Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘IndepCat’

El éxito de los tsunamiteros es alterar el clásico Barça-Madrid: ese es el caos que pone en peligro el régimen

El abuelo, con un limpiaparabrisas, se encara a los tsunamiteros que vuelcan containers para hacer una barricada, centro de bcn, plena batalla campal, procesal, casi amosal.

El abuelo les increpa, quizá les dice que dejen de romperlo todo. La abuela de 94 a la que le robaron su piso los ocupas, los vecinos le han devuelto su casa, pero estaba vacía. Bcn está destruida por dentro, el procesismo era esto.

Las manis confluyen y ya, lo de siempre, perfecto, todo legal y normal. Luego se arma un Sarajevo, casi, arden las calles de punta a rabo.

La Liga es un caos absoluto, la Liga de Fútbol es Barça Madrid, y unos comparsas.

El gran éxito del indep ya desmontado es el lío del Barça Madrid del 26 sábado, en China no saben qué van a hacer ese día, si verán el clásico o qué. Hong Kong era solo una prueba, becarios. Los profesionales del destroy están en vcn, con y sin app. Echando ácido, piedras, bolas, tornillos, lo que haya. El gasto es ya enorme, para ser en plena Cat, que mira la pela. Hay cierto turismo de desastres, pero es minoritario, todavía. Gaudí cercat.

El éxito del procesismo ya muy destrozado, el éxito póstumo, habrá más, es el caos de la Liga, ese no saber cuándo será el clásico Barça Madrid está minando el R78, que se apoya, entre otros hábitos, en el clásico Barça Madrid.

Asia no sabe qué hacer el sábado 26. El R78 tiembla ante el colapso del fútbol, que es su mayor hazaña, aparte del AVE a la Meca.

Por eso Sánchez estaba más tenso de lo habitual en la sweet ruedita de prensa para informar del gran ÉXITo del Brexit.

Sánchez tiene un desfibrilador en cada despacho.

Y bcn arde y Marlaska dice que ya tal, que aplicarán el código de Hammurabi a los vándalos. Pero ¿quiénes son esos salvajes peligrosísimos que incendian la ciudad condal? Serán de fuera, seguro, ninguno de Cat.

Desde luego, si hay servicios de inteligencia infiltrados, disimulan genial.

Vaya día para estrenarse la princesa Leonor, con medio país temblando. En Zaragoza los abanderados rojigualdos han acorralado a una concentración de antisentencia, que ha salido escoltada por la poli. Nadie se ha enterado, excepto que han cortado un rato el tranvía.

El éxito es cortar el tranvía, el tren, la cerveza. La gente no querría estar en estas monsergas, las llamas cansan, aterrorizan a pueblos olvidados y ciudades medianas. El caos del partidazo de fútbol marca el éxito de esta locura Cat. Sánchez lo sabe, sabe que si se altera la Liga cae el gobierno… y lo que hay detrás, que no es gran cosa.

Lo primero que tendría que hacer un gobierno en estas horas pardas es dar información, si la tiene, de quiénes son esos salvajes y cómo actúan. Incluso si fueran suyos. Y si no sabe nada, confesarlo y actuar a ciegas, pero explicando las cosas. En esta locura hay que dar la info enseguida, la verdad, o al menos reconocer que no se sabe nada. Como cuando las urnas aquellas.

Ahora no peligra BCN, ni Cat, que eso ya se ha roto bastante, y el abuelo del limpiaparabrisas ya sale a defender el barrio. Lo que peligra, al caerse la Liga, es el país entero.

 

_______________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El cañón de agua

La SEAT deja de hacer coches en Martorell, 6.800 trabajadores a casa. Por la huelga y las marchas y los disturbios. 3.500 coches.

Las marchas confluyen en BCN, jaleos, manis diversas, encontronazos. Y al llegar la noche, a quemarlo todo. Hoy han salido testimonios de vecinos damnificados. Cada cual debería quemar los coches y contenedores de su propia calle, junto o frente a sus propios vecinos,familiares, etc.

