BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Las novelas históricas son peligrosas

PIXABAY

PIXABAY

Sé que muchos, autores y lectores, no estaréis de acuerdo. Pero lo creo firmemente y lo advierto: no leas novela histórica para aprender Historia.

Me sacan de quicio los lectores que echan pestes de la novela histórica diciendo que eso no era así, que juegan con la Historia o que la revientan y reinventan (ah, pero ¿eso no quiere decir que se ha inventado antes?). Respeto a quienes dicen: yo no leo novela histórica, para leer sobre la Historia prefiero la no ficción. Lo respeto porque es una elección y, además, razonable. Lo otro… Lo otro es leer sin entender del todo qué se lee.

Porque novela histórica, tiene por nombre ‘novela’, es decir ficción, e ‘histórica’ por apellido. Así que lo principal es la ficción, la invención, la fábula. Dice el Diccionario de la Real Academia de la Lengua que ficción es “invención, cosa fingida”. Lo histórico, es importante, pero no lo central. Lo segundo sirve para que editores y lectores lo identifiquen, y que los libreros lo coloquen en la estantería correcta. Si no eres mínimamente histórico, te vas a la de fantástico o la de narrativa general. Pero sigue siendo una historia fingida.

Es todo cuestión de intenciones. Si alguien deseara que le leyeran para enseñar Historia, escribiría una obra de no ficción, de divulgación. Si escribe ficción, su intención principal es otra. Y no digo que sea falsear o distorsionar la Historia, con esa intención, pero lo hace. Mejor jugar; sí, como decía Dumas “violar la Historia”; rellenar huecos; reformurlar, reflexionar o reinterpretar. Y con la libertad que te da la ficción. La novela histórica es, en sí misma, una licencia.

Si la Historia es una ciencia “blanda” e interpretativa (ya decía Borges aquello de que era una “forma más de ficción”), la novela histórica lo es mucho más. Los buenos escritores de ficción, ya se supone, dominan su arte y oficio y son buenos, muy buenos algunos, en hacer que su universo ficticio sea prácticamente indistinguible de lo que conocemos del pasado. Pero no, no es Historia.

El muy recomendable historiador británico Anthony Beevor dijo una vez: “Una novela que usa los nombres de figuras históricas reales es peligrosa. Y cuanto mejor es la novela, más peligrosa resulta, porque hay más posibilidades de que los lectores la consideren cierta. Es como contemplar un jarrón antiguo que ha sido hábilmente restaurado: ya no se puede distinguir lo que es original de lo que no lo es” (la cita la he sacado del libro  Cómo escribir una novela histórica, de María Antonia de Miquel, Alba, 2013). Y tiene razón. Quizá exagere un poco, pero razón tiene.

Pero, ay queridos lectores, somos muy dados a juzgar el trabajo y responsabilidad de los escritores, pero ¿y el de los lectores? Un lector que lee ficción pensando en que es Historia, en que es real, está haciendo una lectura deficiente. Si alguien quiere aprender historia a base de novelas,… Es su responsabilidad, no del autor al que lee. La verdad histórica y la verdad literaria no son lo mismo.

De todos modos, ¿por qué hay que leer ficción con intención de ‘sacar algo’ de provecho? Leed este estupendo texto de Millás donde defiende que el conocimiento que se saca de las novelas no es cuantificable, pero sí de provecho.

Así que, ¿no vale para nada, entonces, la ficción histórica en relación con la Historia? No, en absoluto. Vale para hacer posible ‘vivir’ un momento histórico, para ejemplificar, para picar la curiosidad de la gente por la Historia, para atraer hacia el conocimiento… Hace poco, un profesor de la Unviersidad de Granada contaba cómo la usaba con sus alumnos. Y en la estupenda XX Un siglo tempestuoso (Esfera de los Libros, 2016), el historiador Álvaro Lozano utiliza multitud de ejemplos de la ficción para hablar de procesos históricos.

Bien, advertidos todos, podemos leer novela histórico sin intención de ‘aprender’. ¿Seguro? Realmente, a pesar de que los especialistas digan que el Claudio de Graves o el Adriano de Yourcenar no son demasiado fiables históricamente, ¿alguien puede dejar de tenerlos en mente cuando lee Historia sobre ellos? Mostrar algo de un modo emocional y empático deja una huella más indeleble que la narración racional y técnica. Si no, lean Pensar rápido, pensar despacio, de Daniel Kaneman, sobre las ‘trampas’ de nuestra mente. Y no pensemos en Shakespeare…

Ya lo decía Beevor: “novelas peligrosas”. Y nos gusta el riesgo, ¿o no?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en Facebook, Twitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

6 comentarios

  1. Dice ser Héctor Tilla

    Lo malo que tiene esa coletilla de ‘basado en hechos y personajes reales’ es que, al final, la realidad creemos que es la ficción.

