BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Anti-Gore III: Falso consenso. Los científicos disienten

He visto lo que hoy publica la prensa española y mundial sobre la lucha contra el CO2 y contra “las fatales consecuencias del cambio climático” y me he echado a temblar.

Cientos de científicos no creen ni en las causas ni en las consecuencias del calentamiento global defendidas por el mal llamado “consenso científico”. Hay otras causas (radiaciones solares, radiaciones cósmicas, explosiones galácticas… y muy distintas del CO2) y otras consecuencias, no sólo no alarmistas sino incluso beneficiosas para el ser humano. Las iré exponiendo en sucesivos posts, con sus enlaces, datos y gráficos correspondientes, así como el análisis de los mitos y articulos de fe que chocan con la razón científica.

A mi juicio, esto ya está pasando de castaño oscuro. Creo que los científicos disidentes afectados por este falso consenso deberían perder el miedo -bastante comprensible- a disentir públicamente y empezar a hablar con más claridad.

El consenso científico del que nos habla Al Gore sobre el papel relevante del hombre en el calentamiento global no existe. Es totalmente falso. Al Gore miente y él lo sabe.

¿Dónde están los límites de la cordura científica y de la manipulación política, mediática o pseudocientífica?

¿Hasta dónde vamos a llegar antes de decir, sin miedo a la hoguera, ¡basta ya! de engaños interesados y de moralinas perversas, que desvían la atención del ser humano de los problemas reales y verdaderamente urgentes como el SIDA, el hambre, la malaria, la desigualdad, la injusticia, la contaminación auténtica que daña la salud, la belleza del planeta, el despilfarro de recursos naturales, etc.?

Y no sólo me preocupa hoy lo que dice la prensa, y que presenta como “sabiduría convencional“, dando por resueltas cuestiones que están a años luz de nuestro conocimiento científico actual. Me empieza a preocupar mucho más que la llamada “corriente principal” (amparada en el dudoso burladero de un polémico informe de funcionarios la ONU) engañe a jóvenes de buena fe, con el pretexto falso de que los científicos están de acuerdo con esa presunta posición “oficial”.

Entre esos jóvenes están mis propios hijos. Desde el debate que siguíó a la boda en Cabo de Gata de un colega, profesor de la Universidad de Almería, tengo a mi familia dividida con este cada día más turbio asunto del papel del hombre en el calentamiento de la Tierra. Los padres estamos en un lado, y los hijos, en el otro.

Hace un par de semanas, reaccioné impulsivamente a una carta de Coca Cola y a un discurso de George Bush. Ambos tomaban la dirección de Gore: “Juntos podemos luchar contra el cambio climático”. Esa rara conjunción de intereses me hizo sospechar y escribí este post. ¿Estamos calentado la Tierra: no te lo creas ni borracho”

Recibí como regalo de un amable lector el DVD de Al Gore y, nada más verlo, escribí, el 3 de julio, este otro post: “Anti-Gore II: ¿Calentamos la Tierra? Ni borrachos””.

El colmo de los colmos ha sido recibir ahora en mi blog (4-7-07) un comentario de mi hijo mayor Erik (licenciado en Económicas y en Literatura y guionista de TV en Hollywood) en el que muestra públicamente su posición pro-Gore y se identifica personalmente con su pagina web.

Mi hijo Erik me dice lo siguiente:

“Tampoco soy científico, pero sí he estudiado economía ambiental.

Aparentemente dudas de que el ser humano sea capaz de alterar su entorno de tal manera que afecte el clima. Niegas la evidencia. Por ejemplo: la deforestación reduce la lluvia y desertiza. Esto es A + B = C.

Digo yo, que cuando uno va al médico ha de fiarse de la preparación de un profesional y asumir un diagnóstico. Siempre se puede pedir una segunda opinión. Sería ridículo que una persona que no ha estudiado medicina intente contradecir a un doctor en diagnóstico y remedio.

Igualmente, si la comunidad científica está de acuerdo en sus conclusiones, ¿no resulta pretencioso descartar este criterio?

Me recuerda al amigo que iba al doctor a decirle lo que él creía tener.

lo dijo Erik Martínez Westley · 4 Julio 2007 | 12:08 AM”

Ante tamaña provocación filial, no tengo más remedio que cotestar a Erik y a los demás seguidores de Al Gore, con la ayuda inestimable -eso sí- de la ex periodista Ana Westley, la madre de Erik, que sabe mucho más que yo de todo esto.

El comentario Anti-Gore (II) ha merecido tantas críticas en este blog (además de la mi hijo) que me he sentido obligado a informarme un poco mejor acerca de lo que, con cierta osadía, dije, por intuición y casi de oídas, en el capitulo I (“¿Estamos calentando la Tierra? No te lo creas ni borracho?).

Para ello, he recurrido a dos fuentes maravillosas: mi mujer y Google (en este orden). Debo reconocer que tanto mi mujer como yo éramos creyentes convencidos -y mal informados- del papel fundamental del hombre en el cambio climático. Éramos pro-Gore, antes de ver su laureado DVD. Pero aún no somos conversos disidentes sino, más bien, escépticos caminando cautelosamente hacia la arriesgada disidencia.

Lo que más me intriga y subyuga, a la vez, es cómo hemos podido llegar hasta aquí, creyendo que hay consenso entre la comunidad científica acerca de la influencia del hombre en el calentamiento global del planeta. Como digo, yo mismo llegué a creerlo. Era fácil y cómodo seguir a la corriente principal y eso me creaba pocos o ningún problema.

Sin embargo, después de hurgar un poco en las heridas del debate mundial, compruebo que tal consenso científico no existe. Todo lo contrario. Es una pura mentira, eso sí, muy bien construida y con el viento de los grandes intereses corporativos a su favor.

Me he sentido engañado por personas que yo tenía por respetables, ente ellos, por el propio Al Gore, a quien conocí personalmente hace años y de quien solía decir que era “uno de los nuestros”, si es que esto significa algo hoy día.

Un miembro del Jurado del Premio Príncipe de Asturias me ha declarado, naturalmente en privado, que Al Gore merecía el premio a la Comunicación o al Marketing pero, en ningún caso, el de la Cooperación Internacional que le habían concedido. ¿Por qué?

Mejor informado sobre los términos del debate, he vuelto a ver el DVD Una verdad incómoda/Una advertencia mundial”, que le ha merecido al ex vicepresidente Gore un Oscar, así como numerosos premios y aplausos de jóvenes comprometidos con su causa por todo el mundo. Ayer mismo, le oí hablar en la cadena SER, con Angels Barceló, sobre el cambio climático y el terrorismo, ambos relacionados por él con los intereses del petróleo. Me he quedado de piedra. Si, lo que se dice de piedra. Y me he dicho ¡Basta ya!

Esta semana hemos celebrado un buen Consejo de Administración de “20 minutos España S.A”, la empresa no va mal –gracias, por supuesto, a los lectores y al equipo humano de oro que tenemos- y el verano se acerca. Presumo que voy a tener algún tiempo libre para volver a estudiar en vacaciones. A mi me gusta estudiar; incluso investigar. Y este debate, por sus componentes mediáticos, me interesa. A muchos predicadores del “Apocalipsis climático” se les empieza a ver el plumero. Al Gore dice en su DVD:

“La ciencia ha hablado…”

Sólo le faltó decir:

“Palabra de Dios”

Más de un lector, como hace mi propio hijo, se preguntará, y no sin razón:

¿Quien eres tú para dudar de la palabra de Gore?

Antes no dudé del mensaje Gore y de la corriente principal porque no tuve acceso a los disidentes. Ni siquiera sabía que existían serios disidentes. Admití injustamente que serían lacayos o mamporreros de Bush o de la Exxon. Tal ha sido la eficacia del montaje mediático del mito del calentamiento global causado por el hombre que me lo tragué, como también hicieron otros muchos colegas de buena fe.

El mito/realidad del calentamiento global me está intrigando como algo más que una serpiente de verano. Por ello, invito y reto a los comentaristas y lectores habituales del blog a que aporten razones, creencias, fuentes, reflexiones, preguntas, incluso respuestas -si se atreven-, datos, fantasías, etc., sobre este debate apasionante para ver si, antes de los exámenes de septiembre, nos aclaramos entre todos acerca del mito o la realidad del papel, relevante o inexistente, del hombre en el calentamiento o enfriamiento global de la madre Tierra.

He observado un cierto acuerdo, bastante generalizado entre científicos de prestigio, en torno a dos fenómenos:

1.- Esta subiendo, aunque muy lentamente, la temperatura del planeta: Menos de 1 grado centígrado real en los últimos cien años

2.- Está subiendo, también, el CO2 (dióxido de carbono o anhídrido carbónico): entre un 20 y un 30 % en cien años. De esta cantidad, el 70% ocurrió antes de 1940, es decir, antes del boom industrial de la portguerra mundial.

La primera duda que surge –y para la que aún no he encontrado respuesta convincente- es si el calentamiento global aumenta el CO2 o es el aumento del CO2 lo que provoca el calentamiento de la Tierra. Volvemos al eterno dilema:

¿Qué va primero: el huevo o la gallina?

¿Qué pinta el hombre en todo esto?

El político Al Gore, en el papel de telepredicador, casi profeta del desastre planetario, dice en su documental que hace unos años encontró consenso sobre el calentamiento global en 928 artículos publicados en revistas científicas y ningún disidente y que, ahora, (636 frente a 50) sólo hay un pequeño grupo de científicos escépticos, en general ligados a intereses del petróleo.

Dice Al Gore:

“Ya sabemos todo lo que tenemos que saber… una cuestión moral…el tiempo del debate se acabó… ha llegado el momento de levantarnos…”

Ningún científico serio o aspirante a científico se atrevería a decir jamás semejantes barbaridades. Esto son cosas de políticos, predicadores o periodistas, pero no forman parte del lenguaje de la ciencia, siempre más precavido y menos tajante y con conclusiones somentidas a permanente verificación y/refutación. El proceso científico nunca puede estar cerrado.

¿Qué le ha pasado a nuestro Al Gore, desde que perdió o le robaron las elecciones a la Casa Blanca, para hacerse fundamentalista de una dudosa causa muy de moda pero en declive?

He buscado algunos artículos de ese “pequeño grupo” de valientes y arriesgados científicos disidentes (que ya son una legión de “herejes”, que no están vendidos a las petroleras, tal como les acusan los calumniadores habituales). Sus argumentos científicos me han parecido apabullantes. Intentaré desmenuzarlos, poco a poco, a partir de ahora, y sobretodo en vacaciones, con el mayor respeto por los creyentes pro-Gore que aún piensan como yo pensaba antes.

Mi primera conclusión es que no hay tal cosa como consenso entre los científicos. Ni siquiera entre los firmantes del Informe IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) de los funcionarios de la ONU hay consenso sobre el alarmismo climático, y mucho menos sobre el poder del hombre para cambiar el clima.

Algunos firmantes del documento de la ONU han pedido que retiren su firma (incluso mediante pleito) y otros científicos disidentes de la corriente principal están perdiendo empleos y fondos y ganando calumnias y difamaciones, como si fueran lacayos de George Bush o de las petroleras. John Christy y Richard Lindzen, firmantes del Informe de la ONU, son claros disidentes y sus nombres no ha sido aún borrados de la lista del “consenso”.

La caza de brujas está en marcha y las técnicas de la Santa Inquisición ofrecen a la corriente principal del calentamiento global buenos manuales contra herejes y “traidores”.

Por tanto, quien diga hoy que hay consenso en la comunidad científica mundial, simplemente, miente.

¿Qué diría el profesor Roger Revelle, el maestro que inspiró a Al Gore en Harvard, si levantara la cabeza y oyera hoy las homilías alarmistas de su polémico y aprovechado discípulo? Roger Revelle nunca creyó en el alarmismo del cambio climático y siempre pidió mucha precaución contra acciones precipitadas.

Por lo que he leído hasta hoy, el doctor Revelle, renegaría de Al Gore como de un falso profeta. Revelle pensó que la subida del CO2 traería más beneficios que pérdidas y advirtió del peligro de tomar medidas precipitadas contra el C02, que perjudicarían sobretodo al Tercer Mundo.

En los años noventa, Al Gore acusó a su maestro Revelle de sufrir los efectos de la senilidad y a otros profesores de Harvard de haberlo engañado, por lo que ya tuvo un pleito por difamación. El asesor principal de Gore, como cabeza de turco, tuvo que pedir disculpas públicas por tal difamación.

Las emociones y las creencias fundamentalistas están sustituyendo, desgraciadamente, a la razón y frenando la investigación científica. Y, lo que es peor, los más fanáticos están pidiendo actitudes morales y acciones que pueden ser contraproducentes para el progreso y el bienestar del ser humano sobre la Tierra.

Algunas de esas acciones “morales” pueden ser malas, muy malas, desde luego, para sacar al Tercer Mundo del subdesarrollo y luchar contra el hambre y la pobreza. Son buenas, eso sí, para dar un equivocado baño de virtud a las clases medias, sobretodo a las medias altas, y a algunos intelectuales del Primer Mundo, poco respetuosos con las tradiciones científicas y que tienen muchas otras razones, ajenas al CO2, para sentirse culpables.

¡Qué lástima!

Voy a dar una primera entrega de los científicos, líderes en su campo, entrevistados por el Financial Post, de Canadá, que lo están pasando muy mal por decir lo que piensan en contra de la corriente principal.

Esquema de tabajo:

No hay consenso sobre las causas del calentamiento global:

.

1.- El aumento del CO2 puede ser bueno, malo o indiferente.

¿Es producido por el hombre o es un reflejo del clima de la Edad Media que nos llega con 800 años de retraso?

¿Que fiabilidad tienen las mediciones del CO2 en el pasado?

¿Está manipulado el gráfico de Gore que muestra la evolución de la temperatura como un palo de hockey, muy plano y que de pronto sube de forma alarmante?

2.- Hay otras muchas causas del calentamiento global (radiación solar, campo magnético del Sol, radiaciones cósmicas, ciclos climáticos moderados por variaciones orbitales, variaciones de ejes, tambaleos, explosiones de estrellas lejanas, etc.)

Tampoco hay consenso sobre las consecuencias del calentamiento global:

Para unos pueden ser apocalípticas y para otros, por el contrario, pueden ser muy beneficiosas para el ser humano.

Hay muchos mitos falsos:

1.- Los glaciales se derriten

2.- Los mares inundarán las zonas bajas de los continentes

3.- Aumentarán los huracanes

4.- Aparecerán graves enfermedades como la peste…

5.- Grandes hambrunas

6.- Se extinguirán muchas especies de plantas y animales

7.- Entraremos en una nueva Edad Glacial

Me quedo, para empezar, con estos siete jinetes del Apocalipsis y los iré analizando uno a uno, con datos y citas científicas, siempre que el trabajo, el tiempo y mis jefes lo permitan.

Coletilla para cada capítulo, mientras no se demuestre lo contrario:

El consenso científico sobre las causas humanas y las consecuencias terribles del calentamiento global no existe. Es falso.

