BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

‘Heridas abiertas’, notable pero no sobresaliente

Una de las series más importantes que nos ha dado el verano ha sido Heridas abiertas (HBO), la adaptación de la novela homónima de Gillian Flynn, autora del bestseller Perdida.

En una experiencia que no había llevado a cabo hasta ahora, he estado leyendo la novela al mismo tiempo que veía la serie, y el resultado ha sido cuanto menos interesante.

La novela, aunque es un thriller psicológico que ahonda en los oscuros problemas de la infancia de Camille Preaker —la muerte de su hermana pequeña y la falta de cariño de su madre— , se sustenta sobre todo en una trama de investigación.

Por una parte, Camille, una periodista alcoholizada y en proceso de recuperación de graves problemas psicológicos, debe regresar a su pueblo, en el sur profundo de América, para investigar la muerte de una niña.

La investigación de la protagonista se entrecruza con la de la policía, que se interesa por el caso al cometerse un segundo asesinato.

La comparación de novela y serie ha sido curiosa porque, a diferencia de lo que suele pasar —que la novela es más profunda y la narración televisiva acaba sabiendo a poco—, cada una de ellas tiene elementos que la hacen destacar.

La serie posee una fuerza sobresaliente en cuanto a creación de atmósfera, con una fotografía personal y cuidada que, en la ambientación del pueblo casi parece documental, y nos retrotrae a la primera temporada de True Detective, con la que es imposible no compararla.

La narración audiovisual, gracias al excelente trabajo de Jean-Marc Vallée, consigue sumergirnos en el interior de la mente de la protagonista, donde los flashes de recuerdos —casi por momentos apariciones— y los pensamientos intrusivos nos envuelven una historia fantasmagórica, con una casa victoriana de pasillos silenciosos y ornamentados y presencias del pasado que pugnan por regresar con sus secretos.

Al igual que ocurre en la novela, uno de los grandes alicientes de la historia es la conflictiva relación entre madre e hija, separadas por el rencor y una forma diferente de ver la vida —la tradicional de la madre, que nos recuerda a esas mujeres perfectas para las que las apariencias son lo más relevante, frente a la rebeldía de la hija—.

Sin embargo, lo que estructura la novela dotándola de un armazón sólido, esto es, la trama de investigación, en la serie no llega a desarrollarse por completo de forma inteligible y amena, ralentizando el ritmo y dotándola de un aire demasiado contemplativo.

¡Atención, spoilers!

Para reservase la sorpresa final, que en la novela es un epílogo más elaborado, también han obviado alguna de las mejores escenas de la novela, que refleja la maldad psicótica de uno de los personajes más interesantes: Amma (Eliza Scanlen).

Tampoco está bien atado el descubrimiento del síndrome de Munchausen —una conclusión a la que llegan tanto Camille como el detective Richard Willis en sus investigaciones paralelas—, y el final acaba desarrollándose de manera un tanto precipitada.

Pese a estos defectos en cuanto ritmo y desenlace, a nivel visual la serie es prodigiosa, terrorífica por momentos —la escena de Amma moribunda vestida de diosa—, y las actuaciones de Amy Adams, Patricia Clarkson y la joven Eliza Scanlen logran atraparnos con su química y garra interpretativa, consiguiendo que Heridas abiertas sea una miniserie notable, con más aciertos que fallos.

Nota en Mis Puntuaciones


Ya sabéis que he escrito un par de libros que esperan ansiosos que les echéis un ojo. Las series de mi vida, donde hablo de ficciones como The Wire, Los Soprano, Mad Men, Breaking Bad y otras joyas que quizás queráis descubrir.

 

O, si lo preferís, fantasía oscura y terror con deseos, obsesiones, viajes en el tiempo y un lugar más allá del tiempo y del espacio llamado ‘Araneida‘.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser AZULMARINOCASINEGRO

    Desearía denunciar el fascismo y sectarismo de este 20min. Solo dejan opinar los comentarios afines a sus ideas y omiten/censuran los que no coinciden con los que ellos/as desean. Censura progre-feminista-fascista

    09 septiembre 2018 | 19:09

  2. Dice ser lector

    Sobrevalorada

    09 septiembre 2018 | 20:47

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.