BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Los regalos de segunda mano, una opción muy extendida

Las tiendas de segunda mano, tanto online como físicas, amplían negocio. La crisis ha favorecido la compraventa de objetos usados que ya no les valen a unos, pero necesarios para otros,  también ocurre con los regalos de Navidad y Reyes. Pero además de la crisis, la reacción ante el consumismo exagerado y poder encontrar objetos especiales han favorecido mucho este comercio.

Un estudio de Wallapop, la aplicación móvil española para la compraventa de artículos de segunda mano, señala que el 62% de los encuestados reconoce haber regalado objetos de segunda mano. Un 64% de las mujeres ha recurrido a esta opción alguna vez y un 58% de los hombres también lo ha hecho.

 

El descuento sobre el precio original en tiendas (para el 46,8%), la búsqueda de productos descatalogados (23,4%), exclusivos (16,5%) o vintage (13,3%) son los atractivos principales del comercio de segunda mano según los consumidores.

Por edades, los menores de 25 años son los que más frecuentan aplicaciones como Wallapop para consumir o mirar artículos para regalar (70%), buscando sobre todo ofertas (53,2%) y exclusividad (21,3%). Entre los 26 y los 45 años, quienes obsequian a los demás con productos de segunda mano (57%) lo hacen por una cuestión económica (41,6%) o para encontrar algo con valor sentimental, como artículos fuera de fabricación (30,3%). Unos motivos que comparten también los usuarios mayores de 46 años. El 63,6% de ellos ha optado por sorprender a alguien con un objeto usado. También son los más comprensivos a la hora de aceptar regalos usados por la rebaja que supone para el comprador (77,3%). Pero, en líneas generales, los más ahorradores son consecuentes y suelen mostrarse satisfechos con lo que reciben aunque sean cosas baratas (70%).

La encuesta de Wallapop revela que al 56% de los españoles le han hecho un regalo de segunda mano, ellos más que ellas, con un 65% y un 51%, respectivamente.

Los hábitos de consumo de los españoles están cambiando hacia modelos más sociales, impulsados por plataformas P2P (peer-to-peer), que rompen con el sistema tradicional de comercio. Se pasa de un consumismo individualizado a uno mucho más participativo.

Ahora los usuarios comparten, ofrecen y alquilan bienes o servicios. En esta nueva economía colaborativa, los consumidores se vuelven más responsables y deciden dar valor a lo que tienen, reutilizando objetos o recuperando el dinero invertido de aquellos en desuso. Según Wallapop, el 48% de los españoles calcula tener en casa hasta 500 euros en cosas que no utiliza. Y 3 de cada 10 usuarios conseguiría más de 1.000 euros en una posible reventa.

9 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Yo desde hace tiempo compro la ropa de segunda mano y la propia tienda lo verifica y es como comprar cosas nuevas pero más baratas, la página es Ropasión. Feliz año 🙂

    02 enero 2015 | 13:52

  2. Dice ser Lola

    Mi hija ha comprado ropa de bebé de 2ª mano a muy buenos precios.

    02 enero 2015 | 15:49

  3. Dice ser Antonio Larrosa

    En las bodas es donde hay más compras de segunda mano y a veces de muchas manos, es una cosa…

    02 enero 2015 | 16:05

  4. Dice ser albitaguapa2

    prefiero que no me regalen nada a que me regalen algo usado, y no hace falta que sea caro, un libro es perfecto

    02 enero 2015 | 16:39

  5. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Hay cosa de segunda,
    de tercera y cuarta mano
    que cuando están bien lavados
    se diría que…la estrenamos.
    ¿Cuándo vamos a un hotel,
    el colchón, las sábanas y las toallas
    nos las ponen a estrenar?
    ¿A cuántos cuerpos han rozados?
    ¿Cuándo vamos a comer
    a un restaurante o a un bar
    la loza y los cubiertos
    por cuántos labios pasaron?
    ¿Y si alguna vez salimos
    dispuestas o dispuestos a ligar
    desperdiciamos la ocasión
    si esta estrenado o estrenada ya?
    Hay cosas de segunda,
    de tercera o cuarta mano
    que si están bien lavadas o lavados,
    son como si se estrenaran, ¿verdad.?

    Al Sur de Gomaranto. 02.1.2015/ 10

    02 enero 2015 | 22:56

  6. E incluso, no hace falta ni de segunda mano, hay que explotar los recursos gratuitos, que muchas veces parece que estamos obligados a comprar porque sí. Yo me dedico a la informática, y en mi blog, hablo, por ejemplo, de un sistema de seguridad/vigilancia cuyo programa es totalmente gratuito. Cuando se lo digo a algún cliente, al principio desconfía, sólo por el mero hecho de ser gratuito. Luego se da cuenta que es totalmente válido como cualquier otro. http://goo.gl/QDNd19

    03 enero 2015 | 15:59

  7. Dice ser Alberto

    La necesidad creada de los regalos de Navidad, grandes cenas y comidas, consumismo en general, hace que en estos tiempos, la gente busque este tipo de ofertas, descuentos e incluso regalos de segunda mano como en este post se comenta, por eso mi empresa se dedica a ayudar a la gente en ese sentido.
    Una página web de servicios básicos de hogar y empresas donde ofrecemos asesoramiento personalizado a cada uno de los clientes, estudiamos las facturas y las necesidades del consumidor para ofrecerles el servicio que más se adecúa al bolsillo y a las propias necesidades del cliente, con el consiguiente ahorro y desahogo para el bolsillo, para que te gastes el dinero en lo que más te parezca y puedas dar a los tuyos una mejor Navidad o te puedas permitir unas vacaciones si lo deseas…

    http://betosoluciones.acnshop.eu (ésta es la tienda virtual)

    Y lo mejor de todo es que si quieres tener una tienda como la mía, y dedicarte a tiempo completo o parcial a ahorrar dinero en sus facturas a las personas más cercanas a tí, y obtener ingresos extra, puedes ponerte en contacto conmigo pinchando en mi nombre. Te llevará a mi página personal y te explica el funcionamiento de la empresa y cómo te puede ayudar.

    Un saludo y Felices fiestas!!

    03 enero 2015 | 17:55

  8. Dice ser Elena

    Esto no es ni una moda ni una concienciación ni una colaboración, es, simplemente, falta de dinero y necesidad. A nadie le gusta lo usado y peído por otros, dejémonos de tonterías. El comprar de segunda mano no es hacer la guerra al consumismo, es seguir consumiendo pero al alcance de tus necesidades, es seguir regalando por costumbre o por lo que sea, pero comprando lo que se puede.
    Sinceramente, prefiero no comprar y que no me regalen a comprar usado. No deja de ser otro negocio en otra categoría, inferior y pedigüeña.

    07 enero 2015 | 09:39

Los comentarios están cerrados.