Cuando Donald Sutherland fue un Príncipe de Noruega en los años 60

Hay algunos nombres que llevan asociada, de manera inexorable, la palabra madurez. Puede que porque la mayoría de los cinéfilos aquí presentes ya los conociéramos siendo (ellos) mayores, y no entra en nuestra blandita y rosada masa cerebral la idea de que, una vez, fueron jóvenes. Tal podría ser el caso de, por ejemplo, Sir Ian Mckellen o Morgan Freeman.

Pero nuestro prota de hoy es otro de los grandes veteranos, y lo es porque hace poco me he enganchado a Trust, la última de FX (que puede verse en la plataforma streaming HBO) y él es el patriarca del petróleo: Donald Sutherland.

donald-sutherland-trust

Supongo que va con el oficio, pero a mí me es imposible verlo en esta soberbia actuación, en la que -entre otras cosas- se niega como anciano, y no preguntarme por los orígenes (como actor) de quien ha sido el malvado Presidente Snow en la saga de Los juegos del hambre.

donald-sutherland-los-juegos-del-hambre

(Por cierto, ¿sabíais que Jennifer Lawrence empezó siendo mascota en Monk?).

Así que ahí que me fui a indagar y ¡vaya! Pues sí que ha cambiado este hombre con los años, sí 🙂

Ya desde sus inicios se veía que era un todoterreno, porque de un papel a otro, con poco tiempo de diferencia, era capaz de hacer unos giros interpretativos importantes y bordarlos de tal manera que no se reconoce al actor tras el personaje: se ve tan solo al personaje en sí, como es el ideal.

Se hace difícil seleccionar solo algunos títulos de su carrera, porque casi sesenta años actuando son muchos años. Y uno podría pensar que la culpa de que ahora solo podamos pensar en un Sutherland canoso y con barba podría ser de, por ejemplo, Los pilares de la tierra de 2010, Orgullo y Prejuicio de 2005 o incluso The Italian Job de 2003, pero lo cierto es que te vas a 1995 para ver Estallido y ya estaba igual:

Y, sin embargo, no es mucho más atrás donde nos encontramos a un Donald de pelo castaño y perilla a juego, entrenando a la cazavampiros más famosa de todos los tiempos en el papel de Merrick en Buffy, en 1992:

donald-sutherland-buffy-

Pero, para cuando llegó ese momento, la presencia de Donald era siempre el punto de calidad de cualquier cinta, y eso se consigue con una treintena de años actuando a las espaldas. Porque Sutherland, ahí donde lo veis, se estrenó en pantalla en el lejano 1962.

De sus “primeros” años, se suele traer a la memoria La invasión de los ultracuerpos: un film de terror de 1978 en el que Donald interpretaba a su protagonista, Matthew Bennell, en un mundo en que los seres humanos estaban siendo sustituidos uno a uno por una raza de clones carentes de emociones (claro que por entonces éramos casi la mitad de población mundial… Ahora seguro que les daría perezona).

donald-sutherland-la-invasion-de-los-ultracuerpos

De ese mismo año es Animal House, otro de sus trabajos más recordados y, solo un poco anterior (1971) otro clásico: Klute.

Pero yo donde me he quedado un poco traspuesta ha sido al encontrarlo, jovencísimo, loquísimo y desconocidísimo, en Doce del patíbulo, de 1967:

donald-sutherland-doce-del-patibulo-2

Treinta y dos años, tenía. Y cinco de carrera, por entonces. Y cuando digo “desconocidísimo” no quiero decir irreconocible, porque esa franja de cara entre su nariz y sus cejas es única (y antientrópica, por lo que se ve). Quiero decir desconocidísimo. Porque los del patíbulo serían doce, pero Donald no estaba entre ellos:

donald-sutherland-doce-del-patibulo

Muchos grandes: Lee Marvin, Charles Bronson, John Cassavetes, Telly Savalas… Oye, ni una mujer en todo el cartel, ¿eh? Que no os engañe Trini López, que es un cantante tejano.

Como sea, y aunque os he dicho que su carrera empezó en 1962, yo os voy a dejar aquí este fragmento de Hamlet en Elsinore, una adaptación para TV de 1964 de la obra de Shakespeare en la que Sutherland interpretaba a Fortinbras, Príncipe de Noruega.

¿Es cosa mía, o se da un aire a Joffrey Baratheon?

No sé, será cosa de la nobleza…

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser merche

    Se supone que sabes de cine y no eres capaz de decir más películas de uno de los mejores actores vivos; ha trabajado con Fellini y Bertolucci, así como protagonizó una de las mejores películas de espías: El ojo de la aguja. Hay que informarse un poco

    23 abril 2018 | 9:18 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.