Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘China’

Kristalina Georgieva, del FMI, ha lastrado a toda otra generación

Kristalina Georgieva, nueva jefa del FMI, haciendo honor a su nombre, nos ha pegado un susto de muerte. Otro más.

La mujer de rojo nos ha partido la semana veraniega, creemos que seguimos en verano. Crisis mundial. Cifras de espanto, desaceleración, otra generación anulada… Lo de siempre.

El FMI no acierta casi nunca en sus predicciones, como es lógico, dado que sus ejecutivos no viven de acertar, sus sueldos no dependen del acierto o el error.

Este alarmismo brutal y la chaqueta roja es la mejor forma de llamar la atención y darse a conocer en el 90% de los países que se van a hundir en la desaceleración. Una mujer de rompe y rasga. Lagarde se ha ido sin decir nada. ¡¡¡Al BCE!!!

Este susto de muerte recuerda La doctrina del shock de Naomi Klein. Un buen SHOCK en pleno martes. A ver.

Kristalina Georgieva no le ha dado oportunidad ni tiempo a la inminente presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que de pura austeridad y sentido práctico (ahorrarse el tráfico de Bruselas) se ha instalado a vivir en la oficina. Nueva tendencia: vivir en la oficina. Qué remedio.

Kristalina ha entrado a tope en nuestras pobres vidas disipadas y hedonizadas por la precariedad (cualquier excusa es buena). Mientras se eleva el nuevo modelo de nihilista atrofiado y desesperado, tipo Joker, la economista húngara echa fuego al polvorín.

Este aviso terrible (y el de la OCDE) de Kristalina puede hacer virar aun más la campaña electoral del 10N. Todo invita a algo. ¿Más recortes? ¿Recortes anticipados? ¿Cobrar IVA a los mendigos? Poner blockchain en los colegios? ¿Reforzar la ley Mordaza?

El panorama se complica: en Ecuador el presi ha abandonado la capital, a la gente no le gusta que le suban los precios básicos, qué cosas. Hong Kong, uf. China ya ha encarcelado y sometido a cientos de miles de personas. IA para el control masivo. Más IVA. Más terror de Estado.

Y lo de Turquía / Trump: Trumpía. Cómo trata este hombre a los aliados. Tiembla la OTAN. Israel, Siria, Irak en llamas, Irán. El sabotaje o bombardeo de la refinería, ya no se nombra. Todo va desapareciendo. Putin también amenaza.

Bueno, ya sale esta señora, Kristalina, con la maza de Taurus (el del Jabato). Esto no se arregla con mindfulness.

A Kristalina no se le podrá achacar el avestrucismo de ZP. A ver qué dice Sánchez ante esta SuperAlerta Roja de la nueva seño del FMI.

Claro que si recordamos que Rodrigo Rato presidió ese orgánulo predictor…

 

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Billetes falsos de pega

La policía alerta de una ola de billetes falsos. Al parecer son burdas imitaciones, los que distribuyen este subproducto ni siquiera se han esforzado en falsificar billetes, una labor de artesanía que el cine ha mitificado.

Habrán pensado que nadie tiene tiempo de mirar los billetes, o que casi nadie los usa. En todo caso apenas han invertido en la operación: hasta llevan inscripciones en inglés (como todo) avisando de que son falsos. Eso es lo mejor: el propio billete ya avisa del timo. Quizá aumente su valor y se revenda en las casas de subastas.

Este billete que anuncia que es falso sale a la venta por mil millones de dólares.

De nuevo la saga Pujol no sabe dónde esconder noventa millones. Ahora los buscan en Holanda. Tras el golpe del fiasco Thomas Cook al turismo, llega Trump con la rebaja de los aranceles. Brexit. Ay.

La España vacía llena el carasol y los apretujados urbanitas forzosos miran con envidia esos huecos. No hay de nada, ni wifi ni maestra ni médico, pero hay sitio, solo sitio, señor me puede sacar el codo de los riñones por favor.

Ecuador se ha echado a la calle por el subidón de los combustibles. Otro punto de fricción ardiente: Hong Kong, grano de China. París.

Del complejo iraquí saboteado nadie dice nada. ¿?

Las autoridades españolas van reconociendo cual ZPs la gravedad de los avisos, pero enseguida los matizan, cual ZPs en su agujero avestrucesco.

España reacciona ante los embates del mundo desquiciado y de sí misma emitiendo billetes que ni siquiera son falsos, sino de pega, de broma, y si cuelan cuelan.