Mañana hay huelga general, Torra ya no sabe qué hacer o decir, es un president por demás, siempre lo ha sido, pero ahora se ve cirstalino. Encabeza una marcha que interrumpe la circulación. Hoy pide un referéndum bis que nadie quiere, falta de ideas, funambulismo entre quemar containers y quedarse en casa.

Empieza la noche de los tsunmiteros y cunde el pánico. Mucha gente ha pasado miedo y apuros (o se ha quedado sin coche) en BCN. Un horror. Quizá Sánchez está dejando que engorde la fiera para ganar más puntos cuando la mate… si es que la mata. Hoy ha llegado el cañón de agua.

La Constitución no rige en bastantes calles de BCN. Y las leyes menores, tampoco.

 

_____

 

 

 

 

 

 

Tsunamiteros

BCN es Hong Kong en los primeros días. Ecuador ya se ha calmado. BCN está empezando. Redes de mensajes, redes inatacables. Aeropuerto, autopista, centro, tal sitio a tal hora. Delegación del Gob. No hay forma de controlar eso. La marca tsunami democrático reemplaza ya a las fórmulas anteriores, aquí la clave es que no hay líder visible, de momento, siempre hay un ego por asomar, incluso un ego oculto, el subcomandante Marcos de aquel Chiapas, de momento no hay nadie a quién juzgar, detener (en orden inverso), entrevistar. Nadie visible. Arden las calles, tantas cosas por arder, redes blockchain, Telegram, trabajo previo, nadie es nadie y todos son todos, cómo puede un furgón de la poli controlar eso. No puede, no hay nadie y de repente están todos. Es una nueva fórmula que, a falta de líderes antiguos, o normales, se apodera de las calles y del imaginario. Un tsunami no es democrático, es la máxima metáfora, dos imágenes opuestas que funcionan juntas. Las gotas de agua, un terremoto bajo el mar, gente dispersa que no se conoce y que teclea unos toques. Ya hay bajas, heridos, detenidos, polis magullados, manifestantes o activistas o tsunamiteros entre rejas. Alguien ha perdido un ojo, un testículo, arden las calles, da miedo. La sentencia es salomónica pero se ha roto el niño.

Cómo sentenciar un golpe posmoderno con un código moderno

El procés y sus monsergas ha sido, como argumentó Daniel Gascón, un golpe posmoderno. Como tal, no podía ser juzgado por un código anterior, que intenta ceñir hechos y tipos delictivos mediante pruebas.

Pero era un golpe, y lo sigue siendo, puesto que no ha concluido. y por lo tanto el Estado tenía el deber y el derecho de defenderse. El gobierno de la época, ya olvidado, se defendió tarde y mal, y con la mínima inteligencia posible (no encontró ni las urnas). En esto fue parejo a los instigadores del golpe. Pero el Estado, el gobierno aquel, no era posmoderno, al menos en la respuesta al desafío.

Así que como el gob no actuaba salió otro de los poderes, en general bastante mezclados, hay que reconocerlo (y reparar esa mezcla cuanto antes), el poder judicial, que si el golpe triunfaba se iba a quedar sin trabajo. El fondo de esta querella pesadísima y a veces entretenida es que todos pelean por su sueldo, sus cargos, su supervivencia. En eso no hay nadie posmoderno: Puigdemont se las ha apañado para ir cobrando, colocar a su mujer, tener una residencia, etc.

Ante la incapacidad del gob salió el poder judicial a por todas. Y salió el Rey, que también lucha por su puesto de trabajo: sin Estado no hay Rey, ni sueldo, ni palacio, ni nada.

El golpe líquido o gaseoso, si no se hubiera abortado, se habría convertido en un éxito, a lo tonto a lo tonto, habrían triunfado. Así que los jueces y el Rey, desde el punto de vista del orden y la ley y la vida cotidiana sin sobresaltos, han estado en su sitio. (La vida cotidiana sin sobresaltos es ya un sobresalto continuo, no necesitamos estos excesos de nacionalismos supremacistas para vivirla con la máxima intensidad).