(Continuará con numerosas pruebas científicas aportadas por los disidentes, y que abundan ya en Internet…)

No me quiero perder a Nadal

53 comentarios

  1. Dice ser Leandro

    Sí es el hombre responsable de muchos de los problemas medioambientales, la deforestacion, la contaminacion en los nucleos urbanos industriales, aguas interiores contaminadas, incendios… Con respecto al CO2, el calentamiento, que las causas sean por una accion o la actividad industrial humana, no lo considero probado, ni creo en su posibilidad.Lo que si creo posible, y no encuentro prueba, es el beneficio que representan los cambios en las fuentes energéticas: mientras que el “Primer Mundo” desarrolla y aplica nuevas tecnologias cuyas patentes son imposibles de pagar en el “Tercer Mundo” restringe el uso de las convencionales “más contaminantes”, de menores costes de produccion y cuyos derechos de exclusividad finalizaran a medio plazo.El “Sistema” como siempre presenta una flexibilidad increible, capaz de adaptarse a todo, incluso a los planteamientos que nacieron “Antisistema”, ¡Que ironía!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Esteban

    No os perdáis esto. Al parecer nos están engañando como a chinos y el cambio climático es artificial al 100%http://chemtrails.foroactivo.com/seguimiento-modificacion-climati…

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Jorgito

    Estoy de acuerdo en casi todo, solo discrepo en una cosa:”Son buenas, eso sí, para dar un equivocado baño de virtud a las clases medias del Primer Mundo que tienen muchas otras razones para sentirse culpables. “Bueno, a la clase media en mi opinion se la esta jorobando bien en los ultimos años por parte de la elites en los paises desarrollados, al menos a la clase media baja, que lejos de estar aburguesadas como se parece entender, notan cada dia como el pie que tienen sobre el cuello les aprieta un pokito mas. Llamese hipoteca, precariedad, saturacion de los servicios sociales…etc. De hecho para mi se va cada dia mas a un pais donde el peso de la clase media se deteriora rapidamente y, en parte por la inmigracion, empieza a surgir con fuerza una clase baja en beneficio de unas elites cada vez mas poderosas.Ya se que no es el tema pero no queria pasar sin apuntarlo

    08 Julio 2007 | 16:22

  4. Dice ser gretel

    Joer, es que a ver… la ecología es como el cáncer, un montón de enfermedades bajo un mismo concepto pero que no se lucha contra ellas de la misma manera, y más que extinguirlas se trata de vivir con ellas y hacerlo algo llevadero y controlado…No podemos decir que todo no es culpa del hombre… hay cosas que son claramente culpables… como la deforestación, puede que a muchos no les guste los bosques, pero a mi me encantan y quiero que no desaparezcan, entiendo que no gusten a todos, pero yo tengo derecho de tener bosques como el que no quiere ni verlos y se quede en su urbe…los argumentos se basan en lo que uno quiera, es decir que algunos científicos, otros intuitivos otros basados en filosofías varias (hindúes, budismo, existencialismo, comunismo…) porque ¿en que se baso Galileo para decir que la tierra es redonda? desde luego que en la opinión científica de la época no (pseudocientífica, mezcla de filosofía y religión -casi como hoy mismo-)Más bien en la observación personal a través de una mezcla de intuición, conocimiento, pensamiento (intuición) y una serie de mediciones personales (cómo hoy respecto a la física cuántica)no asimilada aún por la física oficial… quiero decir con todo esto, que uno puede estar contra la opinión de la ciencia y tener razón o estar a favor de ella y tenerla… y al final la ciencia será dónde este la verdad (una ciencia relativa según la física cuántica, cuyos leyes son cambiables y no inmutables)Total toda esta pedorrata para decir dos datos diferentes uno contraecologico y otro proecologicoel contraelecologico, hay una tesis de que la tierra recibe un periodo de gradación (helada) cada 2000 años, fue un estudio realizado en Egipto y relacionada con la desaparición de la era gloriosa de los faraones, el imperio egipcio de golpe sometido al ostracismo… por una serie de pruebas ciénticas se llego a revelar que una era glacial tiene lugar en la tierra cada 2000 años, y que por ello debe estar próxima la siguienteEl segundo dato pro ecológico habla de que los machos de las especies se están femenizando (cosa que no está nada mal), pierden sus características masculinas, el rabo iba a decir así a bote pronto, pero sí, sus órganos sexuales disminuyen, por estudios hechos en ríos y con los peces, los hombres también sufren esta pérdida, por lo vista las medidas masculinas están en disminución desde principios de siglo.. y si que hay una relación directa demostrada con las lastas de conserva y con las industrias contaminantes, y con el cromo que echamos en las aguas.De todas formas hay una serie de axiomas que nadie puede cuestionar, y que sino afecta al calentamiento de la tierra sí a la calidad de vida:El tabaco mataLos coches matan y contaminan las ciudadesLa velocidad mataEl exceso de producción no es sinónimo de bienestarLas alergias es consecuencia de la contaminacióncéteraHe Decí, que aunque fuera un mal de ojo de los marcianos el calentamiento global, podemos hacer cosas para evitar sus consecuencias y asegurar nuestra supervivencia, e independientemente del calentamiento, todas las acciones que nos indican mejoraría nuestra calidad de vida. Entonces, y si no es nuestra culpa ¿qué? me quedo igual… qué más da si lo hacemos o lo soportamos, lo que está claro es que lo soportamos, entonces hagamos cosas para no soportarlo… Derecho al ecologismo, como hay Derecho a ser nacionalista o pijo… sino como bien de la humanidad, como bien de muchos humanos que nos gusta el verde (porque los tontos que se cambien solos :P, demasiado trabajo)El tener demasiadas cosas no te aclara la mente, te la confunde, esto es cosa del budismo y su filosofía… pero la verdad es que a mi nunca me moló conservar demasiado las cosas y tener el mínimo mobiliario alrededor… luego les oí, a ellos: “es bueno no tener demasiadas referencias visuales fijas”, ah qué bien, yo que pensaba que era una rara.Además qué gustazo: no tener cosas no porque las anhelamos sino porque las despreciamos. Da una libertad de la leche

    08 Julio 2007 | 18:59

  5. Dice ser ---

    Los hijos siempre deben ser bastante diferentes a los padres, de hecho no tiene mérito ser iguales y quererse… hasta debería ser obligatorio educarles en una religión diferente… bueno es que la familia nunca ha sido una institución que me ponga (demasiada imposición)…y ahora mis blogs que luego dicen que no se venderme:www.lacasadechocolate.wordpress.comwww.gretel.wordpress.com

    08 Julio 2007 | 19:12

  6. Dice ser JaviMG

    Pues nada, a talar bosques para evitar incendios como dice Bush. Ahora resultará que Al-Gore es el primero que habla de ecologismo. En cualquier caso, leeré sus posts para informarme, pero seguiré pensando que utilizar coches ecológicos e intentar utilizar al máximo la energía solar y eólica no puede ser malo.

    08 Julio 2007 | 21:15

  7. Dice ser Cansada

    Me sorprenden sus dudas. Me interesa el tema así que seguire sus argumentos, a ver si cambio de opinion aunque creo que hay cambio climatico y lo ha provocado la humanidad.Mis razones:1-Durante años muchos “cientificos ” y politicos de EEUU estuvieron negando ampliamente la existencia del calentamiento global2- Ahora que ya no se puede negar el calentamiento, en eso los datos son claros, esos mismos grupos niegan que sea provocado por el hombre.Por eso si creo en los que hace años que mantienen la misma versión: hay calientamiento y lo esta provocando el hombre.“Engañame una vez, y es culpa tuya, engañame dos y la culpa es mía.”“Trick me once, shame on you, Trick me twice shame on me”

    08 Julio 2007 | 22:08

  8. Dice ser Me troncho

    Qué se siente al probar su propia medicina?,¿que se siente al no ser uno de los nuestros?,es jodío enfrentarse a los dogmas progres,paparruchas borreguiles que han de aceptarse o ser estigmatizado,y aqui le envio como gran defensor que es de la nueva asignatura alguna perla con que se adoctrinará a nuestros hijos en la verdad progre sacada del manual editado por santillana:El cambio climático.1. El efecto invernadero. “Está calentando el planeta más intensamente y deprisa de lo que ya sucedía en el actual periodo posglaciar. Esto convierte el tiempo climático en errático y desmesurado (…), poco predecible, muy desastroso y pronto irreversible”.2. Nivel del mar: “Glaciares y casquetes polares están deshelándose y vierten enormes cantidades de agua a los océanos”.3. Algunos datos elocuentes: “En los últimos 100 años, el mar ha subido de 1,0 a 2,0 milímetros al año. En los deltas más llanos y poblados de la tierra y en islas de baja altura, 1,0 milímetros de elevación hace retroceder la costa 1,5 metrosComo ve,el perfecto manual de consignas que convertirán a los niños en bueno ciudadanos correctamente progres,si,si,¿donde está esa aseptica asignatura donde solo se va a enseñar la consitución y la declaración de los derechos humanos?,propaganda del pensamiento unico,religión progre a cascoporro.A mis hijos no los adoctrinan,¡objeción ya!

    08 Julio 2007 | 23:10

  9. Dice ser Esteban Rosador

    La población mundial está creciendo exponencialmente. Cualquier persona con conocimentos matemáticos a nivel de bachillerato deduce rápidamente que ese crecimiento de la población no puede mantenerse más que por un periodo muy breve de tiempo. Si no dejamos de aumentar en número, nos ahogaremos más bien pronto que tarde en nuestros propios residuos, por mucho que los reciclemos. Es por el problema de la superpoblación por donde hay que empezar. Y en esto vamos mal, todas las religiones y nacionalismos de este mundo están interesados en que sus rebaños o tribus aumenten más que los del vecino. La política de todos los jerarcas religiosos y jefes nacionalistas es promover la natalidad entre sus feligreses. Incluso aquí observo que hemos caído en ese error. Y no es que crea que no debe apoyarse a los que deciden ser padres, sino que creo que no veo la razón de promoverlo. Al fin y al cabo, es evidente que hay multitud de gente que quiere venir aquí, por lo que no es necesario que nos alienten a reproducirnos más de lo que nos dicta nuestra propia naturaleza.

    08 Julio 2007 | 23:44

  10. Dice ser Jose R.

    Creo que los científicos disidentes afectados por este falso consenso deberían perder el miedo -bastante comprensible- a disentir públicamente y empezar a hablar con más claridad.Tan sencillo lo tienen que tan sólo han de poder coger las conclusiones del Working Group I del IPCC y ponerlas a parir de un burro en cualquier revista científica… ah.. ¿no lo hacen?, sencillamente porqué las evidencias científicas están a favor de las tesis del IPCC y el “consenso científico” sigue orbitando a favor de la tesis de que hay un calentamiento glogal Y que las causas antropogénicas son unas de las principales. Podemos seguir dándole vueltas a miles de temas, pero ¿hay algún artículo publicado en Science o en Nature que contradiga las tesis del IPCC?, definitivamente NO, y debería oir a los que a veces son citados como científicos que rompen el consenso y como se manipula y descontextualiza lo que realmente dicen, por poner un ejemplo en el siguiente enlace:http://www.realclimate.org/index.php/archives/2007/03/swindled-ca…Pero esto es lo malo que tiene, los periodistas metidos a “científicos” de pacotilla con una formación científica poco más que nula tan baja que ni siquiera saben diferenciar “la opinión de un científico” de la “opinión consensuada en ciencia en base a las evidencias”.

    09 Julio 2007 | 01:31

  11. Dice ser Jose R.

    Tiemblo cuando amenaza con ir desgranando con “datos” los siguientes “jinetes del apocalipsis”.. supongo que o bien sacados de webs negacionistas o del Muy Interesante, pero para nada basados en fuentes primarias… sobre ellos:1.- Los glaciales se derriten1.a Actualmente algo irrefutable a nivel global… los glaciares continentales se derriten a nivel general.2.- Los mares inundarán las zonas bajas de los continentes2.a Un incremento de la temperatura del mar y un aumento de los aportes de agua en los océanos tiene como consecuencia ineludible una elevación del nivel del mar. Por cierto, ya se está dando.3.- Aumentarán los huracanes3.a Según el Working Group II del IPCC parece ser que sí, aunque no es lo más grave.4.- Aparecerán graves enfermedades como la peste…4.a No aparecerán, las pestes no las inventan los cambios climáticos, a menos a corto plazo. Simplemente enfermedades que requieren vectores que sólo viven en zonas cálidas aumentarán su rango de acción.5.- Grandes hambrunas5.a Suelen ir acompañando a cambios climáticos a nivel local: sequías por ejemplo, inundaciones, etc… Todo depende de como podamos mover los recursos alimenticios, si nos quiere vender la moto que en Siberia criarán trigo, recuerde que a parte de las zonas de sequía y de inundación que dejarán de producir tanto como hasta ahora una gran parte de las zonas productivas están en zonas muy bajas y que la salinización del terreno agravará esto.6.- Se extinguirán muchas especies de plantas y animales6.a Evidente y ya se está dando, no sólo por el cambio climático.7.- Entraremos en una nueva Edad Glacial7.a Esto no lo ha dicho ni el IPCC ni ningún geofísico con cara y ojos… esto es una falacia como la copa de un pino. Sobre esa falacia negacionista ya he escrito:http://www.socialdemocracia.org/content/view/961/2/Pero vamos, tengo unas ganas insufribles de ver que tremendas fuentes nos cita.. eso sí, cuando usted cite el Libro Gordo de Petete, la web negacionista de turno, algún artículo refutado hace 5 años o lo que selecciona de forma poco honesta intelectualmente Antón Uriarte o el último “paper” que ha filtrado el think-tank negacionista de turno espero que sepa reconocer la superioridad que tiene un argumento científico publicado bajo la metodología de la ciencia: el Peer Review.Es decir:- La posibilidad de repetir los análisis y los cálculos.- La realización previa de un “State of Art” sobre el tema que se está tratando y no volver sobre pasos ya trillados sin aportar nada nuevo.- La posibilidad de ser refutado por “pares”.- La exposición ante los expertos del mundo en esas disciplinas.- El seguimiento del método científico basado en análisis racionales, hipótesis falsables y evidencias empíricas, no en lo que decida la bruja lola.

    09 Julio 2007 | 01:41

  12. Dice ser Felipe.G

    Bien, bien. Espero con impaciencia los próximos capítulos de “Anti-Gore”. Como no soy científico no me atreveré a opinar; eso sí, no vendría mal que gracias a Gore nos deshiciéramos de una vez por todas de la dependencia que tenemos de la industria del petróleo, siempre y cuando no intenten colarnos la energía nuclear por la retaguardia.

