BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

La banca ética refuerza el modelo participativo

Fiare Banca Ética ha decidido ampliar el nivel participativo de sus socios en el devenir del anco para cumplir uno de los principios que define a este banco, junto a la transparencia y la democracia, la participación. Este modelo social y organizativo es un elemento que Fiare considera que la diferencia del resto de entidades bancarias.

En el último año, Fiare se ha venido replanteando  el papel de los socios y poniendo las bases para que este 2018 se fomente y potencie el modelo participativo que han llamado Cantiere Partecipazione 2020 y tiene como objetivo poner las bases para recoger buenas prácticas que sean replicables después en todo el territorio.

Desde hace tiempo, las personas socias pueden intervenir a través de los grupos territoriales en el gobierno del banco, en la toma de decisiones para contribuir a plasmar las decisiones estratégicas o proponer candidaturas para los órganos de gobierno. La presencia activa en las circunscripciones territoriales les permite colaborar en la promoción de los principios del banco y en su desarrollo en el territorio.

Sin embargo, ahora consideran que este modelo que comenzó 20 años atrás, tiene que ser repensado. Por eso, en 2017 comenzó un proceso de debate en el que se vislumbró que el papel de las personas socias no es sólo un papel interno, sino también de cara al exterior. Los grupos territoriales conocen su territorio y son quienes pueden participar, crear redes y alianzas o posicionarse en las diferentes iniciativas y campañas de su región y por lo tanto hay que reforzarlo.

Entre las actividades que se están llevando a cabo en este proceso de profundizar en el papel de los socios y socias se han llevado a cabo debates y entrevistas para determinar sus perfiles y analizar las diferentes formas de participación,  qué piensan y cómo se sienten al participar en la vida del banco. Todas estas conversaciones han dado lugar a la creación de cuatro grupos de socios: los aliados, los comprometidos, los pioneros y los simpatizantes.

Fiare opera en nuestro país desde 2005 y pretende ser una herramienta de transformación social a través de la financiación de proyectos de la economía social y solidaria y la promoción de una cultura de la intermediación financiera, bajo los principios de la transparencia, la participación, la democracia y el crédito como derecho. Aquí colabora y apoya a numerosas entidades de la economía social y solidaria.

En España, la banca ética  tiene un capital social de 3.012.000 euros, cuenta con  2.562 socios, cuyo ahorro asciende a  95.993.000 euros y los préstamos concedidos llegan a los 39.742.000 euros

Los comentarios están cerrados.