BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Guía para el consumidor responsable

Pirámide

Desde la base…

Usar lo que tienes: Suele pasar que por falta de orden usamos sólo la ropa que tenemos a mano en el armario, comemos sólo lo que está visible en la despensa, o compramos cosas que no nos acordábamos que teníamos. La solución a esto es ser ordenados, y llevar un registro de las cosas que tenemos y usamos en ocasiones especiales.

Prestar: prestar y pedir prestado es una manera inteligente de ahorrar (dinero y recursos) cuando necesitamos usar un objeto por un periodo limitado; por ejemplo, ropa para ocasiones especiales, libros, aparatos eléctricos…

Intercambiar: el trueque, una práctica tan antigua como el hombre, es una manera de reducir nuestros desechos y obtener nuevos objetos al mismo tiempo.

Segunda Mano: el mercado de las cosas usadas adquiere cada vez mejor reputación. Hoy las tiendas y ferias ofrecen desde muebles hasta juguetes y son considerados muchas veces como tesoros de otra época, un lugar donde encontrar objetos únicos con precios bajos y buena calidad.

Hacer: Siempre que sea posible, arreglárselas con lo que tienes más a mano. Se pueden hacer muchas cosas a mano y utilizar Internet para buscar tutoriales, encontrar ideas o saber cómo hacer tal o cual cosa.

Comprar: este es el último paso, pero aún hay mucho que se puede hacer para ayudar al planeta y a la comunidad. Cuando se ompra, se puede elegir siempre local, orgánico y de comercio justo.

Fuente: Rumbo verde

2 comentarios

  1. Dice ser valmis

    Cuanto menos se compre, más paro.
    La sociedad de consumo está creada para que podamos de alguna forma crear empleo, trabajar y en definitiva subsistir.
    Mantenernos y vivir del trueque como que no.
    Si no se fomenta el consumo, no hay gasto, si no hay gasto, a ver cómo nos lo montamos.

    17 mayo 2016 | 12:07

  2. Dice ser Natura

    Cuando necesitas poco para vivir , eres mas rico, pues has de gastar menos. Imaginemos que dos familias ganamos 1000e cada una. La que tenga mas gastos regulares, le quedará menos dinero total sobrante para usar. Si cubrimos necesidades mas básicas, muchas otras se pueden intercambiar. Si producieramos menos cosas, y repartieramos mas el trabajo que produce estas cosas, tendriamos todos mas tiempo y nadie desempleo. Podríamos disfrutar de maravillosas puestas de sol, conciertos y jams musicales participativos, juegos, y mucho mas. Al trabajar cerca de casa y tener comida producida cerca, todos los gastos de transporte se reducirian. La dependencia de la energia fósil (petroleo,..) se reduciria, lo que ayudaria a sobrevivir ante el inminente colapso energetico que se avecina por falta de hidrocarburos. Así, esta opción no solo es interesante. Es necesaria si queremos sobrevivir como especie en un mundo con recursos (fuentes de energía fósil; materias primas) limitado.

    Esta bien el articulo, pero es tan corto, que para quien no esté familiarizado le suena a incoherente, como alguien ya ha comentado. ( Cuando es lo contrarío). Incoherente es seguir como hasta ahora. E inconsciente es cuando hacemos cosas perjudiciales sin darnos cuenta y votamos sin investigar con mente abierta.

    17 mayo 2016 | 22:00

Los comentarios están cerrados.