Entradas etiquetadas como ‘deporte’

Tejiendo hilos que nos fortalecen

Por Nuria CoronadoNuriaCoronado

Las conquistas, las que logran cambiar el mundo se consiguen conjugando el plural. Un plural que a veces parte del singular, del impulso motivador de una persona que da el primer paso y al que después se unen otros. Así ha sucedido con unas cuantas mujeres que en su día, a pesar de tener miedo, decidieron moverse. Dijeron basta a diferentes presiones o roles impuestos y concluyeron que el momento del “ahora o nunca” les había llegado.

Uno de los carteles del Club de malas madres

Uno de los carteles del Club de Malas Madres

Eso fue lo que le sucedió a Laura Baena impulsora de @malasmadres quien cansada de horarios imposibles y de no tener vida para conciliar comenzó desahogándose con un blog que hoy es capaz de aglutinar el sentimiento de muchas madres (y también padres) que no quieren formar parte de un mundo en el que el trabajo es lo único que importa. Ella se negó con su primer embarazo a que la exigente cultura empresarial del mundo publicitario en el que por entonces trabajaba, le marcara jornadas laborales extenuantes. No le compensaba ser la mejor profesional a costa de regentar el título de la peor madre. ‘Con mi primera hija a la que apenas veía entré en conflicto conmigo misma. Me dolía llegar a las tantas a casa después de un día de locos y tener que agarrar sus manitas, ponérselas en mi cara, y decirle: ¡soy mamá! para que ella así me reconociera’, explica.

Baena se propuso que el estigma de superwoman que campaba a sus anchas en su vida (y de paso en la del resto de mujeres) dejase de aparecer en su vida cual tormento. ‘La educación que había recibido me decía que iba a poder con todo, que merecía la pena el esfuerzo, y sin embargo, llegado el momento del embarazo y posterior crianza se me castigaba y relegaba por no ser la mujer 10’, añade. Ahora su especial club tiene vida propia  y cada vez son más las mujeres que se han unido a él ya que lejos de esa perfección luchan por no perder su identidad, por seguir creciendo profesionalmente, por desmitificar la maternidad y sobre todo por ponerse el mundo por montera y ser felices. ‘Estoy segura que uniendo conciencias y esfuerzos conseguiremos acabar con el concepto de la super mujer, ese que nos impone la sociedad y que no nos ayuda en nada. Porque no tenemos súper poderes ni queremos tenerlos. Somos personas con días mejores y días peores que siempre intentan hacerlo lo mejor posible. Eso es lo que cuenta’. 

Otra valiente que empezó casi en solitario y ha acabado más que bien acompañada es Ana Calderón, artífice de http://lasmujeresnosmovemos.com/ A ella le hervía la sangre con estadísticas tan reales y dañinas como las que dicen que solo una de cada tres mujeres hace ejercicio de forma habitual y por tanto dejan en manos de la suerte la posibilidad de una vida saludable. ‘Estamos acostumbradas a cuidar de todos menos de nosotras y tenemos que empezar a cambiar esta tendencia. Todos y todo siempre es más importante que una misma y esta manera de proceder es negativa para toda la sociedad, pero en especial para nosotras ya que nuestra salud queda al final de todo cuando en realidad es el principio de todo. Tener tiempo para practicar ejercicio tiene que convertirse en un prioridad’, recalca. Por ello, se ha propuesto cambiar estos números y conectar a miles de mujeres – empezando por España y llegando después a todo el mundo- utilizando la tecnología, Internet y las redes sociales como palanca de cambio. Su sueño, después de unos meses está cada vez más cerca en cumplirse. ‘Estamos a punto de ser 50.000 mujeres animadas a hacer deporte gracias al 2.00′, explica.

Sus ejemplos son solo dos gotas de agua de un océano que cada vez se desborda más inundando y empapando al mundo con una apuesta por la corresponsabilidad y la igualdad. Ellas, como tantas otras, practican el bonito arte de tejer hilos para hacernos más fuertes y mejores. Ellas, como dice el escritor Eduardo Galeano, logran que a fuerza de ‘mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas‘ se cambie el mundo, y siempre sea a mejor.

Nuria Coronado es periodista, editora en www.lideditorial.com  y responsable de Comunicación de Juan Merodio.

