BLOGS

Mil sombras de Grey sobre las mujeres

Por Alejandra Luengo Alejandra Luengo

Hace unos días se estrenó la película que llevaba al cine una novela que supuso un best seller en todo el mundo. Yo la verdad, es que del libro no pasé de la página veinte y la película no tengo interés en ir a verla, pero una está en el mundo y recibe mensajes de unas personas y de otras que le van contando, pregunta, y si encima tiene varias conocidas que fueron fans de la historia pues escucha, lee las críticas que ha habido y  se va forjando una opinión.

Sobra decir el impresionante despliegue mediático publicitario con respecto a esta cinta durante los últimos meses y sobre todo semanas, que impedían que te pudieras mantener al margen de saber de su existencia.

Imagen de la serie 'El mercado del sexo'. Fotografía de Sergio Perea.

Imagen de la serie ‘El mercado del sexo’. Fotografía de Sergio Perea.

En estos días me he encontrado con distintas personas que fueron a verla y les he preguntado. Desde la curiosidad y la crítica, me cuesta entender y preocupa dicha acogida. En el fin de semana de su estreno en España un millón de personas ha ido a ver una película que habla de relaciones contradictorias, donde se mezcla sexo y violencia y donde la mujer sufre esperando una relación afectiva segura y a cambio entrega su cuerpo como moneda de cambio.

No deja de sorprenderme que una película que disfraza una relación de dominación-sumisión (no hablo exclusivamente de una relación sexual), donde se da abuso y violencia emocional y física pudiese ser tan esperada por el público en general.

La historia relata como una chica estudiante universitaria comienza una relación con un poderoso, exitoso y enigmático hombre de negocios que tiene gustos y preferencias sexuales sadomasoquistas. El planteamiento de él es mantener relaciones sexuales a su gusto pero dejando la afectividad de lado y que todo quede bajo su control. Se cumplen así con una serie de criterios seleccionados por él llegando a controlar parte de la vida de la joven. Ella en realidad quiere y busca seguridad afectiva junto a protección y acaba en sus garras.

A mí esto me resuena demasiado, y me chirría cómo se disfraza de no sé si llamarlo moderno, snob, chic, experimentación o lo que sea, una relación afectiva (no exclusivamente sexual, vuelvo a repetir) de sometimiento, violencia y control. En realidad es seguir perpetuando ese juego de papeles  de machos depredadores frente a víctimas ingenuas e indefensas.

No me voy a meter en los gustos sexuales de cada persona; que son libres, y que mientras sean consensuados con otro adulto que lo elige puedan ser lícitos. No estoy hablando de que crea que ser sumisa sexualmente por elección sea ser víctima de abuso y violencia, en absoluto. Pero voy más allá. Me refiero a una serie de patrones de violencia y abuso emocional hacia la mujer que se siguen repitiendo, pero ahora con otro traje, con un disfraz quizás más perverso y tramposo porque aparentemente la mujer juega con más libertad que hace años sobre todo en el terreno sexual.

Nos siguen reproduciendo estereotipos y modelos muy cansinos; el macho alfa dominante frente a la mujer indefensa y débil, el príncipe salvador frente a la frágil doncella. Mucho cine adolescente actual sigue perpetuando estos modelos. Los cuentos de príncipes y princesas se han convertido en historias que nos venden cocktails que mezclan un supuesto romanticismo con poder, sumisión, sexo, salvación, protección y control, y encima nos los quieren seguir introduciendo ya en la adultez. Por favor, un poco de sentido crítico hacia lo que leemos y vemos para poder ir más allá. Todos los días somos espectadores en las noticias de nuevos casos de violencia de género de mujeres de diferentes edades. Esto nos produce aversión.

La historia de esta película es en realidad la historia de Vanesa, una chica madrileña de diecisiete años que en busca de afectividad mantiene una relación con Patricio, un adolescente de dieciocho años que le ha sido infiel en una ocasión, le ha pegado dos veces, le controla con quien va, no quiere usar métodos anticonceptivos, etc. Lo que sucede es que Patricio no es millonario, ni tiene un avión privado, sino es pobre, vive en Carabanchel y estudia un módulo de mecánica. ¿Cómo sería una película de esa vida?, ¿La podríamos disfrazar de exotismo, pasión, deseo, glamour?,  ¿Qué futuro le espera a Vanesa? En realidad ambas relaciones se basan en los mismos ingredientes; control, violencia, sumisión y dependencia.

Por cierto, que el Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) lanzó hace unos días una campaña para ayudar a las mujeres que padecen violencia de género. Consiste en cambiar el destino del dinero; en vez de entradas para ver esa película realizar una donación para hogares y refugios de las víctimas, que es donde creen que acabaría una mujer como la protagonista de la historia (#50eurosno50sombras).

Se sigue engañando, sobre todo a la gente joven, con la sexualidad libre. Como si por tener mucho conocimiento o práctica sexual se pudiese haber acabado con las relaciones de violencia o con los embarazos no deseados. Por desgracia el porcentaje de violencia de género en la juventud es muy alto. Lo que necesitamos es una afectividad libre, madura y segura para saber quiénes somos, elegir y decidir quién queremos ser y con quién queremos estar. Mientras eso no se logre continuaremos perpetuando clichés y modelos que perjudican a hombres y mujeres, y seguiremos aplaudiendo o siendo espectadores pasivos de historias de violencia encubiertas aparentemente de amor, pasión, romanticismo y modernidad.

