Mario Escobar: “No somos conscientes de que estamos al final de una civilización”

El escritor Mario Escobar.

Las beguinas, asociaciones de mujeres laicas que en la Edad Media construían comunidades y hacían una importante labor social. Mujeres anónimas que han pasado desapercibidas para la historia, pero muestran una cara diferente de la historia y de la tan criticada Edad Media.  “Una sociedad creada por mujeres en un mundo tan machista como el de la Edad Media merecía una novela que volviera a poner de actualidad a estas mujeres”, me explica Mario Escobar que ha centrado en estas mujeres su nueva novela El espejo de las almas (Ediciones B, 2020).

Este ‘rescate’ ha sido planteado por este escritor madrileño como una suerte de El nombre de la rosa en versión femenina. Una novela de intriga que viaja en varias direcciones y que sirve para recuperar a las beguinas para el imaginario del gran público, reflexionar sobre el presente o disfrutar de una historia de suspense.

Escobar, incansable y versátil escritor, guerrillero del best-seller y auténtico cazador de historias, ha logrado ser un autor de éxito internacional en Latinoamerica y parte de Europa (en Polonia es un súper ventas y ha ganado este mismo año el premio Empik) encontró la historia de esta novela en un viaje familiar a Lovaina para documentarse para otra novela…

Teníamos un viaje programado para investigar una historia sobre la Segunda Guerra Mundial en los Países Bajos. Estábamos visitando varias ciudades de Bélgica y Holanda, nos alojábamos en Brujas y uno de los días fuimos a ver el Beaterio que tiene la ciudad. Nos impresionó que aún conservara una pequeña muralla y mucho encanto. Entonces, mi mujer me comentó que al día siguiente iríamos a ver el de Lovaina. Llegamos al mediodía, con un intenso calor, nos costó encontrarlo, caminamos por varias callejuelas hasta llegar a un portón, un muro no muy alto de ladrillo rodeaba todo el recinto. Comenzamos a caminar por las callejuelas, cruzar los canales y ver los edificios medievales y de inmediato comenté a mi mujer que allí había una historia. Cuando regresé a Madrid nos reunimos con mis editoras de Ediciones B, cambié el tema de la novela y decidimos publicar El espejo de las almas.

¿Quiénes eran la beguinas?

Es uno de los grupos femeninos más curiosos de la Historia. Eran mujeres seglares que se habían quedado viudas o solteras por causa de las Cruzadas. El padre Beggh de Lieja reunió a una pequeña comunidad de viudas y niñas huérfanas hacia el año 1173, enseguida se crearon nueva comunidades en Países Bajos, Francia, Alemania e incluso Italia y el norte de España. Las beguina vivían de forma independiente, auto sostenible, era una sociedad femenina en la que primaba la educación y la ayuda a las mujeres más desfavorecidas. Las mujeres que se unían en grupo podían dejarlo en cualquier momento, el sistema era democrático, les gobernaba la Gran Dama, que era elegida por todas. Ejercían numerosos oficios, enseñaban a las niñas a leer y escribir. De ellas surgieron famosas escritoras y maestras.

¿Qué le llamó la atención de su historia para dedicarlas la novela?

Las beguinas fueron pioneras a la hora de mejorar la situación de las mujeres. Lograron formar a miles de niñas, convertirse en escritoras y algunas influyeron mucho en la sociedad de su época. Una sociedad creada por mujeres en un mundo tan machista como el de la Edad Media merecía una novela que volviera a poner de actualidad a estas mujeres.

¿Son otra prueba de que mujeres importantes siempre las ha habido, pero que quizá la historia no recogió su papel?

Siempre ha habido reinas, monjas famosas, algunas líderes militares, también nobles influyentes, pero la única vez que se logró una sociedad femenina, además de en la mítica Amazonia, fue en los beguinajes que surgieron en el siglo XII y perduraron hasta el siglo XX. Estas comunidades fueron perseguidas por la Inquisición y abolidas en muchos reinos, pero lograron prevalecer en los Países Bajos y algunas partes de Alemania. En el fondo, los beaterios, demostraban que el mundo podía construirse de una forma diferente.

También son otro caso que rompe con esa composición de la Edad Media como una época únicamente oscura y sin luz…

Sí, la Edad Media fue muy larga y tuvo periodos muy interesantes. Se produjeron varios experimentos sociales y políticos. El Capitalismo surgió en las ciudades estado italianas en la Edad Media, también Renacimiento o el resurgir de las rutas comerciales, por no hablar del regreso a la ciudades, la formación de la burguesía y la reivindicación de las Cortes y pequeños parlamentos urbanos y regionales. La exploración de los mares que llevó a los portugueses a la India y a los españoles a América, todos esos son logros de la Edad Media.

