BLOGS
Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘IndepCat’

El independentismo necesita enfrentamiento exportable y policía en la calle: hay que evitarlo

Tras el discurso de Torra queda claro que el independentismo busca imágenes fuertes como las del 1-Oct de año pasado.

Imágenes fuertes de enfrentamiento que den la vuelta al mundo.

El que no tiene el poder ni la legitimidad democrática tiene que forzar al rival a que cometa errores.

Lo más importante tras esta arenga incendiaria es evitar que se produzcan enfrentamientos.

Esto se puede concretar en lo siguiente: que las personas de Cataluña que no son partidarias del procés y lo sufren (y los españoles que podrían desplazarse esos días a solidarizarse con ellas) no se manifiesten en los mismos tiempos y lugares que los independentistas. Esto es fundamental.

Evitar el enfrentamiento y la violencia que solo benefician a los independentistas. Necesitan acciones exportables para un mundo que se rige por cinco segundos de vídeo. Su mayor éxito es la policía o la Guardia Civil en la calle.

Los chispazos de los lazos amarillos son un aviso serio.

Ante la gravedad del envite se puede apreciar mejor la estrategia que apunta Pedro Sánchez: diálogo permanente a todos los niveles dentro de la ley sin miedo a esgrimir el 155 cuando sube el tono. Estaría bien, por cierto, que se reuniera Sánchez con los partidos constitucionales, aunque fuera diez minutos. Y recordar a todas horas que más de la mitad de la población catalana no está de acuerdo con esta locura.

Sobre todo, en los días que se avecinan, en la toma de la calle, evitar el enfrentamiento.

_____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En defensa del juez Llarena

 

Este hombre salió en tromba con la ley a defender al Estado ante el golpe independentista. Metió en la cárcel a los responsables y redactó a toda prisa lo que pudo. Su ímpetu y su velocidad fueron decisivos para dejar claro a los secesionistas que semejante programa no sale gratis.

Sus intervenciones fueron adecuadas y necesarias. Quizá no tenía bastantes medios, asesores, traductores, fotocopiadoras, másters, etc., como suele ocurrir en la justicia –y en casi todo lo demás– en España. Pero frenó en seco la locura mientras que el gobierno (de Rajoy, creo, ya no me acuerdo) esperaba en el sofá hasta que saliera el Rey o los Cascos azules de la ONU a dar la señal. Al fin Rajoy tuvo que declarar el 155 cuando ya los sublevados, rebelados, sediciosos y/o malversadores se le subían a las barbas.

Otros mecanismos del Estado y del gobierno fallaron, sin que se haya explicado qué pasó o haya dimitido nadie. Por ejemplo, esos comisarios tan listos que lo saben todo de tod@s, incluyendo las amantes entrañables del Rey emérito y sus fortunas errantes; por ejemplo, el CNI, Centro Nacional de Inteligencia: ninguno de esos artilugios del Estado que tanto intrigan y tanto saben fue capaz de descubrir la logística del referéndum, ni de impedir su celebración… por eso hubo que recurrir a lo peor, a la mera y ruda porra del Piolín, que dio alas a los sublevados.

En este dechado de poca inteligencia, ningún valor y torpeza total el juez Llarena salió con la ley y empezó a detener y a enviar órdenes de busca y captura por Europa. Luego, los diversos y variados jueces de Europa han ido emitiendo sus autos con parsimonia diesel (la UE va a diesel) según sus criterios. Se pueden equivocar igual que Pablo Llarena y que cualquiera (que se lo digan a los que van a juzgar a la Manada, que han tenido que poner a cinco). Eso no es suficiente para repudiar el sistema, como pedía un Glez Pons crepuscular ya en plan anarquista.

(Por cierto, el Ejército y la Guardia Civil no salen indemnes de que dos miembros de esa manada pertenezcan a esos cuerpos. Esto es delicado.)

Además, el concepto de violencia que manejan los jueces alemanes es muy limitado y anticuado: si admiten malversación, ese delito ya lleva implícita la violencia. En estos tiempos la violencia se ejerce con dinero: si se usa bien ya no hace falta recurrir a la otra, que queda, como hemos visto, como último recurso para los torpes. La malversación ya es violencia.

Ahora el secesionismo golpista de pijos ha entrado en vías de sosiego y diálogo machadiano, pero eso ha sido posible gracias a que antes el juez Llarena metió en la cárcel a los insurgentes.

 

______

Actualización: Luis Sánchez Merlo en El Independiente: El juez Llarena pide el VAR

El Español: Los traductores [de Llarena] llevan meses sin cobrar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sánchez y Torra se dan tiempo… muerto

Es normal que Torra esté satisfecho porque ha salido de casa como president sublevado y ha vuelto ya dentro de la Constitución.

Es un viaje mítico. Una cierta renuncia. A cambio, Sánchez le ha dado dos horas y media, un dineral.

Torra ha dicho de todo, ha defendido la autodeterminación, la república Cat bla bla, los presos, pero el hecho es que ha accedido a visitar al presidente de España que de momento es Pedro Sánchez.

Ha ido como president autonómico y ha recibido las negativas básicas a los proyectos enloquecidos que solo interesan a los que cobran de ellos (es todo un sector económico tradicional).

Es un tema finito, una brasa o monserga permanente que vuelve a los cauces previos al golpe frustrado de sept-oct. Él tiene que seguir con su retórica y su propaganda, pero el mundo mundial, que no aceptaba ni entendía este procés, ya está varios pueblos más allá, en las guerras comerciales trumpianas, inventando nuevos fraudes globales –diesel falsificado, jamones podridos, estafas dentales…– la delincuencia universal innova & emprende cada día nuevas formas de estafar y robar.

Entonces Torra vuelve a Cat y explica que le ha contado a ese Sánchez toda su vida y milagros, pero Sánchez, como es lógico, es un hombre disperso y expandido, y apenas conseguía escucharle sus monsergas.

Dos horas y media es excesivo, no hay quien aguante semejante tostón que hace honor al apellido del que lo endosa. El tiempo es bitcoin y Sánchez ha simbolizado la pax veraniega y el cambio de talante con esta entrega de dos horas y media, que en tiempo de presidente es un dineral. (El tiempo presidencial debería homologarse al de hacedora de camas de hotel, así subiría algo).

Aquel golpe frustrado in extremis es ya un hito para el victimismo, que era lo que perseguía. Puigdemont, una vez apalabrado el sueldo vitalicio y las prebendas de su excargo, duerme como un bendito en el panteón de los honorables. Y la señora, bien colocada.

Ya le ha dicho Torra a Sánchez que se conforma con poner a Luis Enrique de seleccionador nacional, a fin de cuentas es de la estirpe del Barça, y con eso ya se aplacan los radicales. Otra cosa son los radicales hispanos, que querrían arrancar los lazos amarillos con la brigada paracaidista, pero eso, ya se vio en el despliegue de Piolín, es mucho gasto. Que ondeen los lacitos, símbolo del 3% de comisión.

A cambio de promover a Luis Enrique Sánchez ha pedido a Torra que no hagan feos al Rey, pero hay que recordar que resistir impávido esas desfibrilaciones levantiscas va en el sueldo y en el entrenamiento. Y el Rey lo hace genial, sin inmutar el mentón.

Sánchez ha periplado por Europa y ha visto que no hay ni una idea (solo gestión de deuda), que todo se derrumba como siempre, pero un poco más deprisa, y que sobra asco y desidia, así que le ha dado a Torra sus dos horas de chapa y se ha tomado un ibuprofeno y la tarde libre para pensar en el bigbang, que siempre despeja.

Lo único que tiene que hacer Sánchez ahora es no meter la pata con las vacaciones, es decir: no cogerse vacaciones, tal como hacen forzosamente ese 1/3 (o más) de compatriotas destrozados.

Sánchez y Torra se han dado tiempo, tiempo muerto, un poco de cortesía institucional: reconocer que el otro existe y rebajar la prepotencia mutua. El tiempo muerto es lo único que se puede hacer sin romper nada; han rebajado dos puntos la entropía, ya es mucho. Es lo que intentaba hacer Rajoy, pero él solo, sin aguantar pelmazos.

Sánchez ha de ocupar sus no-vacaciones en hacer algo (¡populismo!) por ese tercio de hispanos que no levanta cabeza.

 

______

 

 

 

 

 

 

 

Las cuentas de la moción de censura: Crisis de Estado/2 – Rajoy: “La moción debilita a España”. Anula su viaje Champions a Kiev

Lo que indica que es crisis de Estado es que Rajoy ha suspendido su viaje de mañana para ver la final del Real Madrid Champions en Kiev. Lo que indica que no es muy grave es que no hay constancia de que haya dejado de ver la etapa del Giro de hoy. Por lo demás, su aparición a las dos de la tarde ha clausurado la intensa jornada (de momento) en la que se ha desatado la moción. Eso sí, al comparecer tarde no ha podido calmar a a la bolsa, siempre tan sensiblera. Todo sigue ok.

Rajoy dice desde la Tv de Moncloa que se va a recurrir la sentencia. Que la moción “debilita a España y perjudica seriamente a los intereses de los españoles”. “He pedido disculpas hasta la saciedad”. “Ningún miembro del partido al que se censura ha sido condenado ni imputado”. “Lo bueno es que la legislatura dure lo que manda la Constitución”. “Sánchez quiere ser presidente a cualquier precio y con quien sea”.

Rajoy ha salido muy firme y relajado, solo ha guiñado tres veces el ojo izquierdo. Todo ok de nuevo.

Ahora (14 h.) va a salir Mariano desde Moncloa. A ver. Entretanto ha salido Maíllo a decir que el PSOE solo quiere gobernar sin pasar por las urnas, con la ayuda de los que quieren romper España.

_____

Lo mejor es la rapidez: Sánchez ha madrugado registrando la moción y Rivera ha respondido enseguida.

Ciudadanos ha dado un ultimátum a Rajoy: si se niega a convocar elecciones apoyan la moción… Ah, no, ahora dicen que no apoyan la moción… hay un poco de lío.

Sánchez apostilla a la reacción de Rivera diciendo que convocaría elecciones “a medio plazo”… pero no dice cuándo. ¿?

La cosa se calienta. El tiempo de vida política de Rajoy viene dado por la propia mecánica de la moción de censura… Poco. A no ser que convoque elecciones… y las gane. Que no parece.

La propuesta de Rivera descoloca al PSOE, que solo ha tenido veinte minutos de protagonismo, y le manda la pelota al tejado de Rajoy, que debe decidir entre: A) Elecciones B) Moción de censura (que la pierde y no necesita el concurso de los nacionalistas, que la empañaría).

Es una mañana vertiginosa. Todo en el aire. La crisis de Estado (un partido condenado por corrupción + desafío-golpe-de-ídem indep Cat + presupuestos aprobados a un precio muy caro + 155) podría cerrarse en veinte segundos

Mientras esté en marcha la moción Rajoy no puede convocar elecciones. Tendría que retirarla Sánchez. O rechazarla la Mesa del Congreso… aunque no hay motivo.

 

 

Ante la propuesta de Rivera – Ciudadanos esto se queda antiguo:

 

Mayoría absoluta 176 (de 350)

PSOE 85 + Unidos Podemos 71 = 156   [+ Ciudadanos 32 = 188 ]

PSOE 85 + UP 71 = 156   [+ ERC 9 + PdCat 8 + PNV 5 = 178 ]

Bildu 2 – CC 1

Tras la sentencia Gürtel el PSOE registra moción de censura. Además de Podemos, que ya anunció su apoyo, necesita 20 escaños.

Rivera-Ciudadanos tiene 32 pero no le interesa secundar a un presidente del PSOE, aunque necesita repudiar a Rajoy y al PP.

PSOE y Podemos necesitan a los nacionalistas ERC, PdCat y PNV. Los primeros tienen gente en la cárcel y fugada y quieren independizarse. El PNV acaba de sacar tajada de la debilidad de Rajoy aprobando los PGE. Pero podría sumarse alegando la sentencia Gürtel.

¿El PSOE de Sánchez –que apoya el 155– ha pensado qué haría con un gobierno propiciado por los nacionalistas y Podemos? Quizá es la única oportunidad que tiene de volver al pisar la Moncloa.

(Sigue) 

Duda matinal: ¿Si triunfa la moción y Sánchez es presidente, valen los presupuestos ya aprobados o qué pasa?

Duda 2: Todo lo demás….

________

Entretanto, la sanidad española, según el estudio de The Lancet, ya no está entre las 10 mejores del mundo: está en el puesto 19.

________

Crisis de Estado… pero todo OK

 

 

 

 

 

Gran redada de los jueves… y sentencia Gürtel

Ha salido la sentencia del caso Gürtel justo cuando Rajoy ya tiene los presupuestos aprobados y en medio de la gran redada para descubrir los fondos secretos del procés. ¡Qué sincronización!

Con la condena al PP sería suficiente para que Rajoy se cesara a sí mismo, disolviera el partido, se auto-aplicara el 155 y convocara elecciones.

Se ve el gran servicio que el procés Cat ha prestado a Rajoy y al PP. Y se comprenden por qué Rajoy lo ha dejado crecer hasta el límite de declarar la DUI en septiembre del año pasado.

Algo bueno: parece que sí hay algo de independencia judicial, los tres poderes…

***

Pablo Iglesias se sube al carro en llamas y dice que si Sánchez presenta moción de censura la apoya… Da por hecho que los militantes le van a aprobar el chalé… quizás gracias a esta iniciativa. Iglesias, en rigor, está pendiente de un plebiscito y no debería ejercer hasta que lo ratifiquen.

***

Los jueves, redada macro. Actualidad policial política jurídica. Ni siquiera el supermeme del chalé Iglesias Montero sobrevive a esta velocidad de portadas. La política se hace con la policía (más rápida que el Parlamento) para adaptarse al ritmo de actualización. Las pantallas se refrescan solas con una línea de código… y la política hace lo mismo para no quedarse por debajo. La redada busca el dinero del procés, que no aparecía. Ahora Europa tendrá que extraditar al menos por malversación de fondos.

Zaplana ya está archivado, sumario secreto filtrado y público. Cotino. Avidez de furgones y chalecos. ¿Y aquel Torra, qué ha sido de él? ¿Y Puigdemont, qué hace? Ha perdido la negrita. El Estado, inercia de siglos, le ha cogido el punto a la velocidad de crucero del procés y ahora es Él el que más corre.

Rajoy tiene sus presupuestos aprobados: ¡dos años! El PNV ha sido práctico y ha pasado del 155. Pero eso fue ayer. Hoy, gran redada de los jueves.

Europa estaba esperando a ver si Rajoy seguía o nos íbamos al “abismo” (según el portavoz del PNV). Con Rajoy confirmado en su trono dos años más, Alemania va a devolver al prófugo. Si el PNV aprueba el 155 fantasma, Europa no va a ser menos.

Ahora estamos en un 155 prorrogado o expandido, siempre dentro del regreso a la normalidad anormal del procés. Más allá de la visita a los presos y las consultas legales Torra no está emitiendo (emintiendo) nada nuevo: el procés necesita ir por delante, sorprender… y ahora se ha parado… de momento. La Diputación Provincial de Barcelona contrató a la mujer de Puigdemont para su tele…

Los nacionalismos se contrapesan, se contraprograman: el vasco salva al gobierno central (del abismo) y abandona al catalán en su deriva enloquecida. El Estado ha rozado el abismo, que era ir a elecciones. Ciudadanos sigue en el banquillo (de reserva, no de los acusados, de momento). El informe de ayer del Banco de España ya está archivado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Torra ya pide las perras: la bicefalia simbólica ataca de nuevo

Puigdemont y Quim Torra, dibujados por Ror

¿Y cómo se vuelve al pre-155 con un tío que dice esas barbaridades? Con un tío, no, ¡con dos!

Una vez reinsertado en la autonomía “normal”, el flamante Quim Torra proyectará una foto de Puigdemont y le hará una reverencia. Es su doble. El procesismo siempre sorprende. Por eso arrastra a la prensa mundial. Siempre garantizan una foto espectacular, un efecto doppler.

Hoy ha sido la bicefalia orgánica u orgiástica: un presi legal y otro ilegal, ¡juntos por primera vez!

El legal dice que está calentando el sillón al ilegal. Es fabuloso, han creado un ente mitológico posmoderno.

Por suerte Rajoy se reúne con gente de orden, no vaya a ser que tenga que reavivar el 155 antes de retirarlo. Eso también llamaría la atención.

Ante la gravedad del envite Rajoy debería innovar un poco. Por ejemplo, podría constituir un gabinete de crisis y permanecer siempre en vela constitucional con Sánchez y Rivera, en el bunker-salón de Moncloa, por si hay que asestar el 155 en cualquier momento. Con esta gente nunca se sabe en qué milisegundo van a declarar la DUI o algo peor. ¿Qué será lo siguiente?

Rajoy tendría que anticiparse y dejar un retén en el Congreso, la Diputación Permanente o algo similar, con el próximo 155 ya votado y con el Rey siempre despierto y con el boli en la mano. Si votan la República Por Sorpresa (RPS), lo harán en festivo madrileño. ¡Cielos, San Isidro!

De momento Torra ya ha pedido las perras. Sin dinero no hay revolución, ni independencia, ni embajadas, ni consejo mundial, ni asamblea de electos… La intervención del dinero es más decisiva que el 155.

Hay que esperar a Rivera el mozo, que acude a Moncloa el jueves. No vaya a ser que se ponga furo y exija un pandemonium. El equipo K (constitucional) ha de estar de acuerdo y no enredar con este asunto, pero es difícil ya que compiten entre sí. Esta rendija PP-PSOE-Cs es un riesgo abierto.

 

________

________

De propina por San Isidro, para que no olvidemos el contexto kontexto, el fabuloso Sobreman (by RoR)

 

¡Luis, sé fuerte!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué puede hacer Quim Torra para ser un gran estadista?

 

Quim Torra, el candidato designado por Puigdemont, lleva en un sobre las instrucciones precisas de lo que ha de hacer:

–No ocupar el despacho

–No ser president de verdad, sino un avatar del ínclito prófugo

–Colgar el lazo amarillo por todas partes

–Homenajear a diario a su Jefe & Amo remoto

–Rendir pleitesía a su Amo Fugado (este punto parece repe, excepto para el que lo ha dictado)

–Colocar en el organigrama de la Generalitat a todos estos amigos & allegados (listado adjunto, solo para abonados)

–Tensar la situación sin hacer nada (lo que ha venido siendo el procés): vindicar la república, proclamar la independencia en bloques de ocho minutos, incitar a las masas a manifestarse pacíficamente día y nuit… provocar al Estado a ver si mete la pata… lo de siempre

–Obedecer a los whatsapps de su Jefe Supremo en el Exili, el eximio president auténtico tuitero mayor y único profeta

–Destinar recursos ilimitados (de Montoro) al flamante consejo de la república bla bla, que será el govern face B en el exilio y la Corte de Abanicadores del Virrey

–Tuitear a las horas convenidas sutiles insultos supremacistas contra España y a favor de los “presos políticos”

–(Algunas cláusulas secretas)

….

Estas son las instrucciones diarias para Quim Torra.

El gobierno se lo dan ya hecho, y cada consejero tiene sus instrucciones en un sobre cerrado, así como los cargos y subvenciones que ha de impartir

 

….

Además de estas tareas concretas deberá aprenderse de memoria y somatizar el vídeo áureo de nueve minutos que Puigdemont endosó ayer a Youtube con fondo ya de ventanal palaciego o de casa presidencial europea. (La IA no puede digerir eso).

______

______ E X T R A S _____

Ahora bien, una cosa son las órdenes de la superioridad imperial exiliada y otra el libre albedrío o libérrima voluptas del sujeto libre que, como tal, solo está sometido a los designios de su mujer y cuñados:

–Tú Quim, ni caso. A mandar.

Así pues, los kremlinólogos del procés dan por hecho que este señor, Quim Torra, es una marioneta y/o títere de Puigdemont. Pero él, por definición, es un ser humano autónomo –¡¡¡independiente!!!– y si culebrea con la astucia y capacidad de improvisación que han demostrado los nacionalistas posmodernos puede labrarse un carrerón inexpugnable e, inclusive, alcanzar la posteridad y afianzarse en Ella.

De momento ya ha demostrado su cintura en TV3 (que es el crisol de las esencias indep Cat) al decir que su primera medida será colgar un gran lazo amarillo en la fachada de la Gene. ¡Bien, Quim!

Lo primero que ha de conseguir es que le invistan. Parece fácil, pero la CUP, que ya despeñó a Artur Mas, podría ponerle pegas a Quim Torra, que no va lo bastante desaliñado. La encuesta última le da más votos a la CUP, sube. Hasta ERC podría enredar a última hora.

Puigdemont, una vez que se vio en la silla curul, ninguneó a su mentor, Artur Mas. Así que debe de estar temblando de que este Quim le haga lo mismo a él. En su exilio llarenático, con su consejillo de pega, esperando el veredicto de unos jueces kafkianos (o sea, alemanes)… Puigde se queda para vestir Youtubes.

A Quim Torra le avala el nombre, que es corto y compacto, como una marca de coche coreano. ¡De Corea del Nord!

Rajoy está deseando tener un amiguito en alguna parte…

Mañana veremos cómo Quim Torra puede saltarse el decálogo de prescripciones que le ha insertado Puigdemont en el disco duro y alcanzar la gloria en el complejo mundo procesista español (nuevo concept car).

_______

_______

Por lo demás, todo esto, que hace unos mesecillos era apasionante, ahora se ha quedado en nada.

Ante la que va a caer en Oriente Medio y Resto del Mundo Trumpero gasolináceo, lo de Indep Cat es irrelevante. Europa ha reconocido por fin que USA la ha abandonado. Desde el año 1944 estaba bajo su protección, ya es hora de ser mayor. Gran Bretaña, que era una infiltrada de USA en UE, ya se ha ido (aunque aún sigue en Eurovisión, que es lo que une al continente kitsch), así que hay que hacer algo, o todo.

Ante este susto –la mayoría de edad– la monserga Cat en Europa no tiene nada que hacer. Es como decirles a los que te vienen a desahuciar que te dejen acabar de ver el partido. Rajoy, por ejemplo, haría eso. O lo hará cuando le llegue su hora, que podría ser pronto: mira Cifuentes, que parecía que estaba soldada a la autógena al sillón de mando, qué rápido ha sido eyectada al… juzgado.

Mañana veremos qué puede hacer este gran hombre Quim Torra para suavizar sus perfiles, maquiavelarse un poco y consagrarse como el gran estadista que todos llevamos inside.

 

____________

____________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Daniel Gascón desmonta ‘el procés’ en “El golpe posmoderno”

Daniel Gascón hace la vivisección del procés catalán en el ensayo “El golpe posmoderno. 15 lecciones para el futuro de la democracia” (Debate).

Explica que es un golpe de Estado porque intenta cambiar la legalidad sin atenerse a ella, y argumenta que es “posmoderno” porque no hay violencia explícita, y por una suerte de ambigüedad: si funciona lo cambia todo; si no funciona, no pasa nada, era algo simbólico.

“Posmoderno” significa aquí que todo vale y que no hay verdad común ni objetividad, sino que todo depende de quién habla.

Soy amigo y admirador de Daniel Gascón (Zaragoza, 1981). Admiro su clarividencia tranquila, su sensatez y su ecuanimidad, su sentido del humor y su esfuerzo por sortear sesgos, tópicos y prejuicios, su capacidad para documentar sus argumentos con rigor y claridad. Licenciado en filología inglesa y española, es escritor y traductor y dirige la edición española de la revista mexicana Letras Libres, en la que colaboro.

El origen de este libro puede datarse en el artículo del mismo título —Un golpe posmoderno— que su autor publicó el 21 de septiembre pasado, en medio del fragor de la inminente república de ocho minutos. Creo que la motivación es la radical novedad del asunto que trata de desentrañar:

“Con todos sus efectos negativos, lo que ocurrió en los últimos meses de 2017 tiene un aspecto pedagógico y casi fascinante. Era algo inédito: una rebelión contra una democracia liberal en una región donde la renta per cápita supera los 25.000 euros.” (…) “¿Una revuelta posmoderna, líquida, ¿sería capaz de vencer a un estado moderno?” (P. 10).

“El golpe posmoderno” desmonta las piezas de un artilugio nuevo que no deja de mutar y que cada día se reinventa. Es como abrir un tigre mientras pega zarpazos: el tigre posmoderno es a veces un gatito y también puede ser un dragón. Por eso es pedagógico y fascinante o, como escribe su autor con la mesura que le es propia: “casi fascinante”.

El libro secuencia este fenómeno, el procés, citando a todos los analistas, intelectuales, políticos y agentes que intentan comprender, combatir o apoyar a criatura tan asombrosa; a los que sufren o disfrutan con sus zarpazos y lametones, según. Y también a los que, como Casandras, han venido anticipando desde hace décadas lo que iba a ocurrir.

Siempre aprovecha lo mejor de argumentaciones ya clásicas, como el kitsch de Milan Kundera, el análisis del lenguaje nazi de Victor Klemperer o el mismísimo Lope de Vega cuando desvela cómo “engañar con la verdad” (en el arte dramático). Gascón siempre se remonta a lo mejor para apoyar sus argumentos, para entender al gato/tigre/dragón que muta, se transforma y sorprende.

El ensayo se apoya en quince páginas de notas de obras citadas y la mayoría de las referencias son páginas web, de modo que puede servir de catálogo o compendio para seguir cómo se ha ido fraguando, relatando y analizando el procés, y esto es un valor añadido, una utilidad o un extra.

“El golpe posmoderno” hace la vivisección de este proceso, lo abre en vivo y mete el bisturí en sus conceptos, trucos, eufemismos, remix, inventos… y también analiza las corrientes que lo nutren: nacionalismo, populismo, supremacismo, revolución desde arriba, tergiversación de la historia, identidad, victimismo, propaganda, emociones.

Sin incurrir en la equidistancia repasa también con sentido crítico la respuesta del Estado, su lentitud y parsimonia, su perplejidad y sus errores. El libro está lleno de ideas frescas y de visiones lúcidas: el asedio posmoderno aspira a que el Estado reaccione como un ente moderno y se pase de frenada en un mundo que no admite la violencia, aunque sea –en teoría– legítima.

Al destripar un proceso concreto y vivo que combina los recursos de la posmodernidad el libro propone una defensa de la –maltrecha– Ilustración y entra en el debate de fondo de nuestro tiempo. Define el posmodernismo –con Kenan Malik– como lo que “combate el proyecto ilustrado de crear una perspectiva común para entender la experiencia”. El libro muestra con claridad cómo el procés es un fenómeno posmoderno que se escabulle, muta y aprovecha todas las artimañas de ese concepto combinándolas con las emociones y con el impulso de las instituciones que forman parte del Estado al que trata de derrocar.

