Stefan Rinke: “La conquista de América no fue un genocidio, pero sus efectos fueron bastante genocidas”

Cortés avanzando con ayuda de tamemes, Códice Azcatitlan.

Cuando faltan pocas semanas para que se cumplan 500 años de la caída de Tenochtilán en manos de los conquistadores españoles, la conquista de México sigue envuelta en polémicas y controversias a ambos lados del Atlántico. Y también está provocando la llegada a las librerías de diversas obras de autores referentes en el tema. Como Conquistadores y aztecas, del historiador alemán Stefan Rinke (traducción de Jorge Rus Sánchez, Edaf, 2021).

En su obra este historiador, Doctor en Historia por la Universidad Católica de Eiochtätt y miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Historia, muestra una visión compleja y llena de matices sobre la conquista de México de Cortés y su hueste. Asegura Rinke que “Cortés y su hueste jugaron un papel menor”, “los ejércitos indígenas jugaron el papel central en aquella guerra” y que la conquista fue el resultado de “una guerra mesoamericana”, entre otras muchas cosas.

Sobre la memoria de la conquista, asegura que “una disculpa hoy tiene poco sentido”, como pide el presidente mexicano, porque “al fin y al cabo, los mexicanos de hoy no sólo son descendientes de los mexicas que fueron derrotados en su momento, sino también de los victoriosos tlaxcaltecas, totonacos, españoles, etc. Aunque sí considera que “sería deseable una reevaluación conjunta de esta difícil historia, en la que ambas partes traten abiertamente las sensibilidades de la otra parte”.

Resulta su visión más compleja de aquella historia, pero que contentará a muchos tanto en México como en España…

Soy historiador de profesión, así que no puedo prestar atención a si al público le gustan los resultados de mis investigaciones. Además, mis tesis se basan en el estado de las investigaciones a las que han contribuido de forma fundamental colegas españoles y mexicanos.

Si los españoles no jugaron un papel definitivo, ¿cómo lograron desmantelar aquel imperio y convertirlo en un dominio español?

Los españoles no destruyeron el imperio solos, sino que contaron con un enorme número de aliados que llevaron el peso de las guerras y sufrieron las mayores pérdidas. La construcción del imperio colonial español no estaba en absoluto asegurada en 1521, sino que se encontraba en sus inicios. Pasarían décadas antes de que los españoles pudieran hacer valer sus pretensiones de poder. Se beneficiaron de las terribles epidemias que trajeron del Viejo Mundo, que provocaron grandes muertes entre la población indígena. En particular, se aprovecharon de que muchos príncipes indígenas fueron víctimas de las epidemias.

Sin los contingentes nativos, ¿los españoles no habrían tenido éxito en aquella guerra?

Exactamente. Los ejércitos indígenas jugaron el papel central en aquella guerra. Sin embargo, las diferentes comunidades indígenas no se habrían unido sin la llegada de los europeos extranjeros. El riesgo de levantarse contra los mexicas era simplemente demasiado grande para entonces. Sin embargo, con la llegada de los españoles se añadió un nuevo elemento que anuló las reglas políticas en Mesoamérica.

¿El gran mérito de Cortés fue su capacidad de adaptación y de interpretar la situación política de Centroamérica?

Cortés y sus hombres tenían un alto grado de adaptabilidad y tenacidad. Pero no tenían mucho más que hacer. Para Cortés, que había ido en contra de las órdenes de su superior, el gobernador de Cuba, al partir hacia México, no había vuelta atrás. O triunfaba en todos los ámbitos o fracasaba de forma igual de estrepitosa, o, como él mismo dijo: o cenaba al son de las fanfarrias o acababa en la horca.

El historiador alemán Stefan Rinke.

¿Cómo definiría, en pocas palabras, a los dos grandes protagonistas individuales de aquella historia, Cortés y Moctezuma?