El caso es innovar.

 

________

Mañana (y ayer): Vivir en la oficina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las plataformas son el modelo a copiar

Las plataformas siguen de moda en general. Una moda vintageada, como todo, pero que engancha a nuevos adeptos. Los partidos políticos, por ejemplo, se quieren volver plataformas. Lo ha dicho Mónica Oltra: “vamos a una plataforma”.

Esa superestructura ambigua aglutina entes variados y les insufla nueva vidilla. La plataforma también sigue vigentísima en las suelas de la deportivas recrecidas o sobreelevadas, sandaliones y otros elevator pitchs del callejeo.

El BdE, que sigue sin cambiar ni el logo ni el nombre, rebaja cuatro décimas el presunto pib (ya con minúsculas) y zzz.

Por lo demás el Barça tiene desgana (malaganismo postvacacional) y esa desidia al correr la banda (y lesionarse Messi) refleja la atonía del país depre & eufórico a la vez, a ratos, según la plataforma que mires.

Las plataformas se basan en despedir gente rápido y casi gratis mientras contratan algoritmos baratos hechos a martillazos. Diga uno, pulse dos, reviente a la voz de ¡tres!

Las plataformas se inspiran (muy remotamente) en las cuatro petardas de GAFA Google Amazon Facebook (y su moneda) y Apple, aunque GAFA es un acróstico que olvida a las plataformas chinas y asiáticas, de esa zona que ya emite sus imperialismos (de momento) blandos. Las omisiones en las siglas y acrósticos siempre son deliberadas. Aquello de los PIGS, eso sí que fue leyenda negra sobre la marcha, y sobre la Mancha.

Ahora estamos en Magaluf, que podría perder clientes. A Trump le van a impeachear como un pollo embreado, le asarán la tufa, si pueden. A su primo Boris le han doblado los jueces la cerviz, una jueza le ha leído la constitución no escrita (qué ahorro) por disolver (prorrogar, por sus siglas en inglés) el parlamento y encima despertar a la Reina. Si lo pilla a Boris Johnson el juez Llarena ya estaría en Estraburgo con el prófugo nuestro.

En fin, las plataformas, sean locales o de esos imperios proxy, te sacan las perras (ahora ya sabe Pla quién pagaba todo eso: él y usted) a cambio de un trozo de wifi aguachinada y cuatro partidillos con cracks agotados.

 

El agotamiento va sustituyendo al aburrimiento en Occidente a medida que se derrumba la era victoriana. Mira que dura.

 

____

Los partidos, para sobrevivir a sus propias desidias (y a las de la época), mutan en plataformas. Pero lo que define esas superestructuras es tener nube propia.

 

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo está previsto y comprado por China… excepto este detalle

Todo lo que ocurre está ordenado por China. Este hipótesis o hipófisis es lo único que explica el barullo mundial de un martes cualquiera cuando septiembre se empina. La cuesta de septiembre. Como estará la cosa que hasta vuelven los ovnis.

La larga marcha de China ha sembrado ya sus tentáculos y sus millonetis por los nueve horizontes y, por ejemplo, ya ha tendido un tren que abraza África de lado a lado, un transiberiano africano.

China se ha comprado África a precio de todo a cien, qué cosas. La idea para un martes sin ideas es que todo lo que ocurre o deja de ocurrir obedece al discreto designio del imperio chino, que ya ha trazado casi todas las rutas ha comprado los puertos más ventilados y solo le falta pulir los detalles.

Lo único que no había previsto es que se le subleven en Hong Kong, qué cosas, por un detalle insospechado: democracia. Los puñeteros hongkoneses o honkgkoníes resulta que quieren ser libres (es un decir), o sea, votar, reunirse, protestar de vez en cuando… y vivir la dolce vita europea.

China ha decretado el destino del vasto mundo, país por país, con paciencia milenaria, dinero caliente y copiando a saco, pero no ha reparado en que una parte de ese mundo, además de comer basura y comprar chucherías copiadas, quiere votar, protestar y esas cuatro cosas que se llaman democracia. Qué manía, qué afición.

Y ese detalle jongkonés, ese imprevisto, es lo que da variedad y vivacidad al vasto mundo uniformado al estilo Mao, o Xi, o el que toque (la larga marcheta). Lo bueno de Zara es que nada más entrar ya flipas con algo. Y así hasta el fondo de la tienda.

A Europa, tan troceada y tan apocadica, que no tiene ni un microchip ni sabe hacer funcionar el gps, solo la salva ese resto mínimo de democracia, un ápice o una minuncia, siempre en peligro, siempre en precario, pero que dentro de todo, aguanta. Ese detalle es vital.

Luego, ya, que nos invadan y nos anulen, pero siempre quedará ese anhelo, esa melancolía que amaragará la vida de la tiranía mundial.

 

 

_____

Hasta el Brexit, dentro de su locura absurda, es parte de la democracia. Hasta Trump… que ya es decir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El G7 y la crisis de memes

El G7 ha descansado a final de agosto en Biarritz a mayor gloria de Macron. No ha habido comunicado conjunto ni disujunto, solo memes: unos millones para el Amazonas que Bolsonaro no acepta, unos insultos en redes, unas sorpresas sin recorrido. Rusia, Putin, Irán… Macron ha invitado a la cena de gala a unos cuantos periféricos (todo es periférico de usted), entre ellos España/Sánchez.

El G7 o G15 es puro meme. Merkel, mujer seria en retirada, no se ha visto. Alemania carga con su culpa doble o triple, por la austeridad protestante extrema, por lo de siempre y por facturar poco (y quizá por el pufo de Volkswagen). Y por Trump y China. La nueva jefa de la UE no asoma.

Macron ha urdido una gran campaña napoleónica de imagen a base de memes y hasta ha conseguido que el de Brasil le potencie la movida con un estilo que le retrata. El peor incendio es el que se va a tuitear.

Con los problemas que tiene el mundo, que ahora no recuerdo cuáles son, y estos mandatarios monologuistas hacen un poco de show para ganar unos puntos de encuesta. Quizá es una forma de afrontar la impotencia.

Las corporaciones entonan el halago vacío a sus clientes-esclavos y mudan la piel para seguir rapiñando lo que se pueda. Lo que va quedando, que no es gran cosa.

Hasta las anticumbres han sido para mayor gloria de Macron y su proyector de memes variados. Qué sería de una de estas cumbres sin unas buenas manifestaciones en los alrededores para dar color local?

A pesar de los esfuerzos de Macron por animar el ambiente y reflotarse el finde del G7 deja la evidencia de una crisis de memes creativos y viralizables. La crisis no es solo económica, financiera, amazónica, oceánica…

Al G7 no se le puede pedir nada en el terreno de lo real, pues encarna el reino de la fantasía y la fabulación. Pero en ese ámbito, que se corresponde con la emisión (ya que no de dinero) de memes, hay que exigirle todo. Y en eso también ha fallado. Al menos Macron se ha esforzado, aunque con un exceso de egotrip (lo que invalida el meme).

 

 

_______

Robots manejados por humanos que cobran dos euros.

El asunto del cementerio de Manacor corre enparalelo con la carne listerínica.

Nouriel Roubini analiza la recesión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Díaz Ayuso: ‘han’ nacido una estrella

Díaz Ayuso llega este miércoles con Cs & Vox a la presi de la Comunidad de Madrid. Ha dado diez puntos de programa. Tiene dos espinas en herencia pero pueden quedar en la típica semicorrupción habitual de siempre, que se da por descontada en ese ambientazo pepero-pesoal, es lo que tiene mandar tanto o todo casi medio siglo en España.

Llega con menos votos que sus antecesoras –Aguirre entre togas, todo prescribirá como lágrimas en la lluvia, etc..

Estrena tripartito y estrena Errejón. Perfil fascinante, como las anteriores tigresas, un gesto evoca a las mujeres de Raymond Chandler, fascina a las cámaras, así que ya no necesita nada más.

El partido la apoya y se proyecta en ella, el trío de Colón va a gobernar Madrid (en Andalucía aguanta, el poder une mucho) con todas las de la ley: han conseguido lo que Sánchez no logra, ponerse de acuerdo.

 

______

El artículo de Cercas sobre los moribundos del barco Open Arms.

El caso Plácido Domingo.

Golpes en Hong Kong.

Argentina.

Huelgas.

Trump aplaza aranceles, etc.

 

 

 

 

 

 

 

A China le ha salido un grano en Hong Kong

A China, la superpotencia ya emergida, el rival de USA, le ha salido un grano por Hong Kong. Ya somos más chinos que norteamericanos, en cierto modo. Los chips y eso. El micro procesador es el alma de la época. Chinos y un poco coreanos. Los bares son chinos, etc.