La sentencia recoge esta dificultad de juzgar con categorías modernas un proceso posmoderno, lleno de equívocos, de símbolos y de monsergas publicitarias. Clasificar esas tontas peligrosas del procés en un código penal es difícil, pero lo han conseguido. Han ido con el bisturí fino y han afinado todo lo que ese código, el único que rige, la Ley Vigente, les permite.

Ahora empieza otro procés, pero ya partimos de la certeza de que si se intenta vulnerar las leyes, autonómicas, estatales o de tráfico, hay que atenerse a las consecuencias. Aunque solo sea porque al otro lado hay alguien que no quiere quedarse sin trabajo.

 

________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rivera pega volantazo

Rivera ha girado al centro. El pobre está intentando, como usted y como yo, acertar alguna vez en algo. Sigue las encuestas, ve la tele, mira las redes, escucha a sus augures… y se vuelve loco.

Rivera ha perdido el oremus… normal. Todos se mueven a gran velocidad. Sánchez ha virado 360 grados. La vida gira loca, la velocidad robótica excede el giro del cuello humano. El tope del esternón cruje: crack. Crunch. Loop. Y vuelta a empezar.

La figura es la espiral, como ciertas galaxias, o el agua al marcharse. Se caen trozos de hielo grandes como países. Plof. Catacrock.

Rivera ha esperado hasta el límite del pánico, quizá ha virado tarde, nunca se sabe, pasado mañana nadie se acordará de nada, ni siquiera de sí mismo/a. La memoria ya no existe, también ella ha sido volatilizada, a fuerza de retorcerla, como el que exprime la toalla que se le ha caído al agua, o se le ha mojado en un tsunami. Retorcer la toalla, retorcer la memoria.

Rivera ha aguantado su terquedad hasta que le han dicho que no le van a votar ni sus inmediatos. La familia a veces es sincera.

Quizá no ha sabido vender el giro cuando es lo normal. Casado empezó muy furo y luego, ante la terquedad absurda de C’s, ha optado por la calma zen y la barba, y el discurso de que el PSOE gestiona mal las recesiones, que entronca con el dolor de la última.

El indep cat se ha hecho central, el centro es él, o ellos, ya que están escindidos. El centro famoso que todos quieren abrazar es el clavo rusiente de la sedición “pacífica” con comillas, la sentencia y todo ese supermegameme para no hablar de recortes, pasados y futuros.

El gentío quería tomar el Parlament, Artur Mas salió por los aires (primero en helicóptero, luego le ayudó la CUP) y la clase del 3% se lanzó hacia delante, de cabeza contra Llarena, el Rey… y Marchena. Gobierno Esp no había hasta que la cosa llegó al 1-O y Rajoy, a mala gana, dictó el 155 abreviado.

Se trata de generar supermemes de relleno para entretener y crispar al censo, que es un gatito.

Rivera se ha quedado sin meme porque no había patentado el tema. Todo cambia algo, a veces deprisa. A veces hasta el gobierno puede cambiar de repente si hay un susto gordo.

 

 

____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Definir qué es violencia

La sentencia del procés debería aclarar o definir qué es violencia en esta época y en este conflicto. O quizá debería sentenciarlo la Academia de la Lengua.

La autoridad catalana, el torracismo puigdemoniaco, incita a la “lucha no violenta“, pero después de los barullos del 17 no está muy claro qué es violencia. De esta liquidez (no monetaria sino baumántica) se benefician los resurrectos insurrectos para proclamar de nuevo la república de los ocho segundos.

La liquidez está en todas partes menos en los bolsillos, que se aprietan ante los avisos de la que viene y ante el recuerdo, vivísimo y letal, de la que todavía colea. Las carnes abiertas y las carteras selladas.

Y el calor, que ayuda a ahorrar en ropillas y colapsa la moda, ay, como los coches. Es posible que se pare el sistema a fuerza de decir que se va a parar.