Ambos están indudablemente sobrevalorados. Cortés fue un inteligente capitán de una comunidad de presos, una hueste, que dirigió con mucho éxito para sí mismo en condiciones adversas por medio de la negociación, la suerte y el apoyo de Malinche.

Moctezuma fue un exitoso gobernante del imperio más poderoso de Mesoamérica que, ante la amenaza de lo desconocido, cometió algunos errores estratégicos que no pudieron ser corregidos posteriormente. Sin embargo, no era insustituible y su muerte no iba a quebrar la voluntad de resistencia de los mexicas.

¿Cortés fue un personaje tan fundamental en la Historia como a veces se ha dicho, o fue un hábil gestor de su propia propaganda que triunfó hasta después de su muerte?

Sin duda, Cortés fue un actor importante en la Conquista, aunque no en el sentido tradicional. Tampoco fue el gran héroe que conquistó sin ayuda el vasto imperio azteca con una pequeña banda de españoles, ni el malhechor que destruyó sangrientamente una gran cultura. Más bien, Cortés y sus hombres llegaron a un mundo heterogéneo, fracturado por guerras casi permanentes. En esta situación, en parte por casualidad y en parte por la mediación de su inteligentísima intérprete Malinche, consiguió forjar las alianzas adecuadas y unirse al bando que finalmente se impuso. También era un maestro de la palabra. Había aprendido a escribir cuando aún estaba en España y dominaba tan bien este arte que consiguió reinterpretar los acontecimientos en su sentido. Sus cartas de relación con el emperador no estaban destinadas únicamente a la corte, sino a un amplio público lector.

¿Cree que es justo calificar como genocidio la conquista española de América?

Si utilizamos la definición de las Naciones Unidas de 1948, no fue un genocidio porque los españoles no pretendían exterminar a los mexicas, ni siquiera a la población indígena en su conjunto. Querían someterlos, esclavizarlos y explotarlos, pero no exterminarlos. Sin embargo, el efecto de las guerras, la opresión y, sobre todo, las epidemias traídas de Europa fue entonces bastante genocida. En Nueva España, la población disminuyó de unos 12 millones antes de la llegada de los españoles a unos 900.000 a mediados del siglo XVII, y eso a pesar de la inmigración procedente de Europa.

¿Y, por el contrario, calificar de civilizador aquel proceso?

De nuevo, depende de lo que se entienda por “civilizar” y eso es ciertamente algo completamente diferente hoy en día de lo que era en el siglo XVI. Sin embargo, incluso según las pretensiones civilizadoras de la época, los españoles no estuvieron a la altura. Es cierto que llevaron a cabo bautismos masivos y prohibieron los ritos y costumbres indígenas. Pero sólo pudieron hacer cumplir la misión y la hispanización de forma superficial. En definitiva, la mezcla de las diferentes culturas, incluidas las de los esclavos africanos y los asiáticos, creó una civilización completamente nueva.

¿Debería pedir España, como pide el actual gobierno Mexicano, disculpas por aquello?

Esto es más difícil de juzgar en el caso de la Conquista que, por ejemplo, en el caso del pasado colonialista de Alemania en Namibia, donde el gobierno alemán acaba de presentar una disculpa por el genocidio de los Herero y Nama. Al fin y al cabo, los mexicanos de hoy no sólo son descendientes de los mexicas que fueron derrotados en su momento, sino también de los victoriosos tlaxcaltecas, totonacos, españoles, etc. Por lo tanto, una disculpa tiene poco sentido. Sin embargo, sería deseable una reevaluación conjunta de esta difícil historia, en la que ambas partes traten abiertamente las sensibilidades de la otra parte.

Cinco siglos después, ¿Cuáles son las grandes incógnitas que quedan por resolver del fin del imperio azteca y la conquista española?

Aunque la situación de las fuentes es comparativamente muy buena para un acontecimiento del siglo XVI, todavía quedan muchas cuestiones abiertas. Algunas probablemente nunca serán respondidas. Una pregunta que me sigue ocupando después de mi investigación es por qué los mexicas permitieron a sus enemigos entrar en Tenochtitlan en 1519.