    09 Julio 2007 | 01:48

  13. Dice ser Jose R.

    el dudoso burladero de un polémico informe de funcionarios la ONU)Esto es otro ejemplo de manipulación periodística de la información.. “funcionarios de la ONU”, perdone, pero el IPCC no son funcionarios de la ONU sinó un grupo de los más avanzados expertos en climatología, al menos los del Working Group I.. Todos ellos publican en Geophysical Research Letters, la revista indexada de la disciplina científica que analiza el clima. Trabajan bajo criterios de “Peer Review” y sus papers son refutables de la misma forma bajo el mismo criterio. Los papers del IPCC son tan refutables como los pueda ser el congreso de expertos que se realice en cualquier otra disciplina y cualquier físico, geólogo o experto en climatología puede coger y zajar en la GRL o en Science o Nature cualquiera de las conclusiones y análisis a la que llegue el IPCC… ¿Le suena algún artículo publicado que lo refute y que no haya sido respondido?, a mí no. A usted tampoco, y es que realmente, hoy en día no existen.Por favor, no hace falta manipular la información de esa forma sesgada, no son unos señores vestidos de gris que redactan las conclusiones del WGI por favor… ¿se las ha leído antes de cometer algún que otro ridículo intentando dar explicaciones poco fundamentadas sobre las causas del cambio climático para darse cuenta si ya están incluídas en las conclusiones del WGI?. Hágalo y ahórrese usted algún enojoso artículo por mi parte, ya que no tendré la más mínima consideración por su situación de periodista con una tribuna privilegiada, he de suponer que sabe hacer bien su trabajo, por ello casi es insultar darle las fuentes primarias, pero habiendo usted citado algunas supuestas causas no contempladas por el IPCC sobre el calentamiento global debería estudiar un poco sobre lo que opina:http://ipcc-wg1.ucar.edu/wg1/wg1-report.htmlLe rogaría que por favor leyera con especial antención los siguientes capítulos:http://ipcc-wg1.ucar.edu/wg1/Report/AR4WG1_Pub_Ch02.pdfhttp://ipcc-wg1.ucar.edu/wg1/Report/AR4WG1_Pub_Ch09.pdf

    09 Julio 2007 | 02:06

  14. Dice ser Jose R.

    Para facilitarle aún más el trabajo le doy la URL de la GRL la FUENTE PRIMARIA DE CONOCIMIENTO CIENTÍFICO de toda información científica sobre climatología. Science o Nature, o los congresos científicos, incluídos los del IPCC son fuentes secundarias (se basan ya en artículos publicado en la revista indexada de turno aunque también son fuente de conocimiento), y podrían servirle para refutar cualquier afirmación que realice el IPCC pero por favor, le ruego que atine lo que afirma. Porqué refutar a Al Gore, cosa qeu hasta yo puedo hacer no significa refutar la mayor de que “hay un consenso científico alrededor de la existencia y las causas del calentamiento global”. Porqué si se fija, usted está haciendo un “hombre de paja” refutando el video de Al Gore o el negocio que está montando a su alrededor.A lo que íbamos, artículos de validez científica de primer nivel aquí:http://www.agu.org/journals/gl/Por favor, búsqueme algo en esta fuente para refutar esto:http://ipcc-wg1.ucar.edu/wg1/wg1-report.htmlPara poder negar la existencia del consenso científico.Ala.. a trabajar como periodista… a ver si lo hacemos antes de lanzar afirmaciones peores que las que usted atribuye a Al Gore.

    09 Julio 2007 | 02:11

  15. Dice ser gimaz

    Me licencié en Biología especialidad ecosistemas en el año 1989. Tuve la suerte de tener unos profesores, entonces jovenes, que nos enseñaron a ser críticos con toda idea que no estuviera validada por el método científico y aun así no creernos nada como un dogma de fe, dada la juventud de la ecología como rama científica de la biología. Siempre nos alertaron de no mezclar la ecología con el ecologismo, se referían a los movimientos ecologistas con recelo por utilizar conceptos e ideas de la ecología erroneamente y sólo cuando les beneficiaba.Ahora casi veinte años despues soy profesora de bachillerato e imparto como asignatura Ciencias de la tierra y medio ambiente en 2º de bachiller.Cuando nos toca hablar del efeto invernadero, de los gases de efecto invernadero (no solo de co2 vive el calentamiento), la temperatura de la atmosfera, los movimientos de los gases en la atmosfera y de las aguas en los mares, del efecto albedo, de los ciclos de Milankovitch, de la distribución de las nubes en la atmosfera, el efecto de las erupciones volcánicas, los incendios… En definitiva de la complejidad de querer ver el tema desde una perspectiva simplista. Mis alumnos se quedan horrorizados ante la perspectiva de tener que estudiar tanta materia, tan densa, tan compleja y tan contradictoria. Ejemplo: el libro y su profesora les dice que hay ciertos gases (co2, ch4, n2o, h2o) que mantienen nuestro planeta calentito a modo de manta que no deja escapar el calor (infrarrojos) desprendido de la tierra (15ºC de media). Por otro lado, todos sabemos que las superficies claras reflejan más la luz del sol y no se calientan tanto como las superficies de color oscuro, lo que llamamos efecto albedo, este último refresca el planeta, a veces tanto, cuando se dan ciertas circunstancias, que puede generar una glaciación. Aumenta con las superficies heladas, algunos desiertos, nubes bajas etc… Los desiertos y las nubes a su vez aumentan con el calentamiento, generando a su vez más albedo…En definitiva sin querer liarnos mucho, la temperatura de la tierra depende de varios ciclos de retrolimentación positivos y negativos, muchos de ellos entrelezados formando una maraña de interacciones dificilmente abarcables de un vistazo e impredecibles (pregunten a cualquier meteorólogo).Volvamos a mis sufridos alumnos, ellos dan por supuesto que siendo yo biologa soy ecologista de pancarta en ristre, nada más lejos de la realidad.Siempre alucinan cuando les digo que no se tienen que creer ni tres cuartas partes de la poca información científica que se da por la televisión (la radio para ellos sólo es para la música y el periódico ¿qué es eso?) y con poquísimas excepciones nada de lo que digan las organizaciones ecologistas. Este aviso pone en guardia a los avispados de la clase y por una vez miran con un poco de interes algun telediario y me viene con la noticias frescas de la temporada, hace algunos años era el ozono (pobre ya casi nadie habla de el), la gripe aviaria, los transgénicos, la clonación, las células madre o la estrella de la temporada el calentamiento global y su consecuente cambio climático. Algun informativo tiene hasta sección del cambio climatico, como la de deportes o economía. Pues bien, el resultado es que analizando como se la información, mejor sería llamarla desinformación, Un día el nivel del mar va subir 5 metros y como nuestro instituto esta ubicado a nivel del mar el alborozo del alumnado es inaudito, alborozo que se desploma cuando el IPCC dice otro día que medio metro en cien años. Otro día nos asustan con las sequias infernales y al siguiente con lluvias apocalícticas… Mis alumnos comprueban por un lado la poca calidad de la información científica y su poca fiabilidad.La conclusión más clara que se obtiene es que a algunos les interesa tenernos asustados para manejarnos más facilmente. Muchos empresarios y gente de marketing con iniciativa ya está viendo el filon económico al cambio climatico. El timo de los biocombustibles es el más claro de todos ellos.Bueno no me quiero enrollar mucho, por esta noche creo que es suficiente.

    09 Julio 2007 | 03:53

  16. Dice ser alejandro

    JAMS, reconoce por lo menos que lo haces para provocar…aunque atendiendo a los comentarios que te están poniendo, tampoco descartes volver a ser convencido de que el cambio del clima existe, y que ciertas medidas no solo son útiles sino necesarias, y beneficiosas, como lo de los 24º…o la promoción de las energías renovables….o las desaladoras (a ser posible de energía solar) en lugar de los trasvases…

    09 Julio 2007 | 07:34

  17. Dice ser alejandro

    los biocombustibles son un error. Subirá el precio de los alimentos y los cereales que usen para producirlos o el aceite… ¿no se dan cuenta de que es un problema mayor que seguir usando petróleo?

    09 Julio 2007 | 07:40

  18. Leo los comentarios y me pregunto cual es el motivo de tanta ira en el lenguaje. Hay un recurso al que la mayoría acude pero que en cambio no existe: Soler no ha dicho que usar energía ecológica sea malo. Simplemente ha dicho que se cuestiona todo lo que hasta ahora ha creido. Y pienso, desde mi humilde opinión, que dar ese paso, cuestionarse todo lo que hasta ahora uno creía, es muy valioso (y bastante atrevido).Yo no tengo una opinión creada al respecto. Pienso como muchos que mal no puede ser disminuyamos los niveles de contaminación. Pero también me pregunto hasta qué punto el ser humano es tan poderoso. No niego nada ni afirmo nada. Seguiré leyendo este blog y sacaré mis conclusiones con el tiempo… o no.Más calma es lo que si veo necesario, que aquí nadie ha ofendido a nadie.

    09 Julio 2007 | 08:40

  19. Dice ser Jose R.

    Yo no me meto en su afirmación sobre el biodiesel, ni siquiera me meto en lo del vídeo de Al Gore que hasta yo critico, me meto directamente con la mayor: la afirmación que hace de la no existencia de consenso científico sobre:- La existencia de un calentamiento global.- Que las causas antropogénicas son unas (entre varias) de las principales.- Que un calentamiento global rápido tendrá más consecuencias negativas que positivas.La ofensa no es personal, sinó intelectual, porqué ya hizo estas afirmaciones previamente y se negó a seguir el hilo argumental para poder defender su tesis. Escapó de estuido en su momento alegando no se qué de los medios (donde puede tener razón), pero obviando que hacía un hombre de paja, una falacia lógica “si demuestro que los medios que difunden lo del cambio climático meten la gamba he refutado el consenso científico sobre el cambio climático”. Y el mosqueo es doble porqué los periodistas digitales reciven en sus correos unos dossieres bien elaborados por unos think-tanks negacionistas, cosa que tienen todo el derecho a enviar, pero estos mismos periodistas no ejercen su profesión de forma correcta y cotejan esas afirmaciones con expertos de verdad, con gente que esté en la punta de la investigación y ampliar sus fuentes. No me sirve de nada que un periodista compare afirmaciones periodísticas con dossieres de los think tanks y estrategias propagandísticas y sus conclusiones las traslade a algo que tiene otra lógica en la creación de conocimiento: el consenso científico. O que haga afirmaciones gratuitas llamando a los científicos del WGI del IPCC como funcionarios de la ONU, obviando que practicamente todos son investigadores punteros que trabajan de mucho antes en el ámbito de la investigación, que publican en el GRL y no unos vulgares cientificuchos que responden a quien les paga. Obviando que el IPCC se somete a los mismos criterios de revisión por pares y reproducción y exposición de cálculos, análisis y conclusiones a otros científicos y que se exponen su trabajo a poder ser refutados por el método científico. Y resulta que lamentablemente no existe ningún artículo, reitero, ni un sólo artículo publicado bajo criterios científicos que contradiga las principales conclusiones del IPCC. Obviando estas cuestiones tan básicas, el autor, se atreve a afirmar que no existe el consenso científico basado en una serie de dosieres que no coteja y en declaraciones en prensa de varios científicos, declaraciones que como tales tienen el peso periodístico pero que científicamente valen un comino, ya que estos científicos han de refutar las conclusiones del IPCC o de Juanito El Chocolatero en algún artículo, exposición de congreso, etc… sometida al método científico. Mientras, son sus opiniones personales, pero no sus opiniones científicas, basadas en evidencias.Y eso es lo que me enfada, que se mezclen churras con merinas para traer a la confusión. Y es la responsabilidad del profesional de la información darle un tratamiento útil, aclaratorio y de interés general y no fomentar el oscurantismo informativo.

    09 Julio 2007 | 10:20

  20. Dice ser cucurruqui

    Mi más sincera enhorabuena.Está haciendo una importante labor. Bastante contrastada, a pesar de la opinión de José R., sobretodo comparada con la información afirmacionista (lo de negacionista me ha sorprendido, pues la desconocía) que nos ha invadido y de la que todo el mundo hace eco.Recomiendo la lectura de “el ecologista escéptico”, de Bjorn Lomborg.un saludo

    09 Julio 2007 | 11:18

  21. Dice ser Sayonara

    JAMS, no lo puedes resistir. Te gusta discutir. De lo que sea.Veo al menos dos grandes problemas en tu discurso:1. Al Gore=Cambio Climático. Me cabe alguna duda sobre la intencionalidad moral de Al Gore. No en vano ya utilizó el estandarte del ecologismo con anterioridad, estandarte que finalmente guardó en el ropero cuando le tocó gobernar (no digo que lo hiciera mal, digo que no es precisamente consecuente con lo que dice que piensa).2. Confundes en buena parte churras con merinas. Calentamiento global no es sinónimo de cambio climático. El cambio climático es un proceso que sucede desde que el mundo es mundo, o al menos desde que el mundo tiene atmósfera. El clima, como bien planteas, depende de muchas variables, no solo de la concentración de gases de efecto invernadero. Pero, y aquí está la cosa, una buena parte de esos gases actualmente en la atmósfera están directamente relacionados con la acción humana. Lo mismo que la pérdida de suelo fértil (en este punto te ruego de nuevo que no dejes de leer “Colapso”) en todos los continentes está claramente relacionada con la actividad humana y ésta tiene una correlación positiva con el crecimiento de la población. O sea, la relación entre acumulación de gases de efecto invernadero y actividad humana no parece que tenga lugar para la duda. Otra cosa es que esa concentración de carácter antrópico derive en el calentamiento global y que esté acelerando o alterando el ritmo natural del proceso natural de cambio climático. Y en este punto, parece que la evidencia científica apunta en sea dirección.En cualquier caso, que disfrutes con tu investigación …Ah, y no dejes de avisarme cuando vengas por el sureste.