Alejandra Luengo. Psicóloga clínica,  combino la atención psicológica en servicios públicos con la consulta privada. Creo firmemente que se pueden cambiar las cosas y en esa dirección camino. Autora del blog unterapeutafiel.

36 comentarios

  1. Una pelicula horrenda y basada en unos libros cutres… pornografia barata disfrazada

    http://cuandofuimoslosmejores.com/eloise-tino-casal/

    19 febrero 2015 | 08:52

  2. Dice ser skalo75

    Está muy bien la crítica hacia el modelo Grey.
    El caso es que ese modelo no es que tenga éxito entre las féminas, es que arrasa, es que la mayoría de mujeres sucumbe ante el estereotipo de macho alfa, dominante, etc.
    Mención especial a que Grey está diseñado por una mujer para gustar a las mujeres. El éxito deja meridianamente claro qué le gusta a una mujer: Macho alfa dominante, millonario, agresivo, etc.
    Disfruten su maltrato señoras; que los machos beta buenas personas moriremos solos y acomplejados.

    19 febrero 2015 | 09:06

  3. Dice ser Jesús

    No hemos avanzado mucho con respecto al cine S de los 70, cuyas películas consistían en la humillación y opresión de mujeres para disfrute de enfermos que gozan viendo violaciones y cosas así. Pero lo peor es que estas películas eran etiquetadas como símbolo de las libertades por izquierda estúpida de la época (esa misma que le daba el abrazo de oso al heredero de Franco).

    19 febrero 2015 | 09:15

  4. Dice ser Césarkaa

    Estoy muy de acuerdo contigo, Alejandra. Ayer vi esta película no conocía la historia bien del todo y me chirrió por varios tópicos que no sé como lo han convertido en un Beats Seller. Desde el típico “es un malote pero por mi va a cambiar” que esperanza una situación que no ocurre tan frecuentemente en la realidad pero que alimenta el hecho de que se justifiquen ciertas situaciones en las parejas “porque está en el proceso de cambiar”. Hasta el no explicito pero no muy enmascarado “si yo le tengo contento todo irá bien” que lo único que hace es arraigar más una situación en la que la única persona que pierde es la sumisa. Sólo puedo decir que espero que la gente se abstraiga del sexo y se de cuenta de la historia y la piense

    19 febrero 2015 | 09:17

  5. Dice ser susi

    La novela y la película me da igual, porque hay miles de novelas así. Además, en este caso se da entre dos adultos y ella saca tajada llevando una vida a todo trapo. Además, el tema de los azotes se reduce a la relación sadomasoquista. Fuera de ella la controla, pero no la pega. Por lo que tengo entendido es así, no me he leido el libro. (empecé pero era soporífero, ni siquiera llegué a donde empieza “la chicha”, no engancha nada como me comentaron). Machista, por supuesto, pero ella al menos obtiene algo a cambio de su sumisión. Es, digamos, ser una especie de puta de lujo, aunque con cierto sentimentalismo de por medio. Además, por lo visto el Grey está obsesionado con ella y ya no anda con ninguna más. Sin embargo, que podemos decir de la otra prinagada (la tal Vanesa) que se deja golpear por un muerto de hambre q además le es infiel? ¿Que obtiene ella de esa relación? Sé que lo mismo me censuráis por este comentario, pero a esas me da ganas de abofetearlas. ¿Como es posible, que a día de hoy una mujer, con todo el aparato legal a su favor, se deje golpear? Con una simple llamadita, viene un coche de policiá, se lleva al machito y se le bajan los humos. Vamos a mi un tío me toca ( y además no es ni la primera vez) y le arruino la vida. Y aún puedo entenderlo en el caso de una mujer con hijos y que depende económicamente de su marido, pues puede q no sepa donde ir. ¿Pero una muchacha de 17 años, sin cargas familiares (bueno, dentro de poco andará con bombo, también culpa suya por haberse dejado preñar cual perra callejera) que ha crecido en medio del bombardeo contra los malos tratos, como es posible que consienta eso? Pues mira, está muy claro: porque es una estúpida. Estas mujeres nos perjudican a todas, da una imagen de que somos débiles y manejables, que viene cualquiera y con cuatro palabritas nos tiene en un puño. Si de verdad queremos acabar con los malos tratos, debe estar muy mal visto socialmente consetir que te golpeeen y aguantarlo. ¿qué opináis?

    19 febrero 2015 | 09:20

  6. Dice ser El_Soberano

    Ah, cuánta decepción se lee en tus líneas.

    Tantos años defendiendo el feminismo y ahora… ¡coño, si resulta que existe un público amplísimo al que le gusta el cuero y los látigos! Con la realidad hemos topado: a muchas las mujeres, lo admitan o no, les van los malotes.

    De todas formas, tranquilas. Es que es precisamente el atractivo de la película: la sumisión, dominación, y el hacer lo que no harías en la vida real. Déjame contarte un secreto… ES UNA PELÍCULA. El porno también es una película.

