Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘lenny kravitz’

Lenny Kravitz: no se puede molar más

12 de la mañana en un céntrico hotel madrileño. Los fotógrafos esperan la llegada del mulato más célebre del rock norteamericano. Se hace el silencio: ahí está. Momento photocall. Flashes, gritos de los fotógrafos para llamar su atención, poses naturalmente forzadas… Guau. El circo del rock en todo su esplendor desfila ante mí.

Si no fuera porque uno de sus ojos mira a Cuenca y el otro un poco a Albacete (detalle que esconde habilmente tras sus inseparables gafas de sol), no se podría molar más que Lenny Kravitz. Está cachas, se rodea de mujeres de buen ver, su piñata brilla como en un anuncio de blanqueador dental y su música gusta tanto a aficionados al buen rock como a gente que a lo más que llega es a escuchar los 40. Hasta Sarkozy es su fan incondicional. Y además destila ese rollo de “soy la hostia y lo sabéis”. Cómo molas, Lenny.

El motivo de la rueda de prensa no era otro que su paso por nuestro país: este viernes, Kravitz será el encargado de inaugurar la Caja Mágica, ese recinto ultramoderno construído pensando en la remota posibilidad de que Madrid organice los Juegos Olímpicos de 2016. Como el lugar esta pensado para el tenis, no han faltado las preguntas sobre Nadal (dos de las escasas siete u ocho que se le han hecho tenían algo que ver con él). Y es que a los españoles se nos cae la baba oyendo a un guiri famoso decir que uno de los nuestros es el mejor en algo. Y claro, luego los medios titulamos por ahí. En todo caso, los 25 minutos de rueda tampoco han dado para mucho más que lugares comunes. Había que sacarle un titular.

Que el bueno de Lenny nunca inventó nada no se le escapa a nadie: lo suyo fue recuperar el hard rock, la psicodelia, el funk, el soul y algún otro sonido de los 60 y 70 para revisarlos en clave asequible. Eso no quita para que firmase dos primeros álbumes, “Let Love Rule” y “Mamma Said”, plagados de canciones memorables. Y aunque mantuvo el tipo en el notable “Are you gonna go my way”, casi mejor no citar alguno de sus estrepitosos discos posteriores. Desde que te hiciste tan religioso molas menos, Lenny.

Ahora, cuando se cumplen 20 años de sus primeros pasos en una industria discográfica que le ha hecho multimillonario, llega la hora de valorar su aportación a la música popular de las últimas dos décadas. Ya no solo como músico y productor, sino también como compositor (de su puño y letra salieron temas como “Justify my love” de Madonna e incluso discos enteros como el homónimo de Vanessa Paradis, siempre demostrando su buen olfato para los hits). También su papel de figura mediática del rock y sus coqueteos con el papel couché.

Lenny Kravitz, ¿genio o músico del montón?