    09 Julio 2007 | 11:33

  22. Dice ser JAMS

    He recibido en mi correo este comentario de José Cervera, vecino de blog y compañero en 20 minutos, publicado en TEMAS, en el que destaca un aspecto -el de la arrogancia del hombre sobre la Tierra- que fue el primero que me hizo sospechar del falso consenso cinetífico sobre nuestra influencia en el calentamiento global. Gracias, PP.Lo copio y pego:”El cambio climático y nosotros; una historia de arroganciaLa Tierra es un charco rocoso cubierto por un escaso hálito gaseoso. Osea, una roca cubierta por varias delgadas capas de fluidos. Llamamos’clima’ a los fenómenos que se producen en estos fluidos, debidofundamentalmente al intercambio entre ellos de calor procedente del Sol.Los equilibrios y desequilibrios de líquidos y gases tienen granimportancia para nosotros, pequeños animales que vivimos en lasuperficie rocosa y podemos vernos afectados de modo drástico por loscaprichos de los fluidos desbocados. En los últimos años (1.000, 2.000)nuestro desconocimiento de los detalles de la climatología ha remitidoun tanto y nuestra capacidad tecnológica se ha multiplicado. Comodesconocemos un poco menos, podemos un poco más y somos la especie másarrogante del planeta (y la más dada a la autoflagelación), nos hemosempeñado en que sabemos cómo debiera ser el clima de este planeta, ysomos capaces de detectar aberraciones en el tiempo. Y además en queesas normalidades de la atmósfera y el océano son culpa nuestra. Y porsi fuera poco, en que vamos a arreglarlo.Puede que sí. Y puede que no.Puede que haya un cambio climático. Aunque no está de todo claro. Pareceque ese cambio pudiera ser un calentamiento global, aunque no es seguro.Tal vez ese calentamiento coincide con determinadas actividades humanas,aunque esto no significa necesariamente que sean su causa. Y no estánada claro que una decidida acción por nuestra parte pueda hacer nadapor revertir este cambio. Si es que existe.Bienvenidos a nuestra supina ignorancia sobre el clima de éste nuestroplaneta.¿Qué temperatura hace?: corregir es el problemaNi siquiera es sencillo saber que temperatura hace, así que detectar sicambia con el tiempo es realmente complejo. Cabría pensar que existiendoaparatos para medir la temperatura con precisión desde el siglo XV estedato será bien conocido. Pero lo cierto es que no es tan simple; medirla temperatura de un planeta no es asunto baladí. Y el resultado dependesobre todo de las correcciones.El tiempo meteorológico es el primer factor clave. Las temperaturas noson homogéneas en un sólo punto de la Tierra, sino que varían de modoconstante. La temperatura cambia de modo constante entre el día y lanoche, entre el invierno y el verano, entre el valle y la montaña, entreel norte y el sur de Europa, América o Asia. Para obtener la temperaturaglobal es necesario tomar muchas medidas de temperatura en muchos puntosdiferentes a lo largo de mucho tiempo, y agrupar estadísticamente losresultados. Que, para que sea comparables, han de ser corregidos.La consecuencia de esto es que la temperatura global es una construcciónbasada en determinados cálculos. Esos cálculos pueden estar equivocados,y de hecho a veces lo están.Un ejemplo está relacionado con la expansión territorial de las ciudadesen los últimos 100 años, que ha hecho que estaciones de medida queempezaron muy alejadas de los centros urbanos estén ahora mucho máscerca. Y las ciudades son bien conocidas islas de calor, luego en susproximidades la temperatura es siempre más alta de lo quecorrespondería. Otro, más reciente, concierne a una anomalía en losdatos obtenidos por los satélites, que mostraban una extraña inversiónde las tendencias de temperatura en distintas capas de la atmósfera. Unreciente estudio ha llegado a la conclusión de que algunas de esastendencias eran el producto de una inadecuada corrección en los datosbrutos. Y hay otras fuentes de error: se sabe que la llamada curva en’J’, una de las pruebas más contundentes de la relación entrecalentamiento y actividad humana, es un artefacto producto del sistemainformático usado.No existe una temperatura media única del planeta que pueda medirsedirectamente sin corrección. Y en la corrección y el tratamiento está elerror.Además, entendemos entre mal y fatal el comportamiento de la atmósfera yel océano. Considérese que sólo en el Pacífico conocemos las siguientesvariaciones climáticas con ciclos de más de un año: la OscilaciónPacífica Decenal, que es un patrón meteorológico que se repite cada 23años; la Oscilación Pacífica Interdecadal, que tiene un ciclo de entre15 y 30 años, y El Niño y La Niña, que son la marca que deja en esteocéano un ciclo global llamado Oscilación Meridional-El Niño, con unperiodo de entre 2 y 7 años y una duración de uno o dos años. Su poderes inmenso, y no sólo sobre la captura de los pescadores peruanos; unperiodo ‘frío’ en la Oscilación Pacífica Decenal frenó entre 1946 y 1976la tendencia al calentamiento de todo el Planeta. El Niño es capaz deelevar la temperatura media del Pacífico Central en medio grado. Lasconsecuencias de esto repercuten desde Sudamérica hasta África, pasandopor el sur de Asia. Hasta el Atlántico, que tiene sus propiasoscilaciones plurianuales vinculadas con el Pacífico a través de laOscilación Meridional-El Niño, se ve afectado.A pesar de tantos desconocimientos, el consenso científico es que sí,que en el último siglo ha existido un rápido ascenso de la temperaturamedia del planeta. Que ha pasado de estar hacia 1850 0,4 gradoscentígrados por debajo de la media del siglo XX a estar 0,4 grados porencima en los últimos años.Un calor ridículo (pensando en el largo plazo)La media sobre la que se hace la comparación, la temperatura media delsiglo XX, se corresponde con un periodo inusualmente cálido si miramos ala historia reciente. Y no me refiero a la historia humana, sino a lageológica.Desde el punto de vista de los grandes ciclos del tiempo geológicovivimos en un interglacial. Si miramos las tendencias con escala demillones de años, lo que debiera preocuparnos es la vuelta de loshielos. Desde hace 50 millones de años la temperatura de este planeta seha ido haciendo más y más fría (e inestable); hablamos de un cambio de20 grados en la temperatura media entre el Eoceno y la actualidad.Mirando más atrás descubrimos que en el Cretácico, hace 70 millones deaños, era mucho más cálido aún. Antes hubo otros periodos glaciales,como entre el Jurásico y el Cretácico (175-110 ma), entre el Carboníferoy el Pérmico (330-270 ma) y entre el Ordovícico y el Silúrico (465-425 ma).Pero no hace falta irse tan lejos. En los últimos 3 millones de años hahabido oscilaciones brutales del clima terrestre, oscilaciones quetienden a hacerse más intensas con el tiempo según los testigos de hieloantárticos. Clima tan cálido como el actual sólo lo hemos tenido en 4 o5 breves periodos desde hace medio millón de años… el resto del tiempoha sido frío, bastante más frío.Ni siquiera si miramos desde fin de la última glaciación, hace unos10.000-11.000 años, nos encontramos con una clara tendencia hacia ecalentamiento. El llamado ‘óptimo climático’ postglaciar se produjoentre hace 4 y 8.000 años, cuando las temperaturas medias no oscilabanen exceso sobre la media del sXX. Los últimos 2.000 años han sido másfríos, aunque la media actual es elevada sin sobrepasar aquellos máximosde hace 8.000 años. Entre los años 1000 y 1100 se produce el máximo delllamado ‘Periodo Cálido Medieval’; más tarde, entre 1600 y 1700 seprodujo la Pequeña Edad del Hielo, en la que la temperatura global llegóa estar -0,8º por debajo de la media (el doble de la variación producidapor el calentamiento global). Hasta principios del siglo XX latemperatura se mantiene baja; es a partir de 1950 cuando se produce unrápido ascenso hasta el actual 0,4 por encima de la media. El siglo XXempieza 0,4 grados por debajo, como había estado los dos siglosanteriores, y termina a con 0,4 grados por encima.Todos estos cambios, excepto los de los últimos 150 años, se producenmucho antes de que tengamos capacidad tecnológica real para influirsobre el clima. Nadie ha propuesto que la Humanidad provocase el’Periodo Cálido Medieval’, la última vez que la temperatura mediaalcanzó los niveles actuales.La cura de la arroganciaNo podemos evitarlo; en el fondo todos nos utilizamos a nosotros mismoscomo medida de todas las cosas. Eso quiere decir que contemplamos elclima desde nuestra escala: como máximo en tamaños de unos pocoskilómetros y en lapsos temporales de unos pocos decenios. Pero las cosasno son tan sencillas.El clima de todo el planeta está interrelacionado, no sólo a través delaire, sino (sobre todo) del mar. Un complejo lazo de corrientesoceánicas se encarga de transportar calor desde las zonas tropicales delAtlántico hacia el norte de Europa; desde las costas canadienses delPacífico hacia Australia, y desde el Índico hacia el Atlántico Sur. Almismo tiempo corrientes profundas recorren el Atlántico de norte a sur,circunnavegan la Antártida y llevan agua fría y enriquecida ennutrientes al Índico y al Pacífico Norte. Este sistema de cintatransportadora tiene más importancia en el clima mundial que cualquierotro fenómeno, aparte de los ciclos de intensidad de la radiación solar,y sin embargo es casi invisible por su gigantesca escala. Los mamíferosencontramos complicado visualizar estructuras de decenas de miles dekilómetros.Lo mismo nos ocurre con el tiempo. Nuestra experiencia directa se resumeen pocos decenios; nuestro natural proceso de maduración nos lleva casisiempre a recordar cualquier cambio como negativo. Nos resultaimposible, en ausencia de registros, conocer las temperaturas de antaño.Los registros apenas penetran en el pasado poco más de un siglo con algode precisión. Otras evidencias, como los testigos de hielo antárticos,nos dan registros geográficamente muy limitados e influenciados por lascondiciones locales.Es decir, que es complicado saber con exactitud si la Tierra se estácalentando o si ese calentamiento es significativo. Mucho más complicadoaún es asegurar que ese presunto calentamiento es culpa nuestra.Como hemos visto, el clima ha sufrido importantes oscilaciones de modoespontáneo, mucho mayores que el aumento del último siglo. Las razonesde estos cambios son múltiples; variaciones en la intensidad de laradiación solar, los efectos del acoplamiento entre precesión y rotaciónde la órbita terrestre (ciclos de Milankovitch), cambios en lacirculación oceánica por la deriva continental… De hecho él últimomillón de años ha sido un periodo excepcionalmente inestable; muchoantes de nuestra intervención el clima ha estado dando bandazosespectaculares. Los más llamativos los llamamos glaciaciones.Estamos convencidos de que a lo largo del pasado siglo se ha producidoun aumento de la temperatura global. Estamos también convencidos de queese aumento es significativo. Sabemos asimismo que el porcentaje dedióxido de carbono en la atmósfera, un conocido gas de EfectoInvernadero capaz de atrapar calor, ha crecido durante el mismo periodo.De las 280 partes por millón (en volumen) de 1800 se ha pasado a unas367 en el 2000. Una buena parte si no todo ese incremento se debe, sinduda, a nuestra voracidad a la hora de quemar combustibles orgánicos;cada año lanzamos a la atmósfera 22.000 millones de toneladas de CO2 yotros gases con capacidad de invernadero. El paralelismo entre ambosaumentos, de temperatura y de concentración de CO2, es sugestivo. Sinduda sería imprudente por nuestra parte no considerar la posibilidad deque nuestras actividades estén causando semejante cambio. Sobre todocuando somos los que más tenemos que perder.Son nuestras ciudades e islas las que quedarán bajo el agua si sederriten los polos. Son nuestras riquezas las que quedarán destruidas sise incrementa el número y la severidad de los huracanes. Son nuestraseconomías las que sufrirá si los cinturones desérticos se expanden, y sereducen las áreas aptas para el cultivo de alimentos. Así que laprudencia es de recibo.Ahora bien; una letal combinación entre nuestra arrogancia y nuestrosentido de culpa puede estarnos cegando ante las verdaderas dimensionesdel problema. Queremos pensar que el calentamiento global es cosanuestra, parte porque queremos pensar que nuestro inadecuadocomportamiento está siendo castigado, parte porque nos creemos lobastante poderosos como para cambiar hasta el clima, y parte porquequeremos creer que está en nuestra mano hacer algo para resolverlo. Sinosotros lo hemos roto, pensamos, quizá podamos arreglarlo…¿Que ocurre si el cambio que estamos presenciando nada tiene que ver connosotros? ¿Qué pasa si nada de lo que hagamos puede ralentizarlo odetenerlo? ¿Qué ocurre si nuestra poderosa tecnología es incapaz demodificar el clima, ni para bien ni para mal? Ta vez acabemosdescubriendo que nos creemos mucho más de lo que somos; que sabemosmucho menos de lo que pensamos; que somos mucho más víctimas queculpables. El Universo es una gran cura para la arrogancia. Esperemosque no mate al paciente.”José Cerverahttp://www.generacionxxi.com/TEMAS/clima.htm

    09 Julio 2007 | 13:20

  23. Dice ser Jose R.

    “Está subiendo, también, el CO2 (dióxido de carbono o anhídrido carbónico): entre un 20 y un 30 % en cien años. De esta cantidad, el 70% ocurrió antes de 1940, es decir, antes del boom industrial de la portguerra mundial.”Es que cuanto más me meto en el artículo menos riguroso és, esa afirmación anterior es diametralmente opuesta a la realidad y se nota que las fuentes de JAMS son el docuemntal “Swindled” y los dossiers negacionistas. Esta afirmación es del todo contraria a los datos reales:http://en.wikipedia.org/wiki/Image:GISS-TGGWS-temp-data-compariso…Algo que hasta en la wikipedia anglosajona tienen explicado (¿porqué costará tanto documentarse en este país?). En fín… me encantaría de verdad comenzar a ver refutaciones serias a las tesis del IPCC más allá de sofismas o gráficas con los datos mal dibujados (a posta) para que den los resultados que se desean.

    09 Julio 2007 | 13:23

  24. Dice ser Jose R.

    Seguimos para bingo.. ahora comenzamos con más falacias:Lo de la isla urbana de calor:http://en.wikipedia.org/wiki/Urban_heat_islandSobre la discrepancia de datos satelitales:Science 14 August 1998:Vol. 281. no. 5379, pp. 930 – 932DOI: 10.1126/science.281.5379.930Prev | Table of Contents | NextPerspectivesGLOBAL WARMING:Global Climate Data and Models: A ReconciliationJames E. Hansen, Makiko Sato, Reto Ruedy, Andrew Lacis, Jay GlascoeThe debate over the existence of global warming and climate change has been muddled because of satellite data showing a cooling trend in Earth’s troposphere. This apparent cooling is in disagreement with measurements at surface stations and with climate models. In their Perspective, Hansen et al. discuss a correction to the satellite data published by Wentz and Schabel in Nature that may have profound implications for discussions of climate change. Wentz and Schabel discovered that the original satellite data, published in 1995, was not adjusted for the natural decay of spacecraft altitude caused by atmospheric drag. When this adjustment is made, the satellite data agree with both surface data and model calculations. The authors of the Perspective conclude that the question now is not whether global warming exists–it clearly does–but what should be done about it.Sobre el crecimiento de temperatura:”Un calor ridículo (pensando en el largo plazo)” puede ser la diferencia entre el inicio de una era glaciar o de un interglaciar… ridículo 0,75ºC en menos de 100 años es tal que al menos hasta donde los datos paleoclimáticos nos permite mirar no se ha dado hasta ahora en la actual era geológica.Sobre el resto, la diatriba sobre eras glaciales geológicas me parece que contiene un innumerable sinfín de fallos… por ejemplo lo de “Pequeña edad glaciar medieval” un evento que ningún geofísico tilda como real a nivel global, y menos aún se afirma que la temperatura global estuviera -0,8ºC por debajo de la temperatura media planetaria de los siglos anteriores y posteriores (aquí se traslada un evento regional al planeta entero, cuando actualmente se toman las medidas de temperatura en centenares de puntos del planeta y por métodos distintos y variados). Que la temperatura en algunas zonas de Europa fuera más fría fué acompañado de zonas en el resto del globo algo más cálidas, tal y como indican los testigos de hielo. Sobre la capacidad para influir en el clima, debería leer el IPCC WGI o lo publicado ya hace dos años como mínimo sobre las causas de calentamiento antropogénico preindustrial, al liberar mediante la agricultura y la ganadería mayor densidad de CO2 y de metano, conceptos que la ciencia ya maneja desde hace años.Sobre lo del gas invernadero,.. NADIE niega la existencia del mecanismo de que una mayor densidad de CO2 o de CH4 entre otros gases hay asociado un forzamiento radiativo positivo en la temperatura. Hay el mecanismo físico (absorción de determinadas frecuencias para incrementar la temperatura del aire) y existe la correlación geofísica, medida directa e indirectamente y asociada directamente a ello. Cada vez conocemos más otros mecanismos de forzamiento radiativo y otros que son retroalimentaciones negativas, esos mecanismos están cada vez más conocidos y afinados en su capacidad de influencia. Basados en lo que las evidencias empíricas, la ciencia y la racionalidad indican. Siempre dentro del margen de error, por supuesto, y en manos de que científicos más hábiles que los actuales puedan refutarlas, pero mientras no se demuestre lo contrario existe ese calentamiento global y una parte importante es generado a causa de la actividad humana. Eso hasta ahora es irrefutable científicamente, hasta ahora no hay un sólo paper publicado en contra y hasta ahora la fuerza de la evidencia empírica y de la evidencia científica no está del lado negacionista.