Al leer el argumento de El Espejo de las almas y ver a sus protagonistas, uno tiene la sensación de estar ante un homenaje en femenino a El nombre de la Rosa

Sin duda a todos nos ha influido El nombre de la Rosa de Umberto Eco. El escritor italiano quiso que la erudición y el entretenimiento se dieran la mano en esta historia que ya es un clásico. El espejo de las almas viene a demostrar que en el siglo XIII y XIV había mujeres tan preparadas como Guillermo de Baskerville, que en el fondo es un homenaje a Guillermo de Ockham. Las protagonistas de la novela Martha y su discípula Constance no nos dejarán indiferentes, al resolver un misterio que nos retrotraerá al libro de Eco, pero en un ambiente urbano y un mundo cambiante.

Has escrito muchas novelas que mezclan intriga e historia, ¿cuál crees que es la clave para salir airoso de este subgénero? ¿Cómo se equilibran esos dos elementos?

No hay fórmulas secretas, cada libro es distinto, pero sin duda lo más importante es que lo histórico sea un marco detallado y bien descrito, mientras que la aventura y la intriga mantienen su protagonismo.

Fanatismo, feminismo… ¿la novela que habla del pasado siempre habla de nuestro presente?

Creo que estamos viviendo tiempos turbulentos, no somos conscientes de que estamos al final de una civilización que comenzó a finales del siglo XV y que está a punto de desaparecer. Los principios basados en la Modernidad, la creencia en el progreso, la razón como fuente de toda ciencia e información han pasado. Estamos entrando en una nueva Edad Media, una edad de fragmentación, fanatismo, radicalismo e irracionalidad. El feminismo es un movimiento legítimo, que ha cambiado la sociedad en los últimos doscientos años, pero un pequeño grupo de radicales quiere apropiárselo. Frente a esto, la mayoría de las mujeres y hombres feministas, únicamente quieren la igualdad legal, laboral, social y el respeto a la vida y la dignidad de las mujeres. El sexo femenino ha sufrido la mayor discriminación de la Historia de la Humanidad. Sigue comerciándose con mujeres como si fueran una mercancía, hay tráfico de esclavas en pleno siglo XXI y además tienen que soportar discriminación en casi todos los países del mundo. Es justo que todos juntos sigamos luchando por sus derechos.

En la disputa entre rigor y licencia que hay siempre en estas ficciones, ¿cuál es la postura de Mario Escobar?

Siempre intento ser un cronista y ponerme en la piel de mis personajes. Las novelas deben hablar por ellas mismas, creo que los hechos son contundentes. Rigor en la información, licencia en algunos pequeños detalles. Al final de mis libros siempre explico que es verdad y que es ficción.

Vendes miles de ejemplares en América y otros países como por ejemplo Polonia, donde se te considera un auténtico best-seller, ¿por qué crees que en España todavía no has llegado a ese estatus?

Dicen que nadie es profeta en su tierra. Lo cierto es que desde el 2011 he publicado en América, he viajado por todo el continente y he conseguido cientos de miles de lectores. La llegada al inglés de mis novelas me ha ocasionado grandes alegrías, en unos días sale mi tercer libro traducido, pero siempre uno desea triunfar en su país. El veredicto está en los lectores, que ellos decidan.

La pandemia de la Covid-19, ¿cambiará para bien o para mal el sector editorial?

Ya lo ha cambiado. Compramos y vivimos de forma diferente, es normal que leamos de forma distinta. Cada vez escucharemos más audiolibros, leeremos en plataformas y pediremos libros en papel por la red, pero la magia de los libros seguirá siendo la misma. Cada vez que abrimos sus paginas comienza una nueva aventura.

El espejo de las almas es una historia cerrada, ¿o tendrá continuación?

Esto también depende de los lectores, si se entregan a la historia y sus personajes, me comprometo a que todos vivíamos más aventuras con Constance y Martha.

Entra en un sorteo de un ejemplar firmado por el autor

Si te ha gustado esta entrevista y la novela de la que habla, el autor va a sortear en redes sociales un ejemplar dedicado: “Para participar en muy sencillo. Pon esta entrevista en tu perfil de Facebook y manda una captura por Messenger al perfil de Mario Escobar Escritor y entraras en el sorteo. El ganador se desvelará el día 10 de septiembre en el perfil de Facebook de Mario Escobar Escritor“.
Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

2 comentarios

  1. Dice ser Yomismo

    ”La mayoría de las mujeres y hombres feministas, únicamente quieren la igualdad …” No hijo no, la mayoría de feminista quiere ser más que el hombre porque piensan que son mejores que ellos , pero eso sí conservando sus privilegios como mujeres

    27 agosto 2020 | 10:53

  2. Dice ser Chinamada

    Fin de la civilización sí, de la humanidad no.

    27 agosto 2020 | 20:54

Los comentarios están cerrados.