BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Por aquí han pasado cooperantes de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN
Internacional, Farmamundi, Amigos de Sierra
Leona y Arquitectura sin Fronteras.

La fuerza que una mujer siente cuando es capaz de escribir su propio nombre

Por Virginia Saiz (PLAN Internacional- Egipto)

Para los que trabajamos en ONG  hay ciertas palabras típicas de nuestro vocabulario que nos resultan extremadamente difíciles de explicar a las personas que no están metidas de lleno en el mundo del desarrollo. Una de ellas es la palabra “empoderamiento”.  ¿Cómo explicar un proceso que la gente vive y que es capaz de transformar la forma de pensar de un individuo o de toda una comunidad? No es fácil, pero en mi trabajo en Egipto, en el día a día surgen miles de historias de mujeres que pueden ayudar a explicar la fuerza de este término.

Cuando Iman, una mujer de 26 años de un barrio semi-urbano de Cairo, cuenta como un día se atrevió a subirse a un autobús para salir de su comunidad y dirigirse a unas oficinas gubernamentales para solicitar unos documentos, empiezas a cuestionarte qué es lo que le ha empujado a hacer algo que nunca antes pasó por su cabeza. O por ejemplo, el caso de Rasha, una madre joven de mellizos y de otras tantas mujeres que en un pequeño grupo revolotean y cuentan con emoción cómo por primera vez en sus vidas fueron capaces de ir a votar en unas elecciones y escribir su nombre completo. La humillación de tener que imprimir su huella digital con tinta, es ya historia. Esa fuerza  y energía que se genera en las personas a través de oportunidades para desarrollar sus propias capacidades es lo que ayuda a entender el empoderamiento.

Para PLAN Internacional  desarrollo equivale a empoderamiento de los más vulnerables, de los que tienen menos oportunidades, de los que siempre se quedan atrás. En la mayoría de los países son siempre las niñas y las mujeres las que se quedan esperando por una educación, por un trabajo o simplemente porque se les pregunte su opinión. Por eso buscamos alternativas que sean capaces de potenciar a las niñas y a las mujeres, para que crean en ellas mismas, para que accedan a oportunidades y para que cuando se les pregunte su opinión puedan decirla sin miedo.

PLAN utiliza una metodología muy simple de alfabetización llamada REFLECT, y en tan solo un año, hemos conseguido quemás de 5.000 mujeres sean capaces de leer y de escribir. Y lo importante no es sólo que se alfabeticen, sino que también incrementan su confianza y seguridad en sí mismas, su autoestima, su capacidad para participar y tomar decisiones.

En Egipto hay más de 16 millones de mujeres analfabetas y, si contamos la población de hombres y mujeres que no pueden leer ni escribir, suman más de 23 millones de personas, lo que equivaldría a la población total de Australia o casi la mitad del total de la población española. Los motivos por los que hay tantas niñas y mujeres analfabetas varían: padres que no cuentan con recursos económicos, o que prefieren que se casen muy jóvenes, o maestros que maltratan, etc.

Fatma es madre de 4 niños y hasta ahora nunca había podido ayudarles con las tareas de la escuela, incluso ni con las más simples. “Me daba mucha vergüenza, porque cada vez que iba a la escuela a preguntar por el rendimiento de mis hijos, el profesor me culpaba porque yo no era capaz de ayudarles con las tareas”.

Manal es una mujer de 30 años, llena de vida y de sueños. Nunca se había atrevido a hacer nada con sus ideas porque no era capaz de leer ni escribir y siempre la engañaban con los números y el dinero. Participó en un círculo de REFLECT durante 9 meses y después, se decidió a poner un pequeño negocio de venta de comida. Ella misma cuenta como “cuando era analfabeta mi marido tomaba todas las decisiones, y si yo intentaba opinar, él me decía que yo no entendía nada porque ni siquiera sabía escribir mi nombre”.

PLAN entrena a voluntarias comunitarias que en cualquier casa o centro comunitario reúnen a grupos de niñas y mujeres, siempre cerca de los lugares donde ellas residen, ya que las normas sociales y culturales las impiden alejarse demasiado.  En este viaje de alfabetización y “empoderamiento” ellas aprenderán muchas cosas y a veces se encontraran con ellas mismas. Hablan sobre sus vidas, sus comunidades, comparten recetas de cocina, prácticas de crianza o el problema de la basura que está afectando a toda la comunidad. No sólo hablan, sino que poco a poco van pasando a la acción.