    05 diciembre 2016 | 11:11

  2. Dice ser la Historia, eso tan subjetivo

    Es un peligro que la gente piense que en el pasado pensaban, dialogaban, incluso tenian el mismo sentido del humor, del honor, del amor, de la vida y de la muerte, de los derechos civiles, etc… que en el presente.
    TAmbién es errónea la idea que subyace en la tan manida cantinela de que la gente antes era más sana, o que la vida era má stranquila, o que los valores se están perdiendo. Aconsejaría a quienes piensan así que se metan en uannave del tiempo… a ver dónde encuentran eso svalores que, en contra de lo que se predica de ese modo, tantio cuesta conseguirlos incluso hoy en día.
    El pasado no se puede cambiar desde un presente más avanzado o distinto. Es injusto para toda época. Pero igual de injusto, o peor, es negar la evidencia del presente atendiendo a artificio mental y emocional badsado enpresuponer que el pasado era una perla. Cada época evoluciona y tarda en hacerlo por motivos varios: ignorancia, prejuicio, superstición, abuso de poder, represión, superstición… Pero si querer cambiarlo es imposible, sí se puede conocer y racionalizar para superarlo y no repetir los errores y terribles principios que en ellos regían.
    Ni siqueira para limpiar la imagen según el presente que toque o la ideología.
    La Historia, eso tan subjetivo que ni siquiera en la que se escribe en el presente se ponen todos de acuerdo.

    05 diciembre 2016 | 12:03

  3. Dice ser la gente que piensa distinto no siempre es la que se equivoca

    Según un nuevo libro que aparece ahora, Cristo no quería fundar su propia religión, que creía en un dios femenino y masculino y que era un artesano. Cambian modos de pensar respecto a las cosas si se arroja luz diferente sobre las cosas. Si es así, si es cierto lo que se dice ahora, este ser está muy cerca de lo que yo pienso. Pero aún estando de acuerdo reconozco muchísimo más valor por pensar así en aquella su época que ahora, del mismo modo que parecen más valientes y aperturistas aquellos que lucharon en tiempos pasados por romper con lo establecido. Hoy gozamos de un mundo má sabierto, no perfecto, indudablemente, pero pensar en lo complicado que lo tuvieron aquellos y aquellas que abrieron la senda que hoy andamos es para ofrecerles extraordinaria admiración. Lo qu elleva a toamr como ridículos miserables a quienes desean volver sobre los pasos, a travé s de ideologías pretensiosas, artificiosas, brutas y absurdas, para negar tales avances a base de la mucha injusticia, dolor y sufrimiento que padecieron para disfrutar nosotros hoy de lo que hoy disfrutamos.

    05 diciembre 2016 | 12:10

  4. Dice ser mauricio catedral

    Pero para eso está la inteligencia de los hombres. yo me compro todos los libros de ediciones de los 70,s y anteriores. Ahora tú compras una edición actual de un clásico español o mundial y te han suprimido poemas que se consideran sexistas, te cambian frases, te lo dejan preperadillo para que sea políticamente correcto. Yo de historia solo me compro libros antiguos .La historia es interesante como ciencia.
    Ya se empiezan a ver biblias nuevas para niños donde Adán es el que muerde la manzana.

    05 diciembre 2016 | 13:10

  5. Dice ser jose1551

    Muy bueno el comentario de Mauricio..,y la ultima cena era con coca-cola que el vino tiene alcohol.¡je!
    Pero ciertamente la novela historica y la propia historia escrita en cada epoca cambia los hechos con demasiada alegria atendiendo a modas e intereses de la epoca;vamos,que de veracidad historica ¡ja!..,asi pues ,por ejemplo,la de nuestro pasado siglo XX hay que leerse los libros de tres o cuatro personajes de diferentes tendencias politicas para sacar en limpio algo(poner de ejemplo la guerra civil es topico,pero real como la vida misma)asi que si les gusta leer novela historica:disfruten..,y si quieren creerse algo,en fin,como no viajen realmente en el tiempo,cuanto mas atras nos vamos,mas se suele mentir(aunque no crean,para los sovieticos,durante casi 40 años Stalin no mato de hambre ados millones de ucranianos,habian sido los nazis-y eso que no existian cuando cometio el genocidio)
    Como decia mi abuelita:lo que no veas,no creas,y de lo que veas:la mitad

    05 diciembre 2016 | 14:35

  6. Dice ser luis fernando orozco gutierrrez

    Dice el famoso escritor argentino Jose Luis Borges que : “La historia es una forma de ficción”

    05 diciembre 2016 | 21:09

Los comentarios están cerrados.