Vivimos en un sandwich entre dos metrópolis. China es una dictadura declarada, sin disimular. Eso le quita todos los puntos. USA deja algún respiro, vigila igual, o más, pero quedan flecos de libertad, huecos para que un chiflado (siempre que sea millonario) acceda a la presidencia. No es lo mismo.

A China le ha salido un grano por Hong Kong y se le está infectando. La excolonia británica no quiere que le laminen la libertad, que siempre es dinero. Aparte de libertad, dinero. Ahora han tomado el aeropuerto y esa sentada paraliza los vuelos de medio mundo. La sentada más global que se puede practicar, la protesta mundial.

Xi ha ordenado algunos porrazos, balas de goma a poca distancia. Ha declarado que la protesta es terrorismo, que usan armas. Ya avisó hace unos días que la respuesta sería dura. No puede aflojar porque toda China se puede poner de repente en modo libertad. No lo parece, todo está quieto, bajo control, pero cuidado. Nunca se sabe.

Xi no puede aflojar, pero tampoco puede permitirse un Tiananmen. Xi va por el filo del bisturí.

A Rusia le estallan bases militares, submarinos nucleares… accidentes raros, frecuentes, silenciados.

En reino Unido se quedan sin luz.

A China le sale un gran grano en Hong Kong. Y ya está infectado.

Sabotajes, troyanos, virus… La ciberguerra de todos contra todos está por ahí, veraneando en este agosto implacable, verano precario del mundo.

Los mayores imperios no están seguros. Las redes, ay, las redes. Los microprocesadores, con sus vulnerabilidades, sus agujeros traseros, sean de fábrica o adquiridos. Cada día trae sus nervios.

A China le ha salido un grano, y gordo.

 

 

 

_______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mundo, el demonio y la carne de la ONU

El mundo, el demonio y la carne. La ONU, como se decía antes, ha dado un titular efímero pidiendo que se coma menos carne. El pescado lleva mercurio, plástico, etc. El toples hay que conquistarlo de nuevo, como cada verano.

Además del gasoil se proscribe la carne. La tendencia es tapas carísimas con hidrógeno y amebas frescas pero hay dos mil millones de obesos que no prueban la carne y no tienen cartilla del banco. Facebook les va a adelantar un dinerillo para que se hagan financieros de su moneda Libra. La carne, como el gasoil, está mal vista antes de poder probarla.

Prohibido el acelerón vano y el churrasco.

Aragón cría en granjas industriales seis millones de cerdos. La España vacía está llena de cerdos para China y otros países hambrientos.Aquí somos vegetarianos por pereza, esa ecología forzosa de evitar la fritanga, el horno, el perolón de la abuela. El cerdo familiar es el cerdo industrial. La ONU no dice nada del lavavajillas.

Igual que se venden huevos y pollo “de corral” se venderá enseguida, incentivado por los mensajes de la ONU, el cerdo familiar, criado en casa. El pescado sin mercurio es que no sabe a nada. El tomate sin lindano es soso. Y así todo.

Ahora Rusia ha pegado varios chernobilazos, ya lleva tres en menos de un mes, y todos son secretos, excepto que la radiactividad llega hasta Binéfar (Huesca) donde se sacrifican treinta mil cerdos cada día. Ojo con Rusia y sus accidentes.

La carne, sin embargo, cada día sabe a más cosas.

La carne industrial lleva tanto clembuterol (o lo que se estile ahora) y tanto antibiótico que ya no hay que tomar nada más para estar sanos y fuertes como hulks. Hasta la vacuna de la gripe viene ya embutida o embuchada en el cerdo y otras reses.

Ya fabrican carne en 3D con moléculas ad hoc, aunque solo la puede comer Bill Gates porque es un poco cara, de biochef o biogourmet. Ya se veía que esta afición a la (g)astronomía iba a converger en la química, o sea, la física. Hay un libro estupendo que se titula “Convergencia”, se refiere a las ciencias.

O sea, ni toples, de nuevo, como siempre, bajo sospecha, ni filete. Menos mal que aun dejan fumar en la España interior (que le pide a Sánchez ayuda en esta semana de Bienvenido mister Marshall interior.

Salvini, en la foto, es la misma carne populística. Hoy Salvini va sustituyendo a la noticia del exceso de carne de la ONU. Salvini es un hombre decimonónico (o sea, un hombre), siempre enfurruñado y ceñudo. La emergencia estival de Salvini le viene bien a Sánchez, que trabaja su campaña 24h y se ríe en funciones. Italia, al no tener rey, añora a Amadeo de Saboya o a Víctor Manuel (y a Ana Belén), y por eso triunfa Salvini: si se deja las patillas, arrasa.

El mundo, Trump vs Xi, se hunde en Wall Street y de ahí en cascada; el demonio es el licuarse de los polos, y la carne es la última industria de la España vacía que innova (en China) creando cerdos medio monos con órganos de personas (híbridos o quimeras), como La isla del doctor Moreau.

En este periplo rajoyesco Sánchez ha llegado a una conclusión de copiapega: todos estamos en funciones.

 

_______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El caos mundial… es lo normal

El caos mundial… es lo normal. La devaluación de la moneda china, nuevo capítulo de la guerra comercial Trump/Xi. China USA. Cualquier tontada que hagan, o digan, desata el vuelo de la mariposa, el famoso aleteo global.

De momento hay mercados que rebotan y otros que se quedan. Ya perdimos los nueve mil, ay. Se deshacen los polos bastante deprisa, los bancos centrales, verdaderos gobiernos, mueven los tipos, hay decenas de hipótesis contradictorias sobre lo que va a traer esta locura, una guerra entre las superpotencias. Luego, India y Cachemira: le ha asestado el 155 rápido. Hong Kong ya ha recibido el aviso de China, ojo. No tengamos un Tiananmen.

Cede algo lo de Irán, quizá se toman un respiro, hoy no han apresado petrolero. Se alternan, hay tantas cosas en danza, todas peligrosas. A Rusia ya le toca mover algo. Reino Unido, brexit. Las bolsas anticipan lo que imaginan, pero no es fácil predecir ante tantos vaivenes. El propio barullo volatiliza los cálculos de riñón.

La propia belicosidad (comercial) de Trump es un incentivo para los negocios, a fin de cuentas él es un especulador avezado, un caimán del chalaneo. Pero el rival es temible, el presi chino no deja ver lo que piensa por las ranuras. Es una pugna colosal, un ring en el que, como siempre, las periferias recibimos los coletazos.

Un análisis de los cientos que pululan por ahí (tengo la cabeza como un bombo de Calanda) sostiene que como en España todo llega con retraso pues… hay tiempo.

Documentos desclasificados explican la influencia o manejo del Pentágono, la CIA y NSA en Hollywood, cosa que sabe cualquiera que haya visto una sola peli. Y llega Tarantino, humorista mayor de la mitología del XX.

Estamos al quite, a lo que manden, enredando con nuestros microgobs.

El caos es la normalidad. Si un día no fuera de infarto nos daría un infarto.

____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trump ha fastidiado el verano

Trump ha vuelto a fastidiarlo todo. Lo primero, el verano, que ya agonizaba un poco antes de empezar. La foto de la familia real en Palma ha pasado a escondidas, como si fuera algo vergonzante, algo que disimular.

Otegi ha dicho que habrá tantos homenajes como presos salgan: 250. Navarra ha caído. Con la complicidad del PSOE y de Sánchez, que da alas y argumentos a PP y C’s.

Fiscalía pide imputar a Aguirre, Cifuentes, Monzón e Indra…

Trump, en medio de las reuniones con China, ha roto el hilillo de la paz comercial y ha reventado las bolsas de Europa y Wall Street.

Ya perdimos el lunes los nueve mil puntos: la bolsa española, el famoso Ibex 35, los perdió. Pero esto va o vuelve en cascada. Hoy se ha sabido que ya nadie contrata.

Trump ha roto el pobre y lánguido verano. Las minuncias de hispania palidecen ante este shock mundial. Trump ha roto también el pacto nuclear. Todo en uno. Vaya kit letal.

El Financial Times, que empezó la semana amonestando a Albert Rivera para que se abstuviera ante el sanchazgo, tiene cosas más importantes para editorializar. Xi o no.

Sánchez ya mira a noviembre. El Mundo entrevista a Tezanos.

Aquí estamos entretenidos con nuestros micronacionalismos (incluyendo el español, residual, forzado por sus avisperos vasco y cat), pero está cayendo una y gorda por ahí fuera. Fuera es dentro y viceversa.

Trump ha chingado el pobre veranillo español, acuciado de alquileres, deudas y subempleos fugaces como las lágrimas de San Lorenzo.

Ya no hay donde esconderse.

Ay mama.

 

___________

Paula Corroto escribe sobre Tarantino, las mujeres en sus películas y los pelmazos que se meten con todo lo que respira.

___

Un cuento de Mario Vargas Llosa en el que aparece Aitana Sánchez Gijón: El hombre de negro

 

___