Aquí entronca, creo, con el ensayo de Marina Garcés “Nueva ilustración radical” y con el último capítulo de “En defensa de España” donde Stanley G. Payne escribe del posmodernismo: “todo es narrativa subjetiva, y la única diferencia que merece la pena destacar es entre quienes reconocen este planteamiento y entre quienes no lo hacen (…), el posmodernismo es inmune a sí mismo”.

“El golpe posmoderno” va a ser el manual de referencia para analizar y seguir la pista al procés que, como vemos a diario, sigue porfiando cada vez con más ímpetu.

 

_________

 

Antonio García Maldonado, entrevista en El Asombrario: Daniel Gascón: “Es difícil defender el ‘procés’ desde una posición de izquierdas”

Ramón González Férriz, entrevista a Daniel Gascón en El Confidencial: “El golpe mostró que el Estado se defiende y que además le gusta a muchos catalanes”

José Ignacio Torreblanca, entrevista en Café Steiner (vídeo):

__________

El libro de Daniel Gascón puede dar otro enfoque a la polémica que mantienen Santos Juliá e Ignacio Sánchez-Cuenca sobre si el procés ha sido un golpe de Estado, un pronunciamiento o una “crisis constitucional”.

__________

La foto de Daniel Gascón es la de la solapa del libro, y su autor es Antón Castro.

 

___________

 

Paridad ya

Parece de cachondeo, pero es real: la comisión que ha de reformar la ley de delitos sexuales tiene veinte miembros… todos hombres.

Es otro indicio de que el sistema se derrumba él solo, por dentro, sin ayuda exterior. Rajoy ha dicho que “somos una sociedad que sabe hacer frente a quiénes pretenden romper nuestra convivencia” (ya es raro que haya dicho una frase tan larga sin meter la gamba, algo de progreso hay). Se refería a lo de la banda asesina, y también era un guiño por lo del procés Cat, que hoy ha vuelto a resucitar en el Parlament.

Le ha faltado decir que no sabemos hacer frente a nuestras propias monsergas internas, el machismo, la corrupción, el nepotismo, los cargos hereditarios, las designaciones a dedo… y el robo de cremas.

Esa comisión nace muerta, como un zombi del pasado, de ese pasado que se nos aparece a todas horas, en la sentencia del jolgorio, en los abusos y crímenes diarios. La paridad es una medida de higiene elemental.

 

___________

___________

 

 

Que venga más gente: bienvenid@s

Llegan más vecinos de fuera de España. Necesitamos más gente de fuera porque nos estamos poniendo muy pesados con nuestras monsergas de siempre.

Los nacionalismos nos agotan. El indep Cat ya ha ganado… por pesado. A fuerza de insistir. El resto, incluyendo los sufridos catalanes que no están por esa labor, querrían olvidarse de este asunto, seguir con sus vidas, que tal vez no necesitan esa intensidad añadida del independentismo a la fuerza.

Una vidas que a veces son de aquí y a veces a de allá, que comparten varias o muchas identidades. Pero los nacionalistas ejercen a tiempo completo, nunca descansan. Igual adoctrinan en la escuela que rompen el coche de un cabo del ejército.

Por eso han ganado, o van a ganar porque a nadie más le interesa esa realidad. Nadie quiere saber nada. El asunto Cat ya es para expertos y profesionales.

Tras décadas de monserga etarra (que reaparece bajo otro formato y otras tácticas) ahora estamos en la monserga indep cat: ha engordado tanto que ya no hay forma de pararla.

Por eso, entre otras razones económicas, es bueno que vengan extranjeros: que amplíen el horizonte de temas. por favor.

 

_____

_____