La violencia hay que definirla cuanto antes. Pero bien. El Estado se ha blindado bastante durante estos añazos de plomo, pero se ha blindado ante los ciudadanos, no ante sí mismo, como en el caso de Cat, que gasta el presupuesto que no tiene en salirse del marco K (o sea, constitucional).

Claro que el propio Estado ya se salió de madre (K) al cambiar el Art 35 en media hora para priorizar el pago de la deuda. Es un precedente, un antecedente.

Entonces el juicio, aparte de las condenas o inocencias, debe definir bien la violencia para que al día siguiente, o sea hoy (por ayer) sepan dónde está la raya, también hay que instalar o implementar un VAR para las insurrecciones: hasta que se monte se puede usar el mismo de la Liga, que ya está rodado.

 

_____

Chalecos amarillos en Francia, disturbios en Hong Kong, precariedad, trabajo basura, paro y Cambio Climático. Relacionar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vuelve la monserga cat con algo de violencia

A Puigde & Torra les da igual que un mosso, mando o número, vaya a la cárcel por desobedecer un mandato judicial. Les da igual todo con tal de agitar la coctelera. Mambo.

El agitprop institucional va creciendo con las elecciones y las fechas simbólicas, que ya son casi todas: se han apoderado del calendario como todos los años (es ya como una navidad anticipada). Las claves, por Daniel Gascón: “El independentismo y la violencia“.

La insurrección institucional torracista ha sido permamente desde el primer día, pero la cosa se ha ido trampeando porque, a veces, hay algo más urgente que la monserga.

Al acercarse las fechas, juicio, 10N, caducidad de las prisiones preventivas, el marketing se vuelve más áspero y machaca al país entero. La salida de Franco de la cripta por la vía técnica (urbanística) del TS ha durado media mañana.

El barullo cat, en sus múltiples efemérides, resucita con una fogosidad alentada desde arriba. En vez de gobernar (que era recortar), proclamar. En vez de gestión, propaganda.

A Sánchez le viene bien para avisar y sacar pecho institucional centrípeto, a todos les viene bien algo de contenido no social ni económico. El barullo mola.

El asunto cat viene genial para no nombrar los temas de verdad, permite pasar limpiamente sobre las cosas y enfoscarse en el trampantojo de élites.

La sentencia será absolutoria, o casi, por decir algo. Marchena ya está encumbrado, así que puede permitirse ceñirse a los hechos líquidos, inasibles para el código. El lecho de Procusto.

Luego habrá que indemnizar a los presos. Qué follón. Igual que hay que colocar o pensionar a los terroristas jubilados, pero antes.

Los partidos disfrutan con el tema cat, que entretiene al gentío sin hablar del Ibex, de Ormuz, ni de nada real, o sea, de la Deuda Pública, que ya se ha ganado con creces las mayúsculas.

La realidad, cuanto más a futuro, mejor.

La realidad que acecha es Libra, la moneda que impulsa Facebook (unas frases de Betrand Perez, sin acento, director del asunto). No perderse este artículo de Manuel Guerra: análisis forense sobre Whatsapp y Facebook.

El PIB a 0,4, nadie sabe qué decir. Mejor callar y rezar. Bla bla. Hioervigilados y entretenidos.

La vida nacional está un poco como el derby del sábado entre Zidane y Simeone, o viceversa, larga (quizá demasiado) jugada sin goles y todo trabado y trafucado. Hosca femera. A lo mejor izan a Franco con la grúa y escampa.

Entretanto, la monserga alivia la falta de gob y de debate sobre las realidades. Este año la monserga viene más violenta.

 

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lacitos Torra JEC JEC

Torra se escaquea. No va con él. La realidad no va con nadie. Las cosas vienen predeterminadas desde el primer día, que a lo mejor es el último. Todo está descrito y a punto de prescribir.

La JEC es la Junta Electoral Central, el máximo poder moral desde Joaquín Costa. Un poder ínfimo diario, efímero y decisivo.

Torra es un héroe difuso, que aun no se ha ganado la estatua ecuestre de mártir, Torra se ha dormido un poco en el cargazo, como les pasa a todos. Pero a él, como es un delgado o un avatar del prófugo, aun le pasa más.

Torra es un mandado, un títere del virrey de opereta, un subdelegado de la repúblicade los ocho segundos. y por eso cuando la JEC le indica o le ordena que quite los lazos no sabe qué hacer. O no hace nada. La omisión torrezna. Espera instrucciones. pero no le puede decir al JEC: oiga, JEC, que yo soy un mandado.

Torra encarna la inanidad de los poderes en este submundo androide en el que cada cual envía su conciencia sin saberlo a esas empresas ignotas que tampoco saben qué hacer con tantas almas perdidas.

Torra está incómodo en su piel de avatar o moñaco diferido, y esa es su mayor heroicidad.  La incomodidad es la mayor heroicidad del rebelde posmoderno.

¡Ya está el Estado dando el peñazo!

Hasta ahora el Estado, pesadísimo con los entes individuales o súbditos, no ha incordiado a este Torra ni a sus predecesores con sus múltiples tentáculos. Ni siquiera le ha enviado a una brigada de villarejos o como se llamen ahora las cloacas de rigor. Hasta que Llarena se soltó el pelo no hubo caso.

El Estado, con sus juicios al procés y a sus traperos trapaceros, ya va tirando. Con eso ya saca pecho y se resarce de las afrentas diarias, los tumultos y las furgonas desfiguradas y la secretaria judicial saltando por azoteas como en una peli de Alfred Hitchcock.

Solo por esa secretaria judicial saltando de noche por los tejados ya se justifica la rebelión y sus violencias.

Ahora le llega el aviso a Torra, y los lazos van a escurrir toda la épica que les queda.

 

Esta broma de los lacitos le va a dar la mayoría a unos brutos.

_____

 

 

Casi nada interesa a casi nadie

Está la cosa floja en España porque acostumbrados a emociones fuertes todo nos parece poco.

Un juicio no es como lo que se juzga. No tiene esa intensidad. Eso es lo bueno. Pero sabe a poco.

Nadie se acuerda de nada. Hay déficit de atención, síndrome de pierna inquieta, teleles, soplos, cracks, ictus.

José Antonio Marina dice una cosa muy chula en una entrevista de Heraldo de Aragón: “Uno de los problemas de la educación es que no interesa”.

Es una frase genial. Una obviedad que, de puro evidente, estaba escondida.

La educación no interesa.

Eso se le puede acabar aplicando a la mayoría de las cosas, incluyendo –o especialmente– al procés, paradigma de la monserga

Por ejemplo, la Iglesia (con mayúscula, la iglesia católica), tampoco interesa. Lo peor que le pasa a la iglesia, incluyendo al Papa, es que desde hace bastante tiempo no interesa. Eso es lo peor. Hagan lo que digan, nada interesa. Ni el infierno interior.

Podría haber interesado si este Papa, Francisco, hubiera levantado el veto absurdo a la mujer: que las mujeres sean sacerdotes, o sacerdotisas, curas, obispas, papas. Y que el clero se pueda casar. Era lo mínimo. Y admitir la homosexualidad. Al no hacer nada la gente se ha olvidado.

La velocidad de los cerebros en los países en los que la mayoría de su población come algo es elevadísima.

En los países desarrollados –es un decir– los cerebros vuelan a mil por hora. Consumen un 20% de la energía que necesita el cuerpo. Eso era antes. Hace cinco años. Ahora debe de ser el doble.

Hay déficit de atención, dispersión de flechazos, estímulos que van y vienen en un nanomilenio, relaciones etéreas eternas.

Pronto no atenderemos ni a las desatenciones.

 

 

_____

Se quejan (por ejemplo la universidad) de la burocracia. Si no hubiera burocracia no sabríamos qué hacer,

FAKE-Sánchez triunfa a tope

A Sánchez le sale la jugada genial. Cada día que aguanta en la Moncloa es un éxito. Con su estilo semiFAKE está triunfando a tope.

