada »