Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Unión Europea’

Estreno de «¡Ay, Carmela!» en Zaragoza, lleno el Principal, emoción, humor en la tragedia y actuaciones inolvidables de María Adánez y Pepón Nieto

Estreno de ¡Ay Carmela! en el Principal de Zaragoza. Solo se ha representado cuatro veces, una de ellas en Zuera. El teatro lleno en jueves, la emoción ardiendo. La obra es un clásico de Sanchís Sinisterra que ha conocido muchas versiones y ha estado años en cartel, un desafío para dos actores que no se bajan del escenerio en ningún momento.

María Adánez y Pepón Nieto llenan el cajón del Principal de emociones y sentimientos durante toda la obra que es durísima y cada poco rato haría reír, si alguien se atreviera. Tal tragedia colectiva exige válvulas de escape.

La versión de José Carlos Plaza mete la tijera pero conserva la densidad y la profundidad de una obra de referencia que vale para cualquier guerra, especialmente, en estos momentos, para la invasión de Ucrania, que es también una guerra civil.

¡Ay, Carmela!, de Sanchís Sinisterra, de 1986, es de una modernidad desasosegante: una pareja atrapada en una guerra: la muerta que vuelve a ratos y habla con el horror de su marido vivo que teme ser fusilado en cualquier momento. Es Juan Rulfo en la guerra civil española.

Al Principal de Zaragoza ha vibrado esta noche y se ha emocionado y ha aplaudido a tope. Las actuaciones son pura realidad y por eso conmocionan, te ríes y respiras a ratos sabiendo que un país murió en esa contienda, y que habrá que recordar todo ese horror para evitar que se repita.

Sales con el alma sobrecogida y con razón. Sanchís Sinisterra, curtido en Teruel con Eloy Fernández Clemente y Labordeta, escribió un clásico y María Adánez y Pepón Nieto lo clavan en la versión de José Carlos Plaza. Tan perturbadora como necesaria.

 

La fabulosa despedida de Isabel II ha dado la puntilla a los totalitarismos, y especialmente a Putin

Putin está agobiado. Teme que lo envenenen con polonio o novichok. Ha decretado una movilización de 300.000 reservistas. Y no se cambia de calzoncillos.

Los reservistas, palabra técnica, son personas. Los tendrá que ir a buscar casa por casa. Y entrenarlos en el manejo de sus cuerpos, y de las armas viejas.

Es terrible todo. A Putin se le van a sublevar sus propios reservistas. O los tendrá que ir matando. Con este decreto que quería evitar le va a salir un Vietnam.

A Putin le van a preguntar por qué mueren nuestros reservistas en Ucrania, qué se nos ha perdido.

Lo que ha hundido a Putin y a su ejército ya obsoleto irremediable no han sido solo los lanzamisiles himars y otros adelantos de USA. Lo peor ha sido el sepelio de diez días de la reina Isabel II de Inglaterra.

Eso ha sido demoledor. No hay quien lo resista.

Tanto colorido y tanto orden y tanta aflicción en democracia ha destruido las ínfulas de los países con dictaduras.

El totalitarismo, que venía creciendo, está muy dañado: China, los arábigos innumerables, las mujeres de Irán se manifiestan sin velo… la UE le retira 7.500 M€ de subvención a Hungría por anular la democracia… y Polonia que se prepare.

El exitazo mundial de la despedida a Isabel II, el streaming del siglo, y gratis en sus pantallas, ha dado la puntilla a la ola populística que asolaba el mundo. Muchos de los que han acudido al sepelio londinense se echan a temblar.

Ahora va a estar muy mal visto el totalitarismo.

Ya ves qué cosas. Un entierro, una mujer. Mientras matan por quitarse el velo.

Estos diez días de despedida son letales para las dictaduras.

Y eso a Putin le ha sentado fatal. Más que la reconquista de los ucranios.

Es una derrota conceptual en la práctica.

