BLOGS
Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Rock de escaparate

Hace tiempo que el rock, entendido desde un prisma puramente estético y en su vertiente más frívola, se instaló en lugares tan impropios como escaparates de tiendas tipo H&M o armarios de niños y niñas bien. Las Converse All Star, otrora paradigma de las zapatillas cutres y baratas, se empezaron a llevar tanto que su precio se disparó hasta límites desorbitados. Y los fans de la vieja guardia de grupos como Motorhead o los Ramones tuvieron que soportar ver en cada esquina camisetas de sus bandas favoritas llevadas por gente que nunca había oído hablar de ellas. Así funciona la moda.

En esta Navidad que ya ha tocado a su fin me ha llamado la atención la utilización de canciones de rock (vale, rock modernete, asequible y comercial, pero rock al fin y al cabo) en gran cantidad de anuncios. Lo más sorprendente es que muchos de los spots eran de colonias, uno de esos géneros publicitarios con elementos característicos propios, generalmente marcados por la ñoñería, pero que en muchas ocasiones buscan ese lado supuestamente inconformista, rebelde e individualista que destilan el rock y sus acólitos, todos ellos monos y musculados, como no podía ser de otra manera.

Entre los temas empleados, los de Yeah Yeah Yeahs, Franz Ferdinand, Muse o Rooney, una de esas bandas que da el pelotazo gracias a una buena melodía, en este caso, esa pegadiza “I’m a terrible person…” En otras ocasiones, un jingle compuesto para la ocasión desgrana un par de riffs rockeros, a veces sospechamente parecidos a los de alguna canción más conocida.

En su día escribí sobre el idilio, a menudo polémico, entre el rock y la publicidad. Muchos criticaron a Wilco por vender las canciones de Sky blue sky a Volskwagen. Por el contrario, no he oído a nadie criticar a Blondie por ceder One day or another para un anuncio de cereales, ni voz alguna reprochando a Danko Jones la inclusión de Sticky Situation en un anuncio de coches. Lo cierto es que la primera ya hace muchos años que se ganó el respeto y el derecho a hacer lo que le venga en gana, mientras que el segundo quizás no sea tan conocido como para despertar recelos.

Yo tengo la teoría de que el 90% de las críticas son vertidas por gente que haría exactamente lo mismo si tuviera la oportunidad. Al fin y al cabo la envidia es uno de los deportes nacionales. Lo que no termino de tener claro es si prestar tus canciones, además de reportar sustanciosos beneficios, daña la credibilidad de una banda. ¿Qué opináis?

13 comentarios

  1. Dice ser The LEMMON

    Hola Dani. Es interesante el tema que propones.Aporto mi granito de arena.Cuando se cede un track a un spot publicitario existen dos tipos de ingresos correspondientes a dos dchos diferentes. Uno son los dchos. fonograficos que corresponden a la compañía discográfica y otros los dchos de autor que corresponden al autor, pasando por la editorial en la que estan alojados esos dchos.Todo esto, vendrá regulado por las diferentes claúsulas que aparezcan en el contrato del artista con su disquera y con su editorial. A veces el importe de cesión es altísimo pues el track no necesita ninguna ayuda o el artista es demasiado grande. Otras (esto ocurre normalmente cuando coincide con el lanzamiento de un nuevo trabajo,)por interés de la compañía, de la editorial y del artista, se sacrifican algunos de esos ingresos en favor del empujón promocional del track, del artista y del nuevo album.Normalmente, la compañía discográfica desde su dpto de “synchros” (es asi como se denomina esta acción) es la que gestiona esta operación. La mayoría de las veces ,por lo menos debería ser así, la compañía estudia a través de un briefing o boceto del spot, creado por la agencia de publicidad, si será beneficioso o no para el tema / artista.Por todo esto creo que no se puede afirmar categoricamente que ceder una canción a un spot daña la credibilidad del artista.Pues una veces si y otras veces no, oiga.Todo dependerá de lo bien o lo mal que trabajen los agentes inmersos en la la operación, desde la agencia,y la discografica hasta el propio el artista .gracias,abrazosLEMMON