    Sobre el éxito de la franquicia, hay no cientos, sino MILES de escritoras de novela erótica de todos los padres y madres. Incluídas las que dominan a hombres, o a otras mujeres.

    Lamentablemente, esto debe dejarnos al descubierto una cosa: la genética manda, y la genética ordena ir tras el alfa como bien dice skalo75, donde el machote malote que trata mal es el que se sale con la suya mientras que el buenote que te trata bien es humillado.

    ¿Es que no nos damos cuenta de lo que pasa, o qué? Los alfas maltratan a las mujeres, y las mujeres en general, maltratan a los que no son alfas. Por tanto, al final todo el mundo maltrata a quien tiene menos poder. ¿Qué beta se atreverá a contradecir a su mujer cuando es la única que le va a hacer caso? Ninguno.

    Mientras no eduquemos a los niños desde que nacen para que no se maltrate a nadie por ningún motivo, esto seguirá así. Y aún con esas, seguirá habiendo alfas que pasen de los sentimientos de las mujeres.

    Aceptadlo: a lo que hay que enseñar a las niñas es que los alfas son tóxicos, grabárselo a fuego en el cerebro con un punzón para que según los vean, huyan de ellos como de las drogas.

    Y mi último comentario va dirigido a vosotras, feministas: el enemigo son los maltratadores en particular, no los hombres en general. Si continuamos con esta propaganda anti-macho sin hacer hincapié en que ALGUNOS hombres son los malos, y NO TODOS, al final conseguiréis que todos los betas decidan ser alfas.

    19 febrero 2015 | 09:31

  7. Dice ser Amelia Cobos

    Gran crítica, con criterio y sentido común, que es lo que parece que falta hoy en día. Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices, y añadiría que me parece grotesco que se pretenda vender como una “bonita historia de amor”, un manual de trastornos mentales.

    No puedo hablar de los libros porque no los he leído (y no pienso a hacerlo), pero sí fui al cine, sin saber muy bien lo que me encontraría. La verdad es que no entiendo cómo, especialmente las mamás, pueden sentirse atraídas por el protagonista, precisamente en una cinta que hace apología de la pederastia. No olvidemos que una amiga de la madre de Grey abusaba de él desde los 15 años, y fue quien, convirtiéndolo en sumiso, lo introdujo en ese mundo… Es inquietante cómo la película trata alegremente ese tema y, no solo no lo condena, sino que lo justifica, dado que Grey sigue manteniendo la amistad con su abusadora (“es una buena amiga”, dice) y, este trauma se pone como excusa para que el espectador comprenda al torturado protagonista.

    Mensajes como la cosificación de las personas; el “todo se puede comprar con dinero”; la posesión; el control; el chantaje emocional; el “paga tus frustraciones con los demás”, en lugar de responsabilizarte de tus traumas e intentar buscar soluciones; el “acércate a un chico que te trate mal y sálvalo porque seguro que te trata así por algún noble motivo”; el “vamos, tú puedes cambiar al otro y el otro debe cambiarte a ti”, en lugar de aceptarnos tal y como cada uno somos…

    Esta es la basura que vende esta historia. Enfermizo, esperpéntico. De locos.

    19 febrero 2015 | 09:45

  8. Dice ser albitaguapa2

    y quien va a verla mayoritariamente, mujeres,lo que siempre digo, muchas mujeres son las peores, a mi lo primero que me preguntaron cuantdo tuve la priemra cita con mi marido es si elhacia pagado la cena, que pasa que no trabajo yo como para pagar una cena?
    a otra familiar mío la regañanpor trabajar tanto sus propias cuñadas,porque así no se puede llevar una cosa y todos TODOS estos comentarios son de mujeres

    19 febrero 2015 | 09:46

  9. Dice ser albitaguapa2

    casa, me refería a llevar una casa

    19 febrero 2015 | 09:46

  10. Dice ser anda mira¡¡

    Nada que añadir señoría. Perfecto y pulcro.

    19 febrero 2015 | 10:42

  11. Dice ser Cristi

    Me lei el primer libro alentada por unas amigas que me decian que era maravilloso y quede horrorizada, porque en mi opinion el Grey es un maltratador de manual. Y no por el sado (las relaciones entre adultos si son consensuadas no son problema) sino por los comportamientos obsesivo-controladores que presenta. Vaya, si hasta se presenta el esquema tipico del ciclo de maltrato. Me parece penoso que sea un modelo de “principe azul”, mucho nos queda por avanzar como sociedad…

    19 febrero 2015 | 10:47

  12. Dice ser lolaza

    Cuánta verdad en un post por favor!
    Es una crítica inteligente y sosegada, nada estridente, como si lo es la película y toda la parafernalia montada a su alrededor.
    Se dan mil pasos hacia atrás con estos ejemplos que cunden más que mil horas de Educación para la Ciudadanía.
    Cutre, soez y peligroso. Y lo que más me fastidia es que lo disfrazan de poder adquisitivo.
    Y esperemos las secuelas que dejarán en los actores. Esa chica tan joven se verá marcada por este papel que ha aceptado con tal de ser encumbrada.
    En fin, un abrazo. Consuela saber que hay personas que van más allá de lo aparente. Gracias.