Por eso Putin recurre a las armas clásicas de los tiranos: referéndums chorras (en plena guerra y habiendo matado y deportado a todos los del otro bando), y movilizaciones de reservistas.

Que se le pueden sublevar. Quién quiere ir a esa invasión a que le maten con un misil guiado por gps y un portátil.

Invasión sin gloria.

El entierro de Isabel II da lustre a la democracia cuando más lo necesitaba.

 

Una División Azul por la democracia para liberar a Ucrania

 

Si no hay armas al menos que haya voluntad, o sea, voluntarios. EspañaSpain no manda armas buenas a Ucrania, quiso enviar tanques viejos pero estaban viejos. Dinero no hay. El que llega de Europa está por los cajones esperando un burofax que nunca llega. Empresas lo rechazan, como Ford, porque sale caro, el dinero netx generation o el que sea sale caro. Si no, lo pillarían enseguida. Algo pasa con los fondos pero no se acaba de saber nada. La famosa evidencia científica era un bluf.

Una simple lista web actualizada en tiempo real con el dinero concedido a quién y para qué parecía algo sencillo pero no hay voluntad ni ganas. La opacidad es más manejable. La info es sagrada, solo para unos petit comités que a lo mejor no tienen tiempo de mirar el excelbrasa, etc.

La idea es que si no se pueden enviar armas guays a Ucrania, pues las propias ya están obsoletas, al menos podríamos enviar gente, voluntarios, con buen sueldo a cargo de netx generation, una especie de División Azul, a fin de cuentas iría a conquistar Rusia, o por lo menos Crimea y esos lugares impredecibles que ha ocupado el invasor.

Una especie de división azul con minúsculas y buenas pagas de Europa para defender a Ucrania y dar trabajos interesantes a miles de soldados o futuros soldados, maestros, médicos, enfermeros, operarios de drones, redes, lo que haga falta.

La gene no quiere trabajar por sueldos basura y en cosas sin interés. Lo interesante, como lo de los toreros, es que te puedan matar. Mejor morir en Lugansk a agonizar con el alquiler, con la luz, los okupas, los caseros, la hipoteca, los autoanuncios.

Ser voluntario/a de la división azul esp en ucr contra ru es algo ideal para subirlo a instagr. Algo  que contar. Y bien pagado, con seg soc a cargo de la Unión, bendita Unión. Lo difícil es arrancar.

A esta división azul habría que darle un poco de ideología leve, micromemes, sentimientos, emociones, titanlux sacado de las series molonas, o viceversa, primero se ataca y luego se hacen las series, mitad documental mitad emoticonal, ese mix.

Buenos sueldos, dos argumentos –libertad y democracia– y tatuajes gratis. Y uniformes chulos. Todo requiere un fundamento moral/estético, y algo de instrucción. Hacer el bien es el último negocio. La Cruzada de la división azul (o como se llame, tampoco hay que copiar tanto, se puede convocar un concurso de nombres, logos, etc.), subvencionada o irrigada por la mismísima UE, sería el nexo de unión definitivo que necesita el lánguido invento europeo, ya que ni el Erasmus ni Eurovisión ni la Champions son suficientes.

Así que este es el plan de septiembre. La Unión está volcada en el tubo de gas por Francia, que se lo toma como una injerencia emocional, que es lo que es ya que Alemania, al final, va a meter el tubo, no hace falta ser Freud para verlo.

La división bleu da la posibilidad a la juventud (y a cualquiera, no tiene límite de edad ni de altura raza o pelaje) de participar por una vez en algo glorisoso épico lírico tuiteable, una cosa generacional por la libertad la democracia y para que el mangurro de Putin que nos está machacando con su invasión sepa que el subcontinente no es solo una superestructura de burócratas elitoidales corruptos vendidos etc., sino que hay gente dispuesta a echarse al monte y defender el lado guay de la vida y la libertad.

Sería una forma estupendísima de creernos de nuevo esas ideas elementales sin las que no vale la pena vivir, etc.

