BLOGS

Mouna Ghanem, una lideresa para la reconstrucción de Siria

Por Rosa M. Tristán

Mouna Ghanem, fundadora del Foro de Mujeres Sirias por la Paz (Syrians Women Forum for Peace). Foto: Alianza por Solidaridad.

Mouna Ghanem, fundadora del Foro de Mujeres Sirias por la Paz (Syrians Women Forum for Peace). Foto: Alianza por Solidaridad.

Basta estar cerca de la siria Mouna Ghanem para sentir que su fuerte personalidad impregna el espacio. Ghanem fue una de las fundadoras de los primeros movimientos de oposición al régimen de Bashar Al-Assad en 2011, Construyendo el Estado Sirio, un partido que surgió en defensa de la democracia y los derechos humanos. Sorprende las escasas referencias que hay en internet sobre su persona. En realidad, es solamente el velo de invisibilidad que cubre a las mujeres en la política de las guerras.

Antes de las revueltas de aquel año, Ghanem había trabajado durante 12 años para el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNPFA) en su país y Jordania, pero como tantos millones de sirios, tuvo que abandonar su tierra con su familia –hoy sus hijos viven en Dinamarca-. Inquieta y luchadora, se asentó en Beirut (Líbano) para crear en colaboración con otras mujeres el Foro de Mujeres Sirias por la Paz (Syrians Women Forum for Peace), que hoy coordina con el objetivo de quitar ese velo y poner sobre la mesa la participación de las mujeres en el proceso de paz y en la reconstrucción del país cuando el conflicto llegue a su fin. “Hay muchas mujeres valiosas en Siria con las que tienen que contar”, comenta en el transcurso de una entrevista, mantenida en una reciente visita a Madrid a la sede de Alianza por la Solidaridad.

Ghanem rompe con el estereotipo de la mujer siria que normalmente nos llega a Occidente. Es profesional, formada, activista política de primera línea por la democracia en su país… Desde el Foro no sólo asesora la misión para Siria de Naciones Unidas, sino que acaba de iniciar un proyecto, bautizado “De Estado frágil a Estado funcional” para promover el papel de las mujeres en el proceso de paz. Si en Colombia se logró que estuvieran presentes, aplicando la Resolución 1325 de la ONU, ¿por qué no va a seguir Siria ese mismo camino? .“Queremos generar conciencia política en las sirias para que tengan un papel de liderazgo y lo hacemos trabajando desde el nivel local al nacional y visibilizando que la protección de la mujer es una necesidad para su participación política”, explica con voz firme.

Sus palabras se mezclan en mi cabeza con las imágenes de aquel viaje que hice a Siria en 2010, donde fui testigo de cómo mi conductor acordaba un matrimonio con una hermosa mujer con la que no había cruzado más que unas palabras en una aldea. Ella no tuvo opción. Él era mucho mayor y con dinero. “Para esa protección hay que luchar contra códigos de estatus personal, leyes y normas que rigen la autonomía de las sirias en cuanto a derechos sexuales y reproductivos, que determinan los matrimonios, la vida familiar… Es condición previa para que participen en ese proceso de construcción del Estado. No habrá democracia en Siria si no se reconocen los derechos de las mujeres y si ellas no está involucradas en su construcción”. Pareciera que me leyera la mente…

Mouna Ghanem reconoce que no es un camino fácil, que toda la atención internacional en Occidente está centrada en cómo sacar a Al Assad del poder, pero que nada se habla de cómo se va a construir la democracia. Afirma, lo importante no es quien es el presidente “sino cuáles van a ser las reglas del juego político a partir de ahora, lograr que lo común sea trabajar por una identidad de paz y democrática”. En definitiva, evitar otro Irak.

Debo reconocer que después de la salida de millones de personas de un país devastado por la guerra, cuesta imaginarse cómo va a ser el proceso de levantar una nueva Siria sin que los ‘negocios’ de países externos lo ‘contaminen’, pero Ghanem cuenta con los 15 millones de personas que aún viven en el territorio “que aman su país y van a trabajar en ello” y con los refugiados que desean volver y con los que no lo harán, pero apoyarán desde el exterior. Y, sobre todo, cuenta con las mujeres, que durante la guerra han tomado un papel de liderazgo en que ya no tiene marcha atrás. “Precisamente por la ausencia de los hombres, bien porque los han matado en la guerra, porque están en el frente o porque se han ido del país, las sirias han desarrollado una serie de capacidades y habilidades que ya no pueden ir retroceder. Esa es la gente que va a reconstruir el país”, asegura.

Será, asegura, un cambio radical, como ya lo es que haya en Siria muchas organizaciones civiles que apoyen los derechos de las mujeres, algo que antes no sucedía. Incluso en áreas de gran influencia del radicalismo, quizás como reacción a ese mismo radicalismo, cuenta que se ha propiciado la visibilización de los derechos de las mujeres: “La guerra tiene infinidad de consecuencia negativas, tremendas, pero si puedo decir una positiva es que ha transformado a las mujeres dentro de Siria, ya sea porque las ha hecho conscientes de que deben tomar otro papel o porque se han visto forzadas a tomarlo”.

Mouna Ghanem me deja un mensaje para la comunidad internacional: que se apoye a estas mujeres que están asumiendo el liderazgo de grandes cambios desde dentro de Siria, que trabajan por la paz y los derechos humanos y también por los derechos de las mujeres. Queda mucho camino por hacer, pero me insiste en que la construcción de un futuro Estado sirio con justicia social, las sirias tienen que estar presentes. Cuando me despido de ella, tengo la sensación de que una de esas líderes para una Siria democrática acaba de salir por la puerta.

 

Rosa Martín Tristán es coordinadora de comunicación en Alianza por la Solidaridad.

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Vicente García

    ¿Hasta dónde vamos a llevar la estulticia de género por favor? lideresa, pff…; Líder, NO TIENE GÉNERO. Decir lideresa tiene el mismo sentido lingüístico que decir “lidereso”

    31 octubre 2017 | 11:25

  2. Dice ser Vicente García

    La hermosura de la censura… Qué belleza… pero insisto. No existe la palabra lideresa en español, según la RAE… lo que tiene su lógica, pues LIDER, que sí existe, es neutro… A ver si este comentario también es censurado y borrado…

    31 octubre 2017 | 11:54

  3. Dice ser Vicente García

    Tercer comentario, a ver si también desaparece… Es genial, qué artículo tan maravilloso. Qué encabezamiento tan sublime, qué título… Qué orgásmica sensación descubrir que existen palabras como “lideresa” en nuestro idioma… al nivel de “taxisto”… Magnífico ejercicio de conocimiento de la lengua…

    31 octubre 2017 | 11:56

  4. Dice ser vicente Garcia

    Mientras se siga leyendo “lideresa” en boca de una escritora, poco podemos exigir al resto de personas de a pie… Toda una agresión a la lengua escrita, y al sentido común… No hace falta ser ningún líder en cuestiones morfológicas para saberlo… Doy por borrado este cuarto comentario, por supuesto.

    31 octubre 2017 | 11:58

  5. Más de la mitad

    Estimado Vicente: como puedes comprobar, el término ‘lideresa’ está plenamente admitida en castellano, y recomendada porque es más precisa. El equipo de edición de Más de la Mitad no borra comentarios, sólo se publican los que cumplen las normas de participación de 20 minutos. Un cordial saludo.
    http://www.fundeu.es/recomendacion/lider-lideresa-femenino/

    02 noviembre 2017 | 15:18

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.