    09 Julio 2007 | 13:49

  25. Dice ser kio

    toda la razón tiene Soler, por fín hay algún periodista que no se traga todas las mentiras de Gore.En Calor Glacial , otro periodista Luis Carlos Campos desmonta toda la farsa de Gore y el calentamieno demostrando que el cambio climático se debe a una era glacial. http://www.arcopress.com

    09 Julio 2007 | 13:58

  26. Dice ser serena

    Jose rodriguez, eres un fanático que censura todo contra elcalentamiento en tu basura de web, además payaso ignorante se dice Era Glacial no glaciar y Hansen es el que le hizo el documental a GoreASI NOS MANIPULAN LOS MEDIOS CON EL CALENTAMIENTOA AL GORE LE PAGA ACCIONA Y LA BANCA ROTHSCHILD , A LOVELOCK LE ECHARON DE LA NASA.Ambos son los grandes gurús mediáticos y mesiánicos del calentamiento global (Una verdad incoveniente (documental y libro, 2006) y La venganza de la tierra, 2006) , sólo que el gran público ignora la gran farsa que se esconde tras ellos:AL GORE-Al Gore está pagado por la familia de banqueros Rothschild (David de Rothschild) y las grandes multinacionales de renovables para vendernos sus productos: “José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona (que promueve las renovables contra el carbón), se ha convertido en el Mecenas de Al Gore, en su lucha contra el cambio climático”.(El Mundo, 12-12-06, pág 2)-Al Gore no firmó el infame Tratado de Kioto ( en realidad “ Tratatado sostenible de la ONU y Greenpeace”) cuando era vicepresidente (Bethell, 2006), lo que demuestra que ahora es solo un farsante oportunista que vive de la religión del calentamiento y de dar conferencias de más de 200.000 $.-Es un político fracasado que sabe nada de ciencia: dice en La tierra en juego (1993) que los niños de Australia llevan sombreros de ala ancha para evitar el agujero de ozono, que no llega hasta allí y es inocuo (Campos, 2005).Suspendió por miedo un debate con Lomborg en 2007 y apenas concede entrevistas.Para salvarnos del Apocalipsis,propone tonterías como: plantar tomates, hacer fiestas y jogging o medidas como: andar en bicicleta, usar menos embalajes de paquetería, compartir la gasolina de los viajes, lavar menos toallas, ser un vocero del calentamiento, ( como los testigos de Jehová) convencer a escépticos, comer verduras, hacerse miembro de una secta ONG calentóloga, predicar con el ejemplo (el lo hace consumiendo 20 veces de electricidad que el americano medio)(Cfr. Rothschild,2007,Manual de Supervivencia para el calentamiento global)-Lucha contra el calentamiento por razones viscerales como que su hermana murió de cáncer de pulmón o por qué su hijo tuvo un accidente de coche cuando era pequeño ( y ahora a su cachorro maleducado le multan y detienen por exceso de velocidad (emitiendo exceso de C02) y conducir borracho y con drogas, (Agencias,04-07-2007).Todas sus predicciones son especulaciones basadas en simulaciones por ordenador, no evidencias científicas.-Su Guru es Roger Revelle, un paranoico del peligro del C02, que fue el primero en descubrir lo fácil que era asustar y recibir con ello fondos millonarios para el Instituto Scripps.-En su apocalíptico documental, oscarizado sin ningún valor artístico o técnico, miente diciendo que hay consenso mundial de que el calentamiento es antropogénico, pero en http://www.oism.org hay 18.000 científicos que niegan el timo del calentamiento por causa humana y su peligrosidad y firman la Petición de Oregón, 1998.http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_scientists_opposing_global_w…-Censuró en Google, de donde es asesor, el documental “La Gran estafa del Calentamiento Global” de Martín Durkin, donde hasta los que dan los temperaturas globales de la NASA John Christy y Roy Spencer rechazan el timo del calentamiento. Por si esto fuera poco, a estos dos autores los ponen como firmantes de los informes del IPCC. Ese es el consenso nazi del que nos habla el telepredicador Gore.JAMES LOVELOCKFOTO LOVELOCKLovelock es un mediocre científico mediático que reconoce que su hipótesis de Gaia es equivocada y que se basa en simulaciones por ordenador.-Inicialmente médico y químico, más que biofísico, es uno de los revisores del IPCC, los expertos de la ONU que se inventaron y viven gracias al mito del calentamiento (Informe 2001).Con lo que su discurso aterrándonos es tan tópico como previsible.-En su elucubración equivocada de Gaia , no se basa en ciencia , sino en simulaciones por ordenador, como el IPCC.Usa una delirante simulación llamada Daisyworld. Richard Dowkins y muchos le critican por su barato misticismo New Age.-El mismo reconoce La Venganza de la tierra que su hipótesis de Gaia es equivocada (que la Tierra siempre guarda condiciones para la vida), aparte de que la Teoría de Gaia es una obviedad de cajón (La tierra como un gran organismo vivo autorregulado)-Nunca trabajó él: los trabajos se los hacía su ayudante Lynn Margulis. Lleva 42 años sin dar golpe oficialmente, haciendo, según él, “ciencia independiente”. Reconoce que “ los científicos no son libres, son empleados de quien les paga”. (Natura, El Mundo, 14-04-07)-Le echaron de la NASA, porque criticaba por infantiles los experimentos de los rusos en Marte. Le dieron un plazo para que el propusiera otros: no supo y le echaron a patadas. (Natura, El Mundo, 14-04-07)-Líder ecologista, se pasó a las nucleares cuando le pusieron un monstruoso y ruidoso parque eólico al lado de sus casa.-Dice que la temperatura del ártico aumentará 8 º, eso implicaría una glaciación según Broecker (y como hasta reconoce el Nobel calentólogo Mario Molina),porque cortaría la Corriente del Golfo, pero él pronostica que el Polo Norte será “tropical”. (Natura, El Mundo, 14-04-07).Fuente: Campos, Calor Glacial, 2007, books4pocket

    09 Julio 2007 | 14:05

  27. Dice ser Jose R.

    Que bien.. ¿y algún artículo publicado bajo Peer-Review para poder refutar lo del cambio climático? ¿por favor? ¿algo mínimamente digno en ciencia? lo digo porqué el consenso científico se contruye allí… y hasta ahora el trabajo de Oreskes que hace un vaciado de los papers publicados:http://www.sciencemag.org/cgi/content/full/306/5702/1686y antes de que alguien saque la respuesta de Peiser, por favor que revise lo siguiente:http://www.hawaiireporter.com/story.aspx?fded5949-97a0-41e8-ad66-…Sobre el efecto de “isla de calor” de las ciudades, por favor… informarse mejor:http://www.realclimate.org/index.php/archives/2007/07/no-man-is-a

    09 Julio 2007 | 14:08

  28. Dice ser Jose R.

    Grácias por los insultos chico… me encanta porqué pone a cada uno en su altura.Qeu sí, que Lovelock es X y Gore Y, pero el consenso científico se contruye en:- Revistas científicas.- Congresos científicos.Con papers sometidos a Peer-Review. Y como demostró Oreskes y no ha sido refutado todo lo publicado recientemente o refuerza las tesis del IPCC o no las contradicen. Así que lancémonos al tema de debate. El resto… yo seré el demonio con cuernos, Al Gore con menos formación académica que una ardilla y Lovelock un fabulador… pero, ¿los que realmente son expertos en climatología y publican en GRL que dicen?: el resultado, refuerzan las tesis del IPCC.

    09 Julio 2007 | 14:10

  29. Dice ser Jose R.

    Por último y ya para no spammear más en el blog de JAMS, lo de la Petición de Oregón, otro ful más de los que circulan para intentar negar las causas del calentamiento global.http://en.wikipedia.org/wiki/Oregon_Petitionhttp://www.sciam.com/page.cfm?section=sidebar&articleID=0004F43C-http://naturalscience.com/ns/forum/forum01b.htmlhttp://www8.nationalacademies.org/onpinews/newsitem.aspx?RecordID…Y podríamos seguir… estaría bien que argumentos que sabemos falaces los vayamos descartando porqué comienza a ser un cansancio responder por enésima vez el bulo de turno. Eso sí, esto es periodismo, lo demás tontería… Yo por el momento lo dejo, a diferencia del del Calor Glaciar u otros webarticulistas (no lo digo por JAMS, sinó por pseudos think-tanks liberales) mi sueldo no lo paga de forma indirecta ninguna multinacional como CENTURION a través de medios digitales tipo LD, y he de seguir con el curro…

    09 Julio 2007 | 14:24

  30. Dice ser Josep

    Jose R.tu desprecio respecto del tema de las islas de calor urbanas no dice mucho sobre la fiabilidad de tus opiniones. Por mucha referencia y mucha wikipedia que pongas aquí, se nota que no has profundizado nada en el asunto de los registros meteorológicos.Por otra parte, hablas del Peer review como quién habla de la verdad absoluta e irrefutable. Pues va a ser que no. Quién ha publicado artículos en revistas científicas ya sabe que más que revisión por pares es revisión por colegas. Que no es lo mismo. Te publican si eres conocido o si les parece bien, así de simple. Si no eres de ese club, lo tienes crudo.Para que lo entiendan todos: intentar publicar artículos contra el calentamiento global en la gran mayoría de revistas científicas, es como intentar publicar articulos sobre los éxitos del Real Madrid en la revista del Barça.

    09 Julio 2007 | 16:55

  31. Dice ser marcos

    JAMS te metes en un jardin, del que es dificil salir sin hacer destrozos, especialmente en tu reputacion de hombre serio…Sospecho que deberias pensar lo que escribes dos veces para evitar decir cosas como que la ciencia nunca se da por cerrada. Por poner un ejemplo obvio, no creo que nadie discuta la ley de la gravedad o la segunda ley de la termodinamica. Tambien evitaria que vieras el mundo al reves y pensaras que son los que niegan el calentamiento global los perseguidos. Creo que durante al menos 20 años, los que han sido perseguidos, y con saña, han sido los que nos prevenian sobre los nefastos efectos de la contaminacion. No es nada raro: los ecologistas siempre han sido atacados y difamados, como cualquiera que critique el sistema, por muy razonables que sean sus tesis. Habia gente que decia que los negros tenian alma, que los esclavos deberian ser libres, que todos los hombres deberian tener los mismos derechos, etc. Y siempre las respuestas eran parecidas: Todo va bien, esos estan locos. Aun se les ridiculiza, a los ecologistas, pese a que la historia les ha dado la razón practicamente en todo y sus tesis han sido incorporadas al discurso mayoritario.Hay cosas de las que dices en las que te resultara facil documentarte: En lo del deshielo de los glaciares, por ejemplo. El Pais publicó un reportaje fotografico que documentaba como se han modificado en 20/30 años. Era desolador.Se puede discutir las previsiones apocalipticas que publican tus colegas, pero no la esencia del asunto. En eso hay un consenso cientifico muy amplio; eso si, los cientificos no dicen ninguna de las chorradas que tanto les gusta escribir a tus colegas. Lo que dicen es que la actividad humana contamina, sube la temperatura, emite gases toxicos y que no se puede seguir asi. ¿Eres capaz de cuestionar eso?Es una discusion sin sentido. Y la unica razon por la que se produce no es cientifica, sino económico-política, como siempre. Un tema de intereses empresariales de corporaciones que dedican una infima parte de sus enormes recursos a intentar detener a unos activistas que ponen en peligro sus ganancias, en vez de dedicarlos a investigar y a controlar los desastres que provocan. Los esclavos si tenian alma y al final los liberaron y se prohibio la actividad, pero hubo muchos tratadistas y periodistas que batallaron para evitarlo.

    09 Julio 2007 | 17:20

  32. Dice ser Jose R.

    No desprecio el efecto de islas de calor.. de hecho el IPCC no lo hace y lo contabiliza, introduce correcciones en las medidas para tener en cuenta ese efecto. Eso no significa que el efecto al final sea minúsculo (como el efecto del aumento de albedo terrestre debido al mayor número de ovejas, que haberlo haylo).Sobre el “Peer Review” me parece a mí que le das un toque, ¿cómo diríamos?, ¿falso? ¿falaz? ¿irreal?.De hecho algunos artículos sobre rayos cósmicos se incluyeron en el GRL para explicar una parte de la variabilidad paleoclimática, artículos que después han sido utilizados para poner en cuestión ciertos aspectos del IPCC y que por ende el IPCC se vió obligado a considerar. Cualquier tipo con la formación adecuada puede poner en solfa en una revista indexada cualquier otro artículo si está suficientemente fundamentado. De hecho algunos de los científicos citados en Swindle son autores del GRL que escriben bajo “Peer Review”, eso sí, sus afirmaciones en el vídeo no las pueden sustentar con evidencias empíricas. Es tan simple que intentar hacer un “sostenella y no enmendalla” sobre el calentamiento global en GRL podría ser refutado masivamente en otras publicaciones menos geofísicas y más “físicas” (en algún Physical Review).Pero vayamos al grano.. si queremos refutar la ciencia diciendo que el “Peer Review” es un tufo, al final tendremos que acabar creyendo que el mejor sistema es ponerle velas negras al personal. Te lo voy a explicar CUALQUIER científico, reitero, CUALQUIER científico puede presentar un “paper” a un congreso o a una revista, y si está fundamentado, hay evidencias empíricas, es un trabajo original que aporta algo nuevo y que no es un simple refrito y se hace bajo el criterio de la comparabilidad, reproductibilidad, falsabilidad, etc… publicará, o en una o en otra revista o congreso sometido a “Peer Review”.De hecho el reto estaría en que intenten refutar las tesis del IPCC con artículos fundamentados en evidencias, con hipótesis falsables. Se hizo con los Rayos Cósmicos, y salieron artículos publicados en GRL y Nature, artículos que a su vez fueron ya respondidos, en eso hay debate (pero no al nivel de que los Cosmic Rays expliquen todo el incremento de temperaturas). Haberlo lo ha habido y hay posibilidad de que continúe, que no es contradictorio con el tema de que “todos los artículos publicados ya han sido respondidos”.Pero vamos… sí los científicos son malvados, los de Science y las academias de las ciencias unos ecólatras que desean acabar con el capitalismo y los de la ONU todos a sueldo de Al Gore, y así dormimos tranquilos, y así podemos hacer igual de caso al Friker Jiménez y al Jeta-Jeta Benítez al mismo nivel que cualquier tío que realmente dedique 30 años de su vida y un alto nivel de formación a analizar una microparte de la realidad a través del más estricto y honesto método científico.Reitero, si el debate es denostar la ciencia, lo hacemos, comenzando por la “ciencia” económica y su falta de relación con la realidad socioeconómica. Algo que no les interesa a estos falsos escépticos. Pero si el debate es si la ciencia tiene más o menos claro lo del cambio climático ahí tenemos que centrarnos en aceptar el método científico como válido.