¿España es tan víctima de su Leyenda Negra como a veces se dice?

En vista de los debates actuales sobre el colonialismo, el arte saqueado y la responsabilidad histórica, España también podría considerarse pionera con su leyenda negra. Mucho antes que en otros lugares, concretamente ya en el siglo XVI, se discutía allí -aunque de forma completamente distinta a la actual- sobre la legitimidad de hacer la guerra a pueblos desconocidos. Pero el objetivo de la subyugación y la cristianización no estaba en duda.

¿Ser un historiador alemán le da ventaja frente a los especialistas españoles y mexicanos sobre la Conquista de México?

Como alemán también me enfrenté a la leyenda de Cortés y Moctezuma en las clases de la escuela, porque es un capítulo de la historia del mundo y no “pertenece” sólo a los españoles o a los mexicanos. Hoy, como historiador alemán, probablemente pueda escribir sobre los acontecimientos de aquella época con mayor distancia y quizás también con mayor neutralidad. Por supuesto, depende mucho del lugar desde el que se escribe. La objetividad pura es una quimera. En el mejor de los casos, los historiadores ofrecen una interpretación nueva y plausible de los acontecimientos pasados, que luego tiene que ser revisada críticamente y modificada una y otra vez. Cada generación reescribe la historia.

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

8 comentarios

  1. Dice ser Arrogante

    Los que conquistan dando besos y abrazos deberían dedicarse a otra cosa.

    08 julio 2021 | 09:03

  2. Dice ser Pepito

    Si no fue un genocidio pero sus efectos fueron “bastante genocidas”, ¿adivina qué? ¡Sigue sin ser un genocidio y los efectos no fueron genocidas!

    ¿Murió gente? Sí, ¿fue algo orquestado por un poder extranjero? No. El principal motivo fueron las enfermedades y eso no tiene nada que ver con un genocidio.

    08 julio 2021 | 09:33

  3. Dice ser Luis el conquistador

    Genocidio sobre todo el de los ingleses, que arrasaron con los indios de Norte América y Canadá y los echaron de sus tierras y los franceses tampoco se quedaron atrás, aquí todos para la saca, no solo los españoles.

    08 julio 2021 | 10:02

  4. Dice ser Luis el conquistador

    Y de la iglesia ni hablamos con su afán de hacer católicos a los infieles.

    08 julio 2021 | 10:05

  5. Dice ser Pepito

    Me han borrado el comentario, el cual no contenía ningún tipo de descalificativo y simplemente expresaba mi opinión contraria a la de este hombre.

    Teniendo en cuenta que respetaba las normas de 20minutos.es, listadas bajo la caja de texto donde estoy escribiendo estas líneas, realizaré una reclamación por los ataques a la libertad de expresión que realiza este periódico a la hora de moderar los comentarios o incluso poner una queja en el defensor del pueblo.

    08 julio 2021 | 14:17

  6. Dice ser Por supuesto

    Difícilmente pudo conquistar Cortes mexico ya que no existía por aquel entonces

    08 julio 2021 | 15:53

  7. Dice ser Por supuesto

    Para el Pepito

    Es que esto es un blog y aquí los autores de blogs no suelen admitir ni una sola critica a lo que han escrito. A mi, si no hay mas comentarios y no es una alabanza también me los borran. Y eso que no pueden presumir de tener muchos

    08 julio 2021 | 15:55

  8. Dice ser Normal man

    Fue un evento en el que se juntaron criminales(que ya lo eran antes de venir a America), conquistadores, 3 siglos de tiempo, muchos nativos y nativas, mucho territorio, muchas riquezas y mucho fanatismo religioso tanto de los españoles como de los religiosos. Todo esto formó un Apocalipsis de manual.

    09 julio 2021 | 19:34

Los comentarios están cerrados.