Publicaciones relacionadas:

Le toca a Teresa

Por Lucía Santiago

Cuando Teresa Perales habla de su historial deportivo es firme: “Yo sólo espero que la gente vea en mí algo más que 22 medallas en Juegos Paralímpicos. Detrás de cada medalla hay una historia y detrás de cada historia hay esfuerzo, superación y muchas experiencias vividas. Lo que realmente espero es que puedan ver que todo es posible si te comprometes con los sueños”.

Entre los de la deportista aragonesa no se encontraba la posibilidad de equiparar sus logros con los del reconocido nadador estadounidense Michael Phelps. Tampoco sumar brazadas y brazadas a lo largo de una piscina desde que, con 19 años, una neuropatía le arrebató la movilidad de las piernas. Ni siquiera sabía nadar.

Aprendió a desenvolverse en el agua. A competir. A ganar. Su participación en las cuatro últimas ediciones de los Juegos Paralímpicos se resume en seis medallas de oro, seis de plata y diez de bronce. Un total de 22 preseas. Rebasar esa plusmarca en la cita olímpica del próximo verano en Río de Janeiro es la motivación y el empeño de la deportista aragonesa, candidata a los Premios Princesa de Asturias a propuesta del seleccionador español de fútbol Vicente del Bosque.

Anteriores ganadores del galardón, como el tenista Rafael Nadal, el ciclista Miguel Induráin o el futbolista Iker Casillas, al igual que los hermanos Pau y Marc Gasol, brindaron su apoyo a una candidatura que, de confirmarse como vencedora, ayudaría a cambiar la perspectiva del deporte paralímpico español.

teresa_perales

Créditos: www.teresaperales.com

“Sería una forma de romper barreras”, asegura Teresa Perales, quien se considera “un altavoz del deporte paralímpico, una entre miles de deportistas, la punta del iceberg de miles de historias”.

La decisión del jurado le separa de la posibilidad de hacer historia. Un relato que, subraya, se ha escrito “entre todos” porque en los últimos meses “se ha hablado mucho de deporte paralímpico”.

“Si es positivo el fallo del jurado será la gloria y si no también será la gloria porque el nombre de Teresa Perales es la representación de un movimiento paralímpico enorme“, comentó la nadadora aragonesa durante la presentación del libro ‘Superhéroes de incógnito’.

El respaldo lo tiene. De manera unánime el mundo del deporte grita: “Le toca a Teresa”.

Lucía Santiago es periodista. Trabaja en el área de Deportes de la Agencia EFE y dirige desde el año 2012 la web www.deporteymujer.com, especializada en deporte femenino.

Los cromos que nos faltan

Por Beatriz PBea Pozoozo 

Hace unos días me llegó al correo una petición de Change.org. Pedía a Panini que en sus próximos álbumes de La Liga incluyera cromos de jugadoras de futbol. La iniciativa, en un principio, puede parecer un poco frívola: al fin y al cabo, solo son unos cromos. Además, como alguien me dijo, los niños lo que quieren son imágenes de sus ídolos, de Cristiano, de Messi… Y a estas chicas no las conocen de nada. No obstante, ¿cómo se va a conocer a las futbolistas si no se apuesta por conocerlas? ¿Si no se hacen cromos de ellas? ¿Si no se retrasmiten sus partidos?

Album del mundial de fútbol femenino. Fuente: blog 'Hay una lesbiiana en mi sopa'

Album del mundial de fútbol femenino. Fuente: blog ‘Hay una lesbiiana en mi sopa’

Cuando yo era pequeña, hacía colecciones de este tipo de cromos. Como ahora, todas las fotos eran de chicos. De la misma forma, nunca vi en la tele un partido de futbol femenino. Así, mis ídolos, eran todos futbolistas masculinos. No conocía a ninguna mujer futbolista. A mí eso no me desanimó. Con 6 años empecé a jugar de portera en una liga mixta, porque quería ser como Casillas. La cuestión es que, aunque no lo sabía, no podía. Sí que podía ser como la portera de la selección femenina, pero no la conocía.