    09 Julio 2007 | 19:33

  33. Dice ser Jose R.

    Por cierto Josep… no sé si se fija que mis fuentes no son la wikipedia básicamente, sinó Science Magazine, Science, American Science o Real Climate (llena de malvados ecólatras) o la misma GRL (Geophysical Research Letters). Que supongo que entenderá que a parte de RC el resto son todo revistas indexadas y que se publica bajo Peer-Review de distinto nivel (algunas más divulgativas que otras). No sé donde están sus fuentes, es más las pongo tan en cuestión porqué simplemente ni las cita. No puede sustentar sus afirmaciones. Al menos por el momento. Y eso muestra realmente su falta de conocimiento y no sólo eso su falta de intención en conocer sobre el tema.

    09 Julio 2007 | 19:36

  34. Dice ser Ricardo

    Año 1900 poblacion 2.500 millones o menos,Año 2010 poblacion 6.000 millones o más.Si intentamos percibirnos como una maquina entenderemos mejor el problema.Ahora la maquina es mucho mejor y dura 80 años en vez de 45 años.En todo proceso hace falta in-punts, nuestro cuerpo lo reconvierte y produce resultados (calidad de vida) y desechos. Para disfrutar la calidad de vida consumimos cantidades ingentes de energia. Aunque directamente menos 2000 calorias de altisima calidad.Hace años que no se puede conquistar terrenos virgenes, simplemente tenemos que administrar lo que tenemos. Y en esto viene las diferencias de valoracion. Algunos solamente miden y valoran los resultados que quieren. Su valoracion ya será cosa de una subasta o medicion pero evidentemente el CO2 que sobra despues del proceso es del que lo produce.En el proceso como decia antes se produce 1 energia, vida y 2.”desechos”, en la combustion de derivados carbonicos (hidrocarburos o alimentos) se producian H20 y CO2 que parece ser se readsorvian en el sistema pero si esto era realmente posible o no, lo era teniendo en cuenta el numero de usuarios y el periodo medio de vida.Al externalizar parte de los desechos que no sabemos utilizar todavia, el agua no la externalizamos, la utilizamos con toda la tecnologia que tenemos, solamente el CO2,(pero de hecho ya hay invernaderos que se realimentan con CO2 y su produccion es mayor en volumen pero pierde mucha calidad).El hecho en si de medir el co2 no debia de inquietar. No deja de ser parte de la realidad.Pero quizas fuera mas interesante para la salud de los ciudadanos frenar la epidemia tabaquica que se extiende como la polvora en los paises en desarrollo.

    09 Julio 2007 | 20:13

  35. Dice ser gretel

    Vaya, como está el tema, y yo que soy vanidosa ni me nombráis…Quería decir que fue confuso: antes se guiaban por el politeísmo, luego por el… no me sale, un solo Dios, luego fue el ateísmo y la ciencia… puede que mañana sea por la ética, o la filosofía humanista… la ciencia no es más que el concepto cultural por el que ahora nos movemos para ser verdad categórica.La ética creo que será en el futuro, el humanismo, la femeneidad, la sutileza, el ecologismo… porque el ecologismo no tiene porque subsumirse en ciencia alguna, solo convertirse en movimiento cultural sublime e imperante a lo que la ciencia diga: ah y le ayude a desarrollarse, porque entre vivir con árboles y sin árboles, puede que no sea insano no tenerlos, pero sí poco plural, y la ciencia siempre se adapta a nuestra cultural no al revés, por lo tanto hay que prevenir por si acaso, igual que por si acaso se hacen los análisis de sangre aunque luego no sirva de nada, como derecho si no de la humanidad, si de los ecologistas.Osea que el ecologismo no tiene porque ser científico, puede ser hasta paraciéntifo y cultivarlo. Tampoco hay seguridad que no te vayas a matar en coche y la gente no deja de tomarlos (creo que en futuro, sera una de las cosas más gilipollas que se considerara respecto a nuestra era), yo pago impuestos para las carreteras pero no se emplean ninguno en reforestar y cuidar mi ecologismo.Vamos es que no tengo que llevar yo estadísticas ni estudios científicos a ninguna parte para reclamar mi Derecho cuando no está demostrado tampoco que el coche privado sea necesario para hacer horribles autopistas (no son feas ni poco, ni como estética pasan), porque no vamos a los bosques para respirar mejor sino porque nos gustan.No tiene discursión alguna, es como discutir sobre no poner díquenes en holanda porque no hay seguridad de que las crecidas sean cosa del hombre o no. O No construir muros de contención en nueva orleans porque no hay seguridad de los que mueran no quieran hacerlo.

    09 Julio 2007 | 21:35

  36. Dice ser Paco Caro

    Las discusiones familiares, o de cafetería, sobre la verdad o mentira del calentamiento global y sus causas, no aportan nada a la aclaración del asunto, y no aportan nada debido a una sencilla razón: los participantes en el debate no desean ser objetivos.Todos tienen una posición previa, previa incluso al inicio del calentamiento global. No hay ninguna intención de saber la verdad, sino intención de ganar la discusión y llevarse el gato al agua. Incluso hay, previamente, fobia o filia personal hacia todo lo que huela a ecología.Dicho esto, diré que me extraña mucho que se tilde de interesados a quienes defienden la existencia del calentamiento. La misma ONU es la que declara que parece existir el calentamiento. Y esto lo hace en contra de los intereses de Bush, que no quiere controlar las emisiones de EEUU; lo hace en contra de los intereses de casi toda la industria mundial, lo hace en contra de las compañías petroleras internacionales, lo hace en contra del consumo, en contra del crecimiento ilimitado, etc. Entonces, ¿a qué intereses tan poderosos obedece esa opinión? No me lo puedo imaginar.Yo creo que aquellos que defienden que “no pasa nada”, y por tanto, “podemos seguir igual”, son precisamente quienes de verdad están defendiendo intereses económicos, políticos e industriales.

    10 Julio 2007 | 14:01

  37. Dice ser Raúl

    Felicidades Martinez Soler: las petroleras, Bush, Putin y demás simpáticos personajes estarían de acuerdo con su visión, que en el fondo les legitima para seguir contaminando sin parar.Venga, pásese a Libertad Digital, que es lo que le pide el cuerpo, hombre.

    10 Julio 2007 | 14:30

  38. Dice ser Josep

    José R.,creo que te confundes en muchas cosas, entre ellas en considerar este blog como una especie de congreso científico, cuando es un lugar de encuentro de opiniones, abierto a todos, incluso a los que no idolatramos el “Peer Review”. Aquí las formas son otras, y llenarlo de posts es un poco como no dejar hablar a los demás. Pareces un poco obsesionado, quizá eres uno más de esos ecotalibanes, o quizá uno de esos científicos que no merecen tal calificativo.Yo no me considero un científico, aunque me dedico de lleno a la ciencia. Soy lo que se denomina “técnico altamente cualificado”, es decir, simplificando, uno que hace el trabajo experimental a los científicos que publican en las revistas. Los datos que obtengo están publicados en diversas revistas de esas que tanto te gustan, pero por supuesto no soy firmante, porque no soy “doctor” sino un simple técnico (eso sí, con dos carreras universitarias). Y te puedo asegurar que esos grandes investigadores muchas veces no saben si los datos han estado bien tomados, porque ellos a veces ni se dignan a revisar el trabajo que les hacemos. Y ya no te cuento cuando se confían los trabajos a becarios sin experiencia (cosa cada vez más frecuente). Tengo ahora en mi mesa un artículo publicado en una revista de 1ª línea y firmada por un científico inglés de gran prestigio en mi campo, pero contiene varios errores e incoherencias increíbles. Sólo me lo explico porqué este señor es una “vaca sagrada” y los “Peer” del “Review” serían discípulos o amigos.No voy a poner aquí mis tropecientas dudas acerca de la existencia del calentamiento global, sólo diré que trabajo con datos climáticos desde hace 18 años, los últimos 16 en una universidad pública. He sido responsable de una estación meteorológica, conozco la problemática de los registros ambientales históricos y las supuestas correcciones del efecto “isla de calor”. Es evidente que no te has parado a pensar cómo se pueden hacer esas correcciones. Yo sí. Y te digo que nadie las puede hacer correctamente, que todo lo publicado son suposiciones muy discutibles, la mayoría de ellas retorcidas intentando justificar el calentamiento global. Y se les nota. Realizadas con una lógica elemental, esas correcciones destrozarían cualquier evidencia de calentamiento progresivo.Yo no pongo más referencia que mi experiencia. Sé a que huelen los pedos de los científicos, y eso no está publicado.Estoy firmemente convencido de que no existe un cambio climático real. He colaborado con “científicos” empeñados en hallar evidencias de dicho cambio, entre otras razones porque su prestigio y la financiación para sus proyectos dependía de ello. Yo he visto muchos datos de 1ª mano y he leído las conclusiones publicadas a partir de esos datos. Es inimaginable como se pueden llegar a manipular. En consecuencia he perdido la fe en los científicos. Pero por supuesto, todos los medios de comunicación acuden encantados de ofrecer sus grandes altavoces a esas grandes evidencias científico-divinas.Y por no ser sólo escéptico, diré que también creo en algo:Creo que la superpoblación es EL VERDADERO PROBLEMA AMBIENTAL, y todos los otros son sus derivados: producción de CO2, deforestación, sobrepesca, pérdida de biodiversidad, contaminación… ¿Y qué podemos hacer para corregirlo? Yo no lo sé. Pero te aseguro que el calentamiento global no me preocupa en absoluto. Un día leyendo un artículo de un economista americano, de esos neoliberales, me sorprendí: decía el hombre que el petróleo no se iba a agotar NUNCA. Sí hombre, -pensé yo- ¡ vaya desfachatez para justificar el derroche energético americano! Pero luego me dí cuenta que era pura lógica: a medida que se agoten las reservas irá subiendo el precio, con lo cual justificará utilizar yacimientos actualmente poco rentables y por otra parte impulsará el uso de otras fuentes de energía ya disponibles o en desarrollo que ahora no se extienden por ser, simplemente, más caras. Es cuestión de precio, y como éste ya ha empezado a subir, pues tranquilos, que EL INCREMENTO DE CO2 TIENE LOS DÍAS CONTADOS.

    10 Julio 2007 | 14:40

  39. Dice ser Anonimous

    Influencia antropogenica en el clima.http://es.wikipedia.org/wiki/Influencia_antropog%C3%A9nica_sobre_…Curioso el apartado de armas nucleares.

    10 Julio 2007 | 19:35

  40. Dice ser Tijeritas

    Estoy de acuerdo con Josep en que el verdadero problema es la superpoblación, y todos los demás problemas son consecuencia de éste. Es más, incluyo las guerras, la inestabilidad, la desigualdad y las migraciones. Porque, para mí, la política no es algo real: es el reflejo de la explotación de los recursos disponibles, la tecnología disponible, y la población a la que repartirlos.También pienso que las emisiones de CO2 acabarán con el fin del petróleo, pero nos quedan aún varias décadas de petróleo y emisiones; si el calentamiento global está provocado por dichas emisiones, y si el proceso es acumulativo, vamos contra reloj y para cuando se acabe el petróleo será tarde; en realidad es una desventaja que quede “tanto” petróleo.Creo que habría que comenzar una transición energética seria DESDE YA (y empezar a debatir sobre control de población a nivel mundial DESDE YA).

    10 Julio 2007 | 20:32

  41. Dice ser Esteban Rosador

    Reivindico haber sido el primero en decir en estos comentarios que la superpoblación es el principal problema (Allá por el séptimo comentario).

    10 Julio 2007 | 22:49

  42. Dice ser Jose R.

    Mira Josep, aún no he hecho un juicio de valor sobre tí, y eso sí que forma parte de “no dejar hablar a la gente”.Te lo voy a explicar delante de tu afirmación”creo que te confundes en muchas cosas, entre ellas en considerar este blog como una especie de congreso científico, cuando es un lugar de encuentro de opiniones, abierto a todos, incluso a los que no idolatramos el “Peer Review”. Aquí las formas son otras, y llenarlo de posts es un poco como no dejar hablar a los demás. Pareces un poco obsesionado, quizá eres uno más de esos ecotalibanes, o quizá uno de esos científicos que no merecen tal calificativo.”Cuando el autor titula el post: “Falso consenso. Los científicos disienten”Entonces tenemos que hablar que entendemos como consenso científico y cuál es la forma en que un científico debe disentir de la opinión mayoritaria. Y entonces hablamos de Peer Review, que no es necesario adorarlo, sinó simplemente aceptar que la ciencia tiene un método y que todo lo que escapa del método deja de ser ciencia para ser otro tipo de conocimento o formas de opinar. Simplemente el titular de JAMS es una falacia.”Tengo ahora en mi mesa un artículo publicado en una revista de 1ª línea y firmada por un científico inglés de gran prestigio en mi campo, pero contiene varios errores e incoherencias increíbles.”La ventaja es que puedes zajarlo y otro científico puede mostrar al mundo los errores de ese artículo, así de simple.”EL INCREMENTO DE CO2 TIENE LOS DÍAS CONTADOS.”Supongo que sabes que la quema de petróleo no es la única forma de producir CO2, ¿sabes que pasará cuando el petróleo sea tan caro que salga más a cuenta quemar carbón para producir electricidad? que cada kw/h producirá mucho más CO2. Supongo que tus dos carreras y tu formación “técnica” te permitirán deducir un par de cosas:a) Que las proyecciones económicas de un modelo neoliberal (o marxista) a pelo suelen ser más efectivas en el papel que en la realidad, al menos sus modelos se sostienen menos que los de la geofísica una vez comparados con la realidad.b) Sabrás que la forma que tenemos de producir energía actualmente en un porcentaje amplio implica producir CO2 a punta pala.. que la alternativa inmediata a quemar petróleo es quemar carbón, o peor aún algunas “energías límpias” que tan sólo para poner en marcha ya cuestan mucho más en emisiones que lo que nos pueda ahorrar.c) Que los efectos del CO2 en la atmósfera y el mar aún manteniendo estables los actuales niveles se van a ir notando en un futuro (supongo que te tomarás la molestia de leer algo sobre el efecto termostático del océano y su “retraso” de algunos de los efectos del calentamiento global de unas cuantas décadas). También que el “forzamiento radiativo” seguirá existiendo con los actuales niveles de CO2 y CH4 (por cierto, ¿te has preocupado en ver si dejaremos de criar ganado a punta pala y que no es sólo el CO2 el único gas invernadero?) y que eso implicará ir incrementando (más lentamente que las previsiones del IPCC si se cortaran las emisiones AHORA) aún la temperatura del planeta hasta alcanzar nuevamente un equilibrio termodinámico (es decir hasta alcanzar una temperatura media que las emisiones térmicas al espacio logren equilibrar el forzamiento radiativo).Pero vamos.. como nos quedaremos sin carbón de aquí 150 años no nos preocupemos… Es fácil un economista nos vende que el petróleo dejará de ser consumido de forma masiva en 10 años y obvia que la solución sustitutiva más sencilla y barata es quemar carbón. Grácias, cada día me tranquiliza más.