7 comentarios

  1. Dice ser Agua Klara

    Es difícil sobre todo explicar la palabra empoderamiento, entre otras cosas porque es una palabra que te has inventado y que no está en el diccionario. Y lo he comprobado en http://www.rae.es, antes de decírtelo.
    Si intentases expresarte con más naturalidad , y no perdieses el tiempo de esa pobre gente intentando explicarles el significado de palabras que os inventáis en las ONG,se entendería mucho mejor lo que has intentado escribir y que no por sabido deja de ser interesante que recordemos.
    Lo importante que es para cualquier persona, sea mujer u hombre saber escribir y leer, aunque sea nuestro propio nombre.
    Y a ver si dejamos de decir ese tipo de horteradas, que una mujer y un hombre sentimos los mismos placeres en muchas cosas .Leer, saber, entender, tener cultura , conocer cosas solo debería servir para acercarnos y nunca para diferenciar lo que siente una mujer al leer y lo que siente un hombre al hacer lo mismo.
    No me ha gustado nada tu enfoque, aunque estoy de acuerdo con el fondo de lo que cuentas .

    14 octubre 2011 | 17:58

  2. Dice ser Para Klara

    Klara es la Rae con esta informada, hay ciertas palabras que existen en la vida real y no los encuentro en esa maldita web, te atreves a entrar aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Empoderamiento Puedes leer la definición en Wiki

    14 octubre 2011 | 23:35

  3. Dice ser Para Klara

    Klara, quise decir que en la pagina de RAE falla mucho…

    14 octubre 2011 | 23:36

  4. Dice ser Agua Klara

    Pues gracias por mandarme ese link, me sigue pareciendo una expresión muy rebuscada para un concepto muy fácil de entender, como es adquirir poder sobre ti mismo apoyándote en habilidades y conocimientos adquiridos, pero repito lo de esta mañana, veo muchos errores repetidos una y otra vez enfocando las cosas desde “lo que siente una mujer” cuando me interesa mucho más que cualquier ser humano pueda leer, escribir, votar, conducir, tener una vida sexual que no dependa de su estado civil ni de la religión que practican los tarados de su país…etc etc

    No quiero entrar en una discusión contigo, ya veo que soy de las pocas personas que ha leído tu articulo y se ha dignado comentarte algo.Ya ves.
    Ya se ha fastidiado el día bastante con el secuestro de esas dos mujeres en Kenia como para discutir tu y yo por “conceptos lingüísticos”.
    Hay muchas cosas en las que seguramente no estamos de acuerdo pero tendremos más en común de las que te imaginas.
    Suerte en tu trabajo

    15 octubre 2011 | 01:42

  5. Dice ser Gracias a los solidarios.

    Preciosa reflexion y muy completa para mi, un estupendo relato y muy vivo.Quien algo vivio por esos mundos,lo sabe.
    Las mujeres son las mas “limitadas” por todo y todos, pero fuertes y decididas a sacar a los suyos adelante, como puedan y ante todo.
    Es hora de valorar a aquellos que no han tenido posibilidades con honestidad y generosidad.
    Tan solo les ha faltado vivir en el mundo bueno, el rico, el que permite avanzar sin distincion, hoy, pero lo hace ya, y el de todos los poderes. Somos todos iguales, aunque esto no interese reconocerlo tampoco. Nos menosprecia…

    Suerte a las cooperantes de MSF, por favor destino, suerte en su futuro.(Aprovecho, para dejar aqui el recuerdo, tambien en forma de deseo y esperanza)
    Espero que la tengan, pese a que el perro se vuelve lobo cuando todos le pisan, como pasa en estos paises, solo con pequeños grupos. Cuidado, la mayoria son muy agradecidos y por ellos, vale seguir contribuyendo con lo que podamos….

    15 octubre 2011 | 10:29

  6. Dice ser antonio larrosa

    Pues mira que bien, si ya te digo yo…

    Clica sobre mi nombre

    15 octubre 2011 | 13:37

Los comentarios están cerrados.