    19 febrero 2015 | 10:55

  13. Dice ser Alberto

    Muy buen artículo, pero se queda sin hacer la pregunta del millón , por que desde el el punto de vista del artículo el por cuéntame de aceptación y es mas el porcentaje que encumbró a ser un libro y película mediatica , ese porcentaje de más del 80 por ciento es del público femenino, las mujeres son las que lo comentan twittean y lanzan fotos fascinadas por este mundo en el que se envuelve la protagonista, si una ajaula de oro y brillantes pero jaula al fin.

    19 febrero 2015 | 10:55

  14. Dice ser Torres

    No puedo estar más de acuerdo en la crítica. De todo lo que he leído estos días creo que esta crítica es la mejor. Es bochornoso que tal película y tales libros estén ganando millones y millones de dólares.

    Los libros están malísimamente escritos, sin apenas léxico, muy repetitivos y totalmente aburridos.

    Por fortuna, justo cuando se estrenaba en cines “50 basuras de Grey” me prestaron novela de calidad: cuatro libros de Agatha Chrisite.

    19 febrero 2015 | 11:00

  15. Dice ser Enrique

    Mira a mi no me gustó la novela, y la peli, pues lo más seguro es que ni la vea, pero como bien has dicho al principio del articulo -no pase de la página 20- así que no deberías comentar lo que no conoces, por que acabas soltando una serie de tonterías basadas en la ignorancia sobre la obra, sobre mundo el la que la novela se ambienta, “el sado” y sobre los prejuicios baratos que giran alrededor de esta absurda guerra de géneros y que acaba transformando “el machismo” de algo serio a una pantomima para cuatro “feminazis”.

    19 febrero 2015 | 11:21

  16. Dice ser Yomismo

    Este tipo de películas son una auténtica chorrada.

    Las situaciones que se producen en ellas nunca, repito, nunca pasan en la realidad…………y lo sabes.

    19 febrero 2015 | 11:33

  17. Dice ser coyicabuto

    Asco de película. Fin de mi sesudo análilis.

    19 febrero 2015 | 11:47

  18. Dice ser Charlie Brown

    Estoy de acuerdo con muchos comentarios ya escritos y no quisiera ser repetitivo.
    Los hombres malos son los deseados y los buenos rechazados. Esto es algo que como hombre he vivido, en varias etapas de mi vida, y lo he comprobado. La explicacion a esto es que las mujeres buscan un hombre con “personalidad” lo cual explica que el “malote” da la sensacion de tener personalidad mientras que el empollon entrovertido, o el que recibe las collejas en clase viene a ser lo contrario. Cosas que no entiendo es la obsesion de juntarte con un tio, y querer cambiarlo. Tambien lo he vivido, me intentaron hacer pijo, y claro,no pudo ser. En mi caso era algo tan simple como eso, pero hay casos mas complejos, pero se resumen a lo mismo.
    Lo que mas me aflige ultimamente es la realidad del mundo que estamos creando donde los hombres somos malos. Yo no soy malo y nadie que me conozca dira lo contrario. no mataria una mosca, sino la ayudaria a salir por la ventana. Y como yo hay muchos. En un mundo donde las mujeres solo tienen el simbolo del dolar en sus ojos, da igual si eres Grey o Mr Bean con tal de que tengas dinero para pagar todo como si de una niña malcriada se tratara. Esa es la diferencia entre un best seller sadomasoquista y cualquier otro pobre chaval que se enamora de una chica. Si este chaval fuera al que le gusta el sado, no tardaria ni una semana en ir a la carcel, previa detencion policial en su propio entorno laboral sacado esposado delante de sus compañeros. Pero si eres un Gray de traje y dinero, entonces el sado es muy erotico.
    Me da pena que esta situacion es la real, no es el sado ni la violencia el problema, pues millones de mujeres en el cine han demostrado que en efecto se sienten atraidas por un tipo de sexo diferente (siempre que sea controlado), pero eso si, en manos de un ricachon, de lo contrario es un maltratador. Ahi os dejo para que reflexioneis.

    PD: hay mujeres buenas y mujeres malas.
    Dado que todos los hombres ahora resulta que somos malos y dado que las mujeres ya tienen mas derechos que los hombres, a mi parecer no queda mucho para que la mayoria nos hagamos gays y seamos felices mientras las mujeres os quedeis la mayoria solas, con un sueldazo y puestazo directivo, con el armario lleno de zapatos “manolo blahnik” y bolsos “Guess”, pero solas, sin hijos, ni marido que este dispuesto a pasar por el aro y como no, pagando justas por pecadoras, pues al igual que los hombres, ni tod@s buen@s, ni tod@s maltratador@s.
    Un saludo
    Carlos

    19 febrero 2015 | 13:07

  19. Dice ser Antonio Larrosa

    Y la estrella es… la mujer. Si, la mujer, pero solo como objeto de deseo para ganar dinero mediante los medios audiovisuales como el cine y la publicidad para vender un producto. Estamos en la era de la imagen o mejor dicho en la era de la dictadura de la imagen.

    Clica sobre mi nombre

    19 febrero 2015 | 13:25

  20. Dice ser Yomismo

    Este tipo de películas son una auténtica chorrada.

    Las situaciones que en ellas se dan nunca, repito, nunca pasan en la realidad…….y lo sabeis.