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Dani Cabezas

    Hola Malafoman.Me gustan mucho D4. No tenía idea de que salían en un anuncio. ¿De qué bebida es? Tengo el primer disco de ellos, “6Twenty”, que me parece redondo, pero no he escuchado lo siguiente que hicieron. Creo que publicaron en 2005 un disco más, “Out of my head”. A ver si me hago con él.Gracias por recordarme a los neozelandeses. No estaría mal conocer a más bandas de éste país tan lejano.Saludos!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser LaRakeLa

    Depende del tipo de anuncio y depende también de la música, si es música normalucha-comercial da lo mismo porque cada vez estamos más acostumbrados a que se haga. Pero si esa música es de alguna manera transgresora o simboliza algo que para una tribu es significativo, es lo peor que se puede hacer. Claro q tal como funciona la publicidad puede compensar todos los daños y “prejuicios”.

    07 Enero 2008 | 17:24

  4. Dice ser Ma

    El viernes 5 estuvo en Bilbao Marky Ramone. Mientras firmaba discos en la Fnac, me paré unos segundos a observar su uniforme.Sí llevaba Converse -por cierto, ya las venden hasta rotas, con agujeros-, pero no eran Converse All Star, tenían brillantitos en los tobillos. Me hizo gracia, no se por qué.

    07 Enero 2008 | 19:28

  5. Dice ser djanguez

    La de pasta que debe dar ceder los derechos de una canción para publicidad… a no ser que se trate de un grupo con un mensaje anti-capitalista, me parece lo más normal del mundo.

    08 Enero 2008 | 09:04

  6. Dice ser Dani Cabezas

    Hola Lemmon.Gracias por aportar luz sobre el tema con tanto conocimiento de causa. Creo que resultará interesante para todos saber cómo funciona de verdad el tinglado desde dentro.Dices que con el briefing se estudia si la inclusión del tema en un anuncio beneficiará al artista. Lo cierto es que me cuesta pensar en algún músico al que no le haya salido redonda la jugada. Y más difícil aún es pensar en algún artista que haya rechazado una jugosa oportunidad publicitaria. Sólo se me ocurre el Boss, con aquel histórico rechazo a la oferta de General Motors, que tenía muchos, pero que muchos ceros.Efectivamente creo que ceder un tema para un anuncio no significa venderse. Pero también hay excepciones. Como dice Djanguez, si un grupo lleva por bandera un mensaje anticapitalista sería bastante hipócrita por su parte hacerlo. Pero aunque no lo lleve, y ahí estoy en parte de acuerdo con La Rakela, entiendo a la gente que, estando metida en un movimiento que lleva implícitas más cosas que la música (por ejemplo el hip hop, el punk o el mismo rock), le moleste la utilización de estereotipos y clichés burdos para vender cualquier producto.Gracias a todos por vuestras ideas y aportaciones.

    08 Enero 2008 | 13:37

  7. Dice ser ateo

    Considero que la música en general, y el rock en particular, como arte que es, sólo tienen una dimensión estética y atribuirle características éticas es caer a corto o medio plazo en la contradicción y el ridículo.Así los llamados artistas “comprometidos” están llenos de contradicciones a lo largo de su carrera profesional y en su vida personal. Y como ejemplo, para no entrar en una lista inagotable, recordaré cuando RATM exhibió enseñas de la organización fascista ETA en su concierto en San Sebastian (sin comentarios).Sobre las modas, pues son lo que son, modas estéticas. No me parece más roquero un chaval gafapasta con chapas que otro con traje u otro con chandal de mercadillo, sólo indica lo que queremos lo que los demás vean en nosotros. No lo que somos.Y, respondiendo a la pregunta del anfitrión: una banda no tiene ninguna credibilidad puesto que no es un ente, sino que está compuesta de individuos -artistas o no- que se representan a ellos mismos y hacen lo que quieren y técnica y economicamente les es posible.Otra cosa es que valoremos si musicalmente (esteticamente) su calidad es alta, baja o inexistente

    08 Enero 2008 | 18:10

  8. Dice ser ateo

    Acabo de leer el post del 11 de diciembre, q no estaba yo por aquí pq es el primer dia q entro, y se me han quedado los ojos como platos…… y doy fé de que es cierto lo de RATM.