 

 

 

 

CRACK energético: la UE reacciona «a la velocidad del rayo» y se reunirá el día 9

La UE reacciona a la velocidad del rayo, ha dicho la presidenta, y va a hacer algo en el mercado energético para que Rusia no devore al subcontinente y sus remotos principios.

Ante el recibo de la luz/gas los principios se olvidan a la velocidad del rayo. Y no hay otros.

La sostenibilidad, palabra de moda el lustro pasado, ya no mola: solo la supervivencia.

Ursula Von der Leyen ha dicho que la UE reacciona ante el «chantaje ruso» a «la velocidad del rayo». Si fuera así este recibo de la muerte amén no sería tan doloroso.

La FED (USA) dijo que habría dolor.

Y Macron, el fin de la abundancia.

La UE va a tener que hacer contorsiones que ni soñaba, la unión va a soldarse –o a romperse– de una vez.

Con su rápida lentitud proverbial.

Y el citizen raso, que no se atreve a mirar al día siguiente, está ya fuera del mundo, pidiendo la epidural completa, la eutanasia y en el mejor de los casos algo que le enchufen en Urgencias.

De momento, en la densa y confusa retaguardia, Putin va ganando la guerra.

Europa, aunque diga que va a la velocidad del rayo, o de la luz según otras versiones, no se mueve. Si se mueve, no se nota. Es lo mismo.

El mercado energético se percibe como aliado de Putin. La confusión aumenta. Y la violencia.

La Unión Europea se percibe ya como prealiado de Putin. Un prealiado quizá involuntario, eso da igual.

España, con su excepción ibérica, paga mucho más, aunque menos de lo que hubiera pagado sin ella.

Los ministros de energía de la UE se reunirán el 9 de septiembre «para arreglar el mercado de la energía.» A este paso el día 9 de septiembre la UE habrá pegado algún chispazo.

Esa fecha da una triste idea de qué entiende von del Leyen por «la velocidad del rayo».

La UE ha dejado pasar el verano como los de antes.

Inventar sin parar: echa ADN al chip

La brasa rusa nos está matando. Sí. Ahora corte de gas para el 31 de agosto, mantenimiento, el gas que va a Alemania-de-los-nervios.

La brasa rusa empezó (en 2014 con Crimea) el 24 de febrero invadiendo Ucrania. El 24 de febrero es como 11S, el 23F y tantas otras fechas que no son fáciles de olvidar.

Pero ya la hemos olvidado. En Europa y USA, exprimeros mundos aun sobreviviendo, las máquinas van a todo trapo.

Hasta que reviente el último chip, que ya será biológico mix.

Hasta que reviente la última máquina.

Todas, las de hacer selfies y las de vapor, o diésel. Como el tren de bruja de Teruel (Zgz-Valencia), que se mete por los incendios sin mirar atrás.

En Moros, incendio de Ateca ya apagado, las llamas han desvelado la muralla islámica. Que no se enteren los de las fetwas.

El frenesí fiestero hispano-europeo no ha hecho más que empezar. El que puede coge el coche o jet y se va al fin del mundo, que suele estar en el litoral o montaña, y a disfrutar.

Verbenas, festivales, saraos, fiestorras, aleluyas, afterafter, raves, riesgos… La Guardia Civil no da a basto a rescatar familias en el Pirineo los findes, suben en zapatillas a tres mil metros, se enriscan en barrancos, se esguinzan el alma… todo sirve para contar… La Cruz Roja en el Parque Nacional de Ordesa.

Lo bueno es que no hay que escuchar ni ver relatos de vacaciones de más de un minuto.

Ya se ha ha establecido que nadie va a escuchar más de los dos segundos de cortesía… pues a mí me picó una víbora o boa bla bla…

Es un alivio. Se pueden enviar varios mb de fotos y muchos vídeos empaquetados, bendito whatsapp (Telegram) y se entiende que solo el aburrimiento insoportable caliginoso obligará, en un momento u otro del mortijuelo estivalero a pinchar o a mirar. (Telegram crece en tu libreta de contactos).

Whatsapp permite evitar que se descarguen solas las fotos, vídeos etc. Hay que trastear en ajuste, claro. Por defecto viene el aluvión.

El aburrimiento aventurero precede a la debacle, o a la recuperación, que todo podría o pudo ser.

Pero recuperación, ¿de qué, de cuándo?

No, esa no es la palabra, hhhh.

Invenciones en cascada y un mundo nuevo tan asombroso que podamos olvidar este impasse de… décadas. Este retroceso a velocidad variable es ya una MegaMonserga.

La aspiración no es volver a lo mismo, que estaba casi podrido. Sino inventar cosas, ideas, horizontes.

Porque la brasa rusa nos está matando. Y cae sobre minado.

Echar ADN a la caldera, algo saldrá como ha salido siempre.

El biochip divertido.

En FINde.

 

El moñaco es el toro fiestero –se han pinchado los pinchazos– enamorado de la luna. Y el récord de turistas ávidos de selfis en el fin del mundo feliz, que es el principio del nuevo. Todo nuevo a estrenar pero con su tradición verbenérea. Paz y gloria.

Hacer una guerra con cuidado de no ganarla… y larga vida al CERN

En la primera semana de la Nueva Era Otánica, igual que antes, tampoco ha pasado nada. Pero hay animación. Algo hay que hacer. Las armas que quiere Zelenski y que no le van a mandar por no incomodar a Rusia.

Hacer una guerra con cuidado de no ganarla.

La entrada de ayer, y la de hoy, es el tema: no ayudar tanto a Ucrania no vaya a ser que Putin se lo tome a mal.

Lo de Pla en NY: Y todo esto quién lo paga.

Se trata de no ganar pero sin llegar a perder.

BOSÓN

En el décimo aniversario del Bosón de Higgs el colisionador del CERN ya encuentra nuevas combinaciones. De ese tubo circular de 27 kms saldrá la solución al cambio climático, saldrá la energía que falta y todo lo demás. El CERN, aparte otros inventos y hallazgos, simboliza la ilusión.

Ilusión en el vacío, ilusión por ver cómo es el mundo que nadie entiende. Ya falta menos.

Nueva variante del coronavirus de Wuhan en la India, la espícula. La llaman Centaurus. Menos mal que no han dicho Pegasus.

La UE legisla que las tripas de los programas y los algoritmos de las big tech mundi tendrán que mostrarse. Ojo.

A ver la computación cuántica…

La aventura del CERN, además de ciencia básica e inventos útiles, trae esperanza en un mundo menos salvaje, etc.

¡Y alucinante!

Es todo una maravilla.

 

Que venga la OTAN a salvarme

Una vez aprobada la estrategia, solicito formalmente mediante este comunicado QUE VENGA LA OTAN A SALVARME.

Gracias, Ustedes ya tienen mis datos.

Saludos cordiales

Un abrazo

Espero la ayuda cuanto antes. Me declaro en estado de Ucrania personal, aunque no puedo determinar exactamente qué enemigo o enemigos están atacando invadiendo. Ustedes lo sabrán analizar mejor.

Muchas gracias. Espero el cheque o el rescate aerotransportado. Y la IA de Google.

Y el documento que acredite el RESCATE DE LA OTAN.

Prometo no mencionar nunca más a Assange.

 

..

Ya no es posible aburrirse. La miseria ha llegado al corazón de los primeros mundos (1º, 2º…). Esta pesadumbre de cuerpos hacinados, en vida y en muerte, aplastados en una valla, ahogados, a punto de sucumbir. Zombificados vendiendo abalorios por las calles que se sostienen de milagro.

Verano de estrecheces. Españoles al límite: 1/3.

