1898: Cuba: un gran cómic bélico para el Desastre del 98

Pagina del cómic 1898 Cuba (Cascaborra Ediciones)

La guerra de Cuba, como parte de ese Desastre del 98, que para muchos ha marcado la historia de España hasta incluso hoy, es uno de esos capitales hechos de la historia de nuestro país que ha despertado poca atención de las narrativas y la ficción en general. Será porque resulta difícil contar las derrotas, o por las posibles lecturas presentistas, pero es así. Así que me sorprendió gratamente recibir el cómic 1898: Cuba, nueva entrega de la cada vez más sólida e interesante colección Historia de España en viñetas, de Cascaborra Ediciones y de la que su editor nos habló hace unos meses en este blog.

Guionizado por Javier Yuste (también autor de 1921: El Rif, en la misma editorial) e ilustrado por los hermanos canarios Ruymán y Ayoze Nieves, este álbum es un potente relato bélico, muy bien contado y con un aparato recreador y visual espectacular. A través de un superviviente de la guerra del Rif que acude a la misa por un amigo muerto en combate, descubrimos la trágica historia del padre del fallecido, superviviente de la Guerra de Cuba. A través de sus ojos y su relato, los autores nos trasladan al sitio de Santiago de Cuba durante el verano de 1898, a los violentos choques terrestres entre españoles y estadounidenses en El Caney y la loma de San Juan, y la batalla naval de Santiago. Y a la par que el lector descubre aquellos históricos hechos, se adentra en una historia de derrota y remordimientos, de compañerismo y traición, de amor y sacrificio.

Sin ser especialmente original, el argumento cumple con buenos personajes, una trama directa y un excelente manejo de arquetipos del género bélico que casan a la perfección con el tema a tratar. Una historia de derrotas y derrotados, pero también de épica y de corajuda lucha sin esperanza. Establecen un paralelismo doliente y efectivo entre el sentir colectivo del bando español, el de la derrota pese al valor y al sacrificio, y el del protagonista, cada vez más hundido en su pozo personal, que funciona a nivel narrativo y metafórico. A nivel visual, el trazo de los hermanos Nieves es dinámico y expresivo, cercano al cómic estadounidense y demuestran un dominio de los pequeños detalles, de la recreación histórica que percibe ve en escenarios, armas, uniformes y navíos.

Así pues, además del didactismo, encontramos un cómic bien construido y que poco tiene que envidiar a los álbumes históricos foráneos. Si a eso le añadimos que trata un hecho poco tratado y muy original, el resultado es un trabajo a aplaudir. Por si no fuera suficiente, el libro contiene una nota histórica, breve pero llena de información, sobre la guerra y las batallas que aparecen en el cómic, firmado por la doctora en Historia, María Fidalgo Casares. Para adentrarse y comprender aquello de “más se perdió en Cuba”.

Otra gran prueba de que el cómic español, en materia histórica y bélica, se mueve con fuerza y tesón hacia el éxito.

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha interesado, quizá te interese…

 

1 comentario

  1. Dice ser CarlosQ

    Espero que cuenten la realidad de la historia y lo que pasó después, cuando llegaron los yanquis. Podrían repetir con Filipinas.

    22 enero 2020 | 11:43

Los comentarios están cerrados.