    08 Enero 2008 | 18:20

  9. Dice ser the black mamba

    No creo que la música rock tenga sólo una dimensión estética: ahí están bandas como CRASS para demostrar que un grupo de rock puede tener una ideología y ser consecuente con ella.

    08 Enero 2008 | 19:51

  10. Dice ser niño caos

    En simple respuesta a la pregunta… Creo que sí, daña la imagen de un grupo. Sobre todo de un grupo “alternativo” como pueden ser los casos de que se hablan.Esteticamente, no es lo mismo que un jeviata tararee temas de pantera, por ejemplo, que si el tema se pone de moda y lo cantan las niñas pijas mientras pasean por Serrano.En todo caso, y al hilo de otros comentarios en otros hilos, por desgracia se asocia “sale en la tele” con “malo”, lo cual es cierto muchas veces… Lo importante, creo yo, es conservar el criterio y que el hecho de que una canción sea banda sonora de un spot o peli, no influye en la calidad del tema.Así, bailamos de Enrique Iglesias, es un temazo aunque esté en la banda sonora de una peli de Will Smith…PD: Ole a la explicación de Lemmon. cojonuda.

    09 Enero 2008 | 13:52

  11. Dice ser Elías

    En un mundo en el que sólo se anuncia lo que se quiere vender y puede llegar al máximo numero de clientes potenciales (y hablo de la música, no de la publicidad), el rock es necesario para que ciertas personas descubrán qué es lo que realmente les gusta.Durante muchos años, durante mi infancia, no tuve acceso a discos o sintonías de rock/heavy, era algo prácticamente desconocido para mí, pero me encantaban temas como You Really Got Me de The Kinks versionada por Van Halen (anuncio de Nissan) o Are you Still Having Fun? de Eagle Eye Cherry (Seat Ibiza si no recuerdo mal). Dichos spots, entre otros, hacían que me gustara ver la publicidad esperando escuchar ese fragmento de canción que tanto me llamaba.Sin anuncios como estos es posible que no hubiese despertado en mí mi gusto por el rock/heavy y por lo tanto no sería ahora mismo lo que soy y tanto me gusta ser.Lo mismo pasa con las películas, por ejemplo aunque School Of Rock pueda dar una visión estereotipada de los rockeros (el protagonista es un vividor, vago, nada educado, etc) vale la pena que haya sido creada simplemente con que una persona ajena al mundo del rock se haya visto atraída por las canciones de Led Zeppelin o The Who.Afortunadamente el acceso a cualquier tipo de música es cada vez más sencillo, gracias a internet y por mucho que le pese a la SGAE, pero de todas formas nunca viene mal ver un anuncio que te haga mover la cabeza mientras simulas tocar la guitarra.

    09 Enero 2008 | 15:04

  12. Dice ser Dani Kalifornia

    No creo que estos rockeros pierdan la credibilidad en absoluto. Lo que ocurre es que el rock se ha visto obligado a luchar contra las modas de consumo y las tendencias de gusto dudoso que dicta el mercado, pero ante un balance de fuerzas tan desnivelado,y me refiero a que enfrente está la maquinaria gigantesca del consumismo, ¿por qué no iban a aprovechar la tesitura? Lanzo otro tema de debate, algo más trillado, como es la PIRATERÍA, en el mejor blog musical de la red: The California Sound’s Bloghttp://californiasound.wordpress.com/

    09 Enero 2008 | 18:27

  13. Dice ser Malafoman

    Esta bien que salgan grupos de rock en anuncios, no por eso va a ser malo el grupo, ni vendido, ni nada, solo que de tanto machacarlos, ya acabas aborreciendo la cancion y dandole al >| cuando suena en el disco/mp3 porque estas harto de escucharlo en la tele.Es el caso de por ejemplo de D4, en el anuncio de una bebida, que salian 2 tios vestidos de pescaos corriendo a contracorriente por NYC en la maratón.Un saludo.

    10 Enero 2008 | 11:45

Los comentarios están cerrados.