Todos estos asuntos, los cromos o las retrasmisiones de los partidos, se refieren a un mismo problema: Apostar por el futbol femenino. No se puede decir que no gusta o que la gente no está interesada en ello, si no se les ha dado una oportunidad de disfrutarlo. Es lo mismo que pasa con muchos deportes considerados minoritarios. La particularidad de este caso es que no estamos hablando de un deporte minoritario. El futbol, en España, es el deporte mayoritario por excelencia. A la gente le encanta, lo que hace más absurdo que no se le dé esa oportunidad al femenino.

El problema, por tanto, no es el deporte. La raíz de todo esto, probablemente, está en lo mismo que hace que a un niño se le regale un balón de futbol y a una niña una muñeca. El deporte, en general, es percibido como una cosa de chicos y el futbol, el deporte por excelencia, más aún. El físico suele ser la excusa. Un hombre corre más rápido, salta más alto y le da a la pelota más fuerte. No obstante, lo mismo pasa en el tenis, en la natación o en el atletismo y, sin embargo, sus versiones femeninas sí que se ven y se retrasmiten. Además, que haya una diferencia física, no quiere decir que las chicas tengan menos nivel técnico o táctico y, desde luego, no creo que un equipo de primera división femenina dé menos espectáculo que uno de segunda B masculino, algunos de cuyos partidos sí que se televisan.

En cualquier caso, antes de sacar ninguna conclusión precipitada y dar por hecho que a la gente no le gusta, sería necesario darle visibilidad al futbol y a cualquier otro deporte femenino en su misma situación. Una iniciativa como la de los cromos es un pequeño paso en ese sentido, como lo fue otra petición muy similar, que pedía que en el próximo videojuego FIFA se incluyeran partidos y equipos de futbol femenino. Tuvo éxito y el próximo FIFA 16 contará con las selecciones femeninas de futbol. Aquí podéis ver un tráiler, con la selección española femenina.

Muchas veces para facilitar que se practique más un deporte basta con encontrar un buen referente. Alguien a quien se pueda admirar y que sirva como inspiración. Los niños tienen muchos referentes a la hora de jugar el futbol. Las niñas deberían tenerlos. No tratar de ser como Messi, sino como Vero Boquete.  Iniciativas como estas ayudan a ello y a que tanto niños y niñas se acostumbren a ver a jugadoras de futbol y así, poco a poco cambiar esa idea del deporte, y dentro de él el futbol, como algo masculino.

Beatriz Pozo es estudiante de periodismo y comunicación audiovisual. Colabora con el equipo de comunicación de Oxfam Intermón.

‘Tú puedes llegar’

Por Júlia Serramitjana     Julia Serramitjana

Loli García y Achta Fadoul no se conocen. Viven a miles de kilómetros la una de la otra pero han formado parte de un mismo proyecto: el Oxfam Intermón Trailwalker, el reto solidario y deportivo que, en su quinta edición ha conseguido recaudar más de un millón de euros para que miles de personas tengan acceso al agua potable.

Achta vive en Midjiguir, en la región de Guera, en Chad.  Tiene 28 años y 6 hijos. Trabaja en el campo junto con su familia. En Midjiguir no hay ninguna fuente de agua limpia, y  debe hacer cuatro viajes al día para traerla de una charca que se forma en época de lluvias.

OES_23773_,~es_Color~en_Colour-scr

Achta Fadoul recogiendo agua de lluvia contaminada junto a su hija Noura.. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Conseguir agua potable no es fácil para Achta: ‘Mis niños caen enfermos con frecuencia. El agua que cogemos en época de de lluvias está muy sucia y llena de gusanos.’ Además, tiene dificultades para dar de comer a sus hijos cada día y para pagarles la escuela. ‘Quiero que mis niños tengan éxito en la escuela, es lo más importante de todo. Toda mi alegría es que mis niños estudien’, explica.

Loli vive en Madrid, tiene 2 hijas y trabaja en un laboratorio. Su pasión es correr. La semana pasada, fue la primera mujer del Oxfam Intermón Trailwalker que llegó a meta junto a su equipo SGS España tras recorrer 100 km en menos de 32 horas.  No conoce a Achta pero recorrió todos esos kilómetros para que ella tenga vida más digna, a través de los proyectos que Oxfam Intermón desarrolla para mejorar el  acceso al agua potable.