    19 febrero 2015 | 13:54

  21. Dice ser Antonio Larrosa

    El éxito mediático de porno blando conque nos castiga Hollywood cada cierto tiempo como “nueve semanas y media”, “orquidea salvaje”, “juegos salvajes”, “acoso”, etc.

    19 febrero 2015 | 14:11

  22. Dice ser Latek

    Esta muy bien el artículo, pero creo que el acento hay que cargarlo más en que lo deprimente no es tanto que nos vendan esta basura, sino que sean las mujeres quienes la compren con gusto.

    19 febrero 2015 | 15:01

  23. Dice ser Aran

    Completamente de acuerdo con la autora

    19 febrero 2015 | 15:49

  24. Dice ser Warp

    No me interesa la novela ni la película, pero le das una importancia completamente inmerecida. Sacar clichés sociales y relacionarlo con la violencia de género es una estupidez como un piano. Narra una relación más o menos tormentosa, como miles de relatos han hecho antes. No consigo comprender por qué le das una lectura que no tiene. Es como si leo Juego de Tronos y pienso que incita al maltrato animal por la historia de los Inmaculados y sus cachorros. Es una ficción y como tal pones lo que te da la gana. Derivar de eso conexiones inexistentes es mear fuera de tiesto.

    Por otro lado, ten cuidado con las referencias que encuentras, harías bien en estudiarlas. El Instituto de Política Familiar de Baleares es una institución abiertamente involucionista, que considera a las mujeres poco más que vectores reproductivos. Están en contra de la libertad sexual femenina, del aborto en cualquier manifestación, homófobos declarados contra el matrimonio homosexual, no digamos ya contra familias homoparentales. Yo no les daría la más mínima publicidad porque, aparte de la protección contra la violencia de género, seguramente no tienes ni un solo punto más en común y, de hecho, arrugarás la nariz ante alguna declaraciones de su presidente… eso si no se te erizan los pelos de la nuca, es lo que me pasa a mi cada vez que leo en los periódicos de Mallorca algunas de sus lindezas.

    19 febrero 2015 | 16:30

  25. Dice ser Bcn Cdad

    No si ahora resultará que por leer libros de Stephen King, una es una asesina en potencia.

    Si a eso le añado ser fan de la fantasía épica, resultará que vivo en la parra.

    19 febrero 2015 | 17:36

  26. Dice ser manu

    empezando a hacer critica lo hare por la gente ignorante que hablan sin saber (alguien puso internet en el mundo y ahora todos somos expertos jajaja) pa empezar muchas mujeres que critican ciertas actividades (ya sea sexo, machismo, abusos y de mas) el libro y la peli solo refleja una fantasia sexual de las mujeres ni si quiera corresponde al mundo BDSM en su totalidad, solo en una minima e infinitesima parte. es mas, yo la clasificaria erotica y normalita, no llega ni a niveles de pornografia ni pensar ya con el BDSM, por lo tanto hay mucha hipocresia sobre este articulo. cosa que en el mundo hay muchas mujeres machista que casi os matais entre ustedes con las criticas, pero eso no es asunto mio.

    alejandra, en tu articulo cometes un graaaaandisimo error, y mencionar al IPFB, no debes comparar el maltrato (cosa que es una barbarie), con la sumision concensuada entre dos personas, el dolor fisico que sufre una sumisa es el que ella a elegido (para muchas personas es incomprensible pero es asi) y el BDSM no solo es sexo y dolor, tambien es afecto, respeto, confianza y mucho mas, se que muchas personas ni estan de acuerdo conmigo ni siquiera querran entenderlo, pero es asi.

    la gente como tu (“normal”) es incapaz de asimilar ciertas cosas, esta claro que todos tenemos unos limites inflanqueables, pero de eso a tocar el tema de la violencia, es un camino muy delicado del cual no se debe tocar asi sin mas, date cuenta que hay muchas personas en el mundo facilmente manipulable y eso repercute en las sociedades

    PD; en ningun lugar del mundo existe 1 verdad absoluta, todo es cuestionable, ya lo demostro einstein con su regla (frase de cosecha propia)