    11 Julio 2007 | 12:41

  43. Dice ser Josep

    José R.,esto ya me gusta más, poder hablar de cosas concretas y responder a tus preguntas. Sacas algunos temas sobre los cuáles, como bien supones con ironía “mis dos carreras y mi formación técnica” me permiten haber pensado en ellos. Y no busco para nada polémicas, sino exponer mi punto de vista sobre realidades actualmente oscurecidas por un increíble ruido científico-mediático.Estas son mis opiniones a tus preguntas e “indirectas”:””Supongo que sabes que la quema de petróleo no es la única forma de producir CO2″”.Efectivamente, la deforestación es una enorme fuente de CO2. Y cuando hablo de petróleo me refiero genéricamente a los combustibles fósiles.””¿sabes que pasará cuando el petróleo sea tan caro que salga más a cuenta quemar carbón para producir electricidad? que cada kw/h producirá mucho más CO2.””Cuando hablo del incremento progresivo de los costes de los combustibles fósiles, el carbón no es una excepción. Su menor rendimiento y mayor potencial contaminante (no sólo CO2) implica unos costes económicos muy elevados. Ya no estamos en los años 50: hoy día, y cada vez más, quién contamina paga. A partir de aquí crece el interés por las energías limpias.””las proyecciones económicas de un modelo neoliberal (o marxista) a pelo suelen ser más efectivas en el papel que en la realidad, al menos sus modelos se sostienen menos que los de la geofísica””Se considera a la economía como ciencia cuando sus predicciones raramente se cumplen (a pesar de tener sus “Peer Review”). Y en las ciencias de la vida aún hay más incertidumbre, especialmente en sistemas extremadamente complejos como la biosfera. Esto no son matemáticas. Que el CO2 retiene la radiación infraroja es una verdad física indiscutible… en un sistema simple. Hacer afirmaciones obviando todas las infinitas interacciones posibles en un entorno real son posicionamientos igualmente simples. Estás criticando la poca fiabilidad de los modelos económicos y en cambio aceptas un modelo físico aplicado a un entorno biológico y geológico.Sólo por poner un ejemplo: si el CO2 incrementa la temperatura también aumentará la presión parcial de vapor de agua en la atmósfera, variarán las precipitaciones, el tamaño de las nubes, su altura media y consecuentemente su tipología y el albedo terrestre. Todos estos cambios, e infinitos más, son de distintos signo, unos contribuyen a aumentar la tª, otros a dismunirla, otros no se sabe… No seamos simples, ¡el modelo CO2=efecto invernadero es tan teórico como los modelos económicos!””Sabrás que la forma que tenemos de producir energía actualmente en un porcentaje amplio implica producir CO2 a punta pala..””Sí, claro, esto podías habértelo ahorrado.””los efectos del CO2 en la atmósfera y el mar aún manteniendo estables los actuales niveles se van a ir notando en un futuro””…”” el retraso de algunos de los efectos del calentamiento global de unas cuantas décadas””Esto es en un 90% palabrería de los agoreros catastrofistas: asustar con un futuro terrible cuando no pueden hacerlo con un presente que no apoya sus posiciones. La realidad es que básicamente vemos los efectos de lo que ocurre ahora. Por ejemplo, el fenómeno del Niño cambia el clima en todo el planeta mientras se está produciendo… La verdad es que “las evidencias suelen ser evidentes”, pero aún así los ecotalibanes siempre tienen sus verdades propias, siempre basadas en “el más allá”, aquello que no puede contradecirse porque aún no existe.””el efecto termostático del océano””Efectivamente, el oceano contribuye a reducir los cambios. Como se puede ver, los mares tampoco apoyan las tesis catastrofistas. Y sin embargo, cualquier pretexto lo retuercen y usan los alarmistas.””el “forzamiento radiativo” seguirá existiendo con los actuales niveles de CO2 y CH4″”Si reducimos el consumo de combustibles fósiles y la deforestación, los niveles de CO2 bajarán rápidamente por la fotosíntesis y el reequilibrio oceánico. De todas formas, si no bajaran, te recuerdo que yo no veo que los niveles actuales produzcan ningún daño o alteración importante.””¿te has preocupado en ver si dejaremos de criar ganado a punta pala y que no es sólo el CO2 el único gas invernadero?””El efecto de la cría de ganado es nulo sobre el CO2 (se alimentan de fotosíntesis previa). En cuanto al mito del metano y los pedos de vaca, su efecto es limitado por su baja cantidad. Aquí también hay que “pensar complejo”: producían mucho metano las marismas y pantanos que hemos -y seguimos- desecando en todo el mundo.””Grácias, cada día me tranquiliza más.””Eso me gustaría.No pretendo ser un duro polemista, sólo exponer un punto de vista. Es un placer responder a cualquier pregunta sobre este tema. Y quedan muchas.Un saludo

    11 Julio 2007 | 13:36

  44. Dice ser chepa

    Escribo poco, pero leo este y otros blogs con frecuencia y quiero decir que los últimos comentarios de Josep son de lo mejor que he leído en un blog general desde hace mucho tiempo. A eso se le llama argumentar. Muchas gracias.(De un científico al que le encantaría trabajar con alguien como tú)

    11 Julio 2007 | 14:04

  45. Dice ser alex

    señor Soler: sigo su blog sin comentar pero con pasión. Le agradezco su sentido común… hoy el sentido del término común es que lo comparto con Ud.Mis allegados pueden ya catalogarme. Soy un “chalao” como Usted.Ellos no trabajan en “comunicación” y no saben que para que una noticia sea portada y/o venga de la mano de Coca-Cola, debe venir de un grupo de presión. No se atreven a disentir o, por lo menos desconfiar, de lo que dice la “Ciencia”, como hace siglos nadie se atrevía a desconfiar de la palabra de Dios.Yo siempre pongo el ejemplo del famoso dibujo en el que si miras lo negro ves pájaros mientras lo blanco son peces. La gente disfruta siendo adoctrinada. Pero el que lee entre lineas reconoce el tufillo a podrido “danés”.¿Un ejemplo? El médico ese canoso que salió unas 200 veces en TV explicando los horrores de la carne con priones. ¿que fue de él y del tuétano?A pesar de que, como Ud., estoy preocupado por la ecología, el tema a tratar aquí no es el clima sino lo mal que huele un “activismo” cuando se organiza un concierto de rock comparable al homenaje a Lady Di.¿Porqué cada generación ha vivido, vive y vivirá una amenaza de “fin del mundo”? Pregunten a los curas, que viven de ello. ¿Que no crees en ellos? Pues a los médicos, que no son curas pero curan. O, al hilo del argumento, al hombre del tiempo, que adivina los deseos de los dioses. Eran las actividades del “brujo” en las tribus primitivas: lo esotérico, las plantas medicinales y el clima.La cuestión es pasarlo mal, tener miedo. Ser esclavo, producir y consumir y no dar la lata.El calentamiento global es un “miedo enrollao”. Te lo tragas y te crees guays pero te la han metido igual de doblada que a los niños a quienes les crecian pelos en las palmas por masturbarse. Como los “jeans”, lo que era un símbolo de rebeldía ha sido absorbido por el sistema para uniformar y alienar.En fin… para tanto calentamiento, hay que ver que Julio tan fresco nos ha tocado.Saludos

    11 Julio 2007 | 16:00

  46. Dice ser una

    “Hay otras muchas causas del calentamiento global (radiación solar, campo magnético del Sol, radiaciones cósmicas”, dice JAMS.Pues va a ser que no.”No Sun link’ to climate change”http://news.bbc.co.uk/2/hi/science/nature/6290228.stm

    11 Julio 2007 | 17:18

  47. Dice ser Phoboz

    Independientemente de que se trate de una causa humana o no, lo cierto es que el C02 y otros gases contribuyen al efecto invernadero, calentando el planeta. Asi que, por qué no reducirlos? En la 11ª edición de la Campus Party de Valencia, estamos trabajando en una iniciativa llamada Campus Verde, que trata de concienciar a la gente para que reduzca sus emisiones de CO2, en la medida que cada uno quiera comprometerse. En http://www.sosrespondealallamada.org , en el apartado SOS, os explicamos como podeis aportar vuestro granito de arena para frenar el calentamiento global. Con acciones tan simples y que no requieren inversion economica como cambiar vuestra página de inicio.PS:En el formulario poned como mail de referencia el mio: phoboz_xd@hotmail.com

    20 Julio 2007 | 18:16

  48. Dice ser eleine

    jose rodriguez de socialdemocracia.org es un fanático que quitó la opción de comentarios directos cuando empezaron a discutir con el sobre la estafa del calentamiento…,ja,ja, payaso ya hablas hasta de era glacial.Sobre las estafas y pufos documentados de Al Gorearticulo Campos. es drogadicto, contaminador, estafador y relacionado con al mafia ytrafico de drogashttp://www.mitosyfraudes.org/Calen7/CamposGore.htmlhttp://www.boiramisterio.com/entrevistasok/estafasida.mp3Rudolf Zhang, director del Instituto de Permafrost (Hielos Eternos), situado en Yakutsk, la capital de Yakutia, a 900 kilómetros al sur de Verjoyansk. El aumento de la temperatura, dice, no ha reducido el grosor del permafrost (capa de hielo permanente) que cubre el 60% del territorio de Rusia.Zhang advierte que “el calentamiento global no está relacionado con la actividad humana, sino con el calor emitido por el sol y absorbido y regulado por los océanos”. “No hay ningún efecto invernadero, el anhídrido carbónico no se acumula en la atmósfera. El Protocolo de Kioto no tiene base y el clima es un fenómeno cíclico. La humanidad está en vísperas de un periodo de enfriamiento en el que se llegará a temperaturas más bajas que las registradas en muchos años. Esta etapa comenzará entre 2012 y 2020 y culminará en 2050”, pronostica.http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Polo/Frio/calienta/elpepu

    30 Octubre 2007 | 03:04

  49. Dice ser daniel

    Buenas,creo que podría ser útil la lectura de dos breves artículos publicados en Science, publicación no sospechosa, en principio, de estar a favor de los intereses de uno u otro bando más que con el rigor científico.El primero de ellos estudia precisamente el consenso de la comunidad científica acerca de la influencia antrópica sobre el clima y la posibilidad de cambio climático. Lo pego abajo por si no pueden enlazar:http://www.sciencemag.org/cgi/content/full/306/5702/1686Science 3 December 2004:Vol. 306. no. 5702, p. 1686DOI: 10.1126/science.1103618Prev | Table of Contents | NextEssays on Science and SocietyAlso see the archival list of the Essays on Science and Society.BEYOND THE IVORY TOWER:The Scientific Consensus on Climate ChangeNaomi Oreskes*Policy-makers and the media, particularly in the United States, frequently assert that climate science is highly uncertain. Some have used this as an argument against adopting strong measures to reduce greenhouse gas emissions. For example, while discussing a major U.S. Environmental Protection Agency report on the risks of climate change, then-EPA administrator Christine Whitman argued, “As [the report] went through review, there was less consensus on the science and conclusions on climate change” (1). Some corporations whose revenues might be adversely affected by controls on carbon dioxide emissions have also alleged major uncertainties in the science (2). Such statements suggest that there might be substantive disagreement in the scientific community about the reality of anthropogenic climate change. This is not the case.The scientific consensus is clearly expressed in the reports of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC). Created in 1988 by the World Meteorological Organization and the United Nations Environmental Programme, IPCC’s purpose is to evaluate the state of climate science as a basis for informed policy action, primarily on the basis of peer-reviewed and published scientific literature (3). In its most recent assessment, IPCC states unequivocally that the consensus of scientific opinion is that Earth’s climate is being affected by human activities: “Human activities … are modifying the concentration of atmospheric constituents … that absorb or scatter radiant energy. … [M]ost of the observed warming over the last 50 years is likely to have been due to the increase in greenhouse gas concentrations” [p. 21 in (4)].IPCC is not alone in its conclusions. In recent years, all major scientific bodies in the United States whose members’ expertise bears directly on the matter have issued similar statements. For example, the National Academy of Sciences report, Climate Change Science: An Analysis of Some Key Questions, begins: “Greenhouse gases are accumulating in Earth’s atmosphere as a result of human activities, causing surface air temperatures and subsurface ocean temperatures to rise” [p. 1 in (5)]. The report explicitly asks whether the IPCC assessment is a fair summary of professional scientific thinking, and answers yes: “The IPCC’s conclusion that most of the observed warming of the last 50 years is likely to have been due to the increase in greenhouse gas concentrations accurately reflects the current thinking of the scientific community on this issue” [p. 3 in (5)].Others agree. The American Meteorological Society (6), the American Geophysical Union (7), and the American Association for the Advancement of Science (AAAS) all have issued statements in recent years concluding that the evidence for human modification of climate is compelling (8).The drafting of such reports and statements involves many opportunities for comment, criticism, and revision, and it is not likely that they would diverge greatly from the opinions of the societies’ members. Nevertheless, they might downplay legitimate dissenting opinions. That hypothesis was tested by analyzing 928 abstracts, published in refereed scientific journals between 1993 and 2003, and listed in the ISI database with the keywords “climate change” (9).The 928 papers were divided into six categories: explicit endorsement of the consensus position, evaluation of impacts, mitigation proposals, methods, paleoclimate analysis, and rejection of the consensus position. Of all the papers, 75% fell into the first three categories, either explicitly or implicitly accepting the consensus view; 25% dealt with methods or paleoclimate, taking no position on current anthropogenic climate change. Remarkably, none of the papers disagreed with the consensus position.Admittedly, authors evaluating impacts, developing methods, or studying paleoclimatic change might believe that current climate change is natural. However, none of these papers argued that point.This analysis shows that scientists publishing in the peer-reviewed literature agree with IPCC, the National Academy of Sciences, and the public statements of their professional societies. Politicians, economists, journalists, and others may have the impression of confusion, disagreement, or discord among climate scientists, but that impression is incorrect.The scientific consensus might, of course, be wrong. If the history of science teaches anything, it is humility, and no one can be faulted for failing to act on what is not known. But our grandchildren will surely blame us if they find that we understood the reality of anthropogenic climate change and failed to do anything about it.Many details about climate interactions are not well understood, and there are ample grounds for continued research to provide a better basis for understanding climate dynamics. The question of what to do about climate change is also still open. But there is a scientific consensus on the reality of anthropogenic climate change. Climate scientists have repeatedly tried to make this clear. It is time for the rest of us to listen.References and Notes1. A. C. Revkin, K. Q. Seelye, New York Times, 19 June 2003, A1.2. S. van den Hove, M. Le Menestrel, H.-C. de Bettignies, Climate Policy 2 (1), 3 (2003).3. See http://www.ipcc.ch/about/about.htm.4. J. J. McCarthy et al., Eds., Climate Change 2001: Impacts, Adaptation, and Vulnerability (Cambridge Univ. Press, Cambridge, 2001).5. National Academy of Sciences Committee on the Science of Climate Change, Climate Change Science: An Analysis of Some Key Questions (National Academy Press, Washington, DC, 2001).6. American Meteorological Society, Bull. Am. Meteorol. Soc. 84, 508 (2003).7. American Geophysical Union, Eos 84 (51), 574 (2003).8. See http://www.ourplanet.com/aaas/pages/atmos02.html.9. The first year for which the database consistently published abstracts was 1993. Some abstracts were deleted from our analysis because, although the authors had put “climate change” in their key words, the paper was not about climate change.10. This essay is excerpted from the 2004 George Sarton Memorial Lecture, “Consensus in science: How do we know we’re not wrong,” presented at the AAAS meeting on 13 February 2004. I am grateful to AAAS and the History of Science Society for their support of this lectureship; to my research assistants S. Luis and G. Law; and to D. C. Agnew, K. Belitz, J. R. Fleming, M. T. Greene, H. Leifert, and R. C. J. Somerville for helpful discussions.10.1126/science.1103618The author is in the Department of History and Science Studies Program, University of California at San Diego, La Jolla, CA 92093, USA. E-mail: noreskes@ucsd.eduComo suele suceder cuando alguien no está de acuerdo con lo expuesto en algún trabajo, envía una carta con argumentos para rebatir lo expuesto en el artículo previo y se da la oportunidad a los autores de contestar los argumentos contrarios:http://www.sciencemag.org/cgi/content/full/308/5724/952?maxtoshow…Science 13 May 2005:Vol. 308. no. 5724, pp. 952 – 954DOI: 10.1126/science.308.5724.952Prev | Table of Contents | NextLettersConsensus About Climate Change?In her essay “The scientific consensus on climate change” (3 Dec. 2004, p. 1686), N. Oreskes asserts that the consensus reflected in the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) appears to reflect, well, a consensus. Although Oreskes found unanimity in the 928 articles with key words “global climate change,” we should not be surprised if a broader review were to find conclusions at odds with the IPCC consensus, as “consensus” does not mean uniformity of perspective. In the discussion motivated by Oreskes’ Essay, I have seen one claim made that there are more than 11,000 articles on “climate change” in the ISI database and suggestions that about 10% somehow contradict the IPCC consensus position.But so what? If that number is 1% or 40%, it does not make any difference whatsoever from the standpoint of policy action. Of course, one has to be careful, because people tend to read into the phrase “policy action” a particular course of action that they themselves advocate. But in the IPCC, one can find statements to use in arguing for or against support of the Kyoto Protocol. The same is true for any other specific course of policy action on climate change. The IPCC maintains that its assessments do not advocate any single course of action.So in addition to arguing about the science of climate change as a proxy for political debate on climate policy, we now can add arguments about the notion of consensus itself. These proxy debates are both a distraction from progress on climate change and a reflection of the tendency of all involved to politicize climate science. The actions that we take on climate change should be robust to (i) the diversity of scientific perspectives, and thus also to (ii) the diversity of perspectives of the nature of the consensus. A consensus is a measure of a central tendency and, as such, it necessarily has a distribution of perspectives around that central measure (1). On climate change, almost all of this distribution is well within the bounds of legitimate scientific debate and reflected within the full text of the IPCC reports. Our policies should not be optimized to reflect a single measure of the central tendency or, worse yet, caricatures of that measure, but instead they should be robust enough to accommodate the distribution of perspectives around that central measure, thus providing a buffer against the possibility that we might learn more in the future (2).Roger A. Pielke Jr.Center for Science and Technology Policy ResearchUniversity of ColoradoUCB 488Boulder, CO 80309-0488, USAReferences1. D. Bray, H. von Storch, Bull. Am. Meteorol. Soc. 80, 439 (1999).2. R. Lempert, M. Schlesinger, Clim. Change 45, 387 (2000).ResponsePielke suggests that I claimed that thereare no papers in the climate literature that disagree with the consensus. Not so. I simply presented the research result that a sample based on the keywords “global climate change” did not reveal any, suggesting that the existing scientific dissent has been greatly exaggerated and confirming that the statements and reports of leading scientific organizations–including the U.S. National Academy of Sciences–accurately reflect the evidence presented in the scientific literature.Pielke is quite right that understanding the results of scientific research does not implicate us in any particular course of action, and the purpose of my Essay was not to advocate either for or against the Kyoto accords or any other particular policy response. A full debate on the moral, social, political, ethical, and economic ramifications of possible responses to climate change–as well as the ramifications of inaction–would be a very good thing. But such a debate is impeded by climate-change deniers. In this respect, I am in complete agreement with Pielke’s conclusion, which was precisely the point of my Essay: Proxy debates about scientific uncertainty are a distraction from the real issue, which is how best to respond to the range of likely outcomes of global warming and how to maximize our ability to learn about the world we live in so as to be able to respond efficaciously. Denying science advances neither of those goals.Naomi OreskesDepartment of History and Science Studies ProgramUniversity of California at San DiegoLa Jolla, CA 92093, USACada uno por supuesto es libre de tener su propia opinión dando más peso a unos argumentos que a otros por cualquier razón. Pero creo que es bueno mirar los números para objetivizar las cuestiones.saludosdaniel