Y es que el agua es un problema en la mayor parte del planeta. El 80 por ciento de las enfermedades del mundo están relacionadas con el agua sucia: diarrea, cólera y tifus entre otras.

Loli García, la primera mujer en llegar a meta en el Oxfam Intermón Trailwalker de Madrid. (c) Júlia Serramitjana / Oxfam Intermón

Durante la carrera, fui encontrándome con Loli por los diferentes puntos de avituallamiento del recorrido. Me emocionó su actitud. La de este año era una prueba dura, muy dura, pero a ella le brillaba la sonrisa en la cara, se la veía fuerte y convencida de que el reto merecía la pena. Junto con su equipo, corrió kilómetros para que Achta no tenga que dar agua sucia a sus hijos.

Salvando las distancias, el camino que tuvo que recorrer Loli en Madrid tampoco fue fácil: ‘Me sentía cansada y me preguntaba como esas mujeres pueden llevar los bidones si no puedo ni llevar mi mochila de agua. Subiendo el Puerto de Canencia (17 Km) sufrí mucho creo que fue el mayor sacrificio que hice. Se me acabó el agua y no podía pensar en otra cosa. No podíamos seguir sin agua. Encontramos un riachuelo y sin pensarlo bebimos de él sin saber si era potable o no.  No puedo imaginarme qué piensan estas mujeres cuando recogen agua sucia sabiendo que sus vidas dependen de ello’, explica impresionada.

Fueron pasando las horas hasta que se hizo la noche . Loli me contó que iba leyendo los carteles iluminados con frases motivadoras alumbradas por su frontal: ‘Tú puedes llegar, se repetía. Y así fue como lo consiguió.

El Trailwalker es una experiencia épica. Es emocionante ver como miles de personas recorren con mucho esfuerzo los 100 kilómetros en un ambiente festivo; conscientes de que cada kilómetro sirve y mucho. El esfuerzo de personas como Loli contribuye a cambiar la vida de miles de personas como Achta, mejorando su acceso al agua y, lo más importante, contribuyen a que tengan una vida digna.

Júlia Serramitjana es periodista y trabaja en Oxfam Intermón

Mil soles espléndidos: un reto deportivo en solidaridad con las mujeres afganas

Bea PozoPor Beatriz Pozo 

100 km son en apariencia muchos kilómetros, sobre todo si son a pie; y más aun si incluyen subidas y bajadas, caminos irregulares y el sol de Madrid en junio. Pero 100 km pueden ser también muchas cosas más, hasta el punto de que, al final, resulten pocos. Algo así puede pasar este fin de semana, en el que más de 140 equipos disputarán el Oxfam Intermón Trailwalker, una carrera solidaria que recorre esa distancia, en la sierra de Madrid.

Tres mujeres participantes en el Oxfam Intermón Trailwalker de 2013

Tres mujeres participantes en el Oxfam Intermón Trailwalker de 2013 (c) Laura Hurtado/ Oxfam Intermón

En este caso, 100 km son cooperación, son solidaridad, son agua, ya que el dinero recaudado irá destinado a los proyectos de mejora del acceso a este recurso que lleva a cabo Oxfam Intermón. Para el equipo BS Mil Soles Espléndidos también son mujeres. No solo porque ellas sean todas chicas, sino también porque el nombre que han elegido para su equipo va dedicado a las mujeres. A las afganas que protagonizan el libro de Khaled Husseini, Mil soles espléndidos, y que les han inspirado en su preparación de la carrera, al mostrarles ‘cómo aunando esfuerzos se consiguen muchas cosas’; y también a las mujeres que, para ellas, son las que más sufren y las que más necesitan.

Este equipo, formado enteramente por trabajadoras del Banco Sabadell, lleva desde febrero preparándose en Vizcaya para la que será su primera carrera. Son un equipo exclusivamente femenino, y, como ellas, muchas otras también participarán en la carrera. Al igual que el año pasado, este evento no se podría desarrollar sin sus mujeres.  Chicas que certifican la presencia creciente de las mujeres en el mundo del deporte. Da igual que sea profesional; como las selecciones femeninas de futbol y baloncesto, en las noticias estos días;  o amateur, como en este caso; ellas cada vez lo practican más. También forman  parte de la organización del evento, asisten en los equipos de apoyo y  colaboran como voluntarias.