La inflación del 10,2 % y la subyacente del 5,5 % se van comiendo lo que quedaba del crack anterior, siempre zombi presente y golpeando crack crounch skracht. Zombis de siempre y nuevos zombis. Funcionarios y empleados que duermen en los coches a las puertas de las ciudades europeas en las que trabajan porque no pueden pagar el peaje eco ni los kms hasta sus casas de las periferias. La ciudad medieval, con puertas y pagos, es la ciudad actual. Campamentos de clases medias que duermen en el coche, se afeitan, se arreglan, vigilados/protegidos/tolerados por la policía, como en París. alrededores accesos.

No es posible aburrirse ante esta serie de calamidades, el aburrimiento ha sido el penúltimo lujo de occidente. Solo para muy ricos, con islas, yates, palacios aislados, ejércitos privados…

Los mandatarios de la otan han hecho una visita cultural, todo esto era para visitar el Prado gratis, qué bien, pronto seremos Detroit, MadMax, el 10,2 y subiendo es excesivo, hay generaciones que no lo habían visto/padecido nunca, aunque han sufrido otros cracks, los 400 golpes, los mil golpes, y dentro de la abundancia.

La vida siguió unos días más. Pero estaba la señalética, la esperanza, los medios de fondos buitreros, las consignas de las antiguas metrópolis que quizá no entienden qué les pasó. Qué fue el asalto al Capitolio, el 6 de enero, día de Reyes. Qué está siendo este rearme moral, la deuda, el 10,2 %.

Quizá nadie entienda nada y por eso hay que juntarse, para obedecer en grupo, simular y fingir hasta el final, hasta que China se decida o suba un poco más la olla a presión. La presión de la olla.

Diez años del Ecce homo de Borja reinterpretado por Cecilia Giménez (El Diario).

La OTAN elimina la ensaladilla rusa en la cumbre, la sustituye por «Ensaladilla tradicional» (Vozpopuli).

 

La OTAN mantiene en su cumbre la ensaladilla rusa (por 8 euros)

La OTAN ha incluido la ensaladilla rusa entre los platos del menú de Ifema para personal acreditado (2000 periodistas), por 8 euros (La Razón), y el menú a 20,35 €. ¿Qué significarán esos 0,35 céntimos? ¿Habrán bajado las comisiones?

¿Será un guiño a Putin? ¿Acaso hay posibilidad de una tregua, un alto el fuego, una paz?

La ensaladilla rusa es un guiño spanish a la cumbre otánica, pero el menú habrá sido aprobado por la autoridad de la metrópoli, como es lógico. Así que en este detalle gastro hay una posibilidad de suspender o aplazar o impedir la IIIWW.

A ver.

..

El director del INE se ha ido «por razones personales». Y la asociación profesional correspondiente ha dicho que es la primera vez que pasa esto: es un dato estadístico.

El gob sanchero hasta ha creado una oficina de estadística paralela ministerial y extraoficial –¡?– para dar sus propios PIBS y los datos a su gusto. Es el principio de Arquímedes: si la realidad no te obedece creas una oficina y desalojas a los que no te obedecen. Hasta que se van.

Tras el éxito de Tezanos en el CIS y la toma de Indra por el ejecutivo a Sxx solo le queda… todo lo demás. Incluido el CGPJ.

La mayor parte del universo está fuera de su alcance. Incluyendo la defensa de Ceuta y Melilla, que no son de la OTAN. Es más de la OTAN Marruecos (extraoficialmente) que España. Y sin pagar cuotas. Al revés, cobrando. Por eso las ministras de Defensa y Exteriores dicen lo contrario. Que la OTAN defenderá hasta el último cm de esas ciudades…

Pero mejor sería no decir nada.

La matemática está contra el gob o viceversa, así que habrá que cesar a Euclides. O montar una oficina paralela.

Por lo demás el director del INE tendría que haber dimitido en vez de por razones personales por razones estadísticas. Seguramente Tezanos dirigirá también el INE… y el CGPJ.

 

Draghi, Macron y Scholz, los hombres de negro, van a ver a Zelenski

Draghi, Macron, Scholz. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, han ido de visita a Ucrania.