    19 febrero 2015 | 17:36

  27. Dice ser Aura

    Qué digno te ha quedado el discurso… impresionante, de veras.
    Si no fuera por lo previsible, sesgado, cargado de condescendencia, de demagogia y de evidentes prejuicios, sería digno de tener en cuenta.
    Resulta sorprendente lo contundente de tus afirmaciones, que basándolas en el “correveidile” te llevan a poner al mismo nivel la historia de Christian y Anna con la historia de Vanessa y Patricio. Lo dicho, impresionante.
    No he visto la película, lo haré cuando la saquen de cartel, pero leí los libros en su día y pasé de la página 20, mi intelecto simplón no me hizo cuestionarme recónditas intenciones, ni me llevó a la indignación por considerar la historia degradante para la mujer, así que terminé el primero, seguí con el segundo y continué con el tercero.
    Pues bien…
    ¿Cómo producto literario? Sobre todo en su forma, del montón tirando a malo, no lo negaré, pero ni soporífero ni denigrante.
    ¿Cómo relato de intimidades ajenas? Me entretuvo, quizá fuera la novedad… no había leído nunca algo así, pero de cualquier manera, nada de lo que leí me hizo pensar que se estuviera enmascarando a un maltratador. En mi opinión no hay que ser un eminente psicólogo para las evidentes diferencias entre una historia y otra, ni para detectar quién lleva la batuta en esa relación, ni quién de los dos cede más terreno. Ella, aunque inexperta en esas artes, es una mujer decidida que sabe lo que quiere y lo que no.
    Desde el primer momento pone límites infranqueables sobre los que no admite discusión y así lo manifiesta claramente. Desde el primer momento él respeta esos límites, también sin discusión. Desde el primer momento ella disfruta de esa sexualidad y cuando se da cuenta de que se ha aventurado más de lo que le conviene, da marcha atrás sin ningún problema. ¿Dónde está el maltrato? ¿Dónde está la pérdida de dignidad?
    Personalmente encuentro más denigrante que una psicóloga se atreva a cuestionar la dignidad de una gran masa de mujeres, así como su buen criterio, su inteligencia, su capacidad de decidir, su capacidad para evaluar y percibir supuestos peligros, por el hecho de haber encontrado cierto “puntillo” a la historia y todo eso sin haber leído los libros. FLIPANTE.
    ¿Qué es menos digno, qué denigra más, acceder a mantener relaciones sexuales dentro de unos límites preestablecidos que otros consideran saludables aunque a los interesados les resulten insatisfactorias, o reconocer que los gustos propios requieren de algo más de lo establecido, y así disfrutar más intensamente de la sexualidad?
    Nada, absolutamente nada de lo que se cuenta en los libros, independientemente de que gusten o no esas preferencias sexuales, lleva a concluir que esa historia es una historia de maltrato. Eso solo se gesta en las mentes cuadriculadas, o con deformación profesional que inducen a buscar fantasmas dónde no los hay.
    En cuanto a la referencia que dice que existe apología de la pederastia en los libros, no estaría mal que algunas repasaran el significado de las palabras que usan y aparte, antes de opinar, al menos se leyeran la historia completa, más que nada para que parezca que saben de lo que están hablando.
    Por cierto, según esta noticia del enlace que adjunto, a la que concedo una credibilidad media, que quede claro que no me creo todo lo que se cuenta por la red, no pocos colegas tuyos especializados en terapias de pareja, parece que no comparten tu visión. Tal vez sea porque ellos han leído los libros, en vez de dejarse arrastrar por el “correveidile”, algo muy conveniente para sacar conclusiones, sobre todo si se van a escribir en un medio público.

    http://goo.gl/BjzBSb

    19 febrero 2015 | 20:18

  28. Dice ser Aura

    Qué digno te ha quedado el discurso… impresionante, de veras.
    Si no fuera por lo previsible, sesgado, cargado de condescendencia, de demagogia y de evidentes prejuicios, sería digno de tener en cuenta.
    Resulta sorprendente lo contundente de tus afirmaciones, que basándolas en el “correveidile” te llevan a poner al mismo nivel la historia de Christian y Anna con la historia de Vanessa y Patricio. Lo dicho, impresionante.
    No he visto la película, lo haré cuando la saquen de cartel, pero leí los libros en su día y pasé de la página 20, mi intelecto simplón no me hizo cuestionarme recónditas intenciones, ni me llevó a la indignación por considerar la historia degradante para la mujer, así que terminé el primero, seguí con el segundo y continué con el tercero.
    Pues bien…
    ¿Cómo producto literario? Sobre todo en su forma, del montón tirando a malo, no lo negaré, pero ni soporífero ni denigrante.
    ¿Cómo relato de intimidades ajenas? Me entretuvo, quizá fuera la novedad… no había leído nunca algo así, pero de cualquier manera, nada de lo que leí me hizo pensar que se estuviera enmascarando a un maltratador. En mi opinión no hay que ser un eminente psicólogo para las evidentes diferencias entre una historia y otra, ni para detectar quién lleva la batuta en esa relación, ni quién de los dos cede más terreno. Ella, aunque inexperta en esas artes, es una mujer decidida que sabe lo que quiere y lo que no.
    Desde el primer momento pone límites infranqueables sobre los que no admite discusión y así lo manifiesta claramente. Desde el primer momento él respeta esos límites, también sin discusión. Desde el primer momento ella disfruta de esa sexualidad y cuando se da cuenta de que se ha aventurado más de lo que le conviene, da marcha atrás sin ningún problema. ¿Dónde está el maltrato? ¿Dónde está la pérdida de dignidad?
    Personalmente encuentro más denigrante que una psicóloga se atreva a cuestionar la dignidad de una gran masa de mujeres, así como su buen criterio, su inteligencia, su capacidad de decidir, su capacidad para evaluar y percibir supuestos peligros, por el hecho de haber encontrado cierto “puntillo” a la historia y todo eso sin haber leído los libros. FLIPANTE.
    ¿Qué es menos digno, qué denigra más, acceder a mantener relaciones sexuales dentro de unos límites preestablecidos que otros consideran saludables aunque a los interesados les resulten insatisfactorias, o reconocer que los gustos propios requieren de algo más de lo establecido, y así disfrutar más intensamente de la sexualidad?
    Nada, absolutamente nada de lo que se cuenta en los libros, independientemente de que gusten o no esas preferencias sexuales, lleva a concluir que esa historia es una historia de maltrato. Eso solo se gesta en las mentes cuadriculadas, o con deformación profesional que inducen a buscar fantasmas dónde no los hay.
    En cuanto a la referencia que dice que existe apología de la pederastia en los libros, no estaría mal que algunas repasaran el significado de las palabras que usan y aparte, antes de opinar, al menos se leyeran la historia completa, más que nada para que parezca que saben de lo que están hablando.
    Por cierto, según esta noticia a la que concedo una credibilidad media, que quede claro que no me creo todo lo que se cuenta por la red, no pocos colegas tuyos especializados en terapias de pareja, parece que no comparten tu visión. Tal vez sea porque ellos han leído los libros, en vez de dejarse arrastrar por el “correveidile”, algo muy conveniente para sacar conclusiones, sobre todo si se va a escribir en un medio público de ellas.