Esto podría ser útil en general para el país (España) porque con el estilo-FAKE de Sánchez nos vamos educando en la moda que arrasa en el mundo entero. Pero nos adaptamos poco a poco, y nos ahorramos el extremismo brutal. Sánchez-FAKE nos educa poco a poco, digamos, al mismo tiempo que se educa a sí mismo, cambia, se transforma, y el país muta con él, de acuerdo con los tiempos.

En mayo dice que es “rebelión” y en noviembre afirma que es “sedición”.

Y su vicepresidenta Carmen Calvo, la del Vaticano-FAKE, explica que Sánchez en mayo estaba en la oposición y ahora es presidente del gob. Maquiavelo en píldoras. Adaptación gradual al mundo posmoderno, cuántico, donde se puede sostener A y B a la vez, o saltar de A a B sin despeinarse.

Así que la propia evolución íntima, molecular, de Sánchez, al ser una mutación en abierto, en pública transparencia, nos ayuda a aprender cómo se hace. Está en línea con la tendencia global, pero sin los excesos de otros mandatarios. De momento, Sánchez no necesita ser excesivo. Le basta con ir FAKEANDO, dúctil, versátil. Hay que sobrevivir.

Hoy digo rebelión, mañana digo sedición.

Este estilo no es nuevo: Aznar se pegó un buen FAKE con las armas de destrucción masiva. Zapatero era puro FAKE mundo de yupi mientras se hundía el país. Rajoy… en fin.

A Sánchez le va genial.

Empezó lanzando memes y FAKES: convocar elecciones (FAIL); remover a Franco (FAIL); quitar aforamientos (FAIL)…

Presenta a su socio Iglesias en Moncloa en el Pacto del Pilar: firma con él un panfleto genérico de presupuestos y lo inviste de poderes para que vaya a negociar con los proscritos Junqueras, Puigdemont… y con el lehendakari Urkullu

Nace el IgleSánchez.

Sánchez FAKEA su propio acuerdo de presupuestos (Autónomos…), matiza, espera a la Unión Europea, que le escribe una carta…

Hace un gesto hacia los presos Indep Cat: cambia rebelión por sedición. (Ya había hecho otras concesiones: acercar presos, aflojar la pasta…).

Esto irrita a Indep Cat, que se niegan a apoyar el presupuesto. Rabieta Semanal Torra. Para Sánchez, si no hay PGE, mejor. Así no tiene que cumplir con Podemos: con los amigos y familiares colocados y manejando el Estado, prorrogar es vivir. Pero como Indep Cat cambian de opinión enseguida (proclaman república y se desdicen en el acto), cuando necesiten los mil millones mensuales para pagar las nóminas, embajadas, la luz y el gas y el alquiler de Puigdemont, etc., es posible que se avengan a aprobar los PGE…

A Sánchez todo le viene bien. Cada día en Moncloa es un hito. Cada día ficha a un publicista para alimentar la fábrica de memes: el MEMEFAKE.

Por último, el cambio de rebelión a sedición pone cachondos a PP y C’s y les da gancho para crispar a tope. Eso centra a Sánchez entre ambos extremos: rebeldes o sediciosos y derecha 155.

Además (Sánchez colocó a Soraya en el Consejo de Estado) a Pablo Casado le salen los cadáveres de Cospedal de la ciénaga de Villarejo.

Sánchez triunfa a tope: con 84 diputados, ¿se puede pedir más?

_____

Oriol Junqueras pide que no se vincule el juicio con la negociación de los PGE. Ya está:“Creo que nadie entendería que el hecho de continuar en la cárcel dependa de votar unos Presupuestos” 

Ha desactivado la rabieta Torra semanal. Un tío práctico.

_____

La Vanguardia entrevista a Pablo Iglesias

 

Y mañana lunes, 5 de nov, Oh cielos, el Supremo Tribunal se reúne en torno de… las hipotecas. En La Información.