Zelenski pide misiles y los países europeos le mandan visitas. El finde pasado estuvo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. El viernes la UE dirá que Ucrania y Moldavia son candidatos a entrar en su seno.

A cambio las visitas exigen que Ucrania haga las paces con el temible loco ruso que no deja de fisparar con todo lo que tiene. Europa, aunque sabe disimular, ya no aguanta más esta guerra. (Entrevista larga con Gan Pampols).

Zelenski pide más misiles y bombas y armas y dinero, pero las armas están carísimas, entre otras cosas por esta misma invasión megasuicida, que ha disparado la demanda.

A Europa la guerra le entra por el costado de la prima de riesgo, que es la misma muerte. ¡Ayer incluso se reunió el BCE!

Así que esta terna de presidentes no ha ido a Kiev a hacerse la foto ni a llevar misiles sino a decirle a Zelenski que tiene que sentarse con su invasor y pactar una paz aprisa y corriendo antes de que se acabe de hundir el subcontinente.

Draghi, Macron y Scholz no es el trío Lalalá, sino los hombres de negro.

Europa quiere llegar semiviva o medio zombi a la cumbre de la OTAN y para ello necesita que cese el bombardeo, la inflación, las primas…

Lo intopable

Al subir las primas de riesgo de las deudas periféricas el BCE se ha reunido de urgencia. De la crisis anterior a esta va un Draghi. Pero ya veremos.

De CRACK a CROUNCH y tiro pq me toca.

Si hay que estar comprando deudas todo el día ya se verá. Norte y sur, periferia y centroferia. Vuelve el horror.

Inflación, guerra y temblores por abajo. Los temblores de Putin son la única esperanza de Occidente.

Putin sufre porposing, el mal de los pilotos de F1, el efecto suelo, la espalda de Lewis Hamilton. Va a tener que ir Nadal a enseñarles a resistir esos dolores. Los dolores de Occidente.

Sigue en danza el caso del bot de Google, algoritmo charlista del que un ingeniero ha dicho que tiene sentimientos, ¡conciencia!

Claro, Google, que ha cambiado de nombre como Sánchez, ha suspendido al ingeniero por charraire (cláusula de confidencialidad).

Goggle es a Alphabet como Sánchez es a Sxxx (y Facebook a Meta) ···> si estás en la ola tienes que mutar.

El porpoising es el cabeceo violento que padecen los pilotos de F1 cuando pasan de 270 km/h: han cambiado las reglas porque era demasiado aburrido. Sigue siendo aburrido pero ahora hay un tema colateral, el factor humano/tech: la espalda de Hamilton.

Quizá porpoising se podría parecer a trepidar, temblar fuertemente en RAE.

Pero el BCE se ha reunido a las once del miércoles para topar las primas de riesgo. Es un detalle esta agilidad.

Diría un preboste: Hemos notado una trepidación, temblaba el suelo bajo nuestros sueldazos.

Algo pasa pero qué.

Ya vimos hace meses que el verbo «topar» no existe, aunque quizá la Academia lo haya entronizado al ver el uso orwellíaco que se da a esa palabra hueca.

Ya hemos visto que eligieron una palabra sin pasado porque no significa nada: primero, el presunto topeo del gas se pagaría más adelante a las eléctricas, o sea, una rebajilla a pagar a plazos. Segundo, no ha hecho falta porque la luz, al bajar, ha subido. Como es lógico.

El sistema es perfecto: nadie lo entiende y siempre ganan las corporaciones. El caso es que mandan más que los antiguos países, Estados, etc.

La parte económica en este sistema no se puede topar. Es intopable. Y de alguna manera el BCE la ha estado topando…

Pero: en julio el BCE dejará se comprar deuda y empezará a subir las tasas de interés…

Lo demás es un poco superfluo, y por eso se emite tanto porpoising, cabeceo, trepidación…

Esperemos que no intenten aplicar el término «topar» a la prima de riesgo, por ejemplo.