Hace tiempo que pasó la época en la que el deporte era considerado cosa de chicos.  Ahora, en todos sus niveles, ellas tienen un papel preponderante. El Trailwalker y sus 100 km son un ejemplo y una prueba más de ello. Desde la solidaridad de sus participantes y su compromiso con los distintos proyectos de Oxfam que directa o indirectamente ayudan a la mujer, ya que la cercanía de las fuentes de agua reduce el tiempo que invierten en ir a aprovisionarse de ella (que llega hasta a las 5 horas de media al día en África subsahariana) y les permite invertirlo en otras cosas, como conseguir ingresos adicionales o formarse; hasta la participación de cada vez un número mayor de chicas en la carrera.

Así, sin duda alguna 100 Km son y pueden ser muchas cosas. Un compromiso, caminos zigzagueantes, un paisaje, solidaridad, agua, trabajo en equipo, esfuerzo, emoción, autosuperación; y sí, también, mujeres, como bien adivinó el equipo BS Mil Soles Espléndidos.

Beatriz Pozo es estudiante de periodismo y comunicación audiovisual. Colabora con el equipo de comunicación de Oxfam Intermón.

¿Quién ganó la final de la Champions? ¿Y el Mundial?

Por Beatriz Pozo Bea Pozo

Es una noche de mayo en Lisboa.  La final de la Champions está en juego. El balón vuela en el aire. Dos futbolistas van a por él, la pelota sale disparada hacia la portería. Es gol. Más de cien aficionados gallegos lo celebran en la grada, pero no están festejando un gol de Sergio Ramos,  ni de Godín, sino de Verónica Boquete. La primera española en alcanzar una final de Champions. Su equipo, el Tyresö sueco acabó perdiendo 3-4. Sin embargo, nadie lo recuerda. Los medios estaban ocupados cubriendo la otra final de Champions, que se celebraría dos días después.

Fútbol pasión. Imagen de TrasTando.

 

No obstante,  Vero Boquete probablemente no esperaba una gran cobertura mediática. Tampoco la obtuvo cuando la nombraron mejor jugadora de la liga de fútbol estadounidense, uno de los mejores campeonatos femeninos, ni en ningún otro momento. Está acostumbrada, como acostumbradas deben de estar la mayoría de las deportistas según una investigación de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), que denuncia que la mujer solo aparece en el 5% de las noticias de la prensa deportiva y que ese porcentaje se ha ido reduciendo en los últimos 30 años.  ‘Las informaciones neutras, como balones de fútbol, campos… tienen más presencia que las mujeres’ advierte la profesora de la UC3M, Clara Sainz de Baranda.

Además, en estos mismos medios, entre las escasas informaciones con presencia femenina, las deportistas están siendo desplazadas por las ‘invitadas’, es decir, por familiares, aficionadas o famosas. ‘En casi el 50% de los casos los hitos de las deportistas quedan reducidos  a un simple breve, el género más humilde del periodismo, lo que supone un reduccionismo en el tratamiento de estas informaciones’ denuncia la investigadora. Mientras tanto, ‘las invitadas’, aunque protagonizan muchas menos noticias, gozan de un mayor espacio y de informaciones mucho más visuales. Así, la prensa deportiva muestra una imagen de la mujer cada vez más estereotipada, disminuyendo su importancia como deportista y presentándola  como simple acompañante.

Para la profesora es muy importante ‘saber qué imagen están lanzando (los medios deportivos) porque son los que más audiencia tienen’. Así, ‘a mayor número de lectores, más mentes que influencian’. Otro  problema es que las mujeres que aparecen en estos diarios  van a servir de referente para las niñas que comiencen a practicar deporte. Si los hitos deportivos son colocados en segunda fila y, sin embargo, se destaca a la novia del futbolista,  el modelo que se estará invitando a seguir no será el de la primera, sino el de la segunda.