    http://goo.gl/BjzBSb

    19 febrero 2015 | 20:23

  29. Dice ser Aura

    Duda, dusosa

    19 febrero 2015 | 20:29

  30. Dice ser José de la torre

    Estoy totalmente de acuerdo con Manu. Si leí el primer libro y no he visto la película todavía.Aunque ya me han comentado varias amigas que la pelicula le falta mas excitación.. mas sexo . mas pasión.Pero como practicante de bdsm,(dominante), no podemos confundir pegar, maltratar…. con algo que esa persona nos está pidiendo porque le gusta y le da placer. Esto es como entender como muchas mujeres tienen como fantasia un sueño de ser violada, incomprensible verdad.
    Debemos entender que hay mujeres, seguramente pocas, pero las hay, que les atrae el sexo duro.. fuerte… que les digan palabras fuertes, pero siempre de un entorno intimo.Y con esto volvemos a lo de siempre,..para gustos colores.

    19 febrero 2015 | 21:11

  31. Sigo pensando que el gran triunfador de la promoción de ’50 Sombras de Grey’, además de la productora de la película y la editorial del libro, es la industria del sexo. Da la impresión de que el objetivo es que se compre y consuma más artículos en los ‘sex-shops’, especialmente las mujeres.

    19 febrero 2015 | 22:28

  32. Dice ser Aura

    Qué digno te ha quedado el discurso… impresionante, de veras.
    Si no fuera por lo previsible, sesgado, cargado de condescendencia, de demagogia y de evidentes prejuicios, sería digno de tener en cuenta.
    Resulta sorprendente lo contundente de tus afirmaciones, que basándolas en el “correveidile” te llevan a poner al mismo nivel la historia de Christian y Anna con la historia de Vanessa y Patricio. Lo dicho, impresionante.
    No he visto la película, lo haré cuando la saquen de cartel, pero leí los libros en su día y pasé de la página 20, mi intelecto simplón no me hizo cuestionarme recónditas intenciones, ni me llevó a la indignación por considerar la historia degradante para la mujer, así que terminé el primero, seguí con el segundo y continué con el tercero.
    Pues bien…
    ¿Cómo producto literario? Sobre todo en su forma, del montón tirando a malo, no lo negaré, pero ni soporífero ni denigrante.
    ¿Cómo relato de intimidades ajenas? Me entretuvo, quizá fuera la novedad… no había leído nunca algo así, pero de cualquier manera, nada de lo que leí me hizo pensar que se estuviera enmascarando a un maltratador. En mi opinión no hay que ser un eminente psicólogo para las evidentes diferencias entre una historia y otra, ni para detectar quién lleva la batuta en esa relación, ni quién de los dos cede más terreno. Ella, aunque inexperta en esas artes, es una mujer decidida que sabe lo que quiere y lo que no.
    Desde el primer momento pone límites infranqueables sobre los que no admite discusión y así lo manifiesta claramente. Desde el primer momento él respeta esos límites, también sin discusión. Desde el primer momento ella disfruta de esa sexualidad y cuando se da cuenta de que se ha aventurado más de lo que le conviene, da marcha atrás sin ningún problema. ¿Dónde está el maltrato? ¿Dónde está la pérdida de dignidad?
    Personalmente encuentro más denigrante que una psicóloga se atreva a cuestionar la dignidad de una gran masa de mujeres, así como su buen criterio, su inteligencia, su capacidad de decidir, su capacidad para evaluar y percibir supuestos peligros, por el hecho de haber encontrado cierto “puntillo” a la historia y todo eso sin haber leído los libros. FLIPANTE.
    ¿Qué es menos digno, qué denigra más, acceder a mantener relaciones sexuales dentro de unos límites preestablecidos que otros consideran saludables aunque a los interesados les resulten insatisfactorias, o reconocer que los gustos propios requieren de algo más de lo establecido, y así disfrutar más intensamente de la sexualidad?
    Nada, absolutamente nada de lo que se cuenta en los libros, independientemente de que gusten o no esas preferencias sexuales, lleva a concluir que esa historia es una historia de maltrato. Eso solo se gesta en las mentes cuadriculadas, o con deformación profesional que inducen a buscar fantasmas dónde no los hay.
    En cuanto a la referencia que dice que existe apología de la pederastia en los libros, no estaría mal que algunas repasaran el significado de las palabras que usan y aparte, antes de opinar, al menos se leyeran la historia completa, más que nada para que parezca que saben de lo que están hablando.
    Por cierto, según esta noticia a la que concedo una credibilidad media, que quede claro que no me creo todo lo que se cuenta por la red, no pocos colegas tuyos especializados en terapias de pareja, parece que no comparten tu visión. Tal vez sea porque ellos han leído los libros, en vez de dejarse arrastrar por el “correveidile”, algo muy conveniente para sacar conclusiones, sobre todo si se va a escribir en un medio público de ellas.