    30 Octubre 2007 | 15:13

  50. Dice ser daniel

    Buenas,creo que podría ser útil la lectura de dos breves artículos publicados en Science, publicación no sospechosa, en principio, de estar a favor de los intereses de uno u otro bando más que con el rigor científico.El primero de ellos estudia precisamente el consenso de la comunidad científica acerca de la influencia antrópica sobre el clima y la posibilidad de cambio climático. Lo pego abajo por si no pueden enlazar:http://www.sciencemag.org/cgi/content/full/306/5702/1686Science 3 December 2004:Vol. 306. no. 5702, p. 1686DOI: 10.1126/science.1103618Prev | Table of Contents | NextEssays on Science and SocietyAlso see the archival list of the Essays on Science and Society.BEYOND THE IVORY TOWER:The Scientific Consensus on Climate ChangeNaomi Oreskes*Policy-makers and the media, particularly in the United States, frequently assert that climate science is highly uncertain. Some have used this as an argument against adopting strong measures to reduce greenhouse gas emissions. For example, while discussing a major U.S. Environmental Protection Agency report on the risks of climate change, then-EPA administrator Christine Whitman argued, “As [the report] went through review, there was less consensus on the science and conclusions on climate change” (1). Some corporations whose revenues might be adversely affected by controls on carbon dioxide emissions have also alleged major uncertainties in the science (2). Such statements suggest that there might be substantive disagreement in the scientific community about the reality of anthropogenic climate change. This is not the case.The scientific consensus is clearly expressed in the reports of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC). Created in 1988 by the World Meteorological Organization and the United Nations Environmental Programme, IPCC’s purpose is to evaluate the state of climate science as a basis for informed policy action, primarily on the basis of peer-reviewed and published scientific literature (3). In its most recent assessment, IPCC states unequivocally that the consensus of scientific opinion is that Earth’s climate is being affected by human activities: “Human activities … are modifying the concentration of atmospheric constituents … that absorb or scatter radiant energy. … [M]ost of the observed warming over the last 50 years is likely to have been due to the increase in greenhouse gas concentrations” [p. 21 in (4)].IPCC is not alone in its conclusions. In recent years, all major scientific bodies in the United States whose members’ expertise bears directly on the matter have issued similar statements. For example, the National Academy of Sciences report, Climate Change Science: An Analysis of Some Key Questions, begins: “Greenhouse gases are accumulating in Earth’s atmosphere as a result of human activities, causing surface air temperatures and subsurface ocean temperatures to rise” [p. 1 in (5)]. The report explicitly asks whether the IPCC assessment is a fair summary of professional scientific thinking, and answers yes: “The IPCC’s conclusion that most of the observed warming of the last 50 years is likely to have been due to the increase in greenhouse gas concentrations accurately reflects the current thinking of the scientific community on this issue” [p. 3 in (5)].Others agree. The American Meteorological Society (6), the American Geophysical Union (7), and the American Association for the Advancement of Science (AAAS) all have issued statements in recent years concluding that the evidence for human modification of climate is compelling (8).The drafting of such reports and statements involves many opportunities for comment, criticism, and revision, and it is not likely that they would diverge greatly from the opinions of the societies’ members. Nevertheless, they might downplay legitimate dissenting opinions. That hypothesis was tested by analyzing 928 abstracts, published in refereed scientific journals between 1993 and 2003, and listed in the ISI database with the keywords “climate change” (9).The 928 papers were divided into six categories: explicit endorsement of the consensus position, evaluation of impacts, mitigation proposals, methods, paleoclimate analysis, and rejection of the consensus position. Of all the papers, 75% fell into the first three categories, either explicitly or implicitly accepting the consensus view; 25% dealt with methods or paleoclimate, taking no position on current anthropogenic climate change. Remarkably, none of the papers disagreed with the consensus position.Admittedly, authors evaluating impacts, developing methods, or studying paleoclimatic change might believe that current climate change is natural. However, none of these papers argued that point.This analysis shows that scientists publishing in the peer-reviewed literature agree with IPCC, the National Academy of Sciences, and the public statements of their professional societies. Politicians, economists, journalists, and others may have the impression of confusion, disagreement, or discord among climate scientists, but that impression is incorrect.The scientific consensus might, of course, be wrong. If the history of science teaches anything, it is humility, and no one can be faulted for failing to act on what is not known. But our grandchildren will surely blame us if they find that we understood the reality of anthropogenic climate change and failed to do anything about it.Many details about climate interactions are not well understood, and there are ample grounds for continued research to provide a better basis for understanding climate dynamics. The question of what to do about climate change is also still open. But there is a scientific consensus on the reality of anthropogenic climate change. Climate scientists have repeatedly tried to make this clear. It is time for the rest of us to listen.References and Notes1. A. C. Revkin, K. Q. Seelye, New York Times, 19 June 2003, A1.2. S. van den Hove, M. Le Menestrel, H.-C. de Bettignies, Climate Policy 2 (1), 3 (2003).3. See http://www.ipcc.ch/about/about.htm.4. J. J. McCarthy et al., Eds., Climate Change 2001: Impacts, Adaptation, and Vulnerability (Cambridge Univ. Press, Cambridge, 2001).5. National Academy of Sciences Committee on the Science of Climate Change, Climate Change Science: An Analysis of Some Key Questions (National Academy Press, Washington, DC, 2001).6. American Meteorological Society, Bull. Am. Meteorol. Soc. 84, 508 (2003).7. American Geophysical Union, Eos 84 (51), 574 (2003).8. See http://www.ourplanet.com/aaas/pages/atmos02.html.9. The first year for which the database consistently published abstracts was 1993. Some abstracts were deleted from our analysis because, although the authors had put “climate change” in their key words, the paper was not about climate change.10. This essay is excerpted from the 2004 George Sarton Memorial Lecture, “Consensus in science: How do we know we’re not wrong,” presented at the AAAS meeting on 13 February 2004. I am grateful to AAAS and the History of Science Society for their support of this lectureship; to my research assistants S. Luis and G. Law; and to D. C. Agnew, K. Belitz, J. R. Fleming, M. T. Greene, H. Leifert, and R. C. J. Somerville for helpful discussions.10.1126/science.1103618The author is in the Department of History and Science Studies Program, University of California at San Diego, La Jolla, CA 92093, USA. E-mail: noreskes@ucsd.eduComo suele suceder cuando alguien no está de acuerdo con lo expuesto en algún trabajo, envía una carta con argumentos para rebatir lo expuesto en el artículo previo y se da la oportunidad a los autores de contestar los argumentos contrarios:http://www.sciencemag.org/cgi/content/full/308/5724/952?maxtoshow…Science 13 May 2005:Vol. 308. no. 5724, pp. 952 – 954DOI: 10.1126/science.308.5724.952Prev | Table of Contents | NextLettersConsensus About Climate Change?In her essay “The scientific consensus on climate change” (3 Dec. 2004, p. 1686), N. Oreskes asserts that the consensus reflected in the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) appears to reflect, well, a consensus. Although Oreskes found unanimity in the 928 articles with key words “global climate change,” we should not be surprised if a broader review were to find conclusions at odds with the IPCC consensus, as “consensus” does not mean uniformity of perspective. In the discussion motivated by Oreskes’ Essay, I have seen one claim made that there are more than 11,000 articles on “climate change” in the ISI database and suggestions that about 10% somehow contradict the IPCC consensus position.But so what? If that number is 1% or 40%, it does not make any difference whatsoever from the standpoint of policy action. Of course, one has to be careful, because people tend to read into the phrase “policy action” a particular course of action that they themselves advocate. But in the IPCC, one can find statements to use in arguing for or against support of the Kyoto Protocol. The same is true for any other specific course of policy action on climate change. The IPCC maintains that its assessments do not advocate any single course of action.So in addition to arguing about the science of climate change as a proxy for political debate on climate policy, we now can add arguments about the notion of consensus itself. These proxy debates are both a distraction from progress on climate change and a reflection of the tendency of all involved to politicize climate science. The actions that we take on climate change should be robust to (i) the diversity of scientific perspectives, and thus also to (ii) the diversity of perspectives of the nature of the consensus. A consensus is a measure of a central tendency and, as such, it necessarily has a distribution of perspectives around that central measure (1). On climate change, almost all of this distribution is well within the bounds of legitimate scientific debate and reflected within the full text of the IPCC reports. Our policies should not be optimized to reflect a single measure of the central tendency or, worse yet, caricatures of that measure, but instead they should be robust enough to accommodate the distribution of perspectives around that central measure, thus providing a buffer against the possibility that we might learn more in the future (2).Roger A. Pielke Jr.Center for Science and Technology Policy ResearchUniversity of ColoradoUCB 488Boulder, CO 80309-0488, USAReferences1. D. Bray, H. von Storch, Bull. Am. Meteorol. Soc. 80, 439 (1999).2. R. Lempert, M. Schlesinger, Clim. Change 45, 387 (2000).ResponsePielke suggests that I claimed that thereare no papers in the climate literature that disagree with the consensus. Not so. I simply presented the research result that a sample based on the keywords “global climate change” did not reveal any, suggesting that the existing scientific dissent has been greatly exaggerated and confirming that the statements and reports of leading scientific organizations–including the U.S. National Academy of Sciences–accurately reflect the evidence presented in the scientific literature.Pielke is quite right that understanding the results of scientific research does not implicate us in any particular course of action, and the purpose of my Essay was not to advocate either for or against the Kyoto accords or any other particular policy response. A full debate on the moral, social, political, ethical, and economic ramifications of possible responses to climate change–as well as the ramifications of inaction–would be a very good thing. But such a debate is impeded by climate-change deniers. In this respect, I am in complete agreement with Pielke’s conclusion, which was precisely the point of my Essay: Proxy debates about scientific uncertainty are a distraction from the real issue, which is how best to respond to the range of likely outcomes of global warming and how to maximize our ability to learn about the world we live in so as to be able to respond efficaciously. Denying science advances neither of those goals.Naomi OreskesDepartment of History and Science Studies ProgramUniversity of California at San DiegoLa Jolla, CA 92093, USACada uno por supuesto es libre de tener su propia opinión dando más peso a unos argumentos que a otros por cualquier razón. Pero creo que es bueno mirar los números para objetivizar las cuestiones.saludosdaniel

    30 Octubre 2007 | 15:13

Los comentarios están cerrados.