Además, a esta situación de inferioridad de la mujer en la prensa deportiva se le une que tampoco es tratada de la misma manera que los hombres por las propias autoridades. Así, por ejemplo, en el fútbol femenino existe un Real Decreto que impide la profesionalización de las mujeres. ‘Aducen que, económicamente, no es rentable que una mujer juegue como profesional, pero en realidad es un problema de derechos laborales fundamentales’ dice la profesora. De este modo, Verónica Boquete tuvo que irse a jugar al extranjero, para que sus seguidores pudieran celebrar su gol en Lisboa.

 

Beatriz Pozo es estudiante de periodismo y comunicación audiovisual y futbolista.

Mayte Martínez: el deporte como escuela de vida

Por Laura Martínez ValeroLaura Martínez Valero

El deporte, muchas veces asociado únicamente al cuidado del cuerpo, es mucho más que una actividad física. Es una forma de educación y de sensibilidad hacia los problemas sociales. Así lo ve la ex atleta española Mayte Martínez: ‘A mí el deporte me ha dado valores como el respeto, la solidaridad o el compañerismo’, afirma. Valores que actualmente, Mayte intenta transmitir a sus alumnos y alumnas en la escuela de atletismo Mayte Martínez Racing que dirige en Valladolid. ‘Queremos que los chavales a la vez que aprenden atletismo se formen con valores. No queremos niños que tengan un alto rendimiento deportivo, lo que queremos es que vengan a aprender, a jugar, a divertirse, a compartir experiencias con otros compañeros y sobre todo a respetar’.

Mayte Martínez y Chema Martínez durante la presentación del Oxfam Intermón Trailwalker Madrid, que tendrá lugar los días 5 y 6 de julio

Mayte Martínez y Chema Martínez durante la presentación del Oxfam Intermón Trailwalker Madrid, que tendrá lugar los días 5 y 6 de julio. (C) Ana Sara Lafuente / Oxfam Intermón

Por ello, Mayte no ha dudado en apoyar este año el Oxfam Intermón Trailwalker, una carrera solidaria en la que equipos de seis personas, cuatro corredores y dos de apoyo, recorren juntos 100 km en un tiempo máximo de 32 horas y deben recaudar al menos 1.500 euros antes del día del evento, que se destinarán a los proyectos de la ONG en todo el mundo. ‘Afortunadamente cada vez se está buscando más, sobre todo en el deporte popular, una vertiente muy marcada de deporte y solidaridad. Yo, como deportista ahora ya popular, estoy encantada de poder participar y que haya muchísimas iniciativas en las cuales los beneficios recaigan en causas y gente que realmente lo necesita’, explica.

Hacer 100 kilómetros en 32 horas puede parecer demasiado, incluso aunque haya un trasfondo social. Sin embargo, los casi 500 equipos que participaron en la edición de Girona de este año y los 130 equipos que ya se han inscrito para la edición de Madrid de los próximos 5 y 6 de julio (cuyas inscripciones estarán abiertas hasta el 15 de junio) parecen confirmar lo contrario. ‘No es un reto sencillo, pero yo creo que eso también es lo que motiva. Si fuera hacer cinco kilómetros yo creo que perdería parte del atractivo. Con un poquito de entrenamiento, mucha motivación y ganas es totalmente asumible’, afirma Mayte.

Motivación y firmeza no le faltan a Mayte a la hora de reivindicar otros retos como la igualdad de la mujer o que se dé mayor relevancia informativa al deporte femenino. “En los medios de comunicación somos las grandes olvidadas y al final que un deportista tenga más o menos reconocimiento depende de que su cara, sus resultados y sus hazañas estén en los medios. Un ejemplo muy evidente es coger cualquier periódico o mirar en internet. O te vas a al apartado específico de ‘mujeres y deporte’ o las portadas deportivas prácticamente las acaparan ellos al 100%”, explica Mayte. Esta desigualdad tiene dos vertientes: la propiamente deportiva y la directiva. ‘Hay muy pocas mujeres que estén dirigiendo federaciones, organismos relacionados con el deporte o clubes. No deja de ser un reflejo de nuestro papel en la sociedad, en la que también es difícil ver a mujeres en consejos de administración, que están ocupados en grandes porcentajes por hombres’. Por esta y otras causas seguirá trabajando Mayte Martínez, para cambiar el mundo a través del deporte.

Laura Martínez Valero trabaja en el equipo de comunicación de Oxfam Intermón y participa en el proyecto Avanzadoras