    http://goo.gl/BjzBSb

    20 febrero 2015 | 09:12

  33. Dice ser Aurora

    Qué digno te ha quedado el discurso… impresionante, de veras.
    Si no fuera por lo previsible, sesgado, cargado de condescendencia, de demagogia y de evidentes prejuicios, sería digno de tener en cuenta.
    Resulta sorprendente lo contundente de tus afirmaciones, que basándolas en el “correveidile” te llevan a poner al mismo nivel la historia de Christian y Anna con la historia de Vanessa y Patricio. Lo dicho, impresionante.
    No he visto la película, lo haré cuando la saquen de cartel, pero leí los libros en su día y pasé de la página 20, mi intelecto simplón no me hizo cuestionarme recónditas intenciones, ni me llevó a la indignación por considerar la historia degradante para la mujer, así que terminé el primero, seguí con el segundo y continué con el tercero.
    Pues bien…
    ¿Cómo producto literario? Sobre todo en su forma, del montón tirando a malo, no lo negaré, pero ni soporífero ni denigrante.
    ¿Cómo relato de intimidades ajenas? Me entretuvo, quizá fuera la novedad… no había leído nunca algo así, pero de cualquier manera, nada de lo que leí me hizo pensar que se estuviera enmascarando a un maltratador. En mi opinión no hay que ser un eminente psicólogo para las evidentes diferencias entre una historia y otra, ni para detectar quién lleva la batuta en esa relación, ni quién de los dos cede más terreno. Ella, aunque inexperta en esas artes, es una mujer decidida que sabe lo que quiere y lo que no.
    Desde el primer momento pone límites infranqueables sobre los que no admite discusión y así lo manifiesta claramente. Desde el primer momento él respeta esos límites, también sin discusión. Desde el primer momento ella disfruta de esa sexualidad y cuando se da cuenta de que se ha aventurado más de lo que le conviene, da marcha atrás sin ningún problema. ¿Dónde está el maltrato? ¿Dónde está la pérdida de dignidad?
    Personalmente encuentro más denigrante que una psicóloga se atreva a cuestionar la dignidad de una gran masa de mujeres, así como su buen criterio, su inteligencia, su capacidad de decidir, su capacidad para evaluar y percibir supuestos peligros, por el hecho de haber encontrado cierto “puntillo” a la historia y todo eso sin haber leído los libros. FLIPANTE.
    ¿Qué es menos digno, qué denigra más, acceder a mantener relaciones sexuales dentro de unos límites preestablecidos que otros consideran saludables aunque a los interesados les resulten insatisfactorias, o reconocer que los gustos propios requieren de algo más de lo establecido, y así disfrutar más intensamente de la sexualidad?
    Nada, absolutamente nada de lo que se cuenta en los libros, independientemente de que gusten o no esas preferencias sexuales, lleva a concluir que esa historia es una historia de maltrato. Eso solo se gesta en las mentes cuadriculadas, o con deformación profesional que inducen a buscar fantasmas dónde no los hay.
    En cuanto a la referencia que dice que existe apología de la pederastia en los libros, no estaría mal que algunas repasaran el significado de las palabras que usan y aparte, antes de opinar, al menos se leyeran la historia completa, más que nada para que parezca que saben de lo que están hablando.
    Por cierto, según esta noticia a la que concedo una credibilidad media, que quede claro que no me creo todo lo que se cuenta por la red, no pocos colegas tuyos especializados en terapias de pareja, parece que no comparten tu visión. Tal vez sea porque ellos han leído los libros, en vez de dejarse arrastrar por el “correveidile”, algo muy conveniente para sacar conclusiones, sobre todo si se va a escribir en un medio público de ellas.

    http://goo.gl/BjzBSb

    20 febrero 2015 | 09:18

  34. Dice ser Aura

    Señorita Alejandra Luengo ¿se puede saber por qué no admite mis comentarios? ¿Tan poca tolerancia tiene a que las opiniones que difieren de la suya? No he sido irrespetuosa, sincera sí y con las ideas muy caras, pero en mi comentario no hay nada que pueda resulta un agravio si realmente se es tolerante con las opiniones de los demás.
    Un saludo.

    20 febrero 2015 | 11:29

  35. Dice ser yaiza

    Nadie a leido los tres libros verdad ni ha visto las tres peliculas, realmente saben de que va la historia no va ni de sexo ni de mujeres maltratadas lean sobre todo el final del tercer libro porfavor que la están cagando

    21 febrero 2015 | 18:56

  36. Dice ser yaiza rodriguez

    No han leido los tres libros verdad , ni han visto las tres peliculas…entonces como pueden comentar algo que saben de que va , no es solo sexo , dinero y menos maltrato porfavor lean el tercer libro para opinar

    21 febrero 2015 | 19:24